El Síndrome de Asperger

Los derechos de un desconocido

 

Autora: Eliana Pérez-Egaña


Destaca Szatmari ( 2004) que demasiado a menudo, el público confunde una hipótesis con un hecho , y la distinción entre prueba y conjetura se hacen borrosas. Los defensores de las teorías alternativas con frecuencia colman las lagunas del saber con suposiciones y no toman en consideración otras explicaciones que puedan contradecir sus opiniones... las historias que elaboran son buenas, en la superficie. Esa es la razón de su atractivo. Solo que no hay pruebas que respalden lo que suponen....

El auge de las terapias Alternativas desde Latinoamérica hasta España.

Con el objeto de promover y proteger los derechos de las personas con discapacidad, la organización no Gubernamental Inclusión Internacional presentó ante la Comisión de las Naciones Unidas el reporte del estado de pobreza y discapacidad en América Latina, en el que denunciaba el hecho de que en la práctica, se sigue condenando a las personas con discapacidad a la marginación, pues se les excluye de la educación, de establecer relaciones sociales y lúdicas ordinarias , de tener acceso al empleo libre y remunerado. En consecuencia, que reducidos de forma irremediable a la pobreza, son víctimas de violaciones de sus derechos civiles y políticos y de maltratos. Igualmente, estudios recientes de la Unesco, sugieren que el más alto índice y la mayor frecuencia de discapacidades ocurren en las áreas más pobres, donde menos del 2% de los niños con discapacidad acuden a las escuelas. Así, no debe sorprendernos que desde hace algún tiempo hayan surgido algunas organizaciones internacionales que concientes de esta grave y alarmante realidad, han creado y desarrollado “Alternativas Holísticas” acerca de la discapacidad, que han aportado una nueva perspectiva mucho más positiva respecto a la forma de entenderla, así como a la manera con la que los gobiernos deben asumir la responsabilidad de dar respuesta a la existencia de la diversidad, a sus problemas, integración, reconocimiento y necesidades, a través de una serie de doctrinas esotéricas que captan la atención y el interés de miles de padres de niños afectados por trastorno de déficit de atención, hiperactividad, AUTISMO O SÍNDROME DE ASPERGER.

Desde hace algún tiempo, las actividades de grupos y organizaciones pseudo científicas se ha incrementado de forma preocupante. Resulta alarmante , que en los últimos años y con el objeto de financiarse, un buen número de organizaciones latinoamericanas relacionadas con movimientos sectáreos se constituyan de manera legal en asociaciones, fundaciones, entidades solidarias sin ánimo de lucro y organizaciones no gubernamentales. En la actualidad y como consecuencia de una evidente insatisfacción con la medicina convencional, se está produciendo un alarmante incremento de la medicina alternativa basada en la curación de cualquier enfermedad a través de la mente y la armonía cuerpo-espíritu. Con el objeto de acercarnos al esoterismo , los pseudo terapeutas alternativos imponen sutilmente sus doctrinas así como tratamientos de dudosa eficacia empleando la astrología como medio de indagar las causas de la enfermedad y asegurando que cada quien puede decidir lo que necesita para recuperarse. Esta recuperación siempre depende del control de la mente y el subconciente que influyen directamente en el flujo de las “fuerzas etéricas” en los organismos y el empleo de estas en tareas curativas...pero, ¿ Qué peligros entraña que cientos de padres de niños con necesidades especiales se sientan cada vez más atraídos por toda clase de terapias alternativas ?.

En 1980, Nancy Ann Trappe, parapsicóloga y espiritualista, inventa el concepto de los niños Índigo y lo da a conocer en su libro “Entendiendo la vida a través del color”. A juzgar por las afirmaciones de Trappe, los seres humanos pueden ser clasificados según el color de su aura. Posteriormente, en 1990, Lee Carrol y su esposa, Jean Tober, publicaron su libro “Los niños índigo”, a través del cual, pregonaron la misma idea de una nueva generación de niños espirituales, llamados así por el color de su aura y a quienes atribuyeron talentos innatos excepcionales tanto en la percepción como en la sensibilidad afectiva, emocional, psíquica y espiritual, cuya misión es cuestionar sistemas obsoletos así como ayudar a la transformación social, educativa, familiar y espiritual del planeta, creando una sociedad auténtica, solidaria, tolerante y equitativa en la distribución de la riqueza.

