COMPLICACIONES LABORALES Y SOCIALES

Entre los consumidores de alcohol son mas frecuentes los accidentes laborales, la disminución del rendimiento y las bajas laborales repetidas. Esto es aún más probable si se consume alcohol en el lugar de trabajo.

Las bajas laborales repetidas, son, la mayoría de las veces por enfermedades sin importancia, o en los días posteriores a los fines de semana, y hacen que las empresas tiendan a desprenderse de estas personas.

La mayor parte de los problemas imputables al alcohol están relacionados con los efectos desinhidores, la pérdida de control, la disminución del rendimiento y la excitación psicomotriz que se producen durante los estados de embriaguez.

Los continuos estados de embriaguez llevan a una capacidad de control cada vez menor, y esto a su vez lleva a peleas y destrozos de bienes, con problemas legales.

La necesidad de cubrir deudas o de sostener la conducta de ingesta, lleva a una precariedad económica que en ocasiones se trata de paliar con pequeños hurtos.

Especial relevancia tienen todos los problemas ligados a la conducción en estado de embriaguez. El consumo de alcohol incrementa el riesgo de sufrir accidentes de circulación. La causa principal es la disminución del rendimiento psicomotor junto con la sensación engañosa de facilidad y lucidez.