MANUAL DE PSICOTERAPIA COGNITIVA

Parte I: TEORIA Y FUNDAMENTOS

Juan José Ruiz Sánchez
y
Justo José Cano Sánchez

 

3. Elementos Teóricos Centrales. Análisis de Estructuras de Significado

Elementos Teóricos Centrales. Análisis de Estructuras de Significado .

En este capítulo vamos a exponer los principales conceptos teóricos que comparten, en mayor o menor medida, las distintas orientaciones terapéuticas cognitivas. Para ello vamos a prestar especial atención al concepto de "Estructura de significado" como elemento nuclear de la psicoterapia cognitiva.

LA CAUSALIDAD CIRCULAR

Tradicionalmente, los enfoques conductistas mantuvieron un enfoque unidireccional de la causalidad conductual. Los determinantes de la conducta eran fundamentalmente ambientales y estaban representados por las contingencias de reforzamiento (p.e. Skinner, 1974). Esas mismas contingencias ambientales podían llevar a una forma de conducta llamada "conocimiento" donde el sujeto aprendía a describir relaciones funcionales entre la conducta y contingencias; descripciones que podían ser o no reales.

De esta manera la "cognición" era un repertorio conductual sujeto a las contingencias del ambiente. Posteriormente, el conductismo se fue haciendo más cognitivo, y el sujeto humano empezó a ser visto como un copartícipe en su conducta.

Este era capaz de "abstraer reglas de relación de contingencias" más allá de las relaciones inmediata reales. Se comienza así a hablar de "determinismo recíproco" (Bandura, 1976). Los factores personales internos y la conducta se determinan recíprocamente. Dentro de los factores personales, el papel de las representaciones cognitivas de las contingencias es un elemento clave.

La psicoterapia cognitiva ha mantenido la relación e interdependencia entre la cognición-afecto-conducta (p.e Kelly, 1966; Beck, 1979; Meichenbaum, 1989 y Ellis, 1990). De hecho, el papel otorgado en la terapia cognitiva a las tareas intercesiones y los "experimentos personales" demuestran suficientemente el rol de la actividad conductual para modificar las cogniciones. A su vez se destaca que el cambio cognitivo modifica la conducta. También los cambios emocionales son afectados y afectan al cambio cognitivo/conductual (Fig.1)

PENSAMIENTO
AFECTO         CONDUCTA

(Fig.1)

VULNERABILIDAD PERSONAL Y ESQUEMAS O SUPUESTOS PERSONALES

La relación anteriormente descrita entre cognición, afecto y conducta (fig.1) no es arbitraria. Está mantenida por la estructura de significado de la persona. En palabras de Beck (1976): "Los significados proporcionan riqueza a la vida, ellos transforman un simple acontecimiento en experiencia". La conducta de cada persona (en sentido amplio, incluyendo, cognición, afecto y acción) tiene un significado y está mantenida por este.La teoría de la psicopatología o el trastorno emocional cognitiva mantiene que la percepción y la estructura de las experiencias del individuo determinan sus sentimientos y conductas (Beck, 1967, 1976). Esas estructuras organizadas de la experiencia conforman los ESQUEMAS O SUPUESTOS PERSONALES. Estos se refieren a creencias básicas que predisponen al individuo a una vulnerabilidad psicopatológica. Estas creencias conforman una especie de "reglas abstractas" que guían la conducta del individuo.La psicoterapia cognitiva tiene como fin detectar y modificar esas reglas para así hacer menos vulnerable al individuo a padecer ese trastorno emocional. La estrategia de cómo conseguir esa modificación varía en cada tipo de terapia cognitiva (p.e hipótesis a verificar en la C.T de Beck, debate racional en la R.E.T de Ellis).Los supuestos personales son aprendidos, y pueden derivarse de experiencias infantiles, reglas familiares o actitudes de los padres o, los compañeros (Beck, 1976). Sin embargo tanto en la R.E.T como en la C.T se ha prestado un escaso interés por la génesis de los esquemas cognitivos psicopatológicos. Otros autores (Bowlby, 1973; Guidano y Liotti, 1983; Wessler, 1991; Titze, 1979) han abordado con cierta extensión este tema, dándole una dimensión psicoevolutiva a la psicoterapia cognitiva, de la que carecía. En la figura.2 se representa gráficamente este punto.

