Viaje al interior del cuerpo

Autoscopia

 

Ciertamente uno de los grandes sueños  del ser humano es lograr entrar en su cuerpo y explorarlo. Ya en el año 1966 se estrenó la película  " Viaje Fantástico" donde da cuenta de una aventura en la que un grupo de cinco científicos son miniaturizados e introducidos en el flujo sanguíneo de uno de los personajes (Benes) con el objetivo de evitar su muerte. Hoy es posible vivir esta  aventura mediante la hipnosis clínica bajo la técnica de autoscopia: viaje al interior el cuerpo.

Esta antigua pero re-novada técnica me ha permitido en varias ocasiones  guiar a mis pacientes  al viaje de su vida, allá dentro de sí mismos donde no sólo hay un reconocimiento  a nivel corporal sino un reencuentro con un cuerpo que asume los “sufrimientos” y como consecuencia de ello genera bloqueos emocionales, los cuales interrumpen el adecuado fluir de la energía , llegando a producir tumores, dolores crónicos o disfuncionales en cualquiera de los órganos.

Quiero entonces  referirme a   2 casos en concreto. El primero es el de una mujer de 37 años,  separada, madre de 4 hijos y ama de casa, quien vive con VIH desde  el año al 2002.En consulta  del mes de noviembre de 2010, refiere que presenta nódulos en su seno derecho , acompañados de dolor al tacto. Su médico tratante está enterado y la envía a consulta especializada en donde se confirma el diagnóstico. Entonces, le propongo  realizar sesión de hipnosis nuevamente, pues  con anterioridad había acudido a esta técnica con un resultado óptimo al decrementar pesadillas asociadas al consumo de Efavirenz -medicamento antirretroviral- usando en el tratamiento de VIH. En esta ocasión, realizamos autoscopia”viaje al interior del cuerpo” con manejo de dolor. En la siguiente cita la paciente afirmó no percibir los nódulos  y el dolor desapareció. Posteriormente fue  atendida por ginecología quien corroboro  su desaparición. A la fecha este cambio permanece.

El siguiente caso, un hombre de 50 años, quien vive con VIH desde hace varios años, está bajo tratamiento antirretroviral, soltero, vive con su madre. En consulta percibó que presenta temblor en el brazo derecho, así que le sugiero realizar proceso de autoscopia, para lo cual, logro inducirlo en relajación profunda y le  guío para que busque tanto en su cerebro como en su brazo la posible causa de la disfuncionalidad. En el trance encuentra unas machas oscuras en los nervios del brazo  y en su cerebro un pequeño “bulto”. Seguidamente  y bajo profundo trance va tratando cada una de la manchas conectándose con el sentimiento que las originó y que esta acunado en cada una de ellas, logrando al final de 3 sesiones disminuir el temblor en un  98 %, cambio que se mantiene actualmente  5 meses después.

Concluyó así, que  somos capaces de  participar activamente en nuestra curación o control de síntomas, sin invadir el cuerpo con elementos extraños., demostrando una vez más la capacidad  de nuestra mente y su poder.