12) PERSONALIZACIÓN O PENSAMIENTO AUTO-REFERENCIAL (ATENCION CENTRADA EN SÍ MISMO)

La persona considera que todo lo que sucede a su alrededor le involucra, se siente responsable de todo lo que sucede, y todo lo relaciona con su persona AUNQUE no tenga datos suficientes como para sacar estas conclusiones. De todo lo que ocurre infiere información sobre sí mismo (“Si el otro bosteza, significa que lo estoy aburriendo” “Si la conversación muere, es que yo no supe mantenerla” “Si me miran es porque algo negativo están percibiendo” “Hay un grupo de personas reunidas y pensamos: seguro que me están observando”…). La pregunta constante es “cómo me estarán viendo en este momento” “qué estarán pensando de mí” “seguro que se están dando cuenta de lo que me ocurre”… y debido a ello registra información sobre sí mismo (síntomas que siente, si son observables o no, información que supone le dan los otros sobre sus actuaciones…). Esa atención centrada en sí mismo disminuye los recursos atencionales que emplea en comprender al otro, disfrutar de la comunicación, disfrutar de lo que le rodea, ejecutar tareas cotidianas o tener en cuenta otras muchas posibles alternativas. El error básico de pensamiento en la personalización es que se interpreta cada experiencia, cada conversación, cada mirada como una pista para autoanalizarse y valorarse a sí mismo que casi siempre va a ser de forma negativa.