Figura de Rey

Test de copia de una figura compleja

Figura de Rey

El Test de copia y Reproducción de una figura Compleja de Rey fue diseñada inicialmente por André Rey con el objetivo de evaluar la organización perceptual y la memoria visual en individuos con lesión cerebral. Posteriormente se ha utilizado para valorar otro tipo de patologías y actualmente es una herramienta muy usada en la evaluación del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

La prueba consiste en copiar y después reproducir un dibujo geométrico complejo y está dirigida a sujetos con sospecha de deficiencia de memoria. Se trata de una prueba de aplicación individual y de tiempo variable, en niños a partir de 4 años y adultos.

DESCRIPCIÓN DE LA PRUEBA

Copia del modelo

El sujeto debe copiar el modelo de la Figura de Rey, bien sea para niño o adulto, indicándole que la reproducción no necesariamente debe ser exacta, pero que debe atender a los detalles y las proporciones

Figura Compleja de Rey

Indicaciones

Se le da al sujeto una hoja y un lápiz de color y comienza su copia. Cuando ha realizado una parte del dibujo se le entrega un lápiz de otro color y se pide al sujeto que continúe dibujando con él. De este modo se le hace utilizar cinco o seis colores diferentes. Anotando el orden de sucesión de los colores se puede descubrir, al analizar el dibujo, la marcha seguida en el proceso de copia. Si en el curso de la copia el sujeto cambia la posición del modelo, hay que volverlo a poner en la posición inicial. Finalmente, se le pregunta si ha terminado y se anota el tiempo empleado. Para simplificar la toma del tiempo lo llevamos al minuto superior

Reproducción de memoria del modelo

Transcurrido un cierto tiempo de la fase de copia (un intervalo que no supere los 3 minutos) se le pide que reproduzca la figura sin tenerla a la vista

Indicaciones

Se le indica al sujeto que vuelva a dibujar sobre una segunda hoja en blanco la figura anterior y se controla con un cronometro el tiempo de ejecución de la prueba.

CORRECCIÓN Y BAREMACIÓN DE LA COPIA

A continuación se detallan los diferentes tipos de copia definidos por P.A. Osterrieth: las categorías se han ordenado de mayor a menor, por su grado de nivel racional, a la vez por los hábitos intelectuales, la rapidez de la copia y la precisión del resultado.

Construcción sobre el armazón:

El sujeto comienza su dibujo por el rectángulo central, que erigen en armazón, sobre el cual agrupa después todos los demás detalles de la figura. Esta se construye, sobre la base del gran rectángulo que sirve de referencia y punto de partida.

Detalles englobados en un armazón:

El sujeto comienza por uno u otro detalle contiguo al gran rectángulo; por ejemplo, la cruz de la parte superior del lado izquierdo, o traza el rectángulo grande incluyendo en él alguno de los detalles, y lo utiliza como armazón de su dibujo, igual que en el tipo I. Se asimila también a este tipo II un proceso poco frecuente, que consiste en dibujar las diagonales del rectángulo antes que su contorno, utilizando luego éste como armazón.

III. Contorno general:

El sujeto comienza su dibujo por la reproducción del contorno íntegro de la figura, sin diferenciar en ella explícitamente el rectángulo central. El sujeto obtiene así una especie de “contenedor” en el que son colocados después todos los detalles interiores.

IV. Yuxtaposición de detalles:

El sujeto va construyendo los detalles contiguos unos a otros procediendo como si construyera un rompecabezas. No hay elemento director de la reproducción, la figura terminada es un conjunto reconocible, e incluso puede llegar a estar perfectamente conseguida.

V. Detalles sobre un fondo confuso:

El sujeto realiza un grafismo, poco o nada estructurado, en el que no sería posible identificar el modelo, pero con ciertos detalles reconocibles, por lo menos en su intención

VI. Reducción a un esquema familiar:

El sujeto traslada la figura a un esquema que le es familiar y que puede a veces, recordar vagamente la forma general del modelo o de alguno de sus elementos (casa, barco, pez, etc.)

VII. Garabatos:

El sujeto hace simplemente unos garabatos en los que no es posible reconocer ninguno de los elementos del modelo ni tampoco su forma global.

A continuación vamos a evaluar los elementos: Si bien resulta de utilidad identificar el tipo de copia, la exactitud de la copia y la reproducción representan otras variables, que es necesario evaluar correctamente, considerando el número de elementos, la precisión con que son copiados, y su ubicación espacial.

