La Grafología y la Morfopsicología en la Selección de Personal

Resumen

En los últimos años se ha avanzado e investigado mucho en las técnicas de selección de personal. Para la selección de un candidato se valoran varias aptitudes y actitudes, más allá del mero coeficiente intelectual. Sin embargo, en diferentes procesos de selección también se utilizan unas técnicas basadas en las pseudociencias, entre las más destacadas se encuentran la Grafología y la Morfopsicología. En este artículo se analizarán brevemente estas dos técnicas y se completará con una breve investigación cualitativa realizada en Cantabria (España) basada en entrevistas a expertos sobre la materia.

Palabras clave: Selección de personal, Pseudociencias, Grafología, Psicomorfología.

Abstract

In recent years much research has advanced and techniques in recruitment. For the selection of a candidate are evaluated various skills and attitudes rather than just IQ. However, different selection processes are also used some techniques based on pseudoscience, among the most prominent are Graphology and Morphopsychology.

This article will briefly discuss these two techniques and supplemented with a brief qualitative research in Cantabria (Spain) based on interviews with experts on the subject.

Keywords: Recruitment, Pseudoscience, Graphology, Morphopsychology.

1.- Introducción

En los últimos años se ha avanzado mucho en las técnicas de selección de personal. Ya no es suficiente con tener un alto cociente intelectual para ser un candidato idóneo en un proceso de selección, ahora es imprescindible poseer una serie de aptitudes y actitudes que un test por sí sólo no puede medir, entre ellas cabe destacar la inteligencia emocional y las habilidades de comunicación.

Pero bien es cierto, que en algunos ámbitos laborales se está introduciendo como métodos de selección aquellos que están basados en las pseudociencias, entre ellos la Grafología y la Morfopsicología.

A continuación, se analizarán estas dos técnicas para luego exponer los resultados de una pequeña investigación cualitativa, realizada mediante entrevistas a expertos en la materia en Cantabria (España).

2.- La grafología

Es evidente, que la gran mayoría de profesionales que trabajan en el área de selección de personal, conocen la gran variedad de técnicas para seleccionar a futuros candidatos que optan a un puesto de trabajo. Entre las técnicas cualitativas que pueden usarse destaca la Grafología en la que se estudia una descripción elaborada e interrelacionada de los rasgos de personalidad.

Según Gatewood y Feild (1994) los aspectos positivos de estas técnicas cualitativas son la profundidad en el objeto del análisis, la disminución de la presencia de la deseabilidad social como variable distorsionadora de los resultados y la visión dinámica e interactiva que hacen de las diferentes características que conforman la estructura de la personalidad. Como aspectos negativos destacan la subjetividad de las interpretaciones, la poca estandarización de las respuestas (lo que dificulta la comparación entre sujetos) y no se pueden someter a los criterios de validez y fiabilidad, puesto que en estas técnicas no se busca adicción sino integración y configuración.

Generalmente, el papel de la Grafología en la selección de personal es muy controvertido y discutido, puesto que existen muchos investigadores y profesionales que la utilizan y muchos investigadores y profesionales que la critican, especialmente por la falta de objetividad.

Melián (1996) realiza una investigación para comprobar si con la Grafología se pueden determinar determinados aspectos negativos de la personalidad que puedan dar lugar a un mal rendimiento laboral. Se compararon los resultados de análisis grafológicos de una serie de candidatos con los resultados de verificaciones de referencias en empresas en las que anteriormente habían trabajado. Las personas escogidas fueron aquellas que presentaban dudas razonables en el proceso de selección por los siguientes motivos: Impulsividad, Conflictividad en las relaciones interpersonales, Responsabilidad, Inmadurez y Perseverancia. El número de casos totales asciende a diecisiete. El tamaño muestral de este estudio no pretende hacer generalizaciones sobre los resultados aquí hallados. Los resultados mostraron que los juicios realizados mediante el análisis grafológico y la verificación de referencias coincidieron para cuatro de los cinco casos estudiados, y no lo hicieron para el restante.

Melián (1996), se decanta por la elección de esta técnica para su estudio porque es la técnica cualitativa más utilizada en la selección de personal, permite la aplicación en grupo y no requiere la presencia del evaluador.