EXPERIENCIAS INFANTO JUVENILES (1) ----------------------------- SUPUESTOS PERSONALES (2)

.P.e "Rechazo de acercamientos afectivos" (VULNERABILIDAD PERSONAL)

.P.e "Nunca conseguiré afecto de la la gente que me importa. Si mi vida carece de afecto no vale la pena vivirla"

EXPERIENCIAS ACTUALES ACTIVADORA (3) ------------------------- TRASTORNO EMOCIONAL (4)

.Depresión

.Ideas suicidas

.Auto-rechazo

.Evitación social

(Fig.2)

EL CONCEPTO DE ESTRUCTURA DE SIGNIFICADO

Cada persona tiene unas experiencias del mundo. Cada uno de nosotros percibimos la experiencia de modo distinto; y la misma experiencia puede ser percibida de modo distinto en distintas ocasiones. La psicología cognitiva ha desarrollado distintas teorías para explicar este hecho.

Lundh (1988) recoge varias aportaciones a este punto referido: Piaget (1951) y Neisser (1976) hablan de que cada persona tiene "Esquemas" para asimilar las experiencias del mundo. Kelly (1955) habla de "Constructos personales" para referirse al mismo hecho. Otros psicólogos hablan de "Estructuras Mentales" (Mandler, 1975), "Redes Semánticas" (Anderson y Bower, 1973), "Estructuras de Memoria" (Posner, 1973), "Asociación de nodos en la memoria a largo plazo" (Shiffrin y Schneider, 1977) todos, para referirse al hecho de que los humanos, codificamos, representamos o conceptualizamos nuestra experiencia.

El núcleo común a todas estas teorías anteriores es la asunción básica de que a lo largo del desarrollo y a partir de precondiciones biológicas y de aprendizaje, la persona desarrolla estructuras cognitivas que canalizan su experiencia del mundo y de sí mismas: "Las estructuras de significado".La psicología cognitiva y la psicoterapia cognitiva han contribuido fuertemente al restablecimiento del significado como cuestión central de la psicología y la psiquiatría.Seguiremos la definición de Lundh (1988) sobre la definición de estructura de significado:

  1. En cierto modo, como localizadas en el cerebro.
  2. Resultantes del desarrollo biogenético y del aprendizaje.
  3. Constituida por los significados de la experiencia organizada del mundo y de sí mismo; por lo que son específicos e idiosincráticos (personales, propios de cada cual).La noción de MENTE HUMANA se relacionaría con la ACTIVACIÓN de estas ESTRUCTURAS COGNITIVAS, dando lugar a ESTADOS PASIVOS Y ACTIVOS (p.e. el "conocimiento", "memoria", "percepción", "afecto", "conducta", "deseos", etc.).Desde esta perspectiva se entiende a la PSICOPATOLOGÍA como resultante de una DISFUNCIÓN DE LAS ESTRUCTURAS DE SIGNIFICADO y a la PSICOTERAPIA como una labor encaminada a DESARROLLAR ESTRUCTURAS DE SIGNIFICADOS FUNCIONALES.

LAS TRES DIMENSIONES DEL SIGNIFICADO

Dentro de la psicoterapia cognitiva existe en la actualidad un intenso debate entre los llamados planteamientos cognitivos "racionalistas" y los planteamientos "constructivistas" (Mahoney, 1988). Las diferencias fundamentales entre ambos enfoques se refieren al rol jugado por las evidencias reales de las interpretaciones personales (posibles en los enfoque racionalistas, en los que Mahoney incluiría la R.E.T y la C.T, e imposible en el enfoque constructivista) y el rol de las cogniciones (central en el enfoque racionalista y periférico al "ciclo de experiencia", en el constructivista). Un examen detenido de las versiones y variaciones actuales de ambos enfoques, sin embargo, nos presenta un panorama más convergente que divergente, y pocas veces tan "polarizante y dicotómico" como presenta Mahoney.Quizás la clave de tal divergencia se refiera a la definición de "Estructura de significado" para cada uno de los enfoques cognitivos.Nosotros compartimos la exposición de Lundh (1988) en este punto. Para este, la hipótesis básica es que las estructuras de significado suponen tres dimensiones de lo que puede entenderse por significado:

  1. DIMENSIÓN DE EXTENSIÓN: Se refiere a las categorías empleadas por la persona para organizar representacionalmente su experiencia. A esta dimensión se le ha denominado desde el conductismo como "Generalización de estímulos" (Skinner, 1935); Piaget (1936) para referirse a ella habla de "Esquemas de generalización por asimilación"; Bruner (1957) de "Categorización y clasificación"; y el concepto psicoanalista de "Transferencia" parece referirse a la misma dimensión. Kelly (1966), les llama Constructos".Se refiere, en suma, a que el individuo a través de sus experiencias va desarrollando patrones de percepción y conducta respecto a su relación con el mundo. Las disfunciones en esta dimensión del significado se pueden deber a:
    • a.1. La discriminación perceptual y de afrontamiento de los eventos es inadecuada (p.e. "Un sujeto recibe una broma como una amenaza intencionada hacia el").
    • a.2. La categorización (generalización) en los eventos es inadecuada (p.e. "Un sujeto recibe una broma como una amenaza intencionada hacia él").
    • a.3. Las categorizaciones pueden ser conflictivas o incompatibles (p.e. "Los perros de Paulov recibían comida contingente a un círculo y un shock eléctrico ante una elipse. El círculo se fue asemejando a la elipse, produciendo un problema de discriminación, un conflicto huida-acercamiento y una neurosis experimental", El doble vínculo, como relación patógena entre el esquizofrénico y su familia, descrito por Batenson").
  2. DIMENSIÓN DE INTENCIÓN: Se refiere a los contenidos de las estructuras de significado. En la literatura psicológica se le ha denominado de varias maneras: Tolman (1932) habla de "mapas cognitivos", Sokolov (1958) de "modelos", Chomsky (1980) de "Representaciones mentales" y Beck (1976) de "Reglas o Asunciones". Incluso desde el conductismo (p.e Skinner, 1974) se le ha llamado "relación de contingencias". En general con esta dimensión nos referimos a las creencias o reglas sobre cómo están relacionados los hechos (Un planteamiento conductista reciente que abunda en este hecho es la formulación de "Conductas regidas por las reglas". Skinner, 1974).En esta dimensión las disfunciones vendrían generadas, sobretodo, por premisas o creencias erróneas, inflexibles o extremas. Beck (1976) ofrece el siguiente ejemplo:
    • Premisa mayor: "Sin amor no valgo nada" (Asunción básica)
    • Premisa menor: "Raymond no me quiere" (Evento valorado)
    • Conclusión: "Yo no valgo nada" (Conclusión depresógena)
  3. DIMENSIÓN DE VALOR: Hace referencia al significado afectivo. Englobaría a las "actitudes", "sentimientos", y "motivación" ante la experiencia. Freud (1900) les denomina "catéxia", Lewin (1951) les llama "valencia" y Skinner (1953) "reforzamiento". Se refiere a la dirección y fuerza de la conducta, a las preferencias, necesidades y deseos del individuo. Va interrelacionada con las dimensiones extensionales/intencionales del significado. Beck (1976) argumenta que la naturaleza de la respuesta emocional de la persona depende del "investimento" de valor de los acontecimientos, de su conexión a su significado personal. De modo general:
    • c.1. Las respuestas afectivas depresivas se relacionan con valoraciones de pérdida ("de refuerzo", "de objetos").
    • c.2. Las respuestas afectivas ansiosas con valoraciones de amenaza ("a los estímulos condicionales", a los impulsos sexuales/agresivos").
    • c.3. Las respuestas afectivas de ira con valoraciones de injusticia, etc.

REPRESENTACIONES DIAGRAMÁTICAS DEL SISTEMA COGNITIVO HUMANO

A continuación vamos a representar gráficamente, en forma de diagramas de flujo de la información, tres modelos del funcionamiento cognitivo humano. El primero proviene de la psicología cognitiva (Shiffrin y Schneider, 1977) y los otros dos son adaptaciones de los modelos clínicos de la terapia cognitiva (Beck, 1976 y Leventhal, 1985).

1. EL MODELO COGNITIVO DEL PROCESAMIENTO CONTROLADO Y EL PROCESAMIENTO AUTOMÁTICO DE LA INFORMACIÓN (Shiffrin y Schneider, 1977).

