CONCLUSIONES

 

  1. La asertividad es una habilidad, una capacidad de autoafirmar con seguridad y con sencillez y fuerza lo que quiero y lo que pienso, los propios derechos, sin dejarse manipular y sin manipular a los demás.
  2. La persona no-asertiva o inhibida no defiende los derechos e intereses personales. Respeta a los demás, pero no a sí mismo. La persona agresiva defiende en exceso los derechos e intereses personales, sin tener en cuenta los de los demás. Las personas asertivas conocen sus propios derechos y los defienden, respetando a los demás, es decir, no van a "ganar", sino a "llegar a un acuerdo". Yo gano/Tú ganas.
  3. Llevando un autoregistro, se tendrá evidencia objetiva sobre los cambios que se van experimentando en nuestra persona. Si no se realizan las anotaciones regularmente, se tendrá que confiar en la memoria y ésta es un método de auto-observación muy inexacto, tal y como han demostrado múltiples investigaciones.
  4. Olga Castanyer nos menciona 3 técnicas para desarrollar la capacidad de la asertividad: la relajación y la respiración, las técnicas de asertividad para discusiones y la reestructuración cognitiva.