Tiempo Conciencia y Tiempo inconciente. El no tiempo.

Su inpercepción psiquica

 

¿A DONDE IR CUANDO NO SABEMOS DE DONDE VENIMOS NI QUIENES SOMOS?

Primera reflexión :

El tiempo como fenómeno físico-astronómico sin las personas ( el “Hombre” )  que lo conciban es solo un presente prolongado sin sentido alguno: El “no tiempo” ; pues el no tiempo “está”, el no tiempo ”es”, pero no existe; siendo muy parecido al tiempo en el inconciente  que pudiese ser un mismo “no tiempo”.-

Tiempo/no tiempo aparecen de golpe en cierta etapa de nuestro “yo” nacido del “no yo”.-

El tiempo físico-astronómico es una concepción mental de un fenómeno natural o físico que se ha convertido en una categoría científica universal y que es medido convencionalmente para el quehacer humano en pasado, presente y futuro; esto es, en ayer, hoy y mañana; y que toma muchas formas métricas: desde milésimas de segundo hasta milenios; desde un año civil, un año solar y hasta en un año luz.-

El tiempo en el inconciente y sus extroyecciones no tiene métrica : solo “es”. Y “es” una permanencia en lo que pudiera llamar “presente en devenir”, porque no es un presente estático sino un “presente” prolongado, pero que nunca es pasado ni futuro, sino uno en lo otro; por ejemplo, las imágenes oníricas al soñar. Debido a ello es que fenómenos y experiencias psíquicas como el “ amor” y en particular el llamado “ amor platónico ” y otras formas de amor “ ideal y universal ” en ese no tiempo, como introyección del inconsciente se producen, se MANIFIESTAN dirigidos a un objeto amoroso que existe en el tiempo físico-astronómico, Pero la intensidad de ese amor hacia el objeto amoroso, convertido en sujeto que a su vez ama con igual o más intensidad a su objeto amoroso, que es correspondido como sujeto,  ese “ amor ” ,incluso, en el “amor erótico” y en lo que yo le llamo “amor interpreta”, ese “ amor ” " existe ”,” es ” y se “ siente,” se piensa, se introyecta y se experimenta en el individuo humano y social como un algo “ total ” ,como un “ existir “  “ único y pleno del mundo y de sí mismos en los otros” sin tiempo medible en la psiquis inconciente del sujeto amante.  Es el no tiempo del tiempo, el no tiempo en el tiempo.

" Somos un testimonio absurdo venido de lo absurdo que vamos a lo indefinible en un punto de la universalidad "

Segunda Reflexión:

El “hombre”como tiempo y en el tiempo. El no tiempo.

La conciencia y la autoconciencia de “ser” y de existir; o a la inversa, SI SE PREFIERE, es el tiempo también en el “yo”, en “mi”. En lo individual la existencia como tiempo y en el tiempo soy “yo” como “ser que percibe”, como “ser que es vida” y que “vive”, que “es” y que “está”.-

El mundo lo “vivo “psíquicamente y me vivo a mí mismo como una sucesión no lineal pero “permanente”, que no se mueve, pero que está en movimiento en “mí”, en “mi yo”“en el cronometro llamado “pasado”. Solo me doy cuenta del tiempo físico por su métrica y por “mi yo “corporal” o “yo físico” que tiene los estragos o huellas de ese tiempo medido en línea desde otras líneas hacia atrás que hemos llamado pretérito o “lo pasado”, futuro o el “porvenir, medido en línea hacia adelante, pero que no pasa ni transcurre en “mí” ni en “mi yo”conciente ni inconciente, en el los cuales “yo ”“soy”un todo de múltiples “vivencias” o experiencias de “ mí ”.- 

A LO ANTERIOR se debe esa impresión sensible de rebasar todo tiempo y de que este nos rebasa, de que fluimos juntos, solo en puntos de referencia físicos y espaciales o “consubstanciales”, porque emerge el no tiempo, lo no sido, ni habido, ni por haber. Así es la dialéctica de todo “ser” individuo, en este supuesto de “mí”, de “yo”, de que “soy “la síntesis o antítesis de toda “mi “existencia como tiempo y en el tiempo que oculta pero sin borrar” el no tiempo”. Por lo que entonces ”soy “la negación ( dialéctica ) de lo que “  soy en el he sido” y de lo que empecé a “ser” a partir de la conciencia y de “mi “autoconciencia que es la conciencia en “mí “y de “yo” en  ella, es decir, cuando son después de “mi ”inconciente o el no conciente.-  esta dialéctica es la causa de “todo ser en mi”, la lógica de “sentir” de que una vez en el tiempo y en el no tiempo  ya no soy “sobretiempo ni estaré en el tiempo; ni el no tiempo ni el tiempo serán existencia en “mí”, ni mi “yo” ni mis circunstancias existiremos. Seremos moléculas materiales esparcidas y expandidas en la infinitud de la energía material del “ser”, quedándose en la naturaleza y en lo social el fruto de nuestro quehacer en el mundo FÍSICO-SENSIBLE cuando fuimos ENTES existentes y estuvimos en el como  existencia humana y social.