SUEÑOS DE TRANSGRESIÓN INADVERTIDA ( STI ) EN PERSONAS ALCOHÓLICAS CON Y SIN TRATAMIENTO

 

Autores: Luis S. Espinoza Paul y

Pedro E. Tapia Amaya

 


SUEÑOS DE TRANSGRESIÓN INADVERTIDA ( STI ) EN PERSONAS ALCOHÓLICAS CON Y SIN TRATAMIENTO

RESUMEN

La presente investigación es un estudio exploratorio simple acerca de algunas características de los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas divididas en dos grupos: un grupo de personas alcohólicas sin tratamiento y otro de alcohólicos con tratamiento (abstinencia). Para el estudio se elaboró y aplicó la "Encuesta STI". Luego del procesamiento de los resultados se encontró que estos sueños se presentan con mayor frecuencia en las personas alcohólicas en abstinencia y que los personas que tienen estos sueños perciben una serie de cambios psicológicos, fisiológicos y biológicos.

ABSTRACT

The present research is a simple exploratory study about some characteristics of dreams of absent - minded transgression in individual alcoholics divided in two groups: one group is alcoholics without treatment and the other one is alcoholics with treatment (abstinence). For the study we elaborated and aplicated the "Search STI". After the processing of the results we found that these dreams are frequently present in alcoholics that have these dreams perceive a series of psychological, physiologic and biologics changes.

El sueño es un período de reposo para el cuerpo y la mente durante el cual la voluntad y el conocimiento se encuentran bajo inhibición parcial o completa y están parcialmente interrumpidas las funciones corporales. Se ha descrito como un estado de la conducta que consiste en postura inmóvil y sensibilidad disminuida, pero fácilmente reversible, a los estímulos externos. El sueño se divide en dos etapas: sueño de movimientos oculares no rápidos NREM y sueño de movimientos oculares rápidos REM. Los indicadores de que un organismo está dormido puede resumirse de la siguiente manera: a) Actividad somática reducida, b) Los umbrales de muchos reflejos están incrementados como son los propioceptivos, c) Disminución de respuesta a ciertos estímulos como son los reflejos osteotendinosos, d) Pérdida de la conciencia de modo que el organismo no conoce los estímulos y por lo tanto es incapaz de recordar lo que acontece a su alrededor mientras duerme, e) El organismo que duerme puede ser despertado por estímulos sensoriales fuertes a diferencia del estado patológico de coma. Aunque durante el sueño el cuerpo permanece relativamente quieto, existen frecuentes explosiones de actividad de tal manera que el promedio de descanso continuo es únicamente de minutos. Se observan cambios de posición corporal cada 5 - 10 minutos o cada 20 - 25 minutos. La actividad autonómica tiene cambios más o menos definidos que se traducen en disminución del ritmo cardiaco a 20 o 30 palpitaciones por minuto, reducción de la temperatura hasta de 2 grados que se recuperan al momento de despertar; descenso de la presión arterial en 2 o 3 centímetros cúbicos de mercurio; lentificación de la respiración que se profundiza, pero permanece regular. El ritmo del sueño en el recién nacido se presenta por períodos de 3 o 4 horas de duración en 5 o 7 oportunidades. Es el sueño polifásico que se conserva casi toda la vida en etapas pre-escolares y termina con la siesta de la tarde (5 o 8 años de edad). En cambio, el sueño del adulto es monofásico y por lo general de ocho horas de duración. Con la edad disminuye el número de horas y puede aparecer un esbozo de sueño bifásico (siesta). Hay un temor en cuanto, también, que los ritmos del sueño bifásico varían de especie a especie. Así en el adulto humano la duración de ocho horas al día, pero se ha observado a personas que duermen solo tres horas sin que le produzca trastorno alguno mientras otros requieren de 10 o más horas. De esta manera se encuentran dos tipos de personas, los durmientes breves de 5.5 horas o menos y los durmientes prolongados de 9.5 horas o más. La diferencia entre ambos es que los durmientes breves tienen menos sueños de tipo paradójico. (Olortegui, 1995).

Es posible determinar el momento preciso en que una persona esta dormida y la mejor manera de hacerlo es midiendo la reacción óptica que tiene el sujeto a la luz, también se ha sugerido la participación de hipnotoxinas en el proceso del dormir tales como la serotonina, el ácido dihidroxi-fenilanina y el ácido gama-aminobutírico. (Mc Clintie, 1983).

