Psicología Online: Formación, Autoayuda y Consejo Online
      Usted está Aquí / Psicología Online > Ebooks > Guía para Sobrevivir a los Manipuladores Cotidianos

SECCIONES

Inicio

Manipulación

Manipuladores

Supervivencia

 

SOBREVIVIR

Tus debilidades

Reforzarte

 Decidirte

Que no cuelguen

De buena fe

Defiéndete

Agresión activa

Agresión pasiva

CURSO A TRAVÉS DE INTERNET / ONLINE

Inteligencia Emocional

Supervivencia:

Tus puntos débiles

Tus puntos debiles

Antes de enfrentarte a ellos tienes que tapar tus puntos débiles, aquellas vulnerabilidades de las que se aprovechan para dominarte.

Básicamente son:

  • Baja autoestima.
  • Ser tan manipulador como ellos: Inseguridad, carencias afectivas, ansiedad ante la evaluación social...
  • Miedo: A pérdidas emocionales y físicas.

 

Aunque cualquiera puede ser víctima de manipulación, hay personas más proclives a ello. Para sobrevivir a los manipuladores, es útil detectar el punto débil que les ha permitido apoderarse del control sobre la vida de la otra persona en una o varias de las áreas importantes.

Los puntos débiles suelen estar relacionados con la baja autoestima, la necesidad de aprobación, y el miedo a la posibilidad de perder el contacto con la otra persona, los hijos o los bienes comunes.

Hay que prestar especial atención a:

  • LA AUTOESTIMA: Si te valoras en base al juicio de los demás, tienes tendencia a centrar la evaluación de tus acciones en los puntos negativos o te quieres poco, es probable que seas un objetivo fácil.
  • LOS RASGOS TÍPICOS DE LOS MANIPULADORES: A menudo las relaciones humanas son una batalla campal entre dos personas por el control. La presencia en el presunto manipulado de carencias afectivas, preocupación excesiva por la opinión de otras personas en relación a sus actos, baja autoestima, proyección o actitud agresiva son también puntos clave.
  • EL MIEDO A LA PÉRDIDA: Los manipuladores cotidianos establecen relaciones en las que arriesgan poco. Normalmente es la otra persona quien soporta el peso del vínculo, tanto en términos afectivos como económicos. De esta forma se sitúan en una posición de poder, al tener menos que perder que la otra parte ante la ruptura de la relación. Es casi seguro que el manipulado tenga miedo a la ruptura por todo lo que ha arriesgado en el proceso.

 

Basta con una de estas características para ser un manipulado en potencia. Y, ¿quién no está en una de las tres situaciones? Cuando das con una persona que quiere salirse con la suya a toda costa porque es la única forma de resolver su inseguridad, aunque tengas una autoestima normal te la irá minando hasta que caigas; aunque no emplees estrategias de manipulación te irán imponiendo su estilo de comunicación hasta que sólo sepas hablar mediante indirectas, "comentarios inocentes" y sugerencias. Y prácticamente todas las relaciones que establecen son asimétricas en cuanto al reparto de cargas. Cualquiera es, o puede ser, manipulador o manipulado.

      Usted está Aquí / Psicología Online > Ebooks > Guía para Sobrevivir a los Manipuladores Cotidianos