ANÁLISIS DE CASO Y POSIBLE INTERVENCIÓN CON TERAPIA ERICKSONIANA

José Luis González Herrera

Centro de Estudios Sup. Ctm Justo Sierra o` Reilly Escuela de Psicología

 


Antecedentes

  • Estado civil.- Soltera
  • Edad.- 24 años
  • Profesión.- Secretaria
  • Trabajo.- Activa
  • Domicilio actual.- Vive con sus padres
  • Pasatiempos.- Lectura
  • Cosas que prefiere evitar.- El hacer ejercicio

 

Descripción

Lupita Redondel es una mujer de 24 años de edad quien acude a terapia por primera vez. Lupita se siente muy acomplejada por su peso, aunque anteriormente ya ha recurrido a otros métodos para bajar de peso pero solo consigue comer y comer más. Lupita comenta que muchas de las veces come de más porque le causa mucha angustia su trabajo y la única manera de sentirse mejor es comiendo.

Dada la descripción del caso anterior es notorio  que la cliente presenta un grave conflicto ya que por una parte dice tener problemas con su sobre peso y por otra manifiesta que la angustia generada por su trabajo le hace tener una ingesta inmoderada de alimentos; no obstante acude en busca de apoyo por lo que desde el punto de vista Ericksoniano se tratará su problema de manejo de la angustia ya que desde mi particular punto de vista este es el verdadero problema a superar ya que la ingesta excesiva de alimentos se deriva de ella.

Dado que el enfoque de terapia de M. H. Erickson es ideosincrático. No es psicoanalítico, cognitivo-conductual o sistémico, se centra en la resolución del síntoma usando la comunicación natural de la terapia. Por lo que se intentará lograr una  comunicación que permita crear un estado de trance natural para comunicarnos con el inconsciente del paciente.

Si consideramos que  el funcionamiento inconsciente de la mente no solo está vinculado a la represión y los traumas vividos, sino también y esencialmente con los procesos automáticos adquiridos en la experiencia y que han sido olvidados conscientemente. Mucho de estos procesos son recursos que podemos usar para la resolución del síntoma que presenta esta paciente.

Aunque podríamos emplear la inducción hipnótica formal, la efectividad que ha demostrado el uso de metáforas y estrategias paradójicas en la misma comunicación cara a cara con el paciente, la hace idónea para este caso en particular para que de manera natural se produzca el estado de "sugestión" que nos permita la comunicación con los procesos automáticos e inconscientes del paciente.

Las sugestiones son indirectas en su formulación, usando las metáforas (por ejemplo en este caso para abordar de manera indirecta el problema de la paciente si se manifiesta reticente a hacerlo se podría plantear una metáfora diciendo que si cuando tiene mucho sueño la paciente se mete a la cama a dormir o solo se sienta a descansar). Se trata de crear un estado de trance espontáneo que busca reorganizar la experiencia, recuerdos o esquemas inconscientes, de modo que esa activación automática se convierta en un recurso para la resolución de sus síntomas.

De esta manera podríamos establecer un proceso que se podría resumir en los siguientes pasos:

  • Pedir que la paciente relate sus experiencias detonantes de ingesta excesiva.
  • Preguntarle  a la  paciente como se ha sentido con estas situaciones.
  • Dado que es de suponer que  los sentimientos son negativos para el paciente, se continúa preguntándole de que manera no hubiera experimentado ese malestar.
  • Se le propone al paciente el trabajo de trance natural con  una situación en específico de preferencia la más angustiante o representativa del cuadro:
  • Se le pide volver a experimentar la secuencia del suceso, cerrando los ojos y relatando el orden de los hechos.
  • Se le sugiere que puede modificar cualquier situación vivida en esa ocasión por otra deseada, de como le hubiese gustado actuar, etc.
  • Se anima al paciente a expresar sus deseos y necesidades en la escena relatada, o a afrontarla de modo deseada, de modo que los "temas pendientes" sean afrontados y concluidos.
  • Se pone en relación el afrontamiento y expresión de deseos con los temas y problemas de su vida y como puede ser de utilidad lo manejado en las escenas que remembró. Se le puede preguntar al paciente: "Esta remembranza  y lo que has hecho con ella, ¿qué te sugiere para tu conducta de comer cuando estas angustiada?".

De esta manera se da el proceso de la extracción de recursos que se refiere a que las personas han desarrollado habilidades y recursos que les fueron útiles para enfrentar problemas, pero que ahora no están siendo utilizados para enfrentar las dificultades o problemas actuales. De este modo, el paciente tiene la oportunidad en el trance hipnótico para ensayar el uso de sus propias capacidades en las situaciones donde son necesarias.

En resumen, cualquier cosa, cualquier aspecto que presente el cliente o el ambiente puede ser utilizado para reforzar el trance, incluyendo posibles resistencias, síntomas o valores. Si un cliente utiliza determinadas técnicas o procesos para constituirse como paciente, el terapeuta puede utilizar determinadas técnicas o procesos para constituirse como terapeuta. Si el cliente se inventa historias para ser paciente, el terapeuta puede inventarse historias para ser terapeuta. Si el cliente es zafio, desordenado o malhablado para ser paciente, el terapeuta también puede serlo para ser terapeuta. Cualquier respuesta que proporcione el paciente, el terapeuta debe utilizarla y amplificarla.

“Cuanto mas rápido sea capaz el terapeuta en diferenciar los distintos cambios que se producen en el cliente, mas rápido podrá presentar los estímulos adecuados para que se siga produciendo el cambio”