Algunos investigadores plantearon la posibilidad de que el movimiento rápido de los ojos fuera un indicio de que la persona estaba soñando, mientras que en el sueño NMOR no se soñaba. Al intentar probarlo un 85% de personas recordaba un sueño al ser despertado durante un período MOR, sin embargo, algunos de éstos tenían ensueños durante períodos NMOR. Los contenido de estos ensueños parecen ser de carácter visual, pues los ciegos de nacimiento no tienen sueño MOR ni ensueños visuales, en cambio, los que tienen ceguera adquirida sí y los videntes con mayor razón. Fundamentalmente el recuerdo de los sueños tiende a variar dependiendo del momento que se haga la colección de la información y teniendo en cuenta que los sueños con mayor carga emotiva suelen ser más recordados. (Ninomiya, 1991).

Entre los trastornos más comunes de las personas adictas al alcoholicas se encuentran alteraciones del sueño como despertares frecuentes, insomnio y pavor nocturno, estos síntomas son factores etiológicos importantes del alcoholismo también se piensa que son consecuencia del consumo de alcohol en grandes cantidades. El alcohol, al igual que otros medicamentos sedantes e hipnóticos, tiende a suprimir la fase REM (acorta cada fase de sueño REM, pero no modifica el número de episodios por noche); a medida que disminuye la concentración sanguínea de alcohol hasta concentraciones no sedantes, se produce un sueño REM de rebote. Los alcohólicos crónicos presentan alteraciones del registro electroencefalográfico de toda la noche. Personas alcohólicas estudiadas mientras bebían durante diez días consecutivos presentaron después de la abstinencia alcohólica supresión del sueño REM y sueño REM de rebote. Es también característico en las personas alcohólicas la fragmentación del sueño al despertarse con frecuencia durante la alucinosis. En los alcohólicos es frecuente la depresión, que a su vez es una causa importante de los trastornos del sueño. La depresión endógena se caracteriza por un despertar precoz , mientras que en la depresión reactiva existe dificultad para dormirse. (Estes y Heinemann, 1989).

Los registros del EGG y otros datos relacionados indican que todas las personas experimentan sueños MOR, además si se les despierta durante esos períodos, incluso los personas que normalmente no recuerdan haber soñado pueden reportar sueños intensos. Las investigaciones sobre las razones por las que la gente no puede recordar sus sueños indican que son sobre todo una función de lo que hacen al despertar. Los sueños representan la interpretación de la actividad nerviosa de nuestro cerebro, reflejan aspectos de nuestra memoria y experiencia conscientes. Los intentos realizados por algunas personas hacer cambios serios en su conducta, como dejar de fumar o de beber, han permitido obtener evidencia importante a favor de la conexión entre los sueños y los sucesos importantes de la vida; estos personas a menudo reportan sueños de transgresión inadvertida (STI), en donde los personas de repente se dan cuenta de que están fumando o bebiendo y que incurren en esta conducta de manera inadvertida, sin haberlo planeado. En muchos casos los personas despiertan en este punto, sintiéndose muy perturbados. Algunos datos interesantes acerca de la naturaleza de estos sueños y su relación con la conducta de vigilia, son investigaciones donde se le pidieron a varios cientos de personas participantes en un programa para dejar de fumar que reportaran el tipo de sueños que tenían durante y antes del programa, la mayoría de personas reportó tener STI mientras intentaba abandonar el cigarrillo, y que no había tenido esos sueños antes cuando aún fumaban. Además, y de mayor importancia , se encontró que tener esos sueños se relacionaba positivamente con el éxito de los participantes para dejar de fumar. Una mayor proporción de los reportaban estos sueños permanecían sin fumar un año después del programa de entrenamiento. Los investigadores sugieren que la culpa y el pánico producidos por los STI son tan desagradables que ayudan a fortalecer la resolución de los fumadores para romper su hábito. Esta resolución es también fortalecida por el hecho de que en los sueños fumar no es acompañado por sentimientos placenteros. (Barón, 1996).