Este modelo del procesamiento de la información diferencia dos tipos generales de procesamiento de la información:

  1. Procesamiento automático de la información: Se caracteriza por:
    • a.1. Es paralelo (opera sobre varios canales simultáneos de información)
    • a.2. Es muy rápido (milisegundos).
    • a.3. Requiere un bajo esfuerzo atencional (no consciente).
  2. Procesamiento controlado de la información: Se caracteriza por
    • b.1. Opera en serie (solo atiende un canal de información a la vez).
    • b.2. Es lento en sus operaciones.
    • b.3. Requiere un alto esfuerzo atencional (consciente).Se supone un doble tipo de "proceso mental". Los procesos "automáticos" economizan los esfuerzos de la persona y facilitan la adaptación, frente a los procesos "controlados" que requieren un alto esfuerzo y una lenta adaptación. En cambio los procesos automáticos una vez desarrollados si son inadecuados respecto a su valor funcional, son muy difíciles de modificar, frente a los controlados que están más cercanos al feedback de la realidad.Podemos adaptar este modelo al marco de la psicoterapia cognitiva. Por un lado podemos mantener que LA MEMORIA A LARGO PLAZO contendría los ESQUEMAS COGNITIVOS que pueden ser activados por determinados acontecimientos y mediante un procesamiento automático de la información producir un estado mental, este ya más consciente, en la MEMORIA A CORTO PLAZO (Fig.3)

MEMORIA A LARGO PLAZO-------------------------------- MEMORIA A CORTO PLAZO

Esquemas cognitivos .Estado mental actual

(Supuestos personales)

SÍNTOMAS

ACONTECIMIENTO

(Fig.3)

La anterior formulación ha sido adaptada por Lundh (1988) para explicar la C.T de Beck. La C.T tendría una doble finalidad:

  1. Modificar los estados mentales resultantes, en relación a los pensamientos automáticos.
  2. Modificar los esquemas cognitivos a la base.

2. EL MODELO DE SÍNTESIS EMOCIONAL (Leventhal, 1985)

La finalidad de este modelo es producir un marco integrativo y explicativo de la efectividad potencial de distintas psicoterapias, en base a un modelo cognitivo. Las bases de este modelo (Fig.4) son las siguientes:

  1. La experiencia emocional es influida poderosamente por el producto de un proceso sintético pre-atencional (no consciente) a través del cual se construye a partir de elementos componentes.
  2. Esos elementos componentes tácitos o inconscientes son:
    • b.1. Esquemas cognitivos emocionales de tipo pre-verbal y adquiridos en la infancia. (Memoria emocional).
    • b.2. Esquemas cognitivos semánticos, que contienen un grupo de reglas implícitas de significado (Memoria semántica).
    • b.3. Procesos fisiológicos.

Se postulan tres mecanismos de cambio básicos, en los que pueden entrar diferentes orientaciones y técnicas psicoterapéuticas y biomédicas:

  1. Síntesis de una experiencia emocional adaptativa: Se trataría de hacer consciente las reglas semánticas tácitas y los esquemas emocionales también tácitos, y desconfirmarlos mediante nuevas experiencias correctoras; o actuando sobre los procesos fisiológicos a su base (p.e intervenciones cognitivas, psico-dinámicas y psicofarmacológicas).
  2. Deshabituación de hábitos emocionales alterados: A nivel consciente se trabaja con el esquema emocional activo (p.e psicoterapias cognitivas y conductuales).
  3. Modificación del aprendizaje dependiente de estado: Se trata de evocar el estado en que se adquirió el habito emocional alterado (p.e catarsis, exposición, hipnosis...etc.).

 

SÍNTESIS PREATENCIONAL (Memoria emocional/Memoria semántica/Procesos psico-fisiológicos)

ESTIMULO -------- ESQUEMA EMOCIONAL ACTIVO

Pensamientos, emociones y conductas conscientes

PLANIFICACIÓN DE LA ACCIÓN

RESPUESTA

(Fig.4)

3. EL MODELO DE LA TERAPIA COGNITIVA (Adaptado de Beck,1976)

 

HISTORIA PERSONAL Y (1) -------------ESQUEMAS O SUPUESTOS PERSONALES (2)
"Contexto de formación”. Sistema cognitivo primitivo/Sistema cognitivo evolucionado

ACONTECIMIENTOS ACTUALES "Activación"

ACTIVADORES (3) ----------------------------- DISTORSIONES COGNITIVAS (4)

CÍRCULOS VICIOSOS PENSAMIENTO/AFECTO/CONDUCTA (5)

(Fig.5)