3.- La morfopsicología

Según Gabarre (1997), la Morfopsicología, al igual que la Grafología, es una ciencia que realiza aportaciones precisas y concretas en el entorno empresarial. Esta disciplina estudia de manera científica en “carácter” y las “aptitudes” de las personas por medio de la observación del rostro. El mismo autor opina que en la selección de personal la Morfopsicología es una herramienta básica para los entrevistadores-seleccionadores, ya que aporta toda la información de cualquier test psicotécnico-intelectual-aptitudinal y de carácter, pero sabiendo que el candidato no ha sido entrenado previamente para realizar dicho test. Cuando hacemos un test lo contestamos conscientemente y existe la posibilidad de falsear las conclusiones. El rostro nos muestra el consciente e inconsciente.

4.- Investigación cualitativa

La siguiente investigación ha sido extraída del trabajo de Corrales (2011), en el cual se hizo un estudio sobre la importancia de las competencias profesionales en la sociedad actual. Entre las diferentes preguntas formuladas a los diez expertos de Cantabria (España), se les pidió su opinión sobre la importancia y validez de las técnicas de selección basadas en las pseudociencias, tales como la grafología y morfospicología.

A continuación se resumen las diferentes opiniones de los 10 expertos, indicando profesión y lugar de trabajo.

Experto 1. Funcionario y profesor asociado en la Universidad de Cantabria en el área de Recursos Humanos

Creo que el método del análisis grafológico con fines de selección, si es realizado por un grafólogo experimentado y profesional es un buen método, pero circunscrito a determinados tipo de puestos. Desde mi punto de vista no se puede extender el análisis grafológico a todos los puestos. Por ejemplo, sé que en Francia se aplica para la selección de determinados tipos de directivos el análisis grafológico”.

Experto 2. Economista

Yo creo que no tienen utilidad. Que yo sepa la grafología la utilizan muy pocas empresas de selección. Se utilizan en algunos otros entornos, pero yo dudo mucho de su utilidad. No hay profesionales para aplicarlas con lo cual, su coste lo convierte en altísimo, y siempre tienen que ser complementarias de otras. No son de las que elegiría”.

Experto 3. Profesor titular de Recursos Humanos en la Universidad de Cantabria

Son unas técnicas que, por si solas, no van a ninguna parte. No comprendo que nadie por la grafología o por la morfopsicología, seleccione a nadie. Lo que sí se puede hacer es descartar a gente con estos métodos. Son métodos de descarte, pero no de selección. Son técnicas que complementan a las anteriores”.

Experta 4. Directora de una ETT

Por la grafología, yo no me he encontrado con nadie, sinceramente. Ahora, que por la cara te digan: "Es que no me gusta su cara"…, pero yo creo que cada vez menos y que la gente es mucho más coherente en todo eso. Por la grafología yo nunca me he encontrado a ningún “ave raris” de estas”.

Experto 5. Profesor de Administración y Dirección de Empresas y miembro de la Cátedra Pyme de la Universidad de Cantabria

Entiendo que si la grafología se usa en los procedimientos judiciales, sí que será correcto. En cuanto a la morfopsicología, hay una serie de estudios que versan sobre morfología evolutiva, entonces sí que científicamente están comprobados por la propia evolución de la especie, el que la simetría facial es un síntoma de perfección genética y es complicado, pues tendrá su base científica, claro. ¿Creo en ello? Incluso aunque no quieras creer en ello genéticamente, psicológicamente igual sí lo estás teniendo en cuenta. Evidentemente, alguien que se te presenta con buena presencia, uno es más dado a decir que sí que si es que no”.

Experta 6. Psicopedagoga

A mi parecer, estas técnicas no son tan eficaces como la observación directa de la persona”.

Experto 7. Profesor de la Facultad de Educación de la Universidad de Cantabria

Yo creo que la selección de personal es una cosa sumamente seria, no quiero quitarle seriedad a la morfopsicología o a la grafología. Eso vale para lo que vale, pero no creo que valdría mucho para seleccionar al personal. Antaño en psicología se determinaba los rasgos de la personalidad por si la persona era más gorda o más flaca. Afortunadamente, creo que eso ya forma parte de la historia”.

