Naturaleza, Situación Actual y Principales Desafíos de los Docentes de Educación Superior

 

Águeda Maria Peña Solís

Psicóloga, Socio pedagoga

Magíster en Educación

Candidata a Dra. En Liderazgo.

Abril 2009.

 

Introducción

La educación superior constituye  el último nivel educativo que alcanzan las personas en su proceso de formación  y adquisición de conocimientos. Proporciona las informaciones, técnicas, destrezas y habilidades que requieren los profesionales para insertarse en el mundo laboral y estar acorde a las exigencias que presenta la sociedad del conocimiento. En este sentido, las universidades requieren contar con un equipo de profesores que cumplan los requisitos establecidos para desarrollar la función docente de manera efectiva, según los estándares de calidad establecidos para las instituciones del nivel superior.

El proceso educativo se torna cada día más exigente y los docentes enfrentan grandes desafíos que les obligan a desarrollar un sistema de formación y capacitación permanente, tener dominio de la tecnología, mantenerse actualizados, insertarse en el mundo de la investigación y desarrollar proyectos sociales que contribuyan a mejorar las condiciones socioeconómicas de su comunidad, y de la sociedad en general.

El presente documento constituye un ensayo sobre la naturaleza  del profesorado actual de las universidades, la forma en que ha ido evolucionando y los principales retos y desafíos del momento actual.

Conceptualización

El profesor universitario es concebido como aquel profesional dedicado a la docencia y la investigación en las instituciones de educación superior. Estos docentes tienen la responsabilidad de formar a sus estudiantes en las distintas disciplinas y profesiones de su competencia, tomando como base la investigación y desarrollo de prácticas relacionadas con las temáticas trabajadas en las aulas universitarias. Con relación a esto Matos, M (2000) define al profesor universitario como aquel que desempeña un rol de múltiples facetas, de las cuales la transmisión de conocimientos no es más importante que la adquisición ó la construcción de conocimientos por los propios estudiantes, ya que su principal función es favorecer la construcción de la inteligencia de sus alumnos, mediante la expansión de sus respectivas estructuras cognitivas, y no simple llenado mental con datos, cifras y reglas desconectadas. Esto sitúa a los profesores universitarios en el compromiso de formar a sus alumnos basados en un conocimiento práctico, que permita adquirir las competencias requeridas sobre la base del código ético y exigencias de cada profesión, ya que la universidad tiene la responsabilidad social de devolver a la comunidad un producto de alta calidad, y el principal actor de esta formación es el docente.

Morales, D. ( 2004) plantea que el profesor universitario ¨ es el protagononista de la enseñanza; la cual, orienta, facilita y exige el trabajo de aprender, ayudando al estudiante a descubrir, investigar y realizar un autoaprendizaje, simultáneamente con la incorporación de valores y virtudes, a través de una educación creativa y motivada¨ . Según esta autora el profesional  de la educación superior orienta y guía a los estudiantes hacia un aprendizaje autónomo, en el cual aplica sus conocimientos previos y desarrolla la capacidad de reflexión crítica sobre su propio quehacer educativo. Quien escribe se plantea las siguientes interrogantes ¿Están realmente los profesores universitarios cumpliendo con su rol de formar la conciencia crítica en los estudiantes?, ¿Cumplen con los requisitos establecidos para desempeñarse como docentes de éste nivel?, ¿Tienen la preparación académica requerida?. Es importante que los estudiosos de esta disciplina  y los responsables de las instituciones educativas superiores reflexionen sobre la situación actual de sus docentes e implementen acciones que garanticen un desempeño de calidad.

Situación actual de los docentes universitarios.

A nivel mundial se habla de la función docente universitaria, y las condiciones que los profesionales de esta área del conocimiento deben cumplir, pero la realidad es, que un elevado por ciento los profesores universitarios no cuentan con el apoyo y recursos necesarios para disfrutar de todos los beneficios  y facilidades que gozan otros profesionales. La situación actual de los docentes, especialmente en Latinoamérica, requiere de un profundo análisis e implementación de políticas educativas que ayuden a mejorar sus condiciones de vida y de trabajo. Entre los principales problemas que se presentan tenemos: bajos salarios, limitadas inversiones en investigacion, carencias de programas sociales de compensación, y poco uso de la tecnología como recurso para la investigación, innovación, intercambio cultural y adquisición de informaciones relevantes, limitando su uso  más específicamente a la automatización de la práctica educativa y agilización de presentación de los contenidos . En relación a esto, Henao, M (2005) dice que la diferencia está en que ahora vemos actuar a los profesores a través de pantallas y no directamente. Lo que significa que hasta ahora nos hemos dedicado más, a hacer tareas que automaticen nuestras prácticas, que a la reflexión e investigacion sobre la aplicación de las nuevas tecnologías al campo de la educación. Esta situación ha provocado críticas y cuestionamientos sobre las competencias de los docentes y las responsabilidades de las universidades, para que éstos enfrenten los presentes desafíos  y requerimientos a fin de lograr un desempeño más cualificado. Hoy se exige una educación más científica, humana y concientizadora; el profesor es el primer protagonista de este cambio.

Desafíos de los docentes universitarios.

