Adivina cómo se construye la Autoestima

 

Se sabe que tener una autoestima saludable es valioso, ya que está sujeta a las experiencias que se tienen de la vida.  Por eso,  en la competencia socio emocional que se deriva de esa autovaloración positiva de nosotros mismos es la que va a evitar más adelante futuros problemas.

Al tener una alta autoestima permite equilibremos los problemas que se van dando en el diario vivir, si estamos satisfechos con nosotros mismos podemos hacer frente a los problemas de tal manera que nunca se va a convertir en dificultades mayores.

No se debe olvidar,  que la autoestima es un componente esencial de la salud mental y que influye en la conocida profecía del autocumplimiento que las opiniones que se tenga de uno mismo tendrá un importante efecto en la actuación a veces a pesar de las habilidades que se tengan.

La autoestima se ve presente en tres áreas que son:

Áreas de la Autoestima

  • Área Emocional: Son las manifestaciones que se observan como el nerviosismo, ira, miedo ante las situaciones en las que se estamos  expuestos.
  • Área Social: Abarca nuestros sentimientos, es decir, la facilidad de relacionarnos con la gente, como el de tener amigos y evaluarnos  como personas sociables y alegres.
  • Área de Desempeño: Es la valoración que hacemos de nuestro desempeño en nuestras capacidades a nivel laboral o académico, o al  realizar una actividad relacionada con algún oficio siendo considerado excelente el desempeño para los que nos rodean como los familiares, amigos, compañeros y vecinos.

La Autoestima viene a ser un motor del Comportamiento.

Existe tres motores que determinan el comportamiento y que proceden de lo que se piensa y se siente de sí mismo.

  • Se actúa para obtener mayor satisfacción y creerse mejor.  Es buscar las alabanzas y aprobación realizando actos que nos gustan porque los sabemos hacer para eludir tareas en las que podemos fallar y esto con el fin de agradar a los demás.
  • Se actúa para confirmar la imagen que los demás y él mismo tiene de él.  Si estamos convencidos de ser buenas personas, nos comportaremos bien por el contrario si se piensa que somos malos se buscará el reproche.
  • Se actúa para ser coherente con la imagen que tiende de sí, por mucho que cambie las circunstancias. Cuando hacemos actividades adecuadas y correctas para los demás dejamos de hacerlas o sino se hacen mal.

Se debe tener claro que estos tres motores influyen en nuestro comportamiento y se manifiestan simultáneamente.

Para elevar la autoestima es importante conocer los componentes que la conforman para fortalecerlos.

Componentes de la Autoestima.

  • Autoconcepto. Es la identificación de las características de la persona, así como la evaluación de las mismas, es la imagen que se tiene de sí mismo es decir, las capacidades y los rasgos, es  también lo que se piensa acerca de lo que somos y es la que se va construyendo a lo largo del desarrollo mediante las experiencias personales al interactuar en los diferentes entornos como el familiar, laboral y social.  Este puede cambiar a lo largo de la vida, comenzando a definirse en la adolescencia y adquiriendo cierta estabilidad en la adultez.
  • Autocontrol. Es la capacidad de regular y controlar lo que tenemos en nuestra personalidad.
  • Autoeficacia. Son los juicios que hacen la gente de nuestras habilidades o capacidades  para alcanzar nuestros niveles de rendimiento, esos juicios influyen sobre las actividades que se llevan a cabo en cuanto a esfuerzo que se invierte en una situación, en que tanto se persiste en una tarea y en las reacciones emocionales para determinar el nivel de metas propuestas.
  • Autoesquema. Es la opinión que se tiene de sí mismo.
  • Autoimagen.  Es la manera con que aprendemos a sentir y a percibirnos.