El Insomnio

 

Autora: Cristina Roda Rivera


El insomnio se define por la falta de sueño nocturno y puede ser de dos tipos principalmente:


Insomnio de conciliación: Dificultad para conciliar el sueño


Insomnio de despertar precoz: Se duerme fácilmente, pero se despierta muy temprano, sin posibilidad de conciliar el sueño.

Causas del insomnio

    Depresión: Lo característico es el insomnio de despertar precoz
    Ansiedad: Lo característico es el insomnio de conciliación
    Factores Ambientales (exceso de luz, ruidos ambientales, habitación compartida, cama y almohada distintas a las habituales, interrupción del sueño para administrar medicación) que suelen producir insomnio de despertares frecuentes con gran dificultad para conciliar de nuevo el sueño.
    Excesivo tiempo en la cama
    Las siestas diurnas
    Aburrimiento con falta de actividad y/o estímulos diurnos
    Nicturia (orinar por la noche), dolor.

Tratamiento del insomnio

Farmacológico: Corresponde al médico prescribirlas y en su valoración deberá contar información correcta por parte del afectado y sus familiares. Este tratamiento debe limitarse a un período corto de tiempo. La toma crónica de hipnóticos genera dependencia y trastornos en el sueño provocados en la medicación que luego van a ser muy difíciles de corregir.

No farmacológicas: Normas de higiene del sueño.

Medidas de higiene del sueño

  • Acuéstese para dormir sólo cuando tenga sueño
  • No realice en la cama ninguna actividad que no sea dormir (evite lectura, ver TV, oír radio, no piense en problemas o actividades que debe hacer al día siguiente).
  • Si pasados 10 minutos desde que se metió en la cama no ha conseguido dormirse, levántese y realice una actividad relajante (oír música, leer)
  • Vuelva a tumbarse cuando vuelva a tener sueño
  • Si vuelto a la cama sigue sin poder dormir, vuelva a realizar la misma operación tantas veces como sea preciso.
  • Si tras quedarse dormido se despierta durante la noche y permanece 10 minutos sin conciliar de nuevo el sueño, siga las instrucciones anteriores.
  • Levántese siempre a la misma hora, con independencia del tiempo que haya dormido.
  • No duerma durante el día

Otras medidas útiles

  • Evitar excitantes o comidas copiosas durante la tarde
  • Realizar ejercicio suave durante todo el día. No hacerlo antes de acostarse ya que excita
  • Mantener una temperatura confortable en la habitación y dentro de la cama (ni exceso ni falta)
  • Realizar medidas de relajación previas al sueño con ambiente musical tranquilo de fondo y sin forzar el hecho de dormir