APORTACIONES DE LAS INTERVENCIONES Y TRATAMIENTOS PSICOLOGICOS A LA PSICOPATOLOGIA Y LA MEDICINA COMPORTAMENTAL.

 

Vicente Mars Llopis

Psicólogo. Clínica Psicológica V.Mars (Sueca, Valencia)

 

El quehacer de los Psicólogos clínicos va cambiando durante el presente siglo, desde la ùnica función de diagnosticar, hasta la intervención psicológica de hoy en día. En un primer momento esta intervención se centraba, fundamentalmente, en los trastornos mentales, y que, las necesidades de intervención planteadas por la segunda guerra mundial, impulsan el desarrollo de la función terapéutica de los psicólogos.

En los años cincuenta y sesenta hay un auge creciente en el interés por el tratamiento de las personas marginadas y , junto con el desarrollo de alternativas de intervención en psicología, impulsan la acción terapéutica de los psicólogos (técnicas de modificación de conducta e intervención comunitaria); al mismo tiempo se diseñan instrumentos (escalas específicas) y procedimientos (análisis funcional) para la evaluación de los distintos problemas y se delimitan las posibilidades de los métodos psicológicos para el tratamiento de los mismos, convirtiéndose el campo de los trastornos mentales, en las tres ùltimas décadas, el campo de trabajo más atendido dentro de la psicología.

Actualmente el psicólogo clínico ha ampliado su campo de intervención, abarcando todos aquellos trastornos de la Salud cuya aparición, desarrollo, intensidad, mantenimiento, alivio, eliminación o reaparición parece depender de variablespsicosociales y, también aquellos otros de carácter crónico y a veces hasta terminal. Estas alteraciones de la salud, en las que parecen intervenir variables del comportamiento humano y del medio social, han sido denominadas alteraciones biopsicosociales (Engel.1977; Schwartz,1982). Estas alteraciones pueden ser centro de la investigación, manipulando variables psicosociales relevantes, no sólo para remediar alteraciones de la salud ya existentes, sino para la prevención de estas.

Es a mediados de los años setenta cuando se empieza a producir intervenciones psicológicas en campos no psiquiátricos debido a:

  1. Desde la práctica médica se detecta que ciertos estilos de vida pueden ser poco saludables.
  2. Los psicólogos clínicos y, sobre todo, los modificadores de conducta, demuestran la posibilidad del aprendizaje o eliminación de comportamientos y por tanto la posibilidad de intervención sobre los estilos de vida perjudiciales para la salud.

Segùn Millon (1982), estas razones favorecen la reciente y ya en esta época considerable independencia profesional del psicólogo clínico. Desde principios de siglo y hasta finales de los años cuarenta, tienen lugar las primeras aplicaciones de las técnicas comportamentales. Más adelante, hasta los años setenta, se desarrollan diversas técnicas y tratamientos aplicados al área de la psicopatología (miedos, alteraciones sexuales, alteraciones neuróticas, etc.).

Es en la década de los setenta cuando empiezan a aplicarse técnicas y programas de Modificación de conducta, sin abandonar las aplicaciones más tradicionales, en el campo de la Salud y el bienestar general de las personas.

El término de "Medicina Comportamental" que se acuñó por primera vez en 1971, como sinónimo de Medicina Psicosomática, nace con un enfoque multi-interdisciplinario, promovido principalmente por psicólogos y médicos que se propone como objetivo básico el progreso e integración de los conocimientos y técnicas de las ciencias biomédicas, conductuales y otras disciplinas relacionadas para lograr:

  1. Comprender, tratar y rehabilitar los procesos de enfermar.
  2. Promover, mantener o intensificar la salud.

Algunos de los factores que han hecho posible la aparición y consolidación de éste campo, han sido los siguientes:

  1. La necesidad, ya apuntada, de una estrecha relación entre médicos y psicólogos que responda a las necesidades y objetivos de las dos disciplinas.
  2. La atmósfera científica actual en relación a los procesos de salud y enfermedad que asume la existencia de una etiología multifactorial y la incorporación de soluciones multidisciplinarias.
  3. Actualmente, los problemas de salud más importantes en cuanto a tasas de morbilidad y mortalidad se refiere, resultan no tanto de lo que la gente tiene, sino que en gran parte son consecuencia de lo que la gente hace (fumar, no dormir lo suficiente, no hacer ejercicio físico, no comer adecuadamente, beber alcohol...) muchos trastornos médicos presentan componentes conductuales significativos en su etiología o en su mantenimiento y que son susceptibles de modificación y prevención con técnicas psicológicas.
  4. Debido además, a la larga duración de las enfermedades crónicas, el individuo necesita aprender a vivir con ella, lo que repercute en sus pautas de comportamiento habitual y estilo de vida global.

  5. La psicología, con la eficacia y desarrollo tecnológico de las técnicas de la terapia o modificación de conducta, ofrece cambios conductuales clínicamente ùtiles.
  6. La promoción de la salud como antídoto de la enfermedad, ha propiciado el establecimiento de estrategias psicológicas preventivas, la modificación o fomento de estilos de vida sanos, la investigación de conductas individuales consideradas como agentes psicopatógenos y al mismo tiempo se intenta inocular la idea de autorresponsabilidad de cada persona con su salud.

Dentro de la medicina comportamental la intervención psicológica, se lleva a cabo en tres grandes áreas: el control del estrés, el aprendizaje o eliminación de comportamientos habituales que favorecen o perjudican la salud y la modificación o alivio de alteraciones de carácter biopsicosocial.

Una de las principales áreas de aplicación de la psicología en el campo de los problemas médicos, los constituyen las mùltiples aplicaciones del "biofeedback" a diferentes trastornos psicosomáticos.

A partir de los años ochenta, se introduce una progresiva utilización del resto de procedimientos y técnicas de la Modificación de Conducta. De esta forma se puede decir, que actualmente se utiliza todo tipo de técnicas, si bien, predomina aùn el uso de estrategias dirigidas a modificar directamente las respuestas fisiológicas (relajación y técnicas de biofeedback).

En la proporción de artículos del Yournal of Behavioral Medicine podemos encontrar:

  • Estrategias consistentes en aportar información al cliente un 48 por 100.
  • Técnicas de Condicionamiento operante 7 por 100.
  • Entrenamiento en habilidades sociales 7 por 100.
  • Técnicas de enfrentamiento cognitivo 4 por 100.
  • Reestructuración cognitiva 4 por 100.

EL PERFIL DEL PSICOLOGO DE LA SALUD.

Las principales líneas de interención que el psicólogo aborda actualmente en el sistema sanitario son:

  1. En un primer bloque, el equipo psicológico se centra en tareas de diagnóstico y evaluación médico-psicológicas que permitan la planificación de unas estrategias terapéuticas, modifiquen una conducta o sintomatología relacionada que en sí misma constituya un problema.
  2. A veces, establece pautas de actuación y otras se ofrecen alternativas a la intervención médica tradicional, por ejemplo, en pacientes con hipertensión esencial moderada, pueden elegir entre tomar medicación o aprender técnicas de relajación.

  3. En un segundo bloque, investigar qué aspectos favorecen o dificultan la adherencia a las prescripciones terapéuticas.
  4. El tercer bloque consistiría en asesorar a otros profesionales de la salud (asistentes sociales, enfermeros, fisioterapeutas, etc.) acerca de la importancia de su conductaen la interacción con los beneficiarios, humanizar las relaciones interpersonales, minimizar el impacto psicológico de los ingresos hospitalarios y conocer la problemática emocional y conductual del enfermo.
  5. En un cuarto bloque se trataría de prevenir la enfermedad potenciando medidas psicohigiénicas o cambiando estilos de vida humana.

La prevención se realiza en dos niveles:

  • Prevención primaria.- La psicología ha intervenido tratando de modificar las características patógenas del medio o potenciando los recursos individuales para evitar que lleguen a tener lugar los problemas (dentro de lo que se ha venido en llamar psicología comunitaria) a través de programas de renovación urbana, educación de padres, etc.
  • Prevención secundaria.- Se ha intentado la reducción de distintos trastornos a través de la detección temprana de síntomas precursores y de programas de intervención inmediatos (intervención en crisis) que permitan la eliminación también temprana de los mismos. Muchos de estos programas están centrados en el ámbito de la Escuela Primaria a través de la detección y entrenamiento adecuado de los niños "de riesgo".

BIBLIOGRAFIA:

  • Vallejo Ruiloba, J.: "Introducción a la Psicopatología y la Psiquiatria". Masson-Salvat.Barcelona 1993.
  • Belloch, A. y Barreto, M.P.: "Psicología Clínica: Trastornos bio-psico-sociales".Promolibro. Valencia 1987.
  • Fuentenebro, F. y Vazquez, C.: "Psicología Médica, Psicopatología y Psiquiatría". Vol.II. Interamericana-McGraw-Hill. Madrid 1990.
  • Valdés, M.:"Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales". DSM-III-R. Masson. Barcelona 1988.
  • Vidal Albi, M.J..:"Tratamiento Cognitivo-Conductual de los Trastornos de la Ingesta". Informació Psicológica. N.42. Junio 1990.
  • Santacreu (comp.): "Modificación de conducta y Psicología de la salud".Promolibro.Valencia.
  • Buceta; J.M. y Bueno; A. M.: "Modificación de Conducta y Salud". Edt. Eudema Universidad. Madrid. 1990.
  • Ribes; E. "Psicología y Salud: Un análisis conceptual". Edt. Martínez Roca. Barcelona. 1990.
  • Mira Engo; J.M.: "Psicología y Salud: un marco conceptual". Promolibro. Valencia(1990).
  • Mira Engo; J.M.: "Psicología y Salud. Ambito de aplicación". Promolibro. Valencia(1990).