19. Empleo Del Humor Y La Risa

El estrés a veces puede surgir de sobreinvolucración con los “asuntos serios de la vida” tomando la misma demasiado en serio y exagerando el significado de las cosas. Si las personas tienden a ser exageradamente serias sobre sus deseos y frustraciones, un método para ayudarlas a aliviar esto es saber hacer uso del humor.

Es muy importante recordar cuando utilicemos el humor que éste va dirigido principalmente a “combatir” el exceso de preocupación que acompañan a los diversos acontecimientos del día a día. Se trata de aprender a distanciarse de ellos e intentar verlos bajo una perspectiva mucho más “positiva”. Se trata de aplicar un humor dirigido a uno mismo o a otras personas pero sin ironía, hostilidad, agresividad… intentando poner una nota graciosa y menos solemne a los problemas cotidianos. No se trata de “atacar” sino de “alegrar” y mostrar que hasta en las mayores dificultades podemos encontrar cierta “cantidad” de humor. Fundamentalmente no se trata de “hacer un chiste” o una “broma fácil” sobre los problemas que todos tenemos, el humor aquí está dirigido a lograr un efecto psicoterapéutico que nos permita reducir el estrés. Practicar el humor sano y reírnos incluso de nosotros mismos es muy positivo y saludable que hace que muchas de las emociones negativas pasen a un segundo plano.

Un obstáculo importante con el que nos podemos encontrar es no creer en las técnicas. También lo es el aburrimiento, porque muchos de estos ejercicios lo son. Pero a través de mucha investigación se ha demostrado que funcionan y eso es lo que hay que creer para poder conseguir reducir la ansiedad y el estrés. Si persistimos en ellos y no renunciamos ante el mínimo percance podremos controlar lo que pensamos y por tanto, lo que sentimos y hacemos. Podremos cambiar la estructura de nuestra vida alterando las estructuras de nuestra mente.

Nuestro cerebro tiene una gran plasticidad, aprende y se adapta rápidamente a las nuevas situaciones y mucho más si son gratificantes. Por ello pongamos a nuestro servicio todo lo que nos ayude a combatir el sufrimiento.
Si otros pueden todos podemos, sólo es cuestión de esfuerzo y persistencia.
¡A mayor problema, mayor esfuerzo y a mayor esfuerzo mejores resultados!