No existe una causa única sobre la etiología del alcoholismo, de todas las variables estudiadas, los factores genéticos son los que resultan más fáciles de abordar, y han proporcionado datos muy importantes para intentar establecer las causas determinantes del alcoholismo. El hecho de que los estudios sobre gemelos idénticos no indiquen una concordancia del cien por ciento, señala que existen otros factores, sociales y psicológicos, que influyen en la aparición del alcoholismo. Las variables psicológicas y sociológicas son mucho más difíciles de controlar, definir y valorar. Un aspecto muy importante de las investigaciones genéticas es la posibilidad de predecir el alcoholismo antes de su aparición. Esto permitiría identificar a las pre-alcohólicas, que podrían ser observados a medida que avanza el alcoholismo. Hay una serie de estudios que intentan evaluar los factores biológicos y psicológicos en personas con una posible predisposición al alcoholismo por su historia familiar. (Estes y Heinemann, 1989).

Una investigación realizada con un grupo de 293 fumadores en abstinencia de 1 y 4 semana, reportó que el 33% al menos uno tuvo un sueño acerca de fumar (STI). En la mayoría de los sueños los fumadores se levantaron con fuertes emociones negativas como pánico y culpa. Los sueños acerca de fumar, fueron el resultado del retiro del tabaco, un 97% de fumadores no tuvieron estos sueños cuando no estaban en abstinencia y su concurrencia fueron significativamente relacionadas a la duración de la abstinencia. Los fumadores reportaron estos sueños tan vividamente y relacionados con el mismo tabaco. Se recogió datos de síntomas de fumadores en abstinencia por un año y se encontró que el 63% de estos personas tuvieron sueños acerca de fumar. Ellos tuvieron en promedio cinco STI y alrededor de 0,25 ocurrió después del sexto mes de abstinencia. Tener sueños acerca de fumar (STI) fue prospectivamente positivo relacionado al mantenimiento de la abstinencia. (Hajek y Belcher, 1991).

El método de entrevistas de los sueños puede ser aplicada a la interpretación de los sueños, describiendo el uso de alcohol y drogas para explicar el significado de cada sueño en relación a las etapas de recuperación. En esta investigación se utilizaron siete sueños recolectados de personas en psicoterapia y participantes en talleres de sueños, la incorporación de cada uno de los sueños interpretados en el tratamiento de adicciones se encuentra todavía en discusión. (Flowers y Zweben, 1998).

La habilidad para predecir el resultado de tratamientos para dependientes alcohólicos seria una herramienta valorable para el tratamientos de no pacientes. Esta mediciones son confiables respondiendo al tratamiento tradicional, permitiendo formular las intervenciones de las recaídas. Existe habilidad para predecir abstinencia y recaída. Un área bien documentada con dependientes alcohólicos, conocidos para mostrar defectos durante períodos de beber y momentos de retiro en la cantidad y cualidad de sus sueños, todavía se analizan las variables de la habilidad del sueño, para predecir que paciente se abstendría y cual volvería a la bebida. (Drummond et. al., 1998).

Los objetivos de esta investigación son:

  • Determinar la frecuencia con que se presentan los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas con y sin tratamiento.
  • Determinar la periodicidad con que se presentan los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas con y sin tratamiento.
  • Establecer la autopercepción de las posibles reacciones biológicas y fisiológicas experimentadas por las personas alcohólicas que tienen Sueños de Transgresión Inadvertida (STI).
  • Determinar los diferentes tipos de sentimientos y emociones que experimentan las personas alcohólicas que tienen Sueños de Transgresión Inadvertida (STI).

Para llevar a cabo la investigación se partió de las siguientes interrogantes:

¿Cuál es la frecuencia y periodicidad con que se presentan los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas con y sin tratamiento?

¿Qué cambios biológicos, fisiológicos y psicológicos experimentan las personas alcohólicas con y sin tratamiento que tienen Sueños de Transgresión Inadvertida (STI)?

Como variable dependiente se ha considerado:

Sueños de Transgresión Inadvertida (STI): Sueño en donde la persona se encuentra ingiriendo bebidas alcohólicas y cuyo aspecto de real hace difícil discernir si es un sueño o la realidad.

Como variables independientes se han considerado:

Alcohólicas sin tratamiento: Personas incapaces de dejar de ingerir bebidas alcohólicas (Incapacidad de abstinencia) .

Alcohólicas en tratamiento: Personas alcohólicas en abstinencia de más de tres meses.