En su artículo “El paradigma de una nueva raza”, Isabel Stelling, terapeuta alternativa que asegura recibir mensajes de una entidad espiritual a la que denomina “Kryon”, y experta en el tema índigo, puntualiza que los niños índigo son un nuevo paradigma para la humanidad, una nueva raza que está emergiendo  y que repercutirá en nuevos paradigmas educativos, políticos, sociales, religiosos y de creencias. Otros expertos en el tema, atribuyen a los niños índigo poderes especiales como superdotación intelectual, base genética perfecta, nueva conciencia de alto grado de energía y poderes paranormales como la sanación, espiritual, telepatía y clarividencia que evidentemente no existen. Si bien es cierto, que la mayoría de las características que los pseudo terapeutas han adaptado de forma maliciosa a la doctrina de los niños índigo no son otras que las que describen el TRASTORNO DE DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD, estos aseguran que la supuesta hiperactividad del niño puede estar ocasionada en la energía y la actividad propia de los niños que residen en contextos urbanos y que no es bien tolerada por una sociedad cansada y estresada. Por absurdo que resulte, estos argumentos están consiguiendo convencer  y captar a un buen número de progenitores que apartan a sus hijos de los tratamientos médicos especializados para seguir terapias alternativ impartidas por terapeutas transpersonales, parapsicólogos, herbologos, cosmobioterapeutas, terapeutas holísticos, espiritistas o auristas. Acudiendo a las afirmaciones que hace la terapeuta alternativa Celia Fenn en su artículo “Índigo y  Cristal, pioneros en la evolución de la conciencia”, quien asegura que “los índigo tienen problemas con la escuela, con frecuencia son etiquetados con ADD o ADHD, y como adolescentes tienden a involucrarse en drogas, alcohool y otros comportamientos en extremo disfuncionales”, podemos darnos una idea del fenómeno en cuestión.

A partir de 1994, los mismos terapeutas alternativos deciden ampliar su negocio con una nueva doctrina bastante similar a la de los niños índigo, que ya había logrado captar la atención y convencer a miles de padres de niños con déficit de atención e hiperactividad, empleando esta vez una patología prácticamente desconocida para la sociedad en general: EL AUTISMO O SÍNDROME DE ASPERGER.

Es así como nace la doctrina de los niños CRISTAL, A QUIENES TAMBIÉN DENOMINAN ÍNDIGOS ARTÍSTICOS.

En diciembre de 2003, la revista Amérika índigo nº3, asegura a sus lectores que las características de los niños cristal pueden ser erróneamente diagnosticadas con AUTISMO O SÍNDROME DE ASPERGER.

En su artículo Los atributos de un niño Cristal...Sharyl Jackson, una antigua maestra de escuela madre de un niño “Cristal”, afirma que “Veremos un incremento dramático en el número de niños autistas. Estos son realmente los niños Cristal o índigo Artísticos, quienes son tan sensibles, tan vulnerables al mundo que les rodea que se meten hacia dentro, desconectándose incluso de los humanos para poder sobrevivir en un mundo donde todavía no encajan”.

Los terapeutas alternativos no pierden tiempo en rodear de un componente espiritualista a su novedosa y llamativa doctrina, así, pronto atribuyen a los niños “Cristal” una serie de facultades parapsicológicas como la telepatía, y a su vez les asignan la misión de pacificar el mundo y elevarlo a una dimensión mas humana.

En su artículo “Guerreros del Corazón, la manera de los pacificadores Cristal”, Celia Fenn afirma que LOS NIÑOS AUTISTAS SON, EN TÉRMINOS METAFÍSICOS, NIÑOS QUE NO HAN ENCARNADO COMPLETAMENTE EN SUS CUERPOS Y HAN ELEGIDO MANTENER LA MAYOR PARTE DE SU ENERGÍA EN DIMENSIONES MÁS ALTAS.”

Steve  Rother, un terapeuta alternativo que asegura recibir información de una entidad espiritual de ángeles a la que denomina “El Grupo”, afirma que fue el primero en identificar y nombrar a los niños de vibración Cristal en 1997. Posteriormente, publicó su artículo “El despertar de los niños Cristal”, en el que Rother asegura que “Actualmente hay casos que USTEDES LLAMAN AUTISMO, ESTOS SON DE HECHO NIÑOS CRISTAL QUE HAN SIDO EMPUJADOS HACIA OTRAS DIMENSIONES Y QUE SON INCAPACES DE RECUPERARSE”.

A través de sus argumentos, los terapeutas Alternativos pretenden convencernos de que el problema del niño con autismo es tener unos padres que no han sido capaces de advertir en él a un ser excepcional, poderoso, espiritual, privilegiado, milagroso, con dotes y aptitudes para la sanación, clarividencia y cuya misión es ayudar a la ascención del planeta a una dimensión mucho más espiritual y elevada. Para confirmar el absurdo, un ex maestro de inglés actualmente dedicado al tema índigo cristal, José Piedrafita Moreno, comenta a sus adeptos mediante el artículo “Los niños Cristal, mi primer encuentro”, no solo como fue su primer encuentro con un niño cristal, sino que ya había que hablar de ellos como un nuevo y siguiente paso en la evolución humana y que los índigo estaban preparándoles el terreno.

