EL IMPACTO DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN LAS POLÍTICAS ECONÓMICAS DEL ESTADO DEL BIENESTAR

I. Introducción

El problema de la violencia de género, ha sufrido numerosos cambios en los últimos años y ha pasado de ser considerado como un problema individual , que se admitía muchas veces como algo intrínseco al matrimonio a ser considerado como un problema social, que afecta a toda la ciudadanía y que tiene numerosas repercusiones sociales, políticas y económicas.

Sin duda, la Ley Integral de Violencia de Género, ha supuesto un importantísimo avance en la lucha de esta problemática. Sin embargo, ni se ha tomado todas las medidas para lograr la erradicación de esta lacra ni se están utilizando correctamente todos los medios y recursos disponibles.

En este trabajo he querido reflejar desde mi punto de vista, que es en todo momento interdisciplinar, y donde se aúnan la visión de la Psicología, el Trabajo Social y el Derecho, entendiendo que cualquier enfoque individualista nos llevará al fracaso y a la perpetuación de este problema.

He decidido incluir también , los datos provisionales referentes a un trabajo de campo que estoy realizando y dónde ya se aprecian con claridad como las actuales políticas económicas además de suponer un gasto social comunitario, no están resolviendo el problema en sí: ni las víctimas se encuentran protegidas ni respaldadas económicamente, ya que simplemente reciben ayudas puntuales que suponen un parche temporal a su situación.

Por otra parte, determinados sectores de la población igualmente desfavorecidos, perciben estas políticas como claramente discriminatorias. Esto se ha traducido en un descontento general, y en un gasto de recursos que no consigue finalmente, su objetivo inicial que es la protección integral de la víctima , el castigo al agresor y la implicación de la sociedad.