MÉTODO

Participantes

El procedimiento de muestreo efectuado fue no probabilístico e intencional. La muestra fue constituida por 23 personas alcohólicas, de ambos sexos, divididos en dos grupos, el primer grupo de 12 personas alcohólicas con tratamiento, con una abstinencia de más de tres meses, en este grupo 4 personas eran miembros de Alcohólicos Anónimos ubicado en el distrito de Lince y 8 personas pertenecían al Centro Victoria localizado en el distrito de San Miguel. El segundo grupo estaba conformado por 11 personas alcohólicas sin tratamiento del Centro Victoria.

Instrumentos

Para la obtención de los datos se utilizó una encuesta simple elaborada para los fines de la investigación la cual se denominó "Encuesta STI" que comprendía 10 ítems con alternativas de respuestas mixtas con la cual se podía determinar la frecuencia y periodicidad con que se presentan los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) y las reacciones biológicas, fisiológicas y psicológicas relacionadas a estos sueños. Esta encuesta contenía preguntas complementarias que exploraban las características de los sueños en general que se utilizaron para la discusión.

Procedimiento

La encuesta fue administrada a los dos grupos por separado, en sus respectivos centros de rehabilitación, pero de manera colectiva (en el caso de los miembros de Alcohólicos Anónimos se les aplicó la encuesta a las cuatro personas en su propio centro). Además, se les solicitó su colaboración con la administración de la encuesta y se procedió a leer las instrucciones indicando que el tiempo era ilimitado. Se aclaró que la encuesta era anónima, luego se les explicó que son los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) para evitar confusiones con otro tipo de sueños y se les brindó un lapicero y la encuesta. Una vez obtenidas las encuestas llenas se procedió a clasificar y cuantificar las respuestas confeccionando tablas porcentuales.

RESULTADOS

La comparación entre los resultados de los dos grupos se realiza en base a los porcentajes obtenidos en cada alternativa de respuesta. En las tablas 3, 4, 5 y 6 se toman en cuenta soló los personas que presentan Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) para la confección de las tablas porcentuales.

TABLA 1 Características de los sueños en personas alcohólicas con y sin tratamiento
  Alcohólicos sin Tratamiento Alcohólicos con Tratamiento
Recuerda sus sueños:  
Siempre 9.09% 25.00%
A veces 90.91% 75.00%
Nunca 0.00% 0.00%
Total 100% 100%
Los contenidos de sus sueños son:  
Siempre variados 63.64% 75.00%
A veces se repiten 36.36% 25.00%
Siempre son los mismos 0.00% 0.00%
Total 100% 100%
Percibe que sus sueños son:  
Largos 45.45% 8.33%
Normales 18.18% 50.00%
Cortos 36.36% 41.67%
Total 100% 100%

 

La tabla 1 muestra que la mayor parte de las personas alcohólicas en tratamiento (90.91%) recuerda el contenido de sus sueños a veces y sólo una pequeña parte de este grupo (9.09%) recuerda siempre sus sueños. Las tres cuartas partes de las personas alcohólicas con tratamiento (75.00%) recuerda a veces el contenido de sus sueños y la cuarta parte de este grupo (25.00%) siempre recuerda sus sueños.

En relación a la variabilidad del contenido de los sueños en las personas alcohólicas sin tratamiento se observo que un 63.64% siempre tiene sueños de contenidos variados y un 36.36% de este grupo tiene sueños que a veces se repiten. Similares son los resultados observados en el grupo de personas alcohólicas en tratamiento, en el cual, las tres cuartas partes (75.00%) tienen sueños de contenidos siempre variados y la cuarta parte (25.00%) tienen sueños que se repiten a veces. En cuanto a la percepción que tienen del tiempo que duran sus sueños, las personas alcohólicas sin tratamiento en un 45.45% perciben que sus sueño son largos a diferencia de las personas alcohólicas con tratamiento que sólo una pequeña parte del grupo (8.33%) percibe que el tiempo que dura sus sueños es largo. En el grupo de alcohólicas sin tratamiento solo un 18.18% percibe que el tiempo que duran sus sueños es normal, a diferencia del grupo de alcohólicas en tratamiento en el cual la mitad (50.00%) percibe que el tiempo de duración de sus sueños es normal. El 36.36% de las personas alcohólicas sin tratamiento percibe que sus sueños duran poco y un 41.67% de las personas alcohólicas en tratamiento perciben que el tiempo que dura sus sueños es corto.

