LA ASERTIVIDAD

 

2. Características o perfil de una persona asertiva

La asertividad es el punto medio entre los comportamientos inhibidos y los comportamientos violentos.

La persona no-asertiva o inhibidas no defiende los derechos e intereses personales. Respeta a los demás, pero no a sí mismo.

  • Comportamiento externo:
    • Volumen de voz bajo, habla poco fluida, bloqueos, tartamudeos, vacilaciones, silencios, muletillas.
    • Huida del contacto ocular, mirada baja, cara tensa, dientes apretados o labios temblorosos,  manos nerviosas, onicofagia, postura tensa, incómoda.
    • Inseguridad para saber qué hacer y decir.
    • Frecuentes quejas a terceros ("X no me comprende", "Y es un egoísta y se aprovecha de mí")
  • Patrones de pensamiento:
    • Consideran que así evitan molestar u ofender a los demás. Son personas "sacrificadas"
    • "Lo que yo sienta, piense o desee, no importa, importa lo que tú sientas, pienses o desees"
    • "Es necesario ser querido y apreciado por todo el mundo"
    • Constante sensación de ser incomprendido, manipulado, no tenido en cuenta
  • Sentimientos o emociones:
    • Impotencia, mucha energía mental, poca externa, frecuentes sentimientos de culpabilidad, baja autoestima, deshonestidad emocional (pueden sentirse agresivos, hostiles, etc., pero no lo manifiestan y a veces, no lo reconocen ni ante sí mismos), ansiedad, frustración.

Por ejemplo:

Persona 1: "¡Hey! ¿Trajiste el libro?"

Persona 2: “No lo traje, otra vez me lo he olvidado”

Persona 1: “Bueno, no pasa nada, da igual”

Persona 2: “¿No te molesta no?”

Persona 1: “Bueno, lo necesitaba hoy pero, da igual”

Persona 2: “Bueno, mañana te lo traigo ¿Está bien?”

Persona 1: “Está bien”

Estas personas tienen repentinos estallidos desmesurados de agresividad. Estos estallidos suelen ser bastante incontrolados, ya que son fruto de una acumulación de tensiones y hostilidad y no son manifestados con habilidad social.

La persona agresiva defiende en exceso los derechos e intereses personales, sin tener en cuenta los de los demás: a veces, no los tiene realmente en cuenta, otras, carece de habilidades para afrontar ciertas situaciones.

  • Comportamiento externo:
    • Volumen de voz elevado, a veces el habla poco fluida por ser demasiado precipitada, habla tajante, interrupciones, utilización de insultos y amenazas.
    • Contacto ocular retador, cara tensa, manos tensas, postura que invade el espacio del otro, tendencia al contraataque.
  • Patrones de pensamiento:
    • "Ahora sólo yo importo. Lo que tú pienses o sientas no me interesa".
    • Piensan que si no se comportan de esta forma, son excesivamente vulnerables.
    • Lo sitúan todo en términos de ganar-perder.
    • Pueden darse las creencias: "hay gente mala y vil que merece ser castigada" y/o "es horrible que las cosas no salgan como a mí me gustaría que saliesen", "lo importante es conseguir lo que yo quiera"
  • Emociones o sentimientos:
    • Ansiedad creciente
    • Soledad, sensación de incomprensión, culpa, frustración
    • Baja autoestima (si no, no se defenderían tanto)
    • Sensación de falta de control
    • Enfado cada vez más constante y que se extiende a cada vez más personas y situaciones.
    • Honestidad emocional: expresan lo que sienten y "no engañan a nadie".
  • Como en el caso de las personas no asertivas, los agresivos sufren una serie de consecuencias de su forma de comportarse:
    • Generalmente, rechazo o huida por parte de los demás
    • Conducta de "círculo vicioso" por forzar a los demás a ser cada vez más hostiles y así aumentar ellos cada vez más su agresividad.

Por ejemplo:

Persona 1: "¡Hey! ¿Trajiste el libro?"

Persona 2: “No lo traje, otra vez me lo he olvidado”

Persona 1: “¡Pero es la cuarta vez que se te olvida!”

Persona 2: “Es que lo iba a coger, pero al final se me olvidó”

Persona 1: “Siempre es lo mismo, me voy, hasta luego”

Las personas asertivas conocen sus propios derechos y los defienden, respetando a los demás, es decir, no van a "ganar", sino a "llegar a un acuerdo". Yo gano/Tú ganas.

  • Comportamiento externo:
    • Habla fluida, seguridad, ni bloqueos ni muletillas, contacto ocular directo, pero no desafiante, relajación corporal, comodidad postural.
    • Expresión de sentimientos tanto positivos como negativos, defensa sin agresión, honestidad,  capacidad de hablar de propios gustos e intereses, capacidad de discrepar abiertamente, capacidad de pedir aclaraciones, decir "no", saber aceptar errores.
    • Conocen y creen en unos derechos para sí y para los demás.
    • Sus convicciones son en su mayoría "racionales", su manera de pensar es más racional, actuando de forma más adaptativa a su vida y circunstancias.
  • Sentimientos o emociones:
    • Buena autoestima, no se sienten inferiores ni superiores a los demás, satisfacción en las relaciones, respeto por uno mismo.
    • Sensación de control emocional.
  • También en este caso, la conducta asertiva tendrá unas consecuencias en el entorno y la conducta de los demás:
    • Frenan o desarman a la persona que les ataque
    • Aclaran equívocos
    • Los demás se sienten respetados y valorados
    • La persona asertiva suele ser considerada "buena", pero no "tonta".

Por ejemplo:

Persona 1: "¡Hey! ¿Trajiste el libro?"

Persona 2: “No lo traje, otra vez me lo he olvidado”

Persona 1: “Yo entiendo que estés ocupado(a) en muchas cosas, pero a mí me hace falta y muchas veces se te olvida, ¿te parece si mañana te envío un mensaje de texto para que te acuerdes?”

Persona 2: “¡Listo!”

Ahora bien, visto el campo cognitivo, veamos ahora el campo conductual, ¿cómo solemos reaccionar?

  • Sin emitir ninguna conducta.
  • Respondiendo según crea que es el deseo del otro.
  • De una manera ansiosa: Con tartamudeo, sudor, retorcimiento de manos, movimientos estereotipados.
  • O bien de una manera agresiva: con elevación de la voz, portazos, insultos.