15) ADIVINAR O INTERPRETAR EL PENSAMIENTO DE OTROS (LECTURA DE LA MENTE)

Cuando una persona interpreta el pensamiento de otros tiende a realizar juicios repentinos sobre los demás, creyendo saber lo que el otro siente o piensa, sin tener ninguna duda al respecto y actuando en consecuencia. En base a ello su pensamiento interpreta, a la vez que se hacen presunciones sobre cómo reacciona la gente ante las cosas que le rodean y particularmente cómo están reaccionando los demás ante uno mismo: por ejemplo: “Los demás piensan que lo que yo digo no merece la pena” Si estoy hablando y no me tienen en cuenta inferir que no interesa lo que digo “ “Si la gente me mira es porque voy mal vestido o porque llevo alguna mancha o porque algo estoy haciendo mal” “O porque estoy diciendo alguna tontería” “Me están mirando porque debo tener una cara…” “Si no me llaman es porque no valgo, porque consideran que no sé lo suficiente” “Sé que no les caigo bien” “No les gustaré, pensarán que soy tonto” “No aceptará mis condiciones” “Me pide que haga este trabajo para fastidiarme” “No voy a llamarle para salir porque sé que me dirá que no”... La atribución de la evaluación negativa se hace sin presentar dudas ni evidencias y se reacciona ante estos pensamientos como si fuera un hecho real, seguro y totalmente cierto. Se tiende a adivinar lo que piensan los demás sin tener ninguna base que lo justifique y generalmente se hace de forma muy negativa y totalmente equivocada, anticipando y respondiendo en función de nuestra propia interpretación.