PSICOTERAPIA GESTALT : ¿QUE ES ESO?

 

Mauricio Ortega

Psicóterapeuta Gestalt


Es con Fritz Perls, Laura Perls y Paul Goodman que surge la Psicoterapia Gestalt, en los años 40´s. Su base está en la filosofía existencialista, en la teoría de campo, en la psicología de la Gestalt, retoma algunos puntos del Psicoanálisis, entre otras teorías y enfoques psicológicos. Dentro de los principios que son su columna vertebral está el de que se refiere a Gestalt (Misma que tiene los siguientes sinónimos; configuración, estructura, modelo o necesidad)

Habré de comenzar por decir que todos somos una Gestalt, entendiendo esta como una necesidad. Gary Yontef (1995), señala: "...Cuando la formación y destrucción de una Gestalt se bloquea o rigidiza, cuando las necesidades no son reconocidas o expresadas, se alteran la armonía flexible y el flujo del campo organismo / ambiente. Necesidades no satisfechas forman Gestalten incompletas que claman atención y por tanto, interfieren en nuevas Gestalten..." Un claro ejemplo de esto (usando el ciclo de la experiencia Gestalt), es la necesidad de comer. Supongamos que estamos con un antojo de una hamburguesa, el primer paso, es sin duda la sensación de hambre (Sensación), después me imagino cómo es esa hamburguesa (Formación de Figura), después me dirijo al puesto donde están las hamburguesas (Movilización de energía), después pido la hamburguesa (Acción), le doy una mordida y mastico el bocado (Pre contacto), saboreo el bocado, y lo trago (Contacto), doy un trago a la coca, dejo de sentir el dolor y rugir de mi estómago (Post contacto) y finalmente me siento satisfecho, es decir barriga llena corazón contento (Reposo). Todo este ciclo, lleva a un individuo a satisfacer una necesidad, y abrir otra Gestalt. Cuando en una de las fases antes dichas: Sensación, Formación de figura, Movilización de energía, Acción, Pre contacto, Contacto, Post contacto y Reposos; existe un bloqueo de energía que impide pasar de una etapa a otra, se genera una Gestalt abierta, la cual ocupará gran parte de nuestra energía hasta ser satisfecha.

Otra vértebra, que conforma la columna de la Psicoterapia Gestalt es el principio de la resistencia, en Psicoanálisis ésta se considera un mecanismo de defensa, cual tiene una finalidad propia que es la bloquear la energía, sería algo así, como aquél alpinista, éste utiliza varios arnés y una cuerda para poder escalar la montaña, mientras que él confié en su propia habilidad y destreza para escalar (Yo), es muy seguro que lo haga sin ningún contratiempo. Cada vez está más y más el deseo (Ello) de subir más y más y más. Estando a la mitad del camino, sobreviene en él varias ideas que van pasando por su mente como una película (Superyo); "... Estoy cansado... tal vez no logre... mejor me quedo aquí un rato y descanso... Yo sabía que no tenía que subir hoy... etc.". En ese estar él con todas estas ideas, la cuerda se empieza a tensionar, el cuerpo se empieza a poner rígido. Comienza en sí, el proceso de la resistencia a hacer o llevar a cabo una acción. En Psicoanálisis, ésta es destruida, mientras que en la Psicoterapia Gestalt, se considera una auto - interrupción de la energía y puede resolverse con el incremento de hacerla consciente, es decir de un modo u otro se busca su alianza, de tal modo que conlleva a buscar una polaridad que permita sustituir la necesidad de resistir, por la necesidad de continuar el ascenso por la montaña.
Lo dicho anteriormente nos lleva a otra vértebra que conforma la columna vertebral de la Psicoterapia Gestalt, el cual se refiere a la Autorregulación Organísmica la cual se entiende como el proceso natural que ocurre en el individuo, con el fin de llegar a un equilibrio homeostático. Este proceso se produce en forma natural y autónoma sin que la persona se de cuenta e incluye o supone que una tarea o asunto inconcluso ha sido cumplido y a comenzado un cambio.

