Fibromialgia y sus Características Psicológicas

El nombre de Fibromialgía deriva de: “fibros”= tejidos blandos del cuerpo, “mios”= músculos, “algia”= dolor. Entonces el significado del esa palabra literalmente se traduce como dolor músculo-esquelético. A esta definición podemos añadir “generalizado crónico y de causa desconocida”.  Más frecuente en las mujeres en la edad entre 30-50 años.  

El síndrome fibromiálgico es una entidad clínica bien definida de tipo sistémico cuyos síntomas y signos exploratorios son crónicos y fluctuantes. Así mismo cabe señalar que es una enfermedad psicosomática. No se conocen completamente los  mecanismos etipoatogénicos implicados dentro del síndrome éste, el diagnóstico es clínico tras la exclusión de otras patologías somáticas.

Aunque existe gran variedad de síntomas, los pacientes se quejan sobre todo a:

  • dolor ( 100% de los casos)
  • cansancio
  • rigidez
  • alteraciones del sueño

Además pueden aparecer otros síntomas, tales como:

  • parestesias
  • cefaleas
  • dismenorrea
  • dificultad para concentrarse
  • ansiedad, irritabilidad, cambios bruscos en el humor.
  • síntomas depresivos

Los pacientes que sufren la fibromialgía  presentan una importante historia de mialgias generalizadas, cansancio, rigidez y sueño no reparador. Para entender más a la misma, hay estudios y observaciones científicas que demuestran una posible relación con los trastornos conversivos. Además manifiestan un comportamiento peculiar que no suelen presentar otros/as pacientes con patologías dolorosas crónicas y que en su mayoría se presenta previo al cuadro doloroso, por lo que nos planteamos que la presencia de psicopatología es previa al dolor y no secundaria a éste.

Estas características peculiares que presentan este tipo de pacientes son las siguientes:

  • Sensación de mala salud
  • Pesimismo
  • Catastrofismo
  • Apatía
  • Desanimo
  • Desinterés
  • Relación psicosocial y familiar deficitaria
  • Trastornos de relación sexual
  • Irritabilidad
  • Altos grados de incapacidad

Algunos profesionales consideran, también, que la  fibromialgia va paralela a la depresión, cuanto mayor sean los sentimientos depresivos más se agudizaran los dolores en el/la paciente.

Lo que me ha interesado mucho respecto a la  fibromialgia, era la posible relación con  el síndrome de fatiga crónica, dado que puede expresar los conflictos en el núcleo  familiar o de orígen.Se dice que en este tipo de familias hay un aglutinamiento de sus miembros, la sobreprotección, una rigidez frecuente, y evitación en los conflictos con los demás.