Logoterapia y Arterapia a favor de la Infancia. Un caso clinico.

Autora: Rose Marie Ruiz Vicente
Psicóloga

En este artículo se pretende relatar una experiencia terapéutica desarrollada en el plano  individual y grupal que ha tenido como marco teórico y metodológico la logoterapia y la arterapia, como herramientas para profundizar en el conocimiento de las problemáticas existenciales de la infancia y las posibilidades de desarrollar nuevos crecimientos y búsquedas de sentidos.

El caso proviene de mi experiencia como psicoterapeuta en La Habana, en mis primeros trabajos con niños y  familias en riesgo social.

La logoterapia,  la psicoterapia que promueve la voluntad de sentido,  como motivo fundamental de nuestra especie y el legado del psiquiatra y neurólogo  vienes  Viktor Frankl nos permiten ubicar en la relación terapéutica la búsqueda de sentido como eje de la cura.

Tal vez en los tiempos que corren para muchas existencias la búsqueda de sentido sea un desafío que marcara etapas vitales, un desafío que puede vivirse como experiencia para el crecimiento o como frustración, confusión y pérdida.

Todas las épocas históricas por las que ha transitado nuestra especie han estado marcadas por crisis de toda naturaleza. Sin más, el padre de la logoterapia, Frankl descubrió su método, en un campo de concentración, despojado de sus bienes y tras la muerte de su familia y amada. En el campo  tuvo que enfrentar las penurias, vejaciones y privaciones de esta extrema experiencia. En  sus testimonios como sobreviviente nos revela que lo único que le permitió sobrevivir fue su decisión de buscar un logos, (del griego: sentido) y reescribir la existencia en base a un sentido, un significado.

Cada ser humano libra una batalla personal en diferentes áreas y en todas las etapas de su vida, desde el nacimiento, y previo a el, hasta su muerte. La logoterapia nos brinda la posibilidad de registrar los datos concernientes a esas batallas existenciales, mediante la escucha el terapeuta recupera el guion vital del paciente y ofrece un espacio terapéutico, a veces psicodramatico para acompañar el proceso de búsqueda de sentido que el paciente tendrá que transitar.

La intención paradójica, la desrreflexion, la modificación de actitudes y el dialogo socrático, así como el autodistanciamiento son algunas de las técnicas  utilizadas en este tipo de psicoterapia y se centran en la búsqueda de la desaparición  de los síntomas, de una nueva orientación y significado para la vida del paciente, recorrido, que por cierto tendrá que protagonizar el mismo en aras de un mayor conocimiento de su ser interior, de su propio bienestar.

A continuación será descrito un caso donde se trabajo en talleres de arteterapia y en psicoterapia individual con la técnica de la logoterapia: modificación de actitudes. El marco de la psicoterapia existencial que brinda la logoterapia nos permitió crear un clima de trabajo y una relación terapéutica basada en el respeto de la libertad de sentidos del paciente y en un estimulo permanente a la recreación de su existencia para alcanzar nuevos “logos”, nuevos significados. Este mismo marco fue utilizado en las entrevistas con su maestra y su madre.

Caso A:

Se trata de un niño de ocho anos, escolarizado, con bajo rendimiento escolar y un entorno sociofamiliar caracterizado por la falta de un horario de vida, de estímulos psicológicos, culturales y abusivo en el plano emocional y con sobretitulación sexual. En el aula se muestra hiperactivo y su maestra relata episodios de meterse en el baño de las niñas para espiar, de frotamientos de sus partes sexuales en clase y de tocamientos a sus compañeras de aula. Se mostraba disperso y participaba para llamar la atención en tono de boicot y con expresiones groseras y en ocasiones agresivas. Es frecuentemente rechazado por sus compañeros, por su conducta y porque a veces acude a clases con olor y desarreglado.

El niño es atendido en el ámbito escolar en el espacio de arteterapia en forma individual y grupal y también en sesiones psicoterapéuticas.

Trabajamos durante 4 meses en talleres de arterapia los motivos gráficos y escultóricos fueron cambiando a partir del segundo mes, nos veíamos en arteterapia individual dos veces por semana y en estas mismas sesiones hacíamos logoterapia.

En los talleres trabajamos con lecturas algunas de arte, otras fantásticas o de aventuras las cuales nos sirvieron para estimular nuevos motivos de expresión y de sentido. Hicimos una visita grupal a un museo de arte popular de la zona, como parte del taller de arterapia lo cual también nos ayudo en la estimulación.

Tuvimos 3 entrevistas con la maestra para orientar respecto del manejo psicopedagico que esperábamos  en el aula. Fueron positivas y funcionaron. Buscábamos un rol positivo donde se  disminuyera la atención sobre sus aspectos de deterioro y se pusiera énfasis en sus posibilidades de logro. Sugerimos algunas tareas y/o actividades para que se desempeñara en nuevos roles y se le estimulara positivamente ante los avances.

Sostuvimos 4 entrevistas con su madre para orientar respecto del horario de vida y algunos puntos generales de la convivencia saludable en el hogar para el mejor desarrollo del pequeño. Fueron cambiándose poco a poco algunas cuestiones organizativas en el hogar y la madre participo de las últimas sesiones de arteterapia. Ella misma acudió por terapia y tuvimos 6 meses de trabajo logoterapeutico y complemente la psicoterapia con homeopatía y flores de Bach. Sus progresos fueron alentadores.

En las primeras  sesiones de arteterapia, iniciamos con el Rapport, para crear un buen clima afectivo y de trabajo, recorrimos el lugar que estaba dispuesto de manera espaciosa, con muchos juegos, y pinturas de los propios talleres. Trabajamos con técnicas de libre expresión creadora con pintura al oleo, con crayolas y con masilla.

Las consignas son abiertas: dibuja lo que quieras, puedes modelar con la masilla lo que desees. Al principio se mostraba inquieto y tocaba todos los materiales sin elegir nada concreto para hacer. Trabajaba con los oleos, jugaba con los colores, sus manos y las cartulinas de colores. Las expresiones eran garabatos básicamente y reflejaban un nivel de desarrollo grafico por debajo de su edad. Cuando finalizaba sus obras, trabajamos en dialogo para ponerles nombre, le ensenamos a que coloque su nombre y apellidos pues es su autor (queremos trabajar autoestima) y intentamos poner algunas palabras, conceptos en sus creaciones para que nos guíen en el material existencial que revelan.

Aparecieron una gran cantidad de falos o alusiones graficas al pene, distintos tamaños y colores en figuras masculinas deformes donde el pene aparece en gran tamaño, también aparecen figuras teniendo sexo o en poses sexuales muy descriptivas, los trabajos están descuidados, predominando colores fuertes y oscuros.  Indagamos sobre estos motivos tan frecuentes por medio de la palabra y nos contaba que el veía  a sus padres tener sexo por la noche en la cama de al lado de la suya  y que también veía la televisión películas por la noche tarde.

En el plano individual del paciente se logro una mayor variedad de motivos y sentidos en sus creaciones, aparecieron animales, personas charlando, edificios, semáforos, nubes, soles, el mar, la escuela y sus mejores amigos etc.….desaparecieron las conductas de ocultarse en el baño de las niñas y los frotamientos en clases, su aspecto personal también mejoro considerablemente, comenzó a venir a clases aseado y temprano y fue nombrado para desarrollar tareas de responsabilidad en el aula como por ejemplo, ser el responsable por un mes del rincón de los animales prehistóricos, labor que desempeño con motivación y responsabilidad.

Se mostraba más participativo en clases y en los talleres, teniendo una participación más positiva y no como boicoteador. Elaboro una creación plástica con masilla que fue donada al museo de arte popular de la zona y expuesta en una exposición escolar. Termino el curso escolar más integrado a las labores escolares y se inscribió en un taller de Artes Plásticas.

Debo decir que los motivos del paciente se diversificaron, notamos a través de sus obras plásticas y de su conducta general nuevos intereses dentro y fuera de la escuela, se mostro mas afectivo con nosotros y con sus compañeros expresando el afecto con respeto, su autoestima se elevo y su conducta en clases se fue transformando en una conducta más centrada sin dejar de ser el mismo.

Vemos como las posibilidades son muchas y como la técnica de modificación de actitudes de la logoterapia funciono para desarrollar nuevos recorridos y búsquedas en el caso de este paciente. Considero que el marco que ofrece la logoterapia como psicoterapia clínica para abordar la neurosis y trabajar síntomas y aspirar a la búsqueda de sentido es efectivo para trabajar con la infancia en el plano individual y también en el ámbito grupal. Es este caso particular hicimos logoterapia en sesiones individuales y  en talleres de arteterapia que como sabemos es una valiosa herramienta artística y creativa para abordar conflictos existenciales a través del arte. Este marco conceptual y metodológico resulto altamente positivo para evaluar y acompañar en nuevos recorridos y búsquedas de significados a nuestro paciente.

Del caos, por los caminos del arte y la logoterapia hacia la salud mental, de esto se trata, de tomar las herramientas de la psicoterapia para profundizar oscuridades, comprenderlas y poner luces, logos y nuevas e inspiradoras señales en los senderos existenciales de estos caminantes que somos todos.

Comentarios: