La Psiconeuroendocrinoinmunología II

Depresión: abordaje y tratamiento coadyuvante a través de la nutrición.

En la actualidad entre las enfermedades de gran prevalencia, la depresión ocupa una posición importante alcanzando el primer lugar entre las enfermedades de origen psiquiátrico.

Actualmente, la etiología no esta bien definida, lo que si se conoce con certeza es que se encuentran desequilibrios hormonales en la persona deprimida.

Dada la multidimensionalidad etiológica de la depresión; existen múltiples estrategias de abordaje terapéutico. Una de ellas es tratarla desde la Psiconeuroendocrinoinmunología (PNI) y la asociación entre la tipología, la calidad y especificidad de los alimentos ingeridos.

Como ya se comentó en la primera parte del artículo, la PNI permite una visión mas general y holística de como el organismo enferma y ofrece una explicación al importante papel que ocupa la nutriterapia en el abordaje holístico como tratamiento coadyuvante a otros abordajes en la depresión.

El estrés, la ansiedad y la depresión padecidas durante largo tiempo, pueden ocasionar una alteración del sistema inmunológico dejando la puerta abierta a innumerables e impredecibles enfermedades.

El sistema inmunológico contribuye al mantenimiento de la integridad del organismo previniendo la colonización de patógenos y destruyendo los microorganismos invasores.

En una hipofunción del sistema inmunológico ocasionada por una depresión mantenida en el tiempo, los ejes neuroendocrinos se ven alterados por una hipersecreción hormonal que será la vía de entrada de diversas patologías.

De este modo, el estrés, la ansiedad y la depresión provocan cambios como pueden ser: hipertensión arterial (HTA), trastornos cardiacos (taquicardias, arritmias, alteraciones ventriculares), desgaste articular, mialgias, hepatopatías diversas, procesos alérgicos, impotencia, jaquecas, migrañas y un largo etcétera que deterioran la salud del organismo.

Estos estados patológicos, vienen precedidos por una alteración hormonal -verificada en la analítica- precursora de los procesos patológicos.

Las principales componentes del proceso son: la cortisona, serotonina, melatonina, dopamina, adrenalina y noradrenalina, todas ellas producidas a nivel cerebral, suprarrenal o del tracto digestivo y que implican un descenso en la función del sistema inmunológico y por ende el padecimiento tanto de una enfermedad orgánica imprecisa o una enfermedad de origen neuropsiquiátrica como es la depresión.

A continuación, presentamos lo que son las bases de un abordaje nutriterapeútico de la depresión. Se han señalado los principales aminoácidos así como vitaminas y minerales que tomados en las dosis marcadas y con el tratamiento psiquiátrico y psicológico prescrito se pueda hacer frente al proceso de modo coadyuvante.

  • Triptófano: precursor de la serotonina y melatonina. Especialmente responsable de la inducción del sueño dosificándose hasta 5 gr./día
  • Fenilalanina y tirosina: precursores de la dopamina, adrenalina y noradrenalina. La fenilalanina puede transformarse en feniletilamina (PED) de acción parecida a las anfetaminas en especial la imipramina de acción tonificante y antidepresiva. Por su parte los suplementos de tirosina aumentan los índices de aminas (octopamina, tiramina y PED) así como los niveles de hormonas tiroideas. Se pueden aportar entre 400 mg./día a 1000 mg./día de ambos aminoácidos.
  • Vit. C: ayuda a mejorar los niveles de asimilación de los otros suplementos a dosis de 1-3 gr./día.

Vit. Grupo B:

  • B9: ayuda a la regeneración de neurotransmisores. Dosis de 400 mg./día.
  • B12:  junto a la Vit. C y B9 permite la generación de tetrahidrobiopterina (BH4), sustancia que se encuentra disminuida en las personas deprimidas.  Posología de 250 a 1000 mg./día.
  • B1: su deficiencia provoca acidosis y alteración de la síntesis de neurotransmisores cerebrales. Dosis entre 25-50 mg./día.
  • B3: la niacina permite generar triptófano. Posología: 25-30 mcgr./día.