TABLA 2 Presencia de Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas con y sin tratamiento  
  Alcohólicos sin Tratamiento Alcohólicos con Tratamiento
Si 18.18% 66.67%
No 81.82% 33.33%
alcoholicosTotal 100% 100%

Gráfico 1. Presencia de Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas con y sin tratamiento.

 

En relación a la presencia de Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) se puede observar en la tabla 2 y en el gráfico 1, que sólo una pequeña parte del grupo de personas alcohólicas sin tratamiento (18.18%) tiene este tipo de sueños y la mayoría (81.82%) nunca ha tenido Sueños de Transgresión Inadvertida (STI). En cambio, en el grupo de personas alcohólicas con tratamiento, más de la mitad (66.67%) tiene Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) y sólo un 33.33% nunca ha tenido este tipo de sueño.

TABLA 3 Frecuencia de los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas con y sin tratamiento

  Alcohólicos sin Tratamiento Alcohólicos con Tratamiento
Solamente una vez 50.00% 12.50%
Más de una vez 50.00% 87.50%
sueños trasgresivosTotal 100% 100%

Gráfico 2. Frecuencia de Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas con y sin tratamiento.

 

En la tabla 3 y en el gráfico 2 se observa la frecuencia con que se presentan los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI). En el grupo de personas alcohólicas sin tratamiento la mitad (50.00%) experimento una sola vez este tipo de sueño y la otra mitad (50.00%) tuvo más de una vez un Sueño de Transgresión Inadvertida (STI). En el grupo de personas alcohólicas con tratamiento el 12.50% presentó solo una vez sueños STI y la mayoría 87.50% tuvo este tipo de sueño más de una vez.

    TABLA 4 Periodicidad de los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas con y sin tratamiento
  Alcohólicos sin Tratamiento Alcohólicos con Tratamiento
Hace menos de un mes 0.00% 50.00%
Menos de seis meses 50.00% 25.00%
Menos de un año 0.00% 12.50%
Más de un año 50.00% 12.50%
Total 100% 100%

Gráfico 3. Periodicidad de Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas con y sin tratamiento.

 

En la tabla 4 y gráfico 3 se puede observar la periodicidad con que se presentan los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en el grupo de alcohólicas sin tratamiento la mitad (50.00%) experimento este tipo de sueño hace menos de seis meses y la otra mitad (50.00%) hace menos de un año. En cambio, la mitad de las personas alcohólicas con tratamiento (50.00%) reportaron STI hace menos de un mes; la cuarta parte de este grupo (25.00%) tuvo este tipo de sueño hace menos de seis meses , un 12.50% presento STI hace menos de un año y el otro 12.50% experimento estos sueños hace más de un año.

TABLA 5 Sentimientos y Emociones relacionadas a los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas con y sin tratamiento  
  Alcohólicos sin Tratamiento Alcohólicos con Tratamiento
Temor 0.00% 25.00%
Alegría 50.00% 25.00%
Pena 0.00% 0.00%
Desagradable 0.00% 12.50%
Enojo 0.00% 0.00%
Culpa 0.00% 0.00%
Agradable 0.00% 25.00%
Otros 50.00% 12.50%
sin y con tratamientoTotal 100% 100%

Gráfico 4. Senitmientos y Emociones relacionadas a los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas con y sin tratamiento.

 

En la tabla 5 y gráfico 4 se puede observar, los sentimientos y emociones relacionados a los STI en la cual la mitad de las personas alcohólicas sin tratamiento (50.00%) sintieron alegría al reportar Sueños de Transgresión Inadvertida; y la otra mitad (50.00%) experimentaron diversos sentimientos y emociones. En cambio, en las personas alcohólicas con tratamiento un 25.00% experimentó temor al tener estos sueños, otro 25.00% sintió alegría al tener un STI, un 12.50% sintió sensaciones desagradables al tener STI, un 25.00% experimentó sensaciones agradables cuando reporto estos sueños y el 25.50% tuvo diversos sentimientos y emociones al tener este tipo de sueños.

