Psicología OnlineESMUbedaLibrosSentirse MejorIdentificación y Manejo de los Supuestos o Creencias Personales

SENTIRSE MEJOR

COMO AFRONTAR LOS PROBLEMAS EMOCIONALES CON TERAPIA COGNITIVA

 

JUAN JOSE RUIZ SANCHEZ * JUAN JOSE IMBERNON GONZALES **
* Psicólogo Clínico
** Psiquiatra
ESMD-UBEDA, Julio de 1996

 

6. IDENTIFICACION Y MANEJO DE LOS SUPUESTOS O CREENCIAS PERSONALES

Manejar y modificar los pensamientos automáticos, así como desarrollar nuevas habilidades cognitivas-conductuales es un objetivo importante de la terapia cognitiva. Este nivel de trabajo, aunque necesario, por sí solo, a veces es insuficiente para producir cambios mayores y duraderos. La terapia cognitiva, en una segunda fase más avanzada propone trabajar con los esquemas cognitivos (creencias o supuestos personales) que hacen que las personas seamos vulnerables a determinados problemas emocionales. Los supuestos personales se definen como las creencias básicas que predisponen a una persona a padecer un determinado tipo de trastorno emocional, y está conformado por patrones (hábitos) cognitivos estables de interpretaciones acerca de un determinado conjunto de situaciones. En términos del lenguaje coloquial seria la base de "como nos tomamos ciertas cosas", de cómo las valoramos e interpretamos subjetivamente. Los pensamientos automáticos serian como las "ventanas" por donde se asomaría esas creencias básicas en determinadas situaciones. Las personas no suelen ser conscientes de estas creencias, pero sí de su efecto emocional; el cómo nos sentimos.

En esta terapia se va progresando desde las manifestaciones de esas creencias básicas (los pensamientos automáticos), hasta las mismas creencias básicas. Identificar y poner a prueba tanto los pensamientos automáticos, como las creencias básicas que lo sustentan, son los dos principales objetivos de la terapia cognitiva.

IDENTIFICACION DE LAS CREENCIAS PERSONALES BASICAS: LA FLECHA DESCENDENTE

Existen muchos métodos para que usted pueda descubrir sus creencias básicas. Están los cuestionarios o test (se vio un ejemplo en el capítulo 2 ), técnicas de entrevista llevadas a cabo por un psicólogo o psiquiatra experto y otros métodos.

En la mayoría de las ocasiones, el mejor método para descubrir nuestras creencias personales que nos predisponen a reaccionar de un determinado modo, se inicia a partir del análisis de los pensamientos automáticos.

Si usted se da cuenta de sus pensamientos automáticos ante una determinada situación y de cómo se relaciona con sus sentimientos y conductas, está en una buena posición para iniciar el descubrimiento de las creencias personales subyacentes. Puede utilizar la "Flecha descendente".

Esta técnica consiste en una especie de sondeo o profundización progresiva en sus significados, una especie de asociación de ideas a partir de los pensamientos automáticos. No es una técnica sin embargo fácil. Al progresar en esa profundización es habitual que usted se sienta ansioso. Tenga en cuenta que estará comprobando su manera básica de valorar las cosas, y ese análisis suele despertar una especie de "resistencia" a cambiar de hábito de pensamiento, a encontrarnos con una parte de nosotros mismos, que a veces son nuestros "temores más ocultos". Pero, no se desanime, con un práctica e insistencia podrá superar esa ansiedad y resistencia iníciales. La técnica en cuestión comienza a partir de un pensamiento automático concreto, que por ejemplo hayamos anotado en nuestro autor registro. En este punto interrogamos a nuestro propio pensamiento automático preguntándonos: ¿Que significa esto para mí? o ¿Y entonces, si esto es así, a donde me lleva? La respuesta a esas preguntas nos dará otro nivel de significado más profundo, otros pensamientos o valoraciones. A esas nuevas valoraciones le seguiremos aplicando la misma pregunta; y así progresivamente. ¿Y hasta donde? Por lo general, suele ser suficiente dar con valoraciones que comiencen por las expresiones:

  1. "Debo de...", "No debo de...", "Tengo que....", "No tengo que...", "Necesito de....". Es decir expresiones de obligación o necesidad absolutista o exigencias personales.
  2. "Si hago tal cosa, entonces ocurrirá o sucederá tal cosa". Es decir expresiones donde una cosa se condiciona o lleva irremediablemente a otra.
  3. "Yo soy una persona de tal o cual manera...”. Visión global y rígida de sí mismo.
  4. "No soporto que..."...."No soportaría que...”. Valoración de incapacidad general de manejo de un determinado tipo de situación.

Veamos varios ejemplos del empleo de la flecha descendente a partir de los pensamientos automáticos:

-EJEMPLO Nº 1: ESTADO DE ANSIEDAD-
estado de ansiedad
estado de ansiedad

 

- EJEMPLO Nº2: ESTADO DEPRESIVO-
estado depresivo 2
-EJEMPLO Nº3: ESTADO DE IRRITACION CRONICO-
estado depresivo 3

Conclusión: En todos estos casos las personas "sufren " por sus "significados". Esos significados profundos conforman sus creencias personales básicas

MANEJO Y CAMBIO DE LAS CREENCIAS PERSONALES BASICAS: EL USO DE LOS DIARIOS

Una vez que hemos descubierto nuestras creencias básicas, utilizando la flecha descendente, estamos en disposición de comprobar su grado de verdad, o adecuación a distintas ocasiones.

Cambiar totalmente una creencia personal básica es a menudo una tarea demasiado difícil y larga. Muchos tratamientos psicológicos se han dedicado a esto (como el psicoanálisis). La terapia cognitiva también puede tratar de modificar totalmente una creencia, pero a menudo, lleva tanto tiempo y esfuerzo para la persona, y tiene un resultado tan incierto, que suele ser mejor cambiar determinados efectos de las creencias personales básicas, más que todos sus aspectos. Beck y Frenan (1992) utilizan el ejemplo de renovar totalmente una ciudad, para referirse a un cambio de todas las estructuras mentales de las creencias (proceso largo difícil e incierto) y al ejemplo de renovar una casa vieja, para referirse a un cambio gradual de determinados aspectos de una creencia (un proceso algo más fácil). A veces incluso, solo será posible tomar conciencia de la creencia personal básica e intentar darle una salida más adecuada: Por ejemplo una persona que funciona con la creencia: "Tengo que hacerlo todo de manera meticulosa y perfecta”, podría tener un funcionamiento aceptable en un trabajo donde se requiriera cierta atención y meticulosidad sin prisas excesivas.

Muchas creencias personales que tenemos en la actualidad fueron adecuadas y de ayuda en otras épocas de nuestra vida, aunque ahora puede que nos perjudiquen en determinados aspectos de la vida. Un caso al respecto: Una persona en su infancia había sufrido el abandono de sus padres, era muy pequeña como para defenderse sola y buscó con afán el apoyo afectivo de sus abuelos para salir adelante. Esto le hizo desarrollar una creencia del tipo, "Necesito del apoyo de otros para manejar mis problemas". En la época más adulta tenía una conducta excesivamente dependiente, aunque había ocasiones donde era evidente que la sola no podía manejar ciertos problemas, había otras donde lo podía hacer potencialmente. Otro caso es el de una mujer que siendo niña era tímida y retraída por lo que tenía muchos problemas en su relación social. Esta persona desarrolló una especie de defensa para salir adelante diciéndose "Tengo que ser autosuficiente y no depender tanto de otros, debo tener el control de mi vida". Esa creencia le había ayudado, y le ayudaba aún a manejarse por si misma ante múltiples problemas de manera adecuada y eficiente. Sin embargo, se exigía un excesivo control de sí misma y de las cosas. Toleraba con dificultad no tener todo perfectamente organizado, y cuando surgía cualquier situación que pudiera escapar a su control, se angustiaba.

De esta manera una creencia puede tener, al mismo tiempo aspectos adecuados y aspectos inadecuados o perjudiciales. Esta es una de las razones por la que las personas no van a abandonar "totalmente" sus creencias personales. Esto nos lleva a considerar como un objetivo más adecuado para la terapia cognitiva la "modificación" de los aspectos más perjudiciales de nuestras creencias personales.

Aunque existen diversos métodos para modificar una creencia personal, entre los que destacan el aprender a actuar y comportarnos en sentido contrario ella y experimentar los nuevos efectos; nosotros destacaremos el ponerla a prueba mediante los "diarios personales".

Los diarios personales son autor registros donde vamos anotando los efectos que producen nuestras creencias al comprobarla con la realidad cotidiana. Existen, en general, tres tipos de diarios personales, según sea la creencia personal a comprobar:

A) Diarios de aptitud: Son útiles para comprobar creencias del tipo "Soy un inepto"..."Soy un fracasado inútil"....etc. Se emplean para recoger datos que no confirmen ese tipo de creencia en distintas aéreas de la vida. Por ejemplo, una persona que cree "Soy un inepto", puede anotar en su diario distintos aspectos de capacidad cotidiana que vayan en contra de esta creencia.

- Diario de aptitud- (Ejemplo)

  Dia -Actividad-

  Trabajo

  Paternidad

  Social

    27-5-1996     

  •  Enyesé una de las paredes de la casa que estamos haciendo
  •  Fui capaz de ayudar a mi hijo en la tarea de matemática
  •  Ayude a un señor a indicarle una calle por la que preguntaba  

B) Diarios predictivos: Son útiles para comprobar los temores personales del tipo: "Si hago tal cosa....sucederá tal otra”. Con estos diarios comprobamos el efecto real de nuestras anticipaciones negativas, si la realidad sucede como tememos.

-Diario predictivo- (Ejemplo)

Dia y temor que tenia

Dia y ¿Qué sucedió realmente?

12-4-1996:

Tenia miedo a que mi amiga Laura se enfadara conmigo y me dejara de hablar cuando le dijera que no me gustó que no me llamara para salir el fin de semana

14-4-1996:

Cuando se lo dije me pidió excusas y me dijo que otra vez lo haria mejor

C) Diarios de comparación de creencias (viejas y nuevas): Se trata de comprobar y comparar los efectos o resultados de una creencia personal y otra nueva creencia distinta a la anterior en el mismo tema.

-Diario de comparación de creencias- (Ejemplo)
  • Vieja Creencia: "Tengo que ser agradable y gustar a todo el mundo para aceptarme"
  • Nueva creencia: "No tengo por qué gustar a todo el mundo para que me gusten mis cosas"

Día y efectos de la vieja creencia

Día y efecto de la nueva creencia

17-6-1996

Jorge pareció molesto conmigo porque critiqué su trabajo. Yo me sentí culpable y muy nervioso

17-6-1996

No tengo por qué gustar a todo el mundo. Mi critica intentaba de ser constructiva. Si él se enfadó, es cosa suya. Más tranquilo y relajado