Los docentes universitarios se enfrentan a grandes retos y desafíos en el desempeño de su rol, como consecuencia de los constantes cambios que presenta la sociedad actual, si partimos del  concepto de profesional, definido por Fernández, J &  Hortal, A.(1994), refiriendo a Gross, 1964, ¨ éste es una persona que posee un amplio conocimiento teórico aplicable a la solución de problemas vitales, recurrentes pero no estandarizables y que se sienten en la obligación de realizar su trabajo al máximo de sus competencias, al mismo tiempo que están  identificados con los demás profesionales de su rama ”, en este sentido el docente debe poseer suficientes informaciones de las asignaturas que imparten, un dominio de contenido por encima de los conocimientos previos de los alumnos. La universidad debe asegurar que la formación de sus docentes responda a las exigencias establecidas, promoviendo en estos la docencia en consonancia con la investigacion, para garantizar un equipo docente preparado, capacitado y preocupado por una formación permanente. Los profesores deben ser activos, que sepan poner en práctica los recursos económicos que tiene la sociedad.

En ocasiones los docentes no disponen de la preparación necesaria para un efectivo desempeño en las aulas, ignorando que son la base de la formación de sus alumnos, ya que nadie puede dar lo que no posee. Sanjurjo, L & Rodríguez, X (2005) refiriendo a Gimeno, 1988, dicen que ¨ la formación de los profesores no acostumbra a ser la más apropiada en cuanto al nivel y calidad para que puedan abordar con autonomía el diseño de su propia práctica”. Esta autora plantea que el profesor debe tener las siguientes características: a) ser un mediador e interprete entre la teoría y la práctica, b) poseer una sólida formación profesional y académica, c) capacidad de reflexión, ser un investigador en el aula, d) que  reconozca la validez del trabajo en equipo, e)  que responda a las exigencias del conocimiento disciplinar e inter disciplinar, y responda a los principios de la enseñanza comprensiva e individualizada’’.

Un reto que debe ser asumido por los docentes universitarios es el dominio de los recursos tecnológicos y su incorporación a su práctica de aula, debido a que la tecnología cierra las brechas existentes con relación a espacio y tiempo, promueve el intercambio con otros docentes, y da la oportunidad a los alumnos de utilizar otros recursos de aprendizaje distintos a los convencionales. El docente que no domina la tecnología limita la adquisición de nuevas experiencias y el desarrollo de habilidades tecnológicas, siendo éste un elemento esencial para producir los cambios que requiere el mundo moderno. Con relación al planteamiento anterior, Briceño, M (2002) expresa  “que los cambios exigen formar actores que potencien la actividad creadora y se responsabilicen de asumir la revolución científico- tecnológica con todos los alcances y consecuencias”, lo que justifica la exigencia de que los profesores dominen y utilicen la tecnología de manera adecuada.

Los profesores universitarios  deben crear las condiciones para que sus alumnos desarrollen su máximo potencial, a través de la práctica y la reflexión crítica sobre su propio accionar, ayudarles a formar entornos de aprendizaje cooperativo y creadores de ideas. En tal sentido Bain, K (2006) dice que “los mejores profesores de la universidad crean lo que podríamos llamar un entorno para el aprendizaje crítico natural, en el que incluyen las destrezas y la información que ellos quieren enseñar mediante trabajos que los estudiantes encontrarán fascinantes, autenticas tareas que les motivarán a repensar sus supuestos y a examinar sus modelos mentales de la realidad”

Conclusiones

Los docentes universitarios requieren cumplir una serie de requisitos para estar acordes  a las exigencias de la educación superior actual. Estos deben integrar más la teoría a la práctica,  no ser simples reproductores de conocimientos, dedicar más tiempo a la investigación y sistematización, prepararse académicamente según su función y área de desempeño, educar para la democracia y formación critico reflexiva, utilizar adecuadamente los adelantos tecnológicos y  estar en capacidad de competir de manera efectiva  con otros docentes a escala mundial; Empero para que esto suceda deben contar con todos los recursos necesarios, apoyo general por parte de las universidades, oportunidades de desarrollo personal y profesional ; sobre todo con la confianza de la sociedad con relación al trabajo profesional que realizan.

La calidad  cuesta y está en manos de las autoridades educativas contar con un equipo docente efectivo y apto para desarrollar una función docente optima, que lleve a los alumnos a ser verdaderos constructores de conocimientos y promotores de los cambios que requiere toda sociedad que está en busca de un desarrollo sostenible.  

Referencias

Bain, K (2006). Lo que hacen los mejores profesores de universidad. Valencia, España: Palacios

Briceño, M ( 2002, junio 7) Liderazgo actual de la universidad Simón Rodríguez: tecnología y transferencia http: //www.gobernabilidad.cl/modules.php?

Fernández, J &  Hortal, A.(1994). Etica de las profesiones. Madrid, España: Sal Terrae.

Henao, M (2005). Los retos de la educación superior frente a las tecnologías de la información y la comunicación. Universia, Colombia. http://www.universia.net.co/docentes/articulos-de-educacion-superior

Matos, L. (2000). Como Ser Mejor Profesor Universitario: Perfil del Profesor Universitario de Hoy. Santo Domingo, República Dominicana: Susaeta.

Morales, D (  abril, 2004). La Creatividad en la Educación Superior. Santo Domingo, República Dominicana.

Sanjurjo, L & Rodríguez, X.(2005). Volver a pensar la clase: Las formas básicas de enseñar. Santa Fe, Argentina: HomoSapiens.

  • facebook
  • twitter
  • google
  • delicious
  • digg
  • Reddit
  • technorati