La neurosis es vista como un conjunto de gestalten inconclusos, que de un modo u otro están bloqueando la energía de la persona. Fritz Perls, consideraba que la neurosis estaba constituida por capas o estratos usando la metáfora de una cebolla, él decía que el proceso psicoterapéutico consistía en ir quitando las capas de la cebolla hasta llegar al centro de la misma. Considerando siempre el presente (aquí y ahora) como elemento fundamental en el proceso psicoterapéutico. Sin descartar el pasado que es de donde surge la Gestalt o necesidad inconclusa. Es decir el pasado vendría siendo el fondo y la figura sería el problema, crisis, etc. de la persona. Antes de continuar, haré un pequeño paréntesis aquí, para ahondar un poco más en aspecto temporal de la Terapia Gestalt. Cada ser humano se conforma en su esfera de temporalidad de tres tiempos, pasado (su historia pasada); presente (su historia vivida) y futuro (su historia por vivir). Yo pienso que difícilmente se puede construir un futuro a partir de un pasado, sin deternerse en el presente. Y que es el presente el que habrá de construir un futuro y reconstruir el pasado... Retomando el tema de la neurosis, como dije anteriormente está compuesta por capas, mismas que se forman desde dos aspectos de la personalidad:

1.- Respecto a la Forma de Ser:

  1. El Lugar Común o Señales: Es en donde se dan los clichés y las palabras carecen de afectividad con el fin de no hacer un contacto real con su interlocutor (¡Hola!, ¡Bien!).
  2. Representación de un Papel o un Como sí: La persona se comporta de tal forma que no se compromete con lo que el verdaderamente siente, actuando "como si", realmente lo sintiera o pensara (¡Que gusto me da verlo el día de hoy!, ¡Este regalo me ha encantado!).

2. - Respecto al Momento Emocional:

  1. Estrato Fóbico o Callejón sin Salida: Aquí se ubican los roles polares de dominador o opresor (Top Dog) y el de exangüe u oprimido (Under Dog); entre lo que "Debo Hacer" y lo que "Tengo que Hacer". Produciendo un estado de pánico, o de estrés por el hecho de sentirse perdido y sin saber qué hacer.
  2. Impasse o Implosión: "...El impasse existencial es una situación donde no se ve ningún apoyo ambiental y la persona cree ser incapaz de enfrentar la vida por sí mismo..."
  3. Explosión: Esta se origina como consecuencia de la solución de la lucha entre las fuerzas polares debido al surgimiento de una emoción espontánea. Existen cuatro tipos: Ira, Alegría, Afiliación y Orgasmo. Como consecuencia de este proceso, el individuo llega a percibir un sentimiento de confianza en el cual se afianza la creatividad, siendo él realmente quien es en sí mismo. A este estrato se le conoce como vida.

Dentro del proceso psicoterapéutico, de ir quitando la "piel a la cebolla", se da un encuentro o contacto entre el paciente y el terapeuta basado en una relación Yo - Tú Nosotros. Es esta relación la que da figura a la Psicoterapia Gestatl, puesto que es la que dará lugar a que emerja el darse cuenta, el cual se podría definir como "El proceso que surge en la persona al estar en contacto alerta con el evento más importante del campo individuo / ambiente en total apoyo de sus sensaciones sensoriomotores, emocionales, cognitivas y energéticas; creando así totalidades nuevas y significativas: Gestalt cerradas. En la Psicoterapia Gestalt se entiende por contactar como el proceso de aceptarse a sí mismo y al otro, desplazándose hacia una conexión / fusión y también hacia una separación / alejamiento. Donde el proceso de contacto se traduce como el trabajo que se produce de la asimilación y el crecimiento de la persona. Ya que se considera en la Psicoterapia Gestalt que el Yo es siempre el Yo del Yo - Tú o del Yo Ello, donde el Yo Ello se refiere a: "él", "Ella", o "Esos" originándose una relación basada en el otro como objeto de manipulación por parte del terapeuta. En cambio en la relación Yo - Tú, da como consecuencia al "Tú", donde el terapeuta se dije a la persona sin que sea como objeto de manipulación, permitiéndose Paciente - Terapeuta que se origine o se de una inclusión, entendida ésta como el proceso o una relación donde el terapeuta acepta en toda su totalidad y tal cual es la experiencia fenomenológica del paciente, y donde el terapeuta entra respetuosamente, como un invitado a cenar, a el mundo del paciente, lo vivencía y acepta tal como es. Es decir, se da el Nosotros.

