El Lenguaje Interno Del Cuerpo: Más Allá De Los Síntomas

 

Autora: Silvina Gimpelewicz

“Un cuerpo en movimiento permite manifestar emociones y vivencias ayudando a la persona a relacionarse positivamente con su cuerpo y con el medio.”

El cuerpo,” nuestro cuerpo”, el   que no siempre habitamos. Él nos habla de nosotros, nos cuenta de nuestras flaquezas, protesta cuando no lo oímos, (algo frecuente).

Cuando nos comunicamos a través de él no hay interferencias, no hay posibilidades de manipular palabras. El cuerpo no engaña, no distorsiona, se muestra tal cual, incluso a nuestro pesar.

Comprenderlo es comprendernos. Conocerlo más nos posibilita ampliar nuestro lenguaje no verbal, descubrir formas de relacionarse placenteras, expresar nuestras emociones y sensaciones solo con una mirada, un contacto, una caricia.

El trabajo corporal nos permite recuperar  el movimiento libre, que parte en forma intrínseca de todo ser humano, el movimiento espontáneo.

Mientras nos movemos la energía (a veces mal distribuida  o bloqueada)  en algunas zonas del cuerpo, comienza a circular, a re-equilibrarse, eliminándose también el exceso de ella, permitiendo la descarga.

Somos producto de sistemas educativos y programas de adiestramiento en los que el intelecto es visto como la única herramienta de relevancia para  tratar los problemas humanos.
Mientras más hemos separado nuestra identidad de la propia expresión corporal  más cosas parecen sucedernos: nos  sentimos fragmentados, fuera de control.

Cuando una persona aliena lo que es orgánicamente suyo desorganiza su funcionamiento vital. Si tratar de establecer contacto con alguien es criticado o rechazado se vuelve un riesgo mostrar la propia necesidad de amor y la musculatura de los brazos y el pecho se tensan para contrarrestar este hecho.

Hoy en día es frecuente la comunicación muy intelectual,  las relaciones muchas veces frías, faltas de calor humano.

¿Qué nos dice el cuerpo?

A través de diversas investigaciones se  reveló que las personas a fin de eliminar la ansiedad y otras sensaciones contenían la respiración y contraían el vientre.

En aquellas situaciones que son percibidas como amenazadoras o dolorosas , se retiene el aliento se contrae el diafragma y se comprimen los músculos abdominales.

Al liberar la tensión se produce un suspiro. Si esto se convierte en una pauta crónica, el pecho se mantiene hinchado, en posición de inspiración, la respiración es poco profunda y el vientre está endurecido.

La disminución de la respiración reduce la entrada de oxígeno y la producción de energía a través del metabolismo.

Toda alteración emocional trae consigo un bloqueo de flujo de energía, una reducción de la movilidad (por la dificultad de expresar sentimientos de ira, amor, etc.).

 La eliminación de rigideces se consigue mediante el movimiento y la expresión y nos permite liberar energía vegetativa para convertirla en disponible. La emoción nos deja mudos, las grandes alegrías así como los grandes pesares son mudos

Los  sentimientos de tristeza implican sensaciones de acalorada pesadez en el pecho, tensión en el diafragma, constricción en la garganta y ojos llorosos.se convierten  en el acto de llorar cuando permitimos a las  sensaciones desarrollarse con naturalidad en contracciones de la musculatura respiratoria, sollozos y expresiones faciales de dolor

Los sentimientos de excitación incluyen sensaciones de levantamiento de pecho, temblores en el estómago, sensaciones de hormigueo, y corrientes en brazos y piernas.

Relajar el pecho, abrir la respiración, son medios para abrir canales. Nuestra calidad de vida mejora en la medida se amplía nuestra posibilidad de goce. La palabra emoción viene del latín (hacia fuera) y movere (mover) mover hacia fuera.

Desarrollar El Movimiento Expresivo

La expresión corporal a través del movimiento espontáneo, libre, generado por la misma persona permite una aproximación directa a sus emociones, sensaciones, al placer. Explorar sus posibilidades de comunicación no verbal consigo y con el entorno es una forma de enriquecerse.

De hecho es solo a través del movimiento que el sentimiento tiene significado pleno.

Solo al movernos podemos conectar con la necesidad que el sentimiento manifiesta al entorno donde las necesidades pueden satisfacerse.

El trabajo corporal, el contacto físico, la respiración, el desbloqueo muscular y  ciertos ejercicios son puntos de partida para  cambios siendo estos movimientos liberadores de emociones o expresiones.

Aquellas personas que se acercan al trabajo corporal  suelen hacerlo porque imaginan que el cuerpo será comprendido desde otra mirada, diferente a la médica, la psicológica o la física y gimnástica.Un  espacio donde se puede contener esa disconformidad entre lo que se es y lo que se desea corporalmente.

La Distancia Del Cuerpo

Además de las molestias y síntomas corporales las personas suelen no estar a gusto con su existencia como seres físicos.

Hombres y mujeres perciben una desacomodación  de su imagen corporal con las exigencias que el medio social  reclama.

Existen aquellos que se acercan al trabajo corporal a partir del conflicto, desde el dolor, desde el síntoma, Por ej. el abdomen–plano de muchas mujeres es antinatural, requiere de un costo de endurecimiento muscular que no solo se aloja allí sino que se traslada al gesto, al cuello, etc.

Habría un grupo humano cuyo acercamiento se basa en la búsqueda de placer donde canalizar el movimiento placentero, el contacto con el propio cuerpo, la descarga de energía como alivio de tensiones, el masaje espontáneo de zonas crispadas, el poder divertirse a partir del movimiento y del juego

El lenguaje corporal, devuelve la proximidad que tanto necesitamos para romper nuestra soledad, el aislamiento producido por  la vida “moderna”, o por diversos factores: (enfermedades, rupturas, dificultad en la comunicación)

 Situaciones de enfermedades o dolores hacen a las personas a veces “separarse de su cuerpo”, disociarse (cuerpo-mente) o bien negarlo, lo que disminuye su vida afectiva y la posición de “puedo soportar cualquier cosa” evita sentir y actuar para satisfacer necesidades de comodidad y apoyo

Que objetivos se plantea el trabajo corporal?

Entre otros, recuperar a la persona aspectos creativos olvidados. Reconocer  y sensibilizar su cuerpo a partir de la experiencia directa del  mismo, de la espontaneidad, de la música, el juego: la comunicación no verbal con los otros.

Reconciliarse con los cambios producidos por una enfermedad que a impuesto unos límites., no siempre fáciles de aceptar. Volver a sentirnos cómodos en nuestro cuerpo, habitarlo en todas sus dimensiones.