3) GENERALIZACION EXCESIVA O SOBREGENERALIZACIÓN

Sacamos conclusiones generalizadas a partir de un evento único que sucedió alguna vez. Son juicios muy abarcadores (muy extremistas) con predicciones basadas en incidentes aislados. Un caso se generaliza a toda una serie de acontecimientos: “Si ocurrió una vez, ocurrirá siempre” “Si una persona me hizo daño, todas las personas similares son malas” “Si un perro me mordió todos me morderán” “Como el otro día me dio un ataque de ansiedad conduciendo seguro que siempre me pasará lo mismo” “Si salgo a la calle me caeré porque el otro día salí y me caí” “Nunca conseguiré hacer algo bien porque siempre me sale todo mal”. Se tiende a extender a otros ámbitos ocurrencias que en principio no tienen ninguna relación entre sí, se realizan conclusiones generalizadas a partir de un incidente aislado, simple o un único elemento de evidencia. Esta distorsión conduce inevitablemente a una vida cada vez más restringida. Los sucesos negativos se ven como una derrota o frustración que nunca acabará. Con la sobregeneralización se cierran las puertas a la posibilidad, al cambio, a la movilización, al poder hacer algo. Estos pensamientos se expresan mediante los siguientes términos:

  • Nunca, siempre, todo, jamás, nadie,...
  • “Nunca seré capaz de conseguirlo”.
  • “Siempre me ocurre lo mismo”.
  • “Todo me sale mal”.
  • “Jamás podré tener un momento de tranquilidad”.
  • “Nadie me tiene en cuenta”...