Los Beneficios de Elegir

 

He escrito sobre decir lo que quieres, que es necesario saber lo que quieres para decirlo y que normalmente hay muchos deseos entre ellos de que puedes elegir. Elegir es una actividad psicológica que no siempre es tan fácil y para muchas personas cuesta esfuerzo. A veces ellas tienen que vencer problemas para ejecutarlas. ¿Por qué todo ese trabajo?

Así que hay que tener ventajas de elegir que no son tan obvias. A menudo no elegir parece mejor. Porque cada elección está limitando las posibilidades, por ejemplo. Eso parece una desventaja. Cambiar o elegir de nuevo siempre es posible pero entonces se ha perdido tiempo que no habría ocurrido si hubiera esperado.

En la vida las circunstancias están cambiando constantemente y lo que uno elige ahora, puede ser desfavorable más tarde. Cualquier persona a veces dice que habría hecho otras elecciones si hubiere conocido lo que ocurrió después de unos años y a veces lo dice a su pesar. Así es comprensible que hay personas que están convencidas que normalmente es mejor no elegir.

Ellas pueden dar razones muy buenas por las que no elijen. Ellas pueden narrar de las adversidades que les han sido ahorradas, qué afortunadas han sido porque no han elegido sino esperado. Lo que dicen no son quimeras, de hablan de hechos. Sin embargo creo que casi siempre es mejer elegir de las posibilidades que hay porque las ventajas superan las razones de no escoger.

Las ventajas de elegir a menudo no son tan obvias a primera vista porque ellas no deben de ser lógicas. Las razones en favor de elegir a menudo no so objetivas sino psicológicas. Sin embargo ellas aun no son de menor importancia. Como humanos no dependemos únicamente de las circunstancias materialistas sino también de las cosas más abstractas y la diferencia entre haber elegido o no es una de ellas.

Quizá lo más importante de haber elegido es que con eso tienes un rumbo. Entonces sabes qué hacer, en qué dirección andar. Si has elegido un producto, tienes una indicación a donde comprarlo o puedes empezar a componerlo. Si has elegido algo que quieres saber, puedes estudiarlo. Si has elegido algo que quieres compartir con una persona, sabes que sugerir. Todas son cosas que no podrías hacer si no hubieras elegido.

Así con elegir estás ensanchando tu posibilidades de actuar. Eso parece contradictorio porque con elegir estás estrechando direcciones en que puedes actuar. Esta es la diferencia entre la teoría y la práctica. Prácticamente de las muchas posibilidades que existen uno no puede ejecutar todas y por eso no se puede hacer nada hasta que se ha elegido. No elegir causa una tendencia fuerte de quedarse pasivo.

Además que elegir te ayuda a actuar, con eso te estás volviendo más propietario de tus acciones. Hasta que no has elegido, lo que vas a hacer será influenciado mucho por las circunstancias que vienen y eso es a menudo algo que las otras personas quieren. Eso no ocurre tan fácil si has elegido ya. Entonces tú eres el único amo de lo que haces.

Sin elegir tu vida tiene una tendencia de ser determinada por las fuerzas externas a ti. Esa diferencia entre hacer lo que tú quieres y estar obligado por otros es muy importante. Aunque es distinto sólo en la significación psicológica, eso puede ser esencial pare el bienestar o para la salud. Los pacientes con burnout que me consultaron casi siempre no fueron amos de su trabajo. Ellos se sentían forzados por fuerzas externas de ellos mismos.

Si estás haciendo algo que has elegido tú, con eso también aumentas tus probabilidades de éxito. Si tienes algo que quieres conseguir, eso te ayuda a no desviarte. No serás tan fácil influida por los circunstancias transitorias que siempre hay. Así los alumnos de navegar en barco de vela aprenden a elegir siempre un rumbo para prevenir que vayan a la deriva.

Mantener un objetivo con algo de tenacidad es necesario para llegar a algún sitio. Funcionar así es contrario a actuar de forma "vamos a ver", que a menudo parece sensato pero normalmente no lo es. Claro que es bueno tener en cuenta lo que ocurre y es bueno adaptarse a los cambios en el mundo pero eso es otra cosa que ser dependiente de las circunstancias a causa de carecer de un rumbo.

Elegir contribuye a hacer cosas con eficacia. Además la ventaja de tener un rumbo, mostrar eso a otros les influye de manera positiva a ellos. Hacerles saber con claridad lo que has elegido normalmente tiene el efecto en otras personas que ellas te ayuden. Como seres sociales los humanos estarán dispuestos a ayudar a la gente que sabe lo que quiere y ha expresado su deseo.

Con mostrar tus elecciones y preferencias obtienes la ventaja de la iniciativa. Lo que propones tú, tiene gran posibilidad de ser cumplido a causa de una tendencia fuerte a seguir de los humanos. Ellos son seres que suelen vivir en una jerarquía y seguir a alguien que da la dirección, está en su médula. Incluso si no quieres el liderazgo, será agradable que los otros tengan tus deseos en cuenta.

La expresión de tus preferencias será apreciada no solo porque con elegir das a los otros la posibilidad de ayudarte y seguirte. Con tus elecciones los otros te pueden conocer a ti. Distintas a ellas que no se pronuncian acerca de sus preferencias, las personas que eligen claramente son menos anónimas  y eso es bueno para sus relaciones. Hasta las relaciones de pareja, tanto para formarlas como para arreglar problemas.