Existen diversos motivos que explican que el fenómeno de los niños índigo haya tenido y tenga tanta aceptación en América latina y de que en la actualidad incluso cuente con apoyo gubernamental. Si consideramos que aún en la actualidad, existen sociedades que no están basadas en la equidad,  la justicia y la igualdad, sociedades cuyos gobiernos se despreocupan de la grave situación por la que atraviesan las personas con discapacidad y sus familias y que siguen sin aportar todas las medidas legislativas pertinentes para tener en cuenta políticas de protección y promoción de los derechos de las personas con discapacidad, gobiernos que no garantizan la dignidad, los derechos y la accesibilidad a bienes y servicios de las personas con discapacidad, que siguen siendo ciudadanos invisibles, gobiernos que no atienden de forma efectiva y real la situación de las personas con discapacidad y sus familias y las excluyen de la educación, el trabajo y la integración de forma sistemática, no es de extrañar que cada vez más, un buen número de progenitores busquen alternativas alternativas que solucionen los distintos problemas que se les presentan y así poder ofrecer a sus hijos con necesidades especiales mejores condiciones de vida y educación. Tal y como comenta al respecto Gabriela Burbani “Estas familias se han visto en la necesidad de buscar mecanismos de ajuste para lograr una mejor calidad de vida de sus hijos con discapacidad. Aún cuando estas no sean las ideales, les han permitido tomar acciones y hacer frente a sus necesidades básicas con el apoyo mutuo y la esperanza de que sus experiencias permitan la búsqueda de estrategias para facilitar los procesos de inclusión social.”

Según estimaciones de las Naciones unidas, más de quinientos millones de personas sufren algun tipo de discapacidad, la mayoría de ellas viven en países en vías de desarrollo, en condiciones de pobreza y falta de servicios sociales y educativos básicos. Estas personas, deben hacer frente a una serie de barreras y obstáculos que les impiden ejercer sus derechos y disfrutar de la igualdad de oportunidades en las mismas condiciones que el resto de la población. De hecho, sigue siendo palpable que como consecuencia de una falta de sensibilización y concienciación de la sociedad en general respecto a la figura del discapacitado, sus circunstancias, derechos y necesidades, este sigue siendo objeto de rechazo y discriminación.

En Latinoamerica, las familias de niños con discapacidad que no cuentan con una economía holgada no se pueden permitir contratar seguros médicos privados que les presten atención sanitaria, y en el caso de ser así, estos no proporcionan cobertura a las personas con discapacidad. A este respecto, Diane Richler,  presidenta de la ONG pro derechos de las personas con discapacidad Inclusión Internacional, expone que “Los gobiernos no han sentido la necesidad de lidiar con los retos que enfrentan las personas con discapacidad y sus familias, y por lo tanto, no han visto a la discapacidad como un asunto de política pública. En la mayoría de países de América latina, cuando si existen servicios para las personas que tienen una discapacidad, estos están financiados por agentes externos y se basan sustancialmente en la caridad.”

A pesar de que distintos Estados latinoamericanos efectúan Reformas legislativas que garanticen el derecho a la educación y sanidad de las personas con discapacidad, estas no se llevan efectivamente a la práctica, pues todos estos países carecen de la reglamentación que haga efectivo el cumplimiento del conjunto de estas leyes por parte de los gobiernos. En la mayoría de países latinoamericanos la legislación actual reconoce de forma teórica los derechos de las personas con discapacidad, sin embargo, la realidad demuestra que la normativa en si misma es insuficiente, pues los gobiernos no proveen los recursos económicos para que estas puedan hacerse efectivas. En definitiva, los Estados Latinoamericanos habitualmente delegan su responsabilidad en distintas asociaciones , organizaciones no gubernamentales y fundaciones, entre ellas, las que promueven la existencia de niños índigos e índigos artísticos.

Generalmente, los niños con discapacidad son excluídos del sistema educativo. Los colegios públicos latinoamericanos no atienden las necesidades educativas especiales de cualquier niño con discapacidad, pues carecen de capacidad y recursos , no disponen de infraestructuras, medios, programas adaptados, materiales didácticos y psicopedagogos . A su vez, deben atender a una gran cantidad de alumnado y no cuentan con personal docente que disponga de la formación y capacitación imprescindible para la enseñanza de alumnos con necesidades especiales. Así las cosas, quienes son sus progenitores se ven precisados a recurrir a colegios privados en los que habitualmente no se les admite o a la escolarización privada especializada que únicamente se pueden permitir solventar aquellos padres que cuentan con medios económicos. Es evidente, que debido al deterioro que desde hace algunos años arrastra el sistema educativo público latinoamericano, un gran número de niños en edad escolar no tienen acceso a la educación. Que no existan políticas reales de previsión, tratamiento e integración de las personas con discapacidad ni se reestructure el sistema público de enseñanza, llevando a la práctica la legislación que de una respuesta adecuada a la intervención educativa de las personas con discapacidad , ha ocasionado que muchos padres de niños con necesidades especiales que se encuentran desesperados y angustiados recurran a los colegios índigo a través del Proyecto índigo Internacional, que se define como “Un movimiento internacional sin fines de lucro, creado y orientado para brindar asistencia, información, formación docente y educativa a padres, madres, maestros, psicólogos, entre otros, de niños con déficit de atención e hiperactividad conocidos internacionalmente hoy como niños índigo.”
   