 
TABLA 6 Autopercepciones Biológicas y Fisiológicas producida por los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) en personas alcohólicas con y sin tratamiento  
  Alcohólicos sin Tratamiento Alcohólicos con Tratamiento
Sudando 0.00% 12.50%
Náuseas 0.00% 0.00%
Escalofríos 0.00% 12.50%
Temblores 0.00% 0.00%
Dolor de Estomago 0.00% 0.00%
Dolor de Cabeza 0.00% 12.50%
Otros 100% 62.50%
Total 100% 100%

En relación a las autopercepciones biológicas y fisiológicas (Tabla 6) que producen los STI, los alcohólicos sin tratamiento en su totalidad (100%) percibieron otros cambios biológicos y fisiológicos, como sequedad en la boca, ardor en la garganta, entre otros. En el grupo de personas alcohólicas con tratamiento, el 12.50% experimentó sudoración al reportar un STI, un 12.50% sintieron escalofríos al tener estos sueños, otro 12.50% experimento dolores de cabeza y más de la mitad (62.50%) mostró cambios biológicos y fisiológicos diversos.

DISCUSIÓN

Al analizar los resultados de la investigación se encontró que los personas alcohólicas sin y con tratamiento presentan características similares en el sueño. La mayoría de los dos grupos tienen sueños de contenidos siempre variados y sólo una cuarta parte tiene sueños que a veces se repiten. En lo relacionado al recuerdo de los sueños, la mayoría de los personas alcohólicas sin tratamiento recuerda a veces el contenido de sus sueños al igual que las personas alcohólicas en tratamiento (abstinencia), sólo una minoría de las personas alcohólicas sin tratamiento recuerda siempre sus sueños; sin embargo, la cuarta parte de las personas alcohólicas en abstinencia recuerda siempre sus sueños. Hay que tener presente que el recuerdo del contenido de los sueños tiende a variar dependiendo del momento en que se haga la recolección de la información y que los sueños con mayor carga emotiva y los que se presentan hacia el final de la noche son los que suelen ser más recordados. (Ninomiya, 1991).

A diferencia de otras investigaciones en las cuales se observó que el sueño de las personas alcohólicas era irregular, con interrupciones frecuentes y presentaba disminución del sueño REM. (Estes y Heinemann, 1989). En esta investigación se observó que casi la mitad (45.45%) de los personas alcohólicas sin tratamiento perciben que sus sueños son largos y sólo un 36.36% de este grupo percibe que sus sueños son cortos; en cambio, en el grupo de personas alcohólicas en abstinencia un 41.67% percibe que sus sueños son cortos e interrumpidos y una minoría (8.33%) experimenta que su sueño es largo y sin interrupciones.

En lo que se refiere a la presencia de Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) los resultados coinciden con otro estudio realizados en el extranjero, en el cual, se relacionó la presencia de STI en personas adictos al cigarrillo en abstinencia, donde los investigadores en un grupo de 293 fumadores encontraron que el 33% al menos uno tuvo un sueño acerca de fumar. (Hajek y Belcher, 1991), en esta investigación se pudo observar que un 18.18% de las personas alcohólicas con tratamiento presentaron estos sueños donde se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas (STI) y el 66.67% de las personas alcohólicas en abstinencia por más de tres meses presentaron este tipo de sueños. En cambio, las personas alcohólicas sin tratamiento, un 81.82% no experimentó jamás un STI y el 33.33% de las personas alcohólicas con tratamiento no tuvieron STI, lo que demuestra que estos sueños se presentan, en su mayoría, cuando la persona adicta está en abstinencia de la sustancia adictiva como anteriormente demostraron Hajek y Belcher.

La frecuencia y periodicidad con que se presentan los STI en las personas alcohólicas con y sin tratamiento, muestran diferencias en ambos grupos. La mayoría de los alcohólicos en abstinencia (87.50%) tuvieron más de una vez estos sueños y sólo un 12.50% lo reporto un sola vez; sin embargo, los alcohólicos sin tratamiento que presentaron STI, la mitad tuvo sólo una vez estos sueños y la otra mitad del grupo experimentó estos más de una vez. En la presente investigación se ha observado que los alcohólicos en abstinencia reportan con mayor frecuencia Sueños de Transgresión Inadvertida (STI).

En relación a la periodicidad de los STI, la mitad de las personas en abstinencia tuvieron estos sueños hace menos de un mes al igual que el grupo de alcohólicos sin abstinencia, la cuarta parte del grupo de alcohólicos en abstinencia presentó un STI hace menos de seis meses y una cuarta parte de los alcohólicos en abstinencia reporto un STI hace menos de un año y más de un año, se puede observar que la mayoría de los dos grupos tienden a tener STI en un lapso de menos de un mes y menos de seis meses.

