Aspectos que se Evalúan en la Enfermedad de Alzheimer

 

Autora: Cristina Roda Rivera

QUÉ ES PROPIO DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER O POR EL CONTRARIO CARACTERÍSTICO DEL PROCESO NORMAL DE ENVEJECIMIENTO

No hay una línea clara que diferencie el proceso de envejecimiento normal con el padecimiento de alguna demencia, pero existen unas diferencias básicas en algunos aspectos fundamentales a la hora de examinar a un paciente para diferenciar si puede estar apareciendo un cuadro de demencia o por si lo contrario nos encontramos ante un envejecimiento normal o algún tipo de deterioro cognitivo (dependiendo del rango de gravedad).

Lo que hay que tener claro es que la pérdida de memoria que dificulta la vida diaria no es una forma normal de envejecimiento.

Veamos cuáles son los aspectos a tener en cuenta para saber que síntomas son propios del Alzheimer y cuáles son por el contrario síntomas normales del envejecimiento o del padecimiento de algún tipo de deterioro cognitivo.

Memoria reciente

Olvidar información recién aprendida es un síntoma temprano de demencia.

 Es normal olvidarse de nombres o citas de vez en cuando.

Memoria y rutina

A una persona con demencia se le hace muy difícil realizar acciones rutinarias como preparar la comida, llamar por teléfono o hacer un juego.

Es normal olvidar en el proceso de envejecimiento porque había entrado a una habitación u olvidarse de lo que iba a decir.

Lenguaje

Problemas con lenguaje: olvida palabras simples o sustituye palabras  haciendo que se le entienda con dificultad: Por ejemplo no encuentra su cepillo de dientes y dice “eso para mi boca”.

 En cambio es normal del envejecimiento que a veces tenga dificultad para encontrar la palabra correcta.

Desorientación en tiempo y espacio

Una persona con la enfermedad de Alzheimer puede perderse en la calle donde vive, no saber cómo llegó a un sitio determinado, no recuerda cómo llegó a un sitio determinado.

Es normal por ejemplo en el proceso de envejecimiento olvidar la fecha en la que está o saber a dónde iba.

Falta del buen juicio

Pueden vestirse de forma inadecuada poniéndose un abrigo en pleno verano y poca ropa en invierno. Es posible que tomen malas decisiones económicas regalando dinero o como por ejemplo contratar servicios innecesarios a comerciales que venden algo por teléfono.

Es normal en el proceso de envejecimiento tomar una mala decisión de vez en cuando.

Dificultad en realizar tareas mentales

Una persona con Alzheimer frecuentemente se confunde  al pensar en cosas abstractas. Por ejemplo, puede que no sepa que lo que está viendo es un número y para qué se utiliza.

Es normal en el proceso de envejecimiento tener dificultad para administrarse o hacer previsiones.

Colocación de objetos fuera de lugar

Una persona con Alzheimer puede guardar cosas en sitios inadecuados o poco comunes. Por ejemplo puede guardar la plancha en el refrigerador  o el reloj en la azucarera.

 Es normal en el proceso de envejecimiento por ejemplo perder las llaves o la billetera temporalmente.

Cambios de humor o comportamiento

Una persona que padece Alzheimer presenta cambios repentinos de humor por ejemplo de felicidad a enojo sin motivo aparente.

Es normal en el proceso de envejecimiento sentirse triste o con humor cambiante de vez en cuando.

Cambios en la personalidad

Las personas con Alzheimer pueden presentar cambios bruscos en la personalidad, mostrarse temerosas y con una excesiva dependencia de algún familiar.

Es normal que con la edad todos presentemos cambios en la personalidad.

Pérdida de iniciativa

Una persona que padece Alzheimer se puede volver más pasiva de lo normal, estando muchas horas delante del televisor sin moverse, negarse a hacer las actividades cotidianas, sin iniciativa.

Es normal en el proceso de envejecimiento cansarse de las obligaciones sociales o de negocios.