¿Qué es la psicología positiva?

Mientras que en el pasado la psicología estudiaba el dolor emocional y las patologías, más adelante se centraría en todo aquello que hace que las personas podamos ser felices. La psicología positiva nos ayuda a encontrar salud emocional, que no se limita a la salud física (a no sufrir ninguna enfermedad) sino que busca ayudar a las personas a sentirse realizadas y a amar su vida.

Previene patologías

La psicología positiva previene patologías. Cuando somos felices con nuestra situación actual y sabemos valorar nuestra vida y encontrar el lado bueno de todas las cosas, tenemos una probabilidad mucho menor de sufrir patologías.

El inicio de la psicología positiva: Martin Seligman

La psicología positiva nace de la mano de Martin Seligman. Este fundador descubrió la importancia de tener esperanza de que nuestra situación actual mejore y la importancia de sentir felicidad, mostrarnos fuertes, tener valores importantes para nosotros y tener relaciones positivas al relacionarnos con las personas que sacan lo mejor de nosotros y nos hacen ser felices.

Una perspectiva diferente

La psicología positiva no descarta la importancia de estudiar patologías o trastornos psicológicos, pero sirve como una perspectiva adicional para ayudarnos a sentirnos mejor y a ser felices.

Esta perspectiva reconoce que no tener dolor o una enfermedad no impide que podamos estar deprimidos. Tener problemas de salud puede llevarnos a tener problemas emocionales, pero el hecho de estar bien de salud no implica que vayamos a ser felices. 

¿Qué tiene en cuenta la psicología positiva?

Esta perspectiva psicológica tiene en cuenta nuestra reacción cuando seres queridos comparten con nosotros una buena noticia. De hecho, esta reacción dice más de nosotros mismos que nuestra reacción si la noticia hubiese sido negativa.

La psicología positiva también reconoce que el trabajo puede ayudarnos a tener un propósito en esta vida, siempre que este trabajo nos haga felices y nos guste.

Tal vez el mensaje más importante de esta perspectiva psicológica es que ser feliz nos lleva a tener más sucesos buenos en nuestra vida. Si somos felices, en nuestra vida sucederán incluso más acontecimientos que nos harán incluso más feliz.

La psicología positiva nos informa de que una persona es feliz cuando es autónoma (y por lo tanto no se siente dependiente de los demás), cuando tiene buenas conexiones y relaciones con las personas que le rodean y cuando se siente útil.

Agradecer lo que tenemos

Algunas personas conservan un cuaderno en el que anotan, cada día, todo lo que ha sucedido ese día que quieren agradecer. Una buena noticia como encontrar el trabajo de tus sueños o comenzar unos estudios que te encantan son sucesos que deberemos agradecer. Pero estas personas que dan gracias no tienen que esperar a que sucedan acontecimientos increíbles en sus vidas, pues también saben apreciar y valorar el hecho de tener piernas y brazos, comida en el plato y amigos.

Agradecer nos hace felices. Nos sentimos mejor con nosotros mismos y mejoramos nuestra autoestima cuando sabemos apreciar lo que tenemos. Muchas personas sufren estrés, pero reconocer todas las cosas positivas de nuestra vida nos ayudará a vencer este nerviosismo.

Ver que los demás también tienen gestos generosos

Cuando tu vecino adopta a un perro y te cuenta lo feliz que se siente por haber dado una familia a un animal que no tenía nada, cuando ves en televisión que una persona que ha ganado la lotería ha donado toda la fortuna a los más necesitados o cuando sabes que tu hermano siempre te ayudará cuando le necesites, te sentirás más motivado por tener gestos positivos hacia los demás. Ver que las personas ayudan a los demás te motivará a copiar este tipo de gestos.

Existen muchas maneras de ser feliz, y una de ellas es aprender de la psicología positiva, una perspectiva que tiene como objetivo reconocer los caminos que nos llevarán a vivir mejor. Para ser feliz no hace falta tener el mejor trabajo. Y no sufrir ninguna enfermedad tampoco es suficiente para ser feliz. La psicología positiva se encarga de llevarnos por el camino hacia la felicidad.