Cómo ser un buen amigo

 

La amistad nos hace felices, y nos recuerda que no estamos solos y que siempre podemos contar en otras personas. Es importante reflexionar sobre el tipo de amigo que somos, y de qué manera podemos mejorar nuestras cualidades como amigo.

Si quieres descubrir cómo ser un mejor amigo, esperamos que los siguientes consejos puedan ayudarte a lograrlo. Con ellos descubrirás qué estás haciendo bien y qué podrías estar haciendo mejor.

Consejos para mejorar como amigo

  1. Aprende a escuchar

Algunas personas tienen mucha facilidad para escuchar a los demás, mientras que otras tienen tanto que contar (y tantas ganas de contarlo) que a veces olvidan escuchar a la persona con la que están manteniendo una conversación, lo que convierte la conversación más bien en un monólogo. La persona que está siendo interrumpida durante una conversación y que prácticamente tiene que luchar con la otra persona para ser escuchada y para tener la oportunidad de expresar su punto de vista, puede sentirse herida con esa situación. Es importante recordar que, por muchas ganas que tengamos de contar una información, también debemos dar la oportunidad a la otra persona para expresarse.

  1. Ten detalles con tus amigos

Recordar el cumpleaños de un amigo es un detalle muy especial. Recordar a nuestro amigo cuando vamos de viaje a un destino turístico que sabemos que a él le encantaría ir, y traerle un pequeño detalle que compremos allí, es otra idea que puede recordar a nuestro amigo que pensamos mucho en él. Si está enfermo o ha tenido una operación recientemente, recibir una llamada le hará ilusión.

  1. No hables mal de los demás

Es importante que un buen amigo recuerde la importancia de no hablar mal de ninguna persona, independientemente de si se trate o no de un amigo. Respetar a los demás en nuestras conversaciones nos hará sentir mejor y motivará a los demás a querer ser nuestros amigos, pues nos mostraremos optimistas y agradables ante los demás.

  1. Sé tú mismo

Para ser un buen amigo, para agradar a los demás y para sentirnos contentos con nuestra manera de ser, siempre es importante recordar la importancia de ser sinceros con nosotros mismos y de mostrarnos tal cual somos. Si aparentamos ser una persona diferente y agradamos a los demás de esta manera, ¿qué pasará cuando vean cómo somos realmente? Es preferible ser la persona que queremos ser, mejorar nuestra forma de ser y nuestra habilidad para ser un buen amigo, y agradar a los demás de esta manera tan sincera y acertada. No hagas como si te gustase ir a museos solamente porque a tus amigos les guste.

  1. Dedica tiempo a tus amigos

Para tener buenas amistades siempre es importante pasar tiempo con las personas que forman parte de nuestro grupo de amigos. No te obligues a pasar mucho tiempo con ellos si tu trabajo demanda mucho tiempo y dedicación, si tienes obligaciones familiares, si estudias y si realmente no tienes mucho tiempo libre en tu calendario. Sé realista con el tiempo que tienes disponible para tus amistades, sin obligarte a pasar más tiempo con ellos del que tienes realmente, pero encuentra un hueco para tomar un café con tus amigos porque será un momento agradable que te dará esa energía y alegría tan importantes para retomar tus obligaciones cotidianas. También fortalecerá vuestra amistad.

  1. Ayuda a los demás

Cuando alguien necesite ayuda para completar sus deberes, instalar un programa en el ordenador, realizar un trabajo académico o laboral o editar una carta de presentación, sé la persona en la que los demás podrán contar para recibir ayuda. Esto no significa, sin embargo, esforzarse tanto por ayudar a los demás que nos quedemos sin el tiempo que necesitamos para completar nuestras propias obligaciones. Es importante saber decir “no” cuando realmente no tenemos suficiente tiempo para ayudar a los demás, y cuando prestar esta ayuda nos crearía un problema a la hora de cumplir con nuestras obligaciones. Un buen amigo piensa en los demás y en lo que necesitan, pero también debe pensar en lo que él necesita.

  1. Aprovecha las nuevas tecnologías

A muchas personas les resulta difícil tener suficiente tiempo para ver a sus amigos cada fin de semana, y en estos casos es importante comunicarnos mediante WhatsApp o por correo electrónico. Si nuestros amigos viven lejos, Facebook y Skype serán nuestros mejores aliados. Es importante ver a nuestros amigos en persona de vez en cuando, pero las veces que no podamos verles físicamente también podremos pasar tiempo con ellos gracias a las oportunidades que la tecnología nos ofrece.

  1. Cuando vayáis a quedar, piensa en el plan perfecto

Tal vez os guste un ambiente tranquilo como una tetería donde poder charlar tranquilamente, o quizás a tu grupo de amigos le encante ir a una discoteca diferente cada fin de semana. Piensa en el plan perfecto que les encantará a tus amigos y que también te gustará mucho a ti, pues posiblemente no tengáis muchas oportunidades para veros a lo largo de la semana y es importante que cuando sí os veáis os lo paséis muy bien juntos.