La Asociación índigo Universal del Perú, se anuncia a si misma como una institución que reconoce la desorientación de padres, educadores, psicólogos y sociedad en general sobre el comportamiento de los niños de hoy, que presentan  APARENTES ENFERMEDADES, sin un buen diagnóstico diferencial, como por ejemplo : el déficit atencional, hiperactividad, problemas de aprendizaje... e igualmente , ofrecen talleres, cursos y dinámicas vivenciales que tienen por objeto descubrir las características y talentos de la nueva generación de futuros líderes que impulsarán paradigmas diferentes de desarrollo integral en una nueva escala de valores.”

La Asociación Niños Índigo de Chile, se promociona como una asociación dedicada al diagnóstico y estudio de niños hiperactivos con base a la teoría de los niños índigo.

La Fundación índigo Bolivia, se anuncia como una organización sin fines de lucro cuyo objeto es divulgar la existencia de los nuevos niños, su naturaleza, sus necesidades, su misión, también busca instruir a maestros en cómo reconocer y tratar a estos niños más eficazmente en el aula, e intenta explicar a los padres la manera con la que los nuevos niños ÍNDIGO CRISTAL deben ser educados tanto en casa como en la escuela.

En Argentina, la doctrina de los niños índigo se ha implantado en el sistema educativo de nivel inicial, a través de dos asociaciones de maestros de nivel inicial que promocionan la existencia de los niños índigo y su intervención educativa.

El 28 de Julio de 2003, el Ministerio de Educación y Cultura Ecuatoriano, conjuntamente con la Fundación Índigo Ecuador, suscribieron un convenio de cooperación interinstitucional por medio del cual, la primera de las partes se compromete a planificar, dirigir y coordinar la ejecución de capacitación a docentes, profesionales, madres y padres, así como a brindar atención en PEDAGOGÍAS ALTERNATIVAS Y COMPLEMENTARIAS A PERSONAS CON ALTAS CAPACIDADES, TALENTOSOS E ÍNDIGOS. Igualmente, el ministerio de educación y cultura adquiere la obligación de apoyar la ejecución de las distintas actividades que desarrolle la Fundación Índigo en beneficio de las personas con necesidades especiales. Por otra parte, la Fundación índigo Ecuador se compromete a elaborar un plan de capacitación dirigido a profesionales, docentes, padres y madres, mediante el diseño y elaboración de Estrategias Pedagógicas Alternativas a través de charlas, conferencias, seminarios y elaboración de material bibliográfico. El artículo 3 de la parte tercera del mismo convenio, cita textualmente que la realización de talleres de capacitación servirá para obtener el aval correspondiente para méritos y ascensos de categoría a los maestros que se beneficien de estas acciones.

En Venezuela, Brasil, México y Guatemala ya existen colegios para niños índigo.

Sin duda, la preocupante situación del sistema Educativo público Latinoamericano así como la falta de competencia en una serie de docentes que carecen de la preparación adecuada para enfrentar el gran reto que supone la educación de niños con necesidades especiales, son factores determinantes que aseguran el éxito de Terapeutas y pedagogos alternativos quienes publican una serie de libros que califican como “pedagogía alternativa” y en la que se refieren a los valores de la educación de los nuevos niños de la generación ÍNDIGO CRISTAL, promoviendo principios de co educación( conciencia índigo 2006) que incluyan a todos los niños discapcitados, superdotados, talentosos, rápidos, lentos, índigos...con los más altos principios de tolerancia y diálogo, principios  que enfatizan en los valores reales del ser humano, como la ética, la cooperación y el desarrollo espiritual y principios de bio educación, es decr, la preocupación por la parte emocional, el desarrollo integral y socio cultural del alumno.