P. A Osterrieth, fundándose en la continuidad de ciertas líneas, ha dividido la figura en 18 partes que pueden asimilarse a otras tantas unidades y que se presentan tanto en la copia como en la reproducción de memoria. A continuación se presenta el esquema gráfico:

Esquema Gráfico Figura Compleja de Rey

Este esquema gráfico muestra la división de la figura A en 18 unidades numeradas de acuerdo con la siguiente nomenclatura:

  1. Cruz exterior contigua al ángulo superior izquierdo del rectángulo grande.
  2. Rectángulo grande, armazón de la figura.
  3. Cruz de San Andrés, formada por las diagonales del rectángulo grande.
  4. Mediana horizontal del rectángulo grande 2.
  5. Mediana vertical del rectángulo grande 2.
  6. Pequeño rectángulo interior (contiguo al lado izquierdo del rectángulo 2, limitado por las semidiagonales izquierdas de éste y cuyas propias diagonales se cortan sobre la mediana 4).
  7. Pequeño segmento colocado sobre el lado horizontal superior del elemento 6.
  8. Cuatro líneas paralelas situadas en el triángulo formado por la mitad superior de la diagonal izquierda del rectángulo 2.
  9. Triángulo rectángulo formado por la mitad del lado superior del rectángulo 2, la prolongación hacia arriba de la mediana vertical 5 y el segmento que une el extremo de esta prolongación con el ángulo superior derecho del rectángulo 2.
  10. Pequeña perpendicular al lado superior del rectángulo 2, situada debajo del elemento 9.
  11. Círculo con tres puntos inscritos, situado en el sector superior derecho del rectángulo 2.
  12. Cinco líneas paralelas entre sí y perpendiculares a la mitad inferior de la diagonal derecha del rectángulo 2.
  13. Dos lados iguales que forman el triángulo isósceles construido sobre el lado derecho del rectángulo 2 por la cara exterior de éste.
  14. Pequeño rombo situado en el vértice extremo del triángulo
  15. Segmento situado en el triángulo 13 paralelamente al lado derecho del rectángulo 2.
  16. Prolongación de la mediana horizontal y que constituye la altura del triángulo 13.
  17. Cruz de la parte inferior comprendiendo en ella el brazo paralelo al lado inferior del rectángulo 2 y la pequeña prolongación de la mediana 5 que la une a este lado.
  18. Cuadrado situado en el extremo inferior izquierdo del rectángulo 2, prolongación del lado izquierdo, comprendiendo también su diagonal.

Se otorga igual valor a cada una de las mencionadas unidades, puntuando de acuerdo a la siguiente escala:

Por cada unidad Correcta Bien situada: 2 puntos

Mal situada: 1 punto

Por cada unidad Deformada o incompleta pero reconocible

Bien situada: 1 punto.

Mal situada: 0.5 puntos.

Irreconocible o ausente

0 puntos

Posteriormente se realiza el sumatorio de las puntuaciones obtenidas. Se anota el tiempo invertido en la ejecución. Se sigue idéntico procedimiento para corregir y valorar la reproducción de memoria.

5. BAREMACIÓN DE LA REPRODUCCIÓN DE MEMORIA

Los Baremos en relación a la exactitud y riqueza de la copia y tiempo de copia (Datos españoles) Figuran en las tablas 3 y 4 del cuadernillo

Para evaluar los resultados de la fase de reproducción, posterior a la copia, se tendrán en cuenta las mismas variables que para la primera fase de prueba, es decir el tipo de construcción, la exactitud y riqueza de la reproducción y la rapidez del trabajo.

Los baremos correspondientes a los dos primeros conceptos figuran en el cuadernillo en las tablas 5 y 6

CONCLUSIONES

La figura de Rey es un test de fácil aplicabilidad y realización gráfica.

Cubre todas las edades y dispone de dos figuras de valoración.

Mide la percepción y la memoria. Es un test para aplicar de forma individual.

Algunos profesionales estiman que la valoración es demasiado subjetiva tanto en la interpretación de los datos como en su corrección.

La interpretación puede ser inexacta pues se basa en comparaciones de tablas creadas.

La muestra no es de las más representativas

Carece de plantilla de baremación donde incluir los datos del sujeto y puntuaciones obtenidas

Existen en la actualidad otras pruebas que valoran la memoria de forma más precisa, ya que las clasificaciones que hace Osterrieth son muy generales