Publicado: 24-03-2011 12:22

Actualizado:

Tras más de seis meses de duro trabajo psicología-online.com, inaugura su área de psicometría.
 
Hemos considerado adecuado hacer una rápida presentación de lo que es la psicología y su forma de medir (la psicometría) dentro del árbol del conocimiento, y como las nuevas tecnologías en general, e Internet en particular nos ayuda en esta increíble labor de “hacer ciencia”.
 
Probablemente el lector aun recuerde esa clásica distinción de las disciplinas de conocimiento agrupadas en dos clases, por un lado las ciencias y por otro las letras.
 
Hoy en día, si bien para muchos esta división sigue siendo algo razonable, tal división resulta cada día más cuestionable. Hubo un tiempo en el que la psicología fue considerada como una disciplina “de letras” ya que estaba profundamente enraizada en la filosofía, sin embargo, hoy las conexiones de la psicología con la “ciencia pura” es cada vez mas innegable.
 
Si los origines y conexiones de la psicología pre-conductista se podían situar claramente dentro de la filosofía; con el conductismo se comenzó a considerar la conducta como un objeto de experimentación. Se relacionó la conducta con el sistema nervioso y se realizaron los primeros experimentos que así lo demostraban. Se demostró que la conducta esta guiada de alguna manera con la experiencia, y como algunas alteraciones en las estructuras nerviosas provocaban profundos cambios en la conducta. A día de hoy, nadie niega que el llamado “maltrato psicológico” sea tan dañino como lo puede ser el maltrato físico.
 
Pero la psicología conductista, a pesar de haber abandonado la subjetividad de los modelos mentalistas (anteriores al conductismo), no estaba exenta de problemas. El principal problema se puede situar en el quizás “descontrolado” afán de algunos investigadores por dejar fuera de estudio lo que en ese momento no era cuantificable de alguna manera. Así, autores con B. F. Skinner, llego a negar la existencia de procesos psicológicos superiores, como el lenguaje, la motivación o el pensamiento.
 
Pero pronto estas dificultades fueron encontrando respuestas en un área de conocimiento que comenzaba a desarrollarse, y que en principio no tenía ninguna relación con la psicología. Nos estamos refiriendo a los orígenes de los ordenadores, de la relación de esta disciplina con los temas sobre como medir la información, como transmitirla, como cuantificarla, como analizarla, esto provocó que áreas de conocimiento que habían tenido una conexión nula, difusa o poco clara entre si, de repente se vieran claramente conectadas entre si.
 
Nacieron nuevas áreas de conocimiento, todo un conjunto de ciencias que hoy se engloban dentro de lo que se denomina “ciencia cognitiva”. Así nació, la teoría de detección de señales, la teoría de autómatas, la cibernética, la teoría general de sistemas, etc. y gracias a todo esto se desarrollaron modelos apoyados en todas estas teorías como la teoría de redes neuronales o modelos de arquitectura conexionista.
 
Todo esto llevó al surgimiento de la psicología cognitiva, que en principio tomó como referencia, como modelo de simulación, el ordenador; posteriormente el modelo a imitar pasó a ser el cerebro.
 
Para muchos la psicología cognitiva tiene dos vertientes, por un lado la psicología de modelos computaciones seriales (hacen referencia al ordenador), o psicología cognitiva clásica; y por otro la psicología cognitiva de los modelos distribuidos (hacen referencia al cerebro) o modelos de procesamiento distribuido en paralelo (PDP), también conocidos como modelos de arquitectura conexionista. Si bien esta distinción es muy útil a fines didácticos, desde aquí consideramos que cada modelo hace referencia a dos concepciones diferentes de una misma estructura, macroestructura vs microestructura de la cognición.
 
De esta forma, la psicología es una ciencia íntimamente unida con la estadística. En el momento actual, resulta imposible concebir la psicología como una ciencia alejada de los modelos estadísticos, de los modelos de simulación, etc. Por tanto, actualmente, tenemos que diferenciar claramente dos aspectos que afectan a la acción de un profesional: por un lado su formación, capacidad e intuición para usar los procedimientos adecuados al caso y por otro, cómo desarrollar procedimientos de intervención que cumplan con unos requisitos y garantías de cientificidad; es precisamente este último el objetivo que desde esta nueva sección de psicología-online.com queremos desarrollar.
 
Nuestros objetivos tienen una dirección clara y definida, pero esto no quiere decir que sea estrecha o especifica, ya que, por un lado, nuestro objetivo general es la investigación, sobre todo en psicología, pero también en otras áreas que puedan ser englobadas dentro de las ciencias sociales y que tengan una relación con la psicología, pero por otro lado, también consideramos que las nuevas tecnologías son un instrumento de una enorme utilidad para el desarrollo de programas de investigación no sólo en psicología, sino también en ciencias sociales en general.
 
La peculiaridad que tienen estas disciplinas es su necesidad de nutrirse de enormes cantidades de datos para poder ofrecer unos resultados lo mas reales posibles.
 
De esta forma, la recolección de datos, su registro en programas de análisis, y por supuesto su análisis, puede ser una tarea tremendamente tediosa. Y es precisamente aquí donde psicología-online.com hace su apuesta.
  
En esta línea, psicología-online.com se dispone a desarrollar los programas de investigación que sean de su interés, pero también pone sus medios a disposición de profesionales e instituciones, para ayudar en cualquier medida los proyectos de investigación en curso, o aquellos puedan ser de interés desarrollar.
 
Psicologia-OnLine.Com

 

Volver atrás