Se encontró una serie de sentimientos y emociones como temor, alegría, desagradable, agradables entre otros en la mayoría de personas alcohólicas con y sin tratamiento que tuvieron estos sueños que coinciden con otra investigación que encontró que la mayoría de fumadores que tuvieron STI relacionados con el cigarrillo se levantaron con fuertes emociones como pánico y culpa. (Hajek y Belcher, 1991).

Un aspecto interesante encontrado en esta investigación es la relación de los STI con las auto percepciones biológicas y fisiológicas en personas alcohólicas que tuvieron STI, los cuales experimentaron sudoración, escalofríos, dolor de estomago, sequedad en la boca, entre otros cambios al despertarse después de haber tenido un STI.

Hajek y Belcher encontraron una interesante relación entre el éxito de la abstinencia y la presencia de los Sueños de transgresión Inadvertida (STI) los cuales funcionaban de manera de reforzador aversivo, por las emociones negativas que producen estos sueños en las personas que los experimentan.

Sería recomendable replicar este estudio con una muestra más amplia y explorar la relación de los Sueños de Transgresión Inadvertida (STI) con el éxito de la abstinencia en personas alcohólicas.

REFERENCIAS

Barón, R. (1996). Psicología. México: Perntice-Hall.

Drummond, S; Gillin, J; Smith, T; Demodena, A; y Schuckit, M. (1998). Can sleep after 3- months of abstinence predict treatment outcome at 1 year in patients whith pure primary alcoholism ?. San Diego: UCSD Psychiatry Department.

Estes, N. y Heinemann,R. (1989). Alcoholismo: Desarrollo, Consecuencias y Tratamiento. Madrid: Interamericana - McGraw-Hill.

Flowers, L. y Zweben, J. (1998). The changing role of using dreams in addiction recovery. Journal of Substance Abuse Treatment, 15, 193 - 200.

Hajek,P. y Belcher, M. (1991). Dream of absent - minded transgression: An empirical study of cognitive withdrawal symptom. Journal of Abnormal Psychology, 100, 487 - 491.

Mc Clintie, R. (1983). Fisiología del cuerpo humano. México: Limusa.

Ninomiya, Y. (1991). Fisiología humana: neurofisiología. México: Manual Moderno.

Olortegui, F. (1995). Diccionario de Psicología. Lima: San Marcos.

 

ENCUESTA STI

EDAD: SEXO:

 

Por favor lea atentamente cada pregunta y marque la letra que corresponda a la respuesta escogida por usted.

1. Con cuánta frecuencia recuerda usted sus sueños ( imágenes que se presentan mientras duerme)

  1. Siempre b. A veces c. Nunca

2. Usted considera que tiene un sueño:

  1. Profundo
  2. Ligero
  3. Normal

3. Puede imaginar algunas cosas tan vivamente que mantiene su atención como lo hace una buena película o un relato

  1. Siempre b. A veces c. Nunca

4. Siente o percibe que sus sueños son:

  1. Largos o Extensos.
  2. Normales.
  3. Cortos y poco duraderos.

5. Los contenidos de su sueños son:

  1. Siempre Variados.
  2. A veces se repiten.
  3. Siempre son los mismos.

6. Ha tenido algún sueño en el cual se haya visto ingiriendo bebidas

alcohólicas:

a. Si b. No

 Si su respuesta fue "Si" pase a la siguiente página.

7. Cuantas veces ha tenido este tipo de sueño:

  1. Sólo una vez b. Más de una vez

8. Cuando fue la última vez que tuvo este tipo de sueño:

  1. Hace menos de un mes
  2. Menos de seis meses
  3. Menos de un año
  4. Más de un año

9. Las sensaciones o emociones le produjo este tipo de sueños fueron de:

  1. Temor
  2. Alegría
  3. Pena
  4. Desagradables
  5. Enojo
  6. Culpa
  7. Agradables
  8. Otros ( Especifique )...............................................................................

10. Al tener este tipo de sueños en el cual se veía ingiriendo bebidas alcohólicas usted se levantó:

  1. Sudando
  2. Con Nauseas
  3. Con Dolor de Estomago
  4. Con Dolor de Cabeza
  5. Con Escalofríos
  6. Con temblores en el cuerpo
  7. Otros ( Especifique )......................................................................................