LOS MODELOS TEORICOS EN PSICOLOGIA COMUNITARIA

Lic. Yolanda Ramiro Sánchez
Profesora de Psicología

Facultad de Ciencias Médicas “Dr. Salvador Allende”
Instituto Superior de Ciencias Médicas de la Habana

Resumen

Se hace un análisis de los modelos teóricos de la Psicología Comunitaria, su validez en cuanto teoría, su generalización y otras capacidades , así como los aportes que hacen al cuerpo teórico de esta rama de la Ciencia Psicológica

Palabras claves: Cambio social, competencia, apoyo social, escenario y modelos

Los distintos modelos

El carácter teórico de la Psicología Comunitaria ha suscitado opiniones diversas por que existen criterios – no solo de sus detractores – de verla como una rama predominantemente práctica.

Este criterio resulta contradictorio, por que existen multiplicidad de elaboraciones teóricas, a las cuales se le han llamado “ modelos teóricos ”, entre los que podemos mencionar:

  • Modelos del cambio social
  • Modelos de suministros
  • Modelos de orientación sistemática
  • Modelos de apoyo social
  • Modelos de objetivos
  • Modelos ecológicos
  • Modelos de actuación

Estas teorías representan el estudio desde posiciones muy amplias ( como son los referidos al cambio social, que proponen como objeto de la Psicología Comunitaria la transformación macro social ), los que se dedican a un aspecto específico (los modelos de objetivos) y hasta los que abordan método y se dirigen a la intervención comunitaria.

A tenor de las diferencias que presentan estos modelos, Sánchez Vidal(1991) considera que se pueden dividir en dos grandes grupos:

  • Modelos analíticos: Que se dividen en Globales o sociales y psicosociales
  • Modelos operativos

Los analíticos globales o sociales son aquellos que se centran en el marco global socio-cultural del desempeño comunitario, permitiendo relacionar los fenómenos psicosociales de interés directo con la Psicología Comunitaria, con sus determinantes y correlatos macro sociales. Los psicosociales se inscriben en el nivel mesosocial, ligando dos términos básicos; individuo y sistema social a varios niveles

En los modelos operativos se pueden distinguir; los mas conceptuales y valorativos que defienden los objetivos o metas de actuación y los mas formales, dinámicos y relacionales, que centrándose en la acción y sus efectos, guían y orientan la realización de la intervención comunitaria desde la Psicología.

Es verdaderamente difícil orientarse en el mare mágnum de modelos, aportes, criterios y teorías por un lado y por el otro lado propuestas de programas de intervención, que muestran las dimensiones del método científico comunitario y sus diversas aplicaciones en los distintos contextos en los cuales es difícil ver la correlación con su marco teórico contextual.

Creo que la elaboración de una teoría debe partir por definir la condición esencial del campo de estudio, para su posterior proyección. En este caso este criterio central es desarrollar en el individuo la capacidad de ser sujeto de salud ,lo que deriva inmediatamente la necesidad de plantear los determinantes a través de los cuales se puede abordar esta construcción , que son cuatro:

  • Lograr los cambios necesarios en las vidas y su entorno.
  • Lograr que la comunidad posea su propio sentido y funcione como sistema de apoyo.
  • Desarrollar las potencialidades en forma de recursos personológicos.
  • Crear un espacio que sea un escenario común de actuación.

De hecho estos conceptos- indisolubles- son vistos de forma fraccionada en cada modelo y el cuarto no ha sido objeto de suficiente atención, lo cual limita la utilidad de los constructos teóricos, por ser el espacio la razón de la existencia grupal.

A mi juicio los modelos que mas aportes hacen al cuerpo teórico de al Psicología Comunitaria son:

  • Los modelos del cambio social.
  • Los modelos de competencia.
  • Los modelos del apoyo social .

Cada uno de estos modelos estudian alguno de los elementos centrales de la teoría comunitaria para lograr el fin último de la actuación comunitaria o sea que las personas sean protagonistas de su propia salud.

A continuación voy ha hacer un análisis escueto de cada modelo, para en publicaciones futuras dedicarme a profundizar en los mismos, por que ahora el propósito que persigo es valorar si en realidad estas teorías merecen ser consideradas como “modelos teóricos”.

Modelos del cambio social

En sentido general, promueven la transformación del entorno social parar reajustar sus funciones y dar un espacio a todos sus miembros en función de la integración. Estos cambios pueden derivar en una reorganización utilizable en otros aspectos de la actividad humana y social. Son considerados como cambios también la asunción de nuevos roles y mejoramiento de los ya asumidos y en general toda transformación psicológica que permita la búsqueda de la salud, en tanto equilibrio.

De esta manera creo que no son útiles aquellas posiciones que propugnan el cambio social radical que lleva a transformaciones sociales políticas y económicas por considerar utópico que la Psicología pueda lograr variaciones de magnitud macrosocial, lo cual se corrobora por que no existen evidencias que hayan ocurridos cambios a ese nivel.

Los propósitos del cambio social radical llevan a un énfasis desmedido en las aspectos sociales, que llevan a una disminución de la valoración psicológica, una sobredimensión del rol de psicólogo, viéndolo como una transformador de sistemas sociales lo que lleva a que sus principios teóricos tengan grandes dificultades aplicativas.

Modelos de competencia

Le dan sentido al carácter volitivo del proceso socializador, donde se van a desarrollar cualidades psicológicas con particularidad personológica para manifestar conductas competentes que le permitