La mejora de la formación inicial del profesorado novel

Javier Aceituno Solís.

Universidad de Córdoba

 

RESUMEN

Desde la Convergencia Europea, se nos propone un cambio en la conceptualización del Modelo de Universidad. Esta innovación afecta al estilo docente del profesorado universitario que debe adaptarse a las nuevas exigencias. En diversos informes institucionales se ha puesto de manifiesto la escasa atención que se presta a la formación del profesorado universitario llegando a confirmarse con la Convergencia Europea en un problema social. Debemos dar al profesorado el protagonismo necesario para la exigida innovación en las estrategias de enseñanza universitaria. Tras un análisis de la realidad y una evaluación inicial de necesidades planteamos la planificación y puesta en marcha de acciones especificas de formación de profesorado, haciendo especial hincapié en el grupo de docentes noveles. La mentorización como estrategia didáctica aboga por la reubicación de profesores expertos en profesores mentores que guíen al grupo novel en la triple vertiente formativa universitaria: docencia, investigación y gestión. Esta metodología de innovación formativa favorece la creación de redes de docencia interuniversitarias y la actuación de disciplinas diversas que interactúan multidisciplinarmente como fuente de cambio educativo universitario. Con la mentorización pretendemos innovar con esta estrategia en diferentes materias y conseguir una mayor calidad en la docencia e investigación en las Universidades. Profesores ayudantes, becarios y alumnos de tercer ciclo serian mentorizados por profesores expertos en su proceso de formación como personal docente e investigador que revertiría en una mayor calidad de docencia e investigación en cualquier área de conocimiento de nuestras Universidades.

INTRODUCCIÓN

Las reformas educativas en la Universidad afectan a todos los miembros que forman el entramado universitario, pero de manera mas significativa al profesorado universitario. La finalidad del proyecto es la consecución de resultados positivos en la Formación del Docente Novel, a través de la estrategia metodológica de la mentorización reflejándose esta en la calidad de la Docencia e Investigación en la Universidad. Los antecedentes de este proyecto provienen de una triple vertiente: los cambios o reformas educativas, la formación del profesorado y la mentorización.

En los últimos treinta años ha aumentado el número de profesores de manera espectacular y parece que la constante tiende a seguir creciendo en los próximos años, creándose así una relevante necesidad de formación de formadores. Del Año Académico de 1971-72 existían contratados en las Universidades españolas 25.344 profesores y en el Año Académico de 2000-2001 había 104.076 profesores. Históricamente, estos cambios educativos han supuesto una actualización, revisión y reunificación de las pautas que se empleaban en todo el Diseño Curricular del proceso formativo.

Las instituciones públicas han tratado las necesidades que el profesorado iba señalando a lo largo de los procesos de enseñanza aprendizaje. Desde la formación inicial y permanente se realizan programas de innovación educativa dirigida al profesorado. El primer análisis crítico sobre el tema lo realiza Ríos (1887) cuestionando la utilización por parte de los catedráticos de estrategias pedagógicas y correlacionaba esta falta de interés por la pedagogía con el ascenso en la escala jerárquica universitaria. Tradicionalmente, se ha entendido la Formación del Profesorado como una cuestión particular del docente. Aun así existen informes en los que los docentes muestran preocupación por su propia Formación Pedagógica y necesitan que se realicen procesos de reflexión e innovación educativa para participar en ellos. Existe además una falta evidente de Programas de Formación que atiendan al Profesorado Novel debido quizás a que los Departamentos no disponen de financiación para llevar a cabo estas iniciativas de innovación pedagógica. Informes Europeos de Calidad de las Universidades (Dearing, Attali, Bricall...) coinciden en dotar a la Formación del Profesorado de la importancia y consideración para la consecución de una calidad educativa inherente al proceso de enseñanza-aprendizaje.

Definimos la formación del profesorado como la preparación para elaborar critica, reflexiva, y eficazmente un estilo de enseñanza, que promueva un aprendizaje significativo en los alumnos a la vez que logre un pensamiento-acción innovador, trabajando en equipo para desarrollar un Proyecto Educativo común (Medina, 1989). Dentro del Sistema Universitario, la Formación del Profesorado es el núcleo de intervención más importante y la transformación de ese sistema universitario implica sin duda la visión, interpretación, capacitación y compromiso de innovación de los profesores. La Formación del Profesorado es una preocupación primordial en la puesta en marcha de la Convergencia Europea, y se puede entender este como un problema social.

Investigadores de las Ciencias Sociales se han acercado al estudio de la Formación de Profesorado y sus componentes. Marcelo (1994) ha demostrado en numerosas investigaciones la separación existente entre investigación y docencia. Benedito, Ferrer y Ferreres (1995) advirtieron en otras investigaciones que la preparación para realizar estas funciones no se adquiere mediante un proceso sistemático sino más bien de forma rutinaria, autodidacta y voluntaria.

Dentro del grupo de docentes universitarios nos centramos en la figura del profesor principiante o novel. Según Huberman (1990) el docente experimenta un proceso de iniciación y de validación que se prolonga hasta la estabilización profesional; en esta etapa el profesor se enfrenta a las diferencias entre los ideales y la realidad. Este periodo se vive con incertidumbre, indecisión y sensación de incapacidad ante las nuevas tareas y exigencias que la profesión impone (Veeman, 1984).

Grijalbo y Marrero (2004) hablan de la problemática que puede encontrar el profesorado novel dentro de la universidad con dificultades para abordar nuevos retos y resolver esas dificultades que plantea la tarea docente. También Mayor (2000) encuadra su investigación en este tema, realizando investigaciones en donde el profesorado principiante mostraba sus dificultades en el inicio de la Docencia y de la Investigación, cuando se adscriben a los Departamentos.

Precursores internacionales del estudio de esta problemática son Vonk y Reynolds que ya en los años 90 investigaban y realizaban experiencias piloto sobre como ayudar y tutorizar a los profesores noveles para crear competencias y adecuar su labor docente a la calidad exigida.

En el ámbito de la Formación Permanente del Profesorado Universitario esta teniendo cada vez mas importancia la atención al Docente Novel. En la Universidad española y, en general, en los sistemas europeos se estructura la organización del profesorado en tres etapas correspondiéndose estas con las sucesivas etapas de formación del mismo (Guitian, 1994):

  • Iniciación a la investigación.
  • Etapa de profundización.
  • Etapa de madurez.

Estas etapas en la Formación del Profesorado Novel nos marcan una difícil situación de ambientación en marcos institucionales muy rígidos, donde los nuevos docentes deben experimentar, como afirma Imbernon (1994), la transición de un “sujeto en formación” a “profesional autodirigido”. La propuesta es analizada por Bolivar (1999) según nivel de experiencia docente en años:

  • Fase 1. Exploración.
  • Fase 2. Descubrimiento.
  • Fase 3. Estabilización.

Para una correcta implantación y desarrollo del profesorado existen condiciones indispensables que aseguraran el éxito de estas acciones. Estas premisas son:

  • Tiempo suficiente para la formación. Proceso de formación sostenido en el tiempo (Escudero, 1999).
  • Establecimiento de Redes de Docencia entre las facultades. Como la experiencia ICE (Alicante).
  • Desarrollo del liderazgo comprometido con la docencia.
  • Crear y proporcionar una amplia diversidad de ofertas en función de las necesidades e intereses sentidos y cambiantes de la mayoría de los profesores.

Zabalza (2002) expone los problemas a los que se enfrenta el profesorado universitario, respondiendo a cuestiones básicas y comunes paras las que ha de formarse, como son aspectos relativos a la motivación del alumnado o al dominio de recursos para el desarrollo curricular de las materias.

Otra circunstancia fundamental haría referencia al II Plan de la Calidad de las Universidades (R.D. 408/2001 de 20 de abril) procedente del R.D. 1947/1995 de 1 de diciembre en el que se estableció el Plan Nacional de la Calidad de las Universidades. Como señala el Real Decreto “nuestro sistema universitario se suma a la iniciativa de la Unión Europea, a través de la participación en la ‘European Network for Quality Assurance’ y de los objetivos de la Declaración de Bolonia que en su punto quinto proclama la promoción de la cooperación europea al fin de definir criterios y metodología comparables, para garantizar la calidad de la enseñanza superior.

El proyecto ‘Tuning Educational Structures in Europe’ de las Universidades de Deusto y Groningen, es el mejor ejemplo de preparación para la Convergencia Europea de la Educación Superior donde se propone una metodología que garantice la calidad de la enseñanza y del proceso de aprendizaje del alumnado. En síntesis, como señala Benedito (2000) la nueva docencia tiene una gran complejidad y para desarrollarla se precisan cambios desde la perspectiva institucional y personal. La innovación estructurada como una serie de mecanismos y procesos mas o menos deliberados y sistemáticos por medio de los cuales se intenta introducir y promocionar ciertos cambios en las practicas educativas vigentes (González y Escudero, 1987).

Los estudios sobre la problemática de la socialización profesional de los profesores principiantes están en una etapa incipiente , si bien este campo de investigación ha experimentado un fuerte impulso en los últimos 30 años en Estados Unidos, Canadá y los países de la Unión Europea. El conocimiento del proceso de inserción de los nuevos docentes, ha de considerarse como objeto de investigación y reflexión en torno al cual articular nuevas políticas de formación permanente del profesorado.

Esta etapa o momento de transición que experimentan los nuevos docentes en los inicios de su carrera ha sido profusamente estudiada, existiendo una extensa literatura especializada sobre el tema. En todos los casos hay acuerdos sobre la necesaria plasticidad y flexibilidad del desempeño de los profesores jóvenes en múltiples etapas, subetapas o fases con preocupaciones o características diferentes.

Por ejemplo, uno de los precursores fue Vera (1988), el cual define claramente este tema: «parece lógico pensar que este período de tránsito se abre cuando, por primera vez se accede a la responsabilidad profesional en un centro de enseñanza, afectando la personalidad del debutante. El profesor principiante es una persona, generalmente joven, que se encuentra en un momento de transición entre los conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes aprendidas a lo largo de tres años de estudios teóricos y la puesta en acción de lo aprendido en el marco real de la intervención pedagógica» (1988, p. 44).

Las Universidades americanas fueron pioneras en la creación de la Formación del Docente Novel, han puesto en marcha una acción formativa de un año de duración que consiste en la atención al Profesorado Principiantes. Lo más relevante fue el apoyo y el asesoramiento de otros compañeros veteranos en calidad de tutores y mentores.

Estos programas de mentorización pretenden introducirles en qué significa aprender y en qué condiciones se aprende trabajando conjuntamente con un Mentor, capacitándoles para colaborar en algunas actividades docentes: participación en seminarios, clases prácticas, colaboración en la evaluación de trabajos, así como conocer los distintos recursos que ofrece la universidad para el aprendizaje y la docencia (bibliotecas, centros de recursos, aulas informáticas, etc), así como introducirles en el organigrama de funciones de los diversos centros y Departamentos de la Institución.

En esta formación es fundamental la tutorización de un Mentor (profesor experimentado del propio Departamento del profesor novel) . Esta formación debe estar entroncada con los procesos institucionalizados de acreditación y habitación del profesorado o aquellos otros que se puedan proponer en el futuro.

La tutorización o mentorización viene definida por el anglicismo “mentoring”. Numerosos grupos tanto nacionales como internacionales han iniciado investigaciones en revisiones teóricas como en estudios de casos e investigaciones de campo. La mentorización además de ser un catalizador del proceso de aprendizaje continuo en la Universidad, acorta la curva de aprendizaje del docente que se integra profesionalmente y es útil para estructura la formación que tiene lugar en el puesto de trabajo.

La mentorización es entendida como recurso de cambio y mejora. Experiencias realizadas en otros países se plantean dificultades en el proceso de enseñanza. Desde la Institución debemos crear un programa de iniciación para profesores principiantes, mentorizar y formar en las necesidades que ellos mismos expresen. El Profesor Mentor como figura es esencial en este proceso de enseñanza-aprendizaje, es un experto con mas capacidades profesionales adquiridos tras años de experiencia. El objetivo principal del Mentor es la integración de los miembros de la organización en todos los aspectos, especialmente, en el desempeño de la Docencia. El Mentor debe transmitir la cultura de la organización a la que pertenece; tiene que ser un guía para los que no poseen esas experiencias. Todas estas capacidades hay que conseguir transmitirlas mediante el contacto personal del experto con su mentorizado.

La mentorización se incluiría dentro del conjunto de acciones que se van a desarrollar desde la organización universitaria.

Revisiones teóricas internacionales de la técnica del mentoring vienen de autores como: (Arends and Rigazio-Digilio, 2000; Holloway, 2001; Feiman-Nemser et al., 1999; Feiman-Nemser, 2001; Ganser, 2002; Hegsted, 1999; Fideler and Haselkorn, 1999; Scherer, 1999; Serpell and Bozeman, 1999; Gold, 1999; Wang and Odell, 2002).

De las muchas Universidades que cuentan con un Programa de Mentorización, nosotros vamos a enumerar a las Universidades americanas que llevan más de diez años de experiencia difundiendo resultados positivos de la eficacia de la Mentorización en la Formación Inicial del Docente novel.

Las universidades son:

  1. California Mentor Teacher Induction Proyect (MTIP).
  2. New York City Retired-Teachers-as-Mentors Program.
  3. Toronto Teacher Peer Support Program.
  4. Mentoring Program in an unspecified District.
  5. Montana Beginning Teacher Support Program.
  6. Texas Study of New Teacher Retention.
  7. Texas Beginning Educator Support System.

Aplicación Práctica.

1. Hipótesis de partida.

Como hemos visto en la Introducción la necesidad de una formación inicial y permanente del profesorado novel es del todo acorde a la Convergencia Europea en Educación Superior que en los próximos años cambiara nuestras Universidades. El objetivo principal es la creación de redes de docencia entre las distintas facultades para crear una formación inicial y permanente del profesorado universitario novel mediante la innovación pedagógica de la mentorización. Tras una detección de las necesidades de los profesores noveles en distintas facultades, pasaremos al establecimiento del periodo de mentorización por un profesor experto del profesor novel, atendiendo y adaptando este proceso al contexto especifico del área de conocimiento en la que se encuentre el profesor novel. Con esta formación inicial del profesorado novel se consigue una institucionalización de este proceso así como una mejora en la calidad de la enseñanza universitaria y una mejor adecuación a la futura Convergencia Europea en Educación Superior.

2. Antecedentes y resultados previos.

Existen pocos resultados con esta metodología que avalen la hipótesis de partida. Esta estrategia de innovación educativa se ha llevado acabo sobretodo entre alumnos en distintas universidades españolas, en cuanto al profesorado novel se ha llevado a cabo sobre todo en EEUU Canadá y algunos países europeos.
En la Universidad de Sevilla se lleva a cabo el proyecto Simus de mentoría entre estudiantes con buenos resultados basándose en los amplios estudios del grupo de investigación de Carlos Marcelo. Paralelo a este también en la Universidad de Castellón (Jaime I), y en la Escuela de Ingeniería Técnica de Madrid están implantados los programas de mentorización entre alumnos. En la Universidad de Oviedo, el Proyecto Mentor como sistema de educación a distancia así como, este mismo proyecto se esta llevando a cabo promovido por la Consejera de Educación del gobierno extremeño.

Otros estudios transmiten resultados acerca de la adecuación de los programas de mentorización a la formación inicial del profesorado novel para la Convergencia Europea en la Educación Superior. Así, trabajos como la Evaluación de la formación del profesorado novel de la Universidad de Barcelona, el programa de formación del Instituto de Salud “Carlos III” de Barcelona, el programa de formación de metodología en ciencias de la salud del gobierno canario incluyen la mentorización como innovación educativa en sus procesos de enseñanza-aprendizaje.
Desde las instituciones públicas se han realizado informes en los que también se incluyen los procesos de mentorización como una gran estrategia en la formación del profesorado novel:

  • Programa de estudios y Análisis de la Dirección General de Universidades, como acción destinada a la mejora de la calidad de la Enseñanza Superior y de Actividades del profesorado Universitario. (Proyecto EA 2003-0040).
  • Proyecto de formación del profesorado universitario de la Unidad para la calidad de las Universidades Andaluzas (UCUA).

En general, la mayoría de las instituciones universitarias españolas tienen su programa de formación del profesorado de ahí que se pueda incluir esta metodología de innovación educativa a todas las universidades españolas.

Nuestro grupo de investigación ha constatado en diversos estudios la importancia de la formación inicial y permanente del profesorado novel.

3. Objetivos concretos.

  • Elaboración del material evaluativo ad hoc.
  • Identificación de las necesidades y problemas de un grupo de profesores noveles en distintas áreas de conocimiento, delimitando las debilidades comunes y diferenciando entre especialidades.
  • Establecimiento de líneas generales de formación útiles para su mejora profesional.
  • Creación de un grupo de profesores mentores especializados de diversas facultades y prepararlos para la asunción de la tarea de mentorización para la atención a las necesidades educativas especificas de los profesores noveles y su formación en valores.
  • Análisis de las interacciones y conversaciones entre el mentor y el profesor novel como marco de resultados de investigación longitudinal.
  • Capacitar al grupo de profesores mentores para la Convergencia Europea de Educación Superior para su posterior transmisión al grupo de profesores noveles, centrándose en el fomento de la Calidad.
  • Evaluación de la formación adquirida por el profesorado novel, por los mentores, así como, las consecuencias que de esta se deriven en la docencia y la investigación llevadas a cabo.