Por último, sólo faltaría decir, que en la Psicoterapia Gestalt se trabaja con lo obvio, evitando o procurando no preguntar el por qué, sino el par qué, puesto que el primero nos va a llevar a la intelectualización del problema, sin poder aterrizarlo, contactarlo o ya de perdida aprehenderlo. Mientras que la segunda pregunta, conlleva por sí misma a la persona a reflexionar, contactar, con la respuesta que va a decir, sin que esta sea intelectualizada, desde el Yo. Y no del No Yo. Donde el primero es el que enfrenta, cuestiona, duda, promueve el cambio hacia la salud, etc. Mientras que el segundo, da por hecho, no duda, resiste al cambio racionaliza no puede elegir. Por lo tanto, en la Psicoterapia Gestalt lo que se busca es generar un proceso que lleve al cambio a partir de por un lado de saber que yo soy yo y tú eres tú y que podemos acompañarnos, y tal vez, pisar nuestras sombras. Y por otro lado, el cambio no lo produce el psicoterapeuta, sino el paciente, es decir el terapeuta genera una duda, misma que producirá una crisis paralela y de más intensidad que la que el paciente presente, ya que esto llevará a que sea el Yo del paciente quien decida que hacer y no hacer o tal vez, seguir igual. Así pues, nuestro amigo el alpinista, al que no he olvidado y que me he puesto a su lado, no para decirle qué hacer o dejar de hacer, sino le conté el siguiente anticuento:

Un día llegó un anciano y le dijo a su discípulo, para poder curar a todo el pueblo es necesario que vayas y escales la montaña ya que ahí está la flor que necesito para hacer el ungüento. El joven, discípulo tomó sus cosas y comenzó a escalar la montaña, al llegar a la mitad, sintió mucho cansancio y pensó que ya no podría llegar a su cometido. Entonces se desilusionó y comenzó a dolerle todo el cuerpo. Fue que una pierna le preguntó al alpinista, por qué permites que yo te duela, cuando yo no quiero lastimarte, son tus ideas y tus pensamientos los que están provocando que mi compañera y yo sintamos el dolor y la presión. Entonces los pensamientos contestaron al sentirse atacados por la pierna: - Tú no puedes cuestionar lo que yo le pongo en imágenes al alpinista, no sabes el trabajo que cuesta pensar, imaginar y colocarle la imagen de todo lo que le puede pasar. La pierna se acomodó bien en una piedra para tomar fuerza y contestar: En eso tienes razón. Pero dime que imagen es peor, la de esperar que la cuerda se rompa por el peso del cuerpo o que entre tus imágenes le pongas que cada vez que nosotras, los brazos y las manos nos movemos estamos más cerca de sobrevivir y llegar a la meta o dejarnos caer y morir. Los pensamientos por un momento dudaron, pero al final, pusieron al alpinista la imagen de que cada vez que avanzaba un niño más del pueblo estaría sano. Fue así como nuestro amigo el alpinista decidió que hacer. Darse la oportunidad de ser él mismo y alcanzar su meta no por que sería aclamado por un pueblo sino por que al final el logro es sólo suyo.

NOTAS AL PIE

  1. Gary Yontef. Proceso y Diálogo en Psicoterapia Gestalt. Ed. Cuatro Vientos. México. 1995. Pp. 48
  2. Héctor Salama P. Gestalt de Persona a Persona. Ed. Centro Gestalt de México. México. 1997. Pp.93
  3. Héctor Salama P. Gestalt de Persona a Persona. Ed. Centro Gestalt de México. México. 1997. Pp.93
  4. Ibídem. Pp94
  5. Ibídem. Pp94
  6. Gary Yontef. Proceso y Diálogo en Psicoterapia Gestalt. Ed. Cuatro Vientos. México. 1995. Pp. 53
  7. Ibídem. Pp 191.192
  8. Ibídem. Pp 192

OTROS ARTICULOS DEL MISMO AUTOR:

Psicoterapia Gestalt: Y si estoy, ¿en donde estoy?

Escenarios Psicoterapeúticos