Minerales:

  • Mg: actúa ayudando a reducir la irritabilidad. Posología de entre 50-250 mg./día según la sintomatología.
  • ZN: este mineral se comporta como un catalítico regulando la depresión asociada a los ciclos menstruales. Posología entre 25-30 mg./día.
  • Mn: actúa como regulador de la serotonina induciendo relajación muscular. Posología 50 mg./día.
  • Li: actúa junto a la Vit. B3 como sinérgico para reducir el insomnio. Posología de 3 a 6 ampollas preparadas/día por vía sublingual.

Complejo dietoterápico:

  • Hipérico o Hierba de San Juan: (Hypericum perforatum) ya que posee una larga tradición como planta euforizante en los casos depresivos y en otras enfermedades psiquiátricas. Posología: 500 a 1000 mg./día de extracto seco.

A continuación presentamos unas medidas a adoptar en el tratamiento de la depresión a través de la administración de complejos preparados, así como medidas higiénicas coadyuvantes en el abordaje terapéutico.

  • Adoptar una dieta de alimentos integrales, amplia y variada, rica en fruta y verduras y baja en grasas saturadas. Las grasas serán del tipo mono y poliinsaturadas evitando cocinar y realizar preparados con estas ultimas no consumiéndolas ni en exceso ni en dosis ínfimas.
  • Investigar si se padece algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria (como productos lácteos, trigo, maíz, levaduras…).
  • Suprimir la cafeína y el azúcar refinado.
  • Tomar suplementos diarios de vitaminas del grupo B como: 300 mcgr de Biotina, 100-500 mgr. de B6, 1000 mgr. de Vit. C y/o Ac. omega 6 (1 gr. de aceite de onagra 3 veces al día).
  • Realizarse análisis para observar la producción de acido gástrico que produce el propio estómago. Una malabsorción de nutrientes por problemas de hiperclorhidria o hipoclorhidria puede desencadenar déficits nutricionales que desemboca en el padecimiento de una enfermedad. Si se requiere administrarse suplementos de acido hidroclórico (Betaina HCL- según indicaciones).
  • Realizar ejercicio físico aeróbico 30 minutos todos los días o mínimo 3 veces por semana como andar a paso ligero o nadar.
  • Llevar a cabo sesiones con un psicoterapeuta. Un estudio de la Universidad de Oxford demostró que seis sesiones con un terapeuta eran tan eficaces -sin presentar efectos secundarios- como un psicofármaco.
  • Tomar Cloruro de Rubidia (metal alcalino) que fisiológicamente se comporta como el Potasio, han dado buenos resultados en el tratamiento de la depresión tomando 180 mg/3 veces al día.
  • Tomar 5 gr de Na y entre 60-80 ml/mol de K/día para mantener el equilibrio electrolítico.
  • Ingerir 6 mg de triptófano (no mas de 4 gr/día si se toma con Niacina).
  • Tomar L-5 htp (25 mg con la comida y aumentar a 75 mg/3 veces día entre 10-14 días).
  • Administrar Hipericina que se trata de un componente del Hipérico o Hierba de San Juan (Hypericum perforatum) ya que estimula el aumento de la cantidad del principal producto de descomposición de la Norepinefrina en la orina, indicando que dicha planta puede estimular el nivel de norepinefrina a nivel cerebral.
  • Administración de D- Fenilalanina (100-400 mg/día o D,L- Fenilalanina (150-200 mg/día durante un mes) o también administrar L-Fenilalanina (500 mg/día) aumentándose las dosis de acuerdo a las necesidades y requerimientos que oscilarán por termino medio entre 3-4 gr/día entre 2-6 meses.
  • Por ultimo se puede administrar l-Tirosina 2gr/3 veces día durante 2 semanas.

Conclusión

En resumen, el tratamiento holístico de la depresión y otras enfermedades de origen neuropsiquiátrico, es de gran complejidad; donde la nutrición tendría que ocupar su lugar de relevancia dentro del tratamiento clásico.

En este corto artículo hemos nombrado los principales puntos resumidos a tener en cuenta en la administración de complejos preparados para tal fin.   Por ello, esperamos haber arrojado algo de luz que ayude al terapeuta, en la praxis clínica del día a día.