Experta 8. Orientadora Laboral

No creo que lleven esos métodos a conocer cuánto de competente es una persona. Pueden evidenciar determinadas cosas que las puede detectar un experto en selección de personal, cuando se utilizan con otras muchas pruebas más. Pueden ser indicio de la personalidad de un candidato o candidata, pero ellos por sí solos, para mí, no sirven para nada.”

Experto 9. Empresario

Valoro ambas técnicas como herramienta complementaria en el proceso de selección de personal, pero tenemos que ser críticos, de tal manera que podamos sacar rendimiento a la posibilidades que nos ofrecen ambas técnicas, pero teniendo en cuenta sus limitaciones.

Tenemos que tener en cuenta, en primer lugar, que la grafología parte del hecho de que todos escribimos de manera diferente y que esta diferencia parte de la particular realidad psicológica de cada persona. Desde este punto de vista, es obvio que puede ser de ayuda, sin embargo hay que tener en cuenta que, a pesar de esos hechos esto, no existe ninguna demostración de que exista una correlación estable y constante entre los rasgos de la escritura de una persona y sus rasgos de personalidad.

En cuanto a la morfopsicología ocurre más o menos lo mismo. Esta disciplina establece que dependiendo de los rasgos faciales, podemos determinar cuál es la personalidad de un candidato. Por lo que tengo entendido, esta técnica es más usada para el caso de selecciones de directivos y de personal de responsabilidad, pero su uso cada vez está más extendido. Como ventaja destacar que, simplemente, a partir de la foto del CV, se puede llevar a cabo el análisis, lo que simplifica mucho el proceso, sin embargo, como en el caso de la grafología, aunque este método puede ser valorable como complemento, tenemos que ser críticos: no es una ciencia exacta y no podemos fundamentar toda la decisión en un análisis psicomorfológico de la cara del entrevistado”.

Experta 10. Adjunta Jefe de RR.HH y Jefa de Formación de importante empresa de Cantabria

Yo, desde luego, no las he utilizado nunca. No lo conozco en profundidad, pero también si puedo verter alguna opinión personal, yo creo que no son objetivamente válidas. Tal vez como algo complementario, pero de forma individualizada no creo que tengan eficiencia.”

5.- Conclusiones

Teniendo en cuenta las diversas opiniones vertidas por estos diez expertos y expertas de Cantabria, se puede resumir que estas técnicas no son idóneas para la selección de personal. Pueden ser interesantes siempre y cuando se combinen con otras técnicas como la entrevista, los diferentes test o diversas pruebas que analicen y evalúen competencias profesionales.

Asimismo, en relación con la grafología, como indican algunos expertos, en algunos países europeos como Francia u Holanda, esta técnica es muy utilizada en el caso de la selección de directivos. En el caso de España, poco a poco se va introduciendo esta técnica en la selección de altos puestos de directivos.

Podemos concluir que dada la subjetividad de la grafología y la morfopsicología, no es idóneo utilizar estas técnicas por sí solas en la selección de personal. Los profesionales de Recursos Humanos y, especialmente, los técnicos de selección deben tener cuenta esto y no circunscribir el proceso de selección a la utilización de esas técnicas.

6.- Referencias Bibliográficas

  • Corrales, D. (2011): Las competencias profesionales en la sociedad actual. Estudio descriptivo. Universidad de Cantabria. Facultad de Educación. Disponible a partir del 05-02-2014 en: http://bucserver01.unican.es/xmlui/handle/10902/1611
  •  Gabarre, J. (1997): “La morfopsicología en la dirección de empresas”; págs. 48-54 de la revista Capital Humano, núm. 105. Madrid, noviembre de 1997.
  • Gatewood, R.D y Feild, H.S (1994): Human Resource Selection. The Dryden Press. Orlando.
  • Melián, S. (1996): “La grafología como instrumento de selección de personal: una aportación relevante al plan de selección”; revista Capital Humano, núm. 94. Madrid, noviembre de 1996.

Comentarios: