La música = influencia en el comportamiento masivo?

 

La música es tal vez uno de los pocos idiomas conocidos por todas las personas del mundo, al fin y al cabo las personas son las que hacen en definitiva la música, por lo tanto esta hecho por y para las personas.

Se ha escuchado y se sugiere que escuchar determinada música durante el embarazo ayuda en cierta media el desarrollo del bebé y esta música intrauterina una vez grande el bebé es capaz de reconocerla.

La música en un momento determinado te puede ayudar  a ser más efusivo, a experimentar gotas de depresión, a soñar,  reflexionar,  alegrarte, y muchos  estados de ánimo más. Pero puede la música ser utilizada eficazmente de una manera mucho más masiva? Y así obtener resultados de tranquilidad en el diario vivir?

En el libro Walden Dos, en un aparte de este libro para muchos utópico, habla sin entrar mucho en detalle de una sociedad que escucha lo misma clase de música a nivel masivo, es decir y para una mayor comprensión,  un número determinado de parlantes ubicados a la par de aquellos postes de luz que hay en todas las ciudades, cumplirán la función de colocar un tipo de música seleccionada en determinados horarios y a la cual cada persona de una ciudad puede escucharla sin ningún inconveniente, suele sonar muy utópico, pero en realidad que efecto real podría suceder en los habitantes de toda una ciudad o de un pueblo, sus acciones y pensamientos se pueden ver influenciados directamente hasta el punto de que cualquier persona puede actuar de una manera más tranquila, calmada, consciente si la música que escucha alrededor casi todo el día refleja un tono de clama y de relajación, por decirlo de alguna manera.

No considero que sea del todo utópico, en algo puede ser real, por lo pronto si estos cambios de ánimo se perciben en todas aquellas personas que escuchan un tipo de música determinado en una hora del día especifico, si aquella persona del común lo utiliza como su mantra diaria, si el universo conspira para que esa canción que escuchaste en la radio y por alguna razón cree que aplica para ti en ese momento, es porque la música puede ser el medio para que tu cerebro la utilice ya sea a tu favor o en tu contra.

El cerebro responde de manera automática al ritmo de sonidos que escuchemos es decir a un sonido más movido nuestro cerebro manda ordenes a diferentes parte del cuerpo para que se cree la necesidad de movimiento y un ritmo de sonidos más tranquilo y en calma, nuestro cerebro envía las mismas ordenes al cerebro pero con un resultado directamente inverso al inicialmente explicado.

Efectos como los latidos del corazón incrementan o disminuyen al escuchar determinado ritmo o música, esta es una prueba de que la música efectivamente tiene poder sobre cada ser humano el resultado varía de acuerdo a las experiencias vividas por cada uno, pero  la música tratada por igual para cada habitante puede tener los mismos efectos, así la experiencia vivida en ese momento de escucha sea diferente.

Los efectos de la música pueden ser momentáneos pero si se utilizan de manera masiva e incluso individual pueden llegar a ser dependientes, pero para esto se debe tener conciencia de que la música la estaríamos utilizando para un objetivo en común, cosa que en verdad no veo que suceda muy a menudo  a la mayoría de personas.