4. Metodología y Plan de trabajo.

El problema de la formación inicial del profesorado universitario nos hace encaminar la metodología hacia un corte tanto cualitativo como cuantitativo. Inicialmente se elaborara una entrevista modelo de tipo semiestructurada para la obtención de la información relevante a la problemática del docente novel así como a la actual situación de los profesores expertos. Es nuestra intención conocer las condiciones profesionales desde una perspectiva diagnostica. Clasificaremos los participantes en función del tiempo que llevan ligados a la Universidad y por su área de conocimiento. La trascripción y análisis mediante la codificación en códigos de las entrevistas (Miles y Huberman, 1994) realizado por dos investigadores a través de codificaciones encadenadas y con discusión sobre las mismas contrastando la fiabilidad interna entre los investigadores; condición esencial para la credibilidad de los resultados. Esto contara con el apoyo del programa informatizado para análisis de datos cualitativos Atlas/ti, versión 4.2 para Windows. En esta primera fase de elaboración de la entrevista estableceremos una prueba piloto con un número reducido de participantes que pertenezcan a las categorías de profesor principiante o experto.

Posteriormente, recopilaremos información mediante observación directa y a través de las evaluaciones de cada facultad acerca de todas las variables mediacionales que pueden influir en la posterior puesta en marcha del Programa de Mentorización y para la correcta creación del Plan de Formación inicial que se elaborara para aplicarlo tanto a mentores como a profesores noveles.

BIBLIOGRAFÍA.

  • CHISHIMBA, C. P. (2001): “Dos planteamientos opuestos de la formación del personal docente: uno centrado en los contenidos en los contenidos y otro en las competencias” en Perspectivas Revista Trimestral de Educación Comparada. Vol. XXXI, nº 2, junio 2001.
  • TUNING EDUCATIONAL STRUCTURES IN EUROPE (2003). Universidad de Deusto. Bilbao.
  • Fernández Pérez, M. "Así enseña nuestra universidad. Hacia la construcción crítica de una didáctica universitaria". Hispagraphis, Salamanca, 1989.
  • De Miguel, M. "La Reforma Pedagógica: Una cuestión pendiente en la Reforma Universitaria, en Política y Reforma Universitaria". De Luxan, J.M. (ed.). Editorial Cedecs, 1998.
  • Gibbs, G. "The relationship between quality in research and quality in teaching". Quality in Higher Education, 1 (2) 1995.
  • Bell, Chip (1997). Mentoring. Barcelona (España): Gestión 2000. Edición original: Managers as Mentors, 1996.
  • Bell, Chip (1997). Mentoring. Barcelona (España): Gestión 2000. Edición original: Managers as Mentors, 1996.
  • Bolívar, A. (1999).Cómo mejorar los centros educativos. Madrid: Síntesis.
  • Bolívar, A. (2000). Los centros educativos como organizaciones que aprenden. Promesas y realidades. Madrid: La Muralla.
  • CORNEJO, J. (1999): «Profesores que se inician en la docencia: algunas reflexiones al respecto desde América Latina», en: Revista Iberoamericana de educación, n.º 19, enero-abril de 1999. OEI.
  • De Miguel, M. "La Reforma Pedagógica: Una cuestión pendiente en la Reforma Universitaria, en Política y Reforma Universitaria". De Luxan, J.M. (ed.).Editorial Cedecs, 1998.
  • Escudero, J.M. (1999). La formación permanente del profesorado universitario. Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 34, 133-157.
  • Fernández Enguita, M. (1999). La transformación de la universidad española. Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 34, 31-37.
  • Fernández Pérez, M. "Así enseña nuestra universidad. Hacia la construcción crítica de una didáctica universitaria". Hispagraphis, Salamanca, 1989.
    Gibbs, G. "The relationship between quality in research and quality in teaching". Quality in Higher Education, 1 (2) 1995.
  • Imbernón, F. (1999). Responsabilidad social, profesionalidad y formación inicial en la docencia universitaria. Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 34, 123-132.
  • IMBERNÓN, F. (1994): La formación del profesorado. Barcelona, Ed. Paidos.
  • TUNING EDUCATIONAL STRUCTURES IN EUROPE (2003). Universidad de Deusto. Bilbao.
  • VERA, J. (1989): «El profesor principiante», en: Cuadernos de Pedagogía, n.º 174.
  • Zabalza, M.A. (2002). La enseñanza universitaria. El escenario y sus protagnistas. Madrid: Narcea.