Consejos para ser más productivos

 

Seguramente te habrá pasado por lo menos una vez en los últimos días. Te entretienes leyendo las actualizaciones que tus seres queridos han hecho en Facebook, enciendes la televisión y te sientas en el sofá para ver tu serie favorita “solamente un momento”, entras en WhatsApp y te pones al día con todo lo que les ha sucedido últimamente a tus amigos, y cuando te quieres dar cuenta ya son las cuatro de la tarde y todavía te quedan horas eternas de trabajo o de estudio.

Ser una persona más productiva es un objetivo que todos podemos lograr si cambiamos nuestros hábitos. Para aprovechar mejor nuestro tiempo podemos seguir los consejos que explicamos en este artículo. Pero antes de explicar algunos de los más importantes, vamos a descubrir cómo son las personas que aprovechan cada segundo de su tiempo.

Los hábitos de las personas productivas

  1. Evitan las distracciones. Cuando tienen que trabajar, no tienen ningún inconveniente en apagar el móvil y cerrar sesión en sus cuentas de redes sociales y correos electrónicos. También saben que apagando la televisión sacarán mucho provecho de las dos horas que tienen disponibles para trabajar, estudiar o realizar cualquier otra actividad necesaria.
  2. Compaginan vida laboral y familiar. Encuentran la manera de organizarse para dedicar el tiempo necesario a las actividades obligatorias, y dedicarse después a sus familiares, amigos o actividades de ocio. Patricia Benito Castro, psicóloga clínica en Help Psicología y especialista en terapia cognitivo-conductual, nos recuerda que las personas productivas “establecen jornadas de trabajo que puedan compaginar con su vida personal, y siguen una rutina muy planificada y por objetivos”.
  3. No se derrumban. Piensa en personas que son muy exitosas. ¿Crees que dedicarían siete días a lamentarse por no haber conseguido un puesto de trabajo deseado? Las personas que sacan provecho del tiempo que tienen y que desean rendir mucho tienen un objetivo específico y saben qué decisiones, actitudes y actuaciones necesitarán para lograrlo.
  4. Madrugan. Muchas personas exitosas se levantan muy temprano para comenzar el día haciendo ejercicio.
  5. Se alimentan bien. Añadir verduras y frutas a nuestra alimentación, dejando la pizza y las gaseosas para ocasiones especiales, puede mejorar nuestra productividad y puede hacernos sentir mejor física y psicológicamente.
  6. Duermen ocho horas. Los adultos necesitamos dormir entre siete y nueve horas cada noche para rendir mucho durante el día. Es un error dormir menos de lo que nuestro cuerpo nos exige con la intención de aprovechar estas horas adicionales para completar las actividades que no hemos tenido tiempo de terminar, pues estaremos cansados mientras adelantamos trabajo (y por lo tanto no seremos muy productivos al realizar esas actividades pendientes), y al día siguiente tampoco seremos productivos porque estaremos agotados.
  7. No dejan para mañana lo que pueden hacer hoy. Si cumplimos con nuestras obligaciones en cuanto podamos, evitaremos acumular para el día siguiente una lista interminable de actividades. 
  8. Descansan. Nuestra atención tiene un límite, y siempre es importante dedicar algunos minutos para descansar entre actividad y actividad.

¿Cómo podemos ser más productivos?

Una de las actitudes más importantes de las personas productivas es rechazar las distracciones. Perder tiempo navegando en Internet y revisando nuestro correo electrónico y nuestro móvil nos puede robar minutos u horas que podríamos dedicar a las actividades que realmente deseamos hacer.

“Podemos intentar ponernos un límite de horas al día que dediquemos a Internet, estableciendo qué momentos del día son preferibles para nosotros. Si nos gusta conectarnos más por la noche, podemos dejar media hora por la mañana para revisar nuestro correo electrónico y redes sociales y darnos la autoinstrucción de que por la noche es cuando vamos a dedicar más tiempo. Si algunas personas contactan con nosotros a lo largo del día, es importante ser asertivo y decir que no podemos hablar [o] contestar en ese momento y que por la noche contestaremos o hablaremos”, nos recomienda Benito.

También es importante organizarnos, y una de las formas para lograrlo es anotando nuestras obligaciones en una agenda y priorizando nuestras actividades.

Benito nos comenta que “cuando trabajamos por objetivos es muy importante planificar el día por tareas y no agobiarnos cuando tenemos mucho trabajo, porque seguramente nunca se va a poder hacer todo en el día y siempre habrá algo para el día siguiente. Por lo tanto una agenda puede ayudarnos a visualizar correctamente las tareas más importantes para ese día. Como siempre expongo, es importante ponerse un objetivo y dividirlo en objetivos más pequeños. Siempre es mejor realizar un solo objetivo al día, pero que esté bien hecho, que varios a medias”.

También es esencial preocuparnos por nuestra salud. “Hay que realizar ejercicio unas tres veces a la semana. Al realizar ejercicio liberamos endorfinas que hace que seamos más felices. Si compaginamos nuestro trabajo con una sesión de ejercicio nos sentiremos más completos físicamente y mentalmente, [y] nuestra autoestima y nuestro concepto de nosotros mismos mejorarán”, recuerda Benito.

“Creo que las relaciones sociales son muy importantes en general para todos los seres humanos, por lo que hay que intentar sacar un rato a la semana para familia o amigos”, añade. “Si tenemos compañeros de trabajo es necesario establecer buenos vínculos porque trabajaremos mejor. De vez en cuando es importante realizar actividades juntos”.

También es importante premiarnos. “Cualquier actividad de autocuidado mejora nuestra productividad”, recuerda. Por eso, la psicóloga clínica nos recomienda reforzarnos por nuestro trabajo con gestos tales como comprar la prenda de vestir o el dispositivo tecnológico que tanto queremos, ir a la peluquería o recibir un masaje.