Si bien es verdad que los terapeutas alternativos emplean cada una de las necesidades y obstáculos que diariamente deben enfrentar las familias de niños con discapacidad, elaborando y ofreciendo una serie de propuestas atractivas  e incluso promoviendo argumentos esotéricos como la idea de que los niños índigo son pioneros de una nuevo paradigma de la humanidad, o que los niños cristal son una especie de pacificadores cuya misión es elevar el mundo a una dimensión más humana , consiguen dar respuestas sanitarias, educativas, sociales y de integración  que los gobiernos siempre han relegado a un grupo cada vez más numeroso de padres de niños con discapacidad que por fin intercambian sus sentimientos de desamparo, frustración y culpa por el de orgullo y satisfacción. Aún en la actualidad, es el componente cultural de muchos países latinoamericanos el que determina que la discapacidad siga siendo entendida de manera supersticiosa como una consecuencia de maleficios, brujería o castigos divinos. Tal y como destaca Lanwdon(2003) “son varios millones de niños con discapacidad con una vida cruda, solitaria y dura. La pobreza, ignorancia, superstición , cultura y prejuicio, se combinan para negar la humanidad de un niño con discapacidad y legalizar horrendos abusos de sus derechos. Son juzgados de acuerdo a sus deficiencias y diferencias.”

Pese a la evidente innovación legislativa que en la actualidad se lleva a cabo en la mayoría de Estados Latinoamericanos en cuanto a la figura del discapacitado se refiere y a que el concepto de discapacidad empiece a ser enfocado desde la perspectiva de los derechos humanos ,el componente cultural y el prejuicio siguen determinando la calidad de vida de la persona con discapacidad. Como consecuencia de  este  enfoque prejuicioso y de la idea negativa con la que la discapacidad sigue siendo percibida en Latinoamérica, la persona con discapacidad no tiene acceso a los servicios de salud, educación, lúdicos, laborales, de integración y participación, así, es excluída de la sociedad, discriminada socialmente, recluída en el hogar o en instituciones e incluso, abandonada por sus familias . Así, no debe sorprendernos que sus progenitores prefieran creer en doctrinas holísticas que los libere del estigma social negativo, el aislamiento y la marginalidad y les permite encontrar otras alternativas que les proporcionan la tolerancia, el reconocimiento y en especial, el derecho que tienen sus hijos con necesidades especiales a recibir educación y a tener una vida digna .  A este respecto, Aisenberg (2003) enfatiza que la nueva generación de niños tiene características que al ser desconocidas por padres y maestros, les lleva a ser etiquetados como niños con problemas de aprendizaje, ya que sus síntomas son socialmente molestos y difíciles para la convivencia. Igualmente, Carlos Oñates(conciencia índigo 2004), facilitador de talento humano desde 1986 y dedicado a la formación de facilitadores o terapeutas alternativos, menciona en uno de sus artículos “Hay que estar en los zapatos de los padres que al solicitar la ayuda de un psicopedagogo, psicólogo o neurólogo, estos le diagnostican : niño con déficit de atencón, con hiperactividad o que es autista y lo medican para controlar la situación. Para algunos , esto es el fin de la historia, otros padres insisten en buscar una tercera o cuarta opinión en donde confirmen el diagnóstico previo. En otros casos, descubren que sus hijos no tienen nada de lo que han descrito los otros profesionales, resulta que son normales, pero por exceso, su coeficiente intelectual es superior al promedio. Esta información contenta mucho a los padres, pero siguen las preocupaciones... ¿ En qué colegio están preparados los docentes para atender a estos niños? Luego de esta reflexión , muchos se siguen preguntando, niños índigo, ¿ mito o realidad?”.

Sin lugar a dudas, la visión holística de Aisenberg y  Oñates, podría ser cuestionada desde el punto de vista de la medicina y tratamientos convencionales, sin embargo, es claramente  positiva en cuanto a que intenta cambiar la visión prejuiciosa y supersticiosa con la que en latinoamerica se sigue entendiendo el concepto de discapacidad,  en consecuencia, motiva a los padres de niños con necesidades especiales a tener una nueva perspectiva  de la  discapacidad desde la aceptación.  Sin embargo, distorsionar el concepto en si mismo para suplantarlo por otros como “índigos” o “cristales”, solo puede justificar momentáneamente que la situación de las personas que sufren una discapacidad , la garantía de sus derechos, es una responsabilidad conjunta tanto de los gobernantes como de la sociedad en general.

Los argumentos que utilizan los terapeutas alternativos han sido creados con el propósito de explotar el entusiasmo de quienes encuentran en estos todo tipo de compensaciones a su nivel de angustia o frustración, a sus necesidades y obstáculos, y en consecuencia, anulan su capacidad para advertir que las nuevas filosofías no solo pretenden alejarlos de la realidad, sino que también utilizan su vulnerabilidad para aumentar  un lucrativo negocio. Posteriormente a la captación, surgen todo tipo de terapias y talleres que tienen como objeto desarrollar los dones sobrenaturales de los niños a quienes los terapeutas denominan “Cristales”. Con el paso del tiempo, quienes han sido previamente captados comprueban que estos poderes no se manifiestan y que la conducta del niño sigue siendo la misma, es entonces cuando empiezan a cuestionarse y tener dudas acerca de la eficacia de los tratamientos alternativos, así como de las decisiones que tomaron respecto a ellos.  Por este motivo y con el objeto de prevenir una posible reacción de rechazo que a su vez genere otras de idéntica índole, los terapeutas alternativos trabajan activamente en su labor de persuación, convenciéndoles de que la impaciencia de los padres será la causa principal de que sus deseos de recuperación no se hagan efectivos en el niño ni puedan manifestarse físicamente en este. Un ejemplo de ello es el artículo “El portal estelar 12:12 y su significado para el planeta tierra” en el que la canalizadora Celia Fenn asegura que los milagros ocurrirán siempre y cuando no se fuercen las cosas, pues de no ser así, no podrá llevarse a cabo un balanceo equilibrado entre las vibraciones y las vibraciones de los deseos que se unen en un tiempo divino” . Esto es, que cuanto más se impacienten los padres en sus deseos de curación del niño afectado,el tiempo de espera para esta se alargará más y más.

En un primer momento, cada uno de los terapeutas alternativos aseguran que los niños Cristal son seres poderosos cuya misión es pacificar el mundo, y que a su vez, poseen habilidades excepcionales que solo se manifestarán a través de la ejercitación, esto es, recurriendo a tratamientos alternativos. Durante un tiempo, los padres captados pueden auto convencerse y de algún modo motivarse para creer que sus deseos se harán realidad, así, siempre siguiendo los consejos de los terapeutas alternativos, empiezan a relacionarse con personas que comparten la misma fascinación por la nueva mística con los que se sienten mucho más cómodos puesto que con estos no sufren rechazo y expresan con orgullo la supuesta condición angelical de su hijo sin ser cuestionados con la posibilidad de que el niño tenga algún problema y necesite ayuda profesional que no pueden permitirse solventar. Este período de entusiasmo puede sostenerse un tiempo prolongado, pero sin lugar a dudas, los padres comprobarán que las dificultades del niño siguen siendo las mismas. No obstante, es probable que se empeñen por creer en unas teorías en las que en el fondo ya no confían porque son las únicas herramientas con las que cuentan para que sus hijos reciban la educación y atención que precisan. Debido a esto, los creadores de las nuevas filosofías emplean argumentos verdaderamente inverosímiles a los que califican de metafísica , argumentos que son ideas pre fabricadas , creadas con el propósito de persuadir y convencer. Un ejemplo de ello es la teoría del Bloqueo energético que los terapeutas alternativos diagnostican al niño mediante la “Visión o lectura del aura”. Este bloqueo, supuestamente impide que ciertos dones excepcionales se manifiesten en los niños cristales, así como que la persona afectada por una patología que no está en lo absoluto relacionada a las vibraciones energéticas se recupere. Así entonces, los terapeutas alternativos se sienten y muestran capacitados para prescribir o recomendar tratamientos alternativos como por ejemplo , la cristaloterapia, por medio del cual la sola y contínua imposición de cristales o minerales deberían restaurar las desarmonías energéticas de sus pacientes.

Podemos observar que cada uno de los terapeutas alternativos emplea un lenguaje inaccesible que a su vez le sirve para dar una información de la que carece y por lo tanto, no puede explicar.  En general, el discurso índigo cristal está compuesto por una serie de conceptos metafísicos indeterminados como por ejemplo : niños interpersonales, aprendizaje integral, visión etérea, cuerpo etérico, corporalidad física etérica astral, bio energética del cosmos.... al que últimamente han añadido otros tantos extraídos de la psicopedagogía, tales como : estimulación integral, autoestima, esquemas de educación, desarrollo creativo, herramientas lúdico pedagógicas...

Con frecuencia, muchos padres de niños con Trastornos del Espectro Autista y a partir de un diagnótico, manifiestan sentimientos de frustración respecto a las expectativas que en un primer momento planificaron respecto al futuro de sus hijos, no cuentan con cobertura médica, sus hijos no son admitidos en colegios públicos y no cuentan con medios económicos suficientes que les permita costear un colegio privado especializado, de tal, que no encuentran alternativas esperanzadoras en la diversidad, convirtiéndose de esta manera en presa fácil de aquellos que proponen nuevas alternativas y que aprovechan su vulnerabilidad para persuadirles de que sus hijos no tienen ningún problema excepto el de tener unos padres que no son capaces de desarrolar sus talentos y que en definitiva, estos solo se manifestarán empleando sus terapias.

Quienes atribuyen a los niños con autismo o Síndrome de Asperger , especiales e inexistentes características que previamente han adaptado a su doctrina llamándoles Cristal, no hacen otra cosa que aprovechar los obstáculos que diariamente deben afrontar  sus progenitores, ofreciendo una infinidad de terapias, métodos educativos y terapias alternativas con las que consiguen transmitir una serie de falsas expectativas respecto a la curación del niño afectado. En consecuencia, los terapeutas alternativos actúan no solo han adaptado de forma inteligente a su nueva filosofía los criterios diagnósticos del Síndrome de Asperger, igualmente en cada una de sus páginas web, libros o artículos, hacen constantes referencias a las necesidades familiares, psicológicas, sanitarias y educativas así como a la falta de recursos y servicios que deben afrontar quienes son padres de un niño con este trastorno del especto autista tan desconocido para la sociedad, antes y después de un diagnóstico.

Noemí Paymal. (2004), madre de un niño “De la nueva generación”, da las siguientes recomendaciones para el nuevo rumbo de la educación :

  • trabajar en pequeños grupos, tienen dificultades si hay ruidos.
  • Fluyen mejor con un tutor individual.
  • Necesitan momentos de soledad para recuperar su energía.
  • Se desenvuelven mejor si están en contacto con la naturaleza
  • la materia estudiada tiene que ser de interés para ellos, de lo contrario, se aburren. Puede que empiecen a consumir drogas si están acostumbrados a tomar ritalina u otros fármacos recetados.

Es evidente que los expertos en el tema índigo cristal no solo han adaptado las características que describen el comportamiento de los niños afectados por el Síndrome de Asperger a los argumentos que emplean con el objeto de despertar el interés de sus familiares, sino que igualmente, han exportado gran parte de las estrategias de intervención psicopedagógica que en la actualidad se emplean dentro de España y que tienen como finalidad facilitar su integración y adaptación educativa. De hecho, es bien conocido que debido a la alteración de uno o varios circuitos sensoriales, los niños con autismo o síndrome de Asperger tienen una elevada sensibilidad a determinados estímulos externos, como ruidos, sonidos, charlas, chillidos, etc. En consecuencia, su nivel de concentración es escaso, algo que se reduce considerablemente en ambientes en los que la cantidad de estímulos sea mínimo.

Actualmente y dentro de España, la ley que regula la intervención educativa de los alumnos con necesidades especiales dispone que estos deben contar con los medios complementarios que les garantice una educación de calidad. Estos medios complementarios están constituídos por maestros especialistas en pedagogía terapéutica o educación especial y de audición y lenguaje, así como por el personal que se determine. De esta manera, los niños diagnosticados con síndrome de asperger  cuentan -durante la primaria- con apoyos individualizados que intentan solventar sus dificultades. No obstante, estos apoyos surgen a partir de un informe diagnóstico y una evaluación llevada a cabo por el equipo de orientación psicopedagógica que los determine. Así y a fin de que las ayudas especializadas que solventen las dificultades de los niños afectados por trastornos del espectro autista se hagan efectivos desde una edad lo más temprana posible, es imprescindible destacar la demora al identificar a los alumnos con autismo o síndrome de Asperger es especialmente perjudicial para ellos, ya que impide que reciban la atención psicopedagógica y los tratamientos especializados que precisan.

En cuanto a la tercera recomendación de Paymal, es imprescindible que quienes son padres de niños con autismo conozcan que la enorme cantidad de interacciones sociales que se producen a lo largo del día dentro del colegio, así como estar sometido a multitud de estímulos externos ocasiona un alto nivel de ansiedad en el niño afectado, de tal, que con el objeto de reducirlos necesitan pasar unos minutos a solas.
    En cuanto a la cuarta recomendación, quienes han tomado ya un primer contacto  o conocen las características que describen el comportamiento de los niños con trastornos del espectro autista, no ignoran que estos no responden bien a los cambios y en consecuencia, tienen una acuciada necesidad de invarianza ambiental que responde a su preferencia por el orden y el rechazo a lo imprevisto, así como a que el ambiente que les rodea sea seguro y predecible.

En cuanto a la quinta recomendación, una de las características que describe la conducta de los niños con autismo son sus focos específicos de interés, lo cual significa que solo se sienten motivados e interesados por desempeñar y desarrollar contenidos por los que muestren un interés especial. Es importante que los docentes consigan integrar los intereses del niño en sus programas academícos y motivarle incluyendo estos dentro de las materias por las que siente un verdadero interés.

Por último, quienes son padres y madres de niños con autismo, necesitan conocer que no existe ningún tratamiento farmacológico específico para este síndrome ( Atwood, 2004) y en el caso de que los especialistas decidan la necesidad de estos, siempre lo harán en casos concretos en los que aparecen trastornos psiquiátricos adicionales al síndrome de asperger, tales como depresión, ansiedad, TOC o alteraciones muy severas de conducta. A este respecto, muchas familias de niños afectados por autismo, se muestran reacios a usar medicación y prefieren recurrir a tratamientos alternativos que carecen de control sanitario y de calidad. De hecho, en la actualidad sigue sin demostrarse que alguno de estos productos tenga efectos positivos sobre el autismo. Tal y como Martín Borreguero (2004) enfatiza , hace más de sesenta años, el doctor Hans Asperger destacó la necesidad de relegar a un segundo plano el tratamiento farmacológico de las alteraciones conductuales y abogó por la implementación de programas de aprendizaje estructurados a través de los cuales, el niño tuviera la oportunidad de adquirir las habilidades sociales necesarias para participar activamente en las actividades de la comunidad.

Así pues, las dificultades personales, los obstáculos ,la pobreza, la discriminación,  pero sobre todo,  que las personas con discapacidad sigan siendo invisibles para la sociedad en general son determinantes para que un gran número de personas que integran el enterno familiar del niño con necesidades especiales recurran a la aplicación de terapias alternativas que supuestamente contribuirán a evolucionar y desarrollar sus inexistentes y extraordinarias facultades parapsicológica. En definitiva, ¿ pueden el misticismo o las doctrinas espirituales determinar una nueva conciencia social promovida por un grupo de niños ?, ¿ un proceso de cambios?,¿nuevos paradigmas de la educación?, ¿ promesas de la nueva era?, ¿ un recambio de energía que se proyecta sobre el planeta a través de una nueva generación de niños que hasta ahora no se había encarnado?, ¿ traen los nuevos niños de la generación índigo cristal una nueva conciencia de unidad?, ¿ acaso son artífices del cambio planetario?, ¿ tienen por misión pacificar el mundo y elevarlo a una conciencia mucho más espiritual?, la respuesta es no. Los niños de de la llamada nueva generación índigo cristal no son seres tridimensionales que no han encarnado completamente en sus cuerpos , ni genios del futuro, ni profetas, ni maestros espirituales, ni mucho menos aún tienen como misión pacificar el mundo, no poseen facultades parapsicológicas ni atributos sobrenaturales, no son paradigmas de una nueva raza mucho más evolucionada, son sencillamente niños con necesidades especiales cuyos derechos han sido frecuentemente postergados, niños invisibles para la sociedad , niños cuya integración social y educativa requiere de una serie de apoyos de los que carecen o que en su caso, son mínimos, y a quienes las administraciones públicas no son capaces de proporcionar la atención especializada que precisan. Niños, que pese a la actual legislación que promueve y protege los derechos de las personas con discapacidad frente al acoso y la discriminación, y que intenta sensibilizar a la sociedad respecto a la nueva manera de entender y enfocar el concepto de discapacidad siguen siendo percibidos de forma prejuiciosa por gran parte de las personas que la integran.

La doctrina índigo cristal no es otra cosa que la respuesta a las necesidades de miles de familias que diariamente deben afrontar una serie de obstáculos sin niguna clase de apoyo y que  no cuentan con  recursos suficientes para procurar a sus hijos con necesidades especiales una mejor calidad de vida, el derecho a la sanidad y el derecho a la educación .

 Los terapeutas alternativos que han creado esta doctrina no proporcionan ninguna prueba efectiva y real de estar aplicando terapias que tengan efectos positivos sobre el autismo o la hiperactividad  y  solo se sustentan en testimonios de personas auto convencidas , no obstante, son estas organizaciones las que consiguen hacer frente a sus problemas y necesidades. La doctrina índigo cristal no es una religión, ni un movimiento místico, ni un nuevo planteamiento espiritual del mundo y la vida, es una realidad a la que cada vez más, recurren una serie de padres y madres de niños con necesidades especiales , una realidad que nace en Latinoamérica y que en la actualidad tiene una inexplicable aceptación en Europa, una realidad en la que se sienten amparadas un incalculable número de personas que hasta la fecha han sido invisibles para la sociedad y no han contado con los apoyos y recursos suficientes para hacer frente a sus necesidades, una realidad que hasta ahora ha sido ignorada y sobre la que es necesario reflexionar. En lo sucesivo y mientras los gobiernos no lleven realmente  a la práctica y hagan efectivas tanto las políticas como la legislación que de respuestas adecuadas al ámbito de la discapacidad, seguirán apareciendo nuevos fenómenos místicos y terapias alternativas que adapten de forma inteligente a su doctina las caracteríticas que describen el comportamiento de niños afectados por distintas patologías como el autismo o Síndrome de Asperer con el objeto de despertar el interés de sus familiares .     

  • facebook
  • twitter
  • google
  • delicious
  • digg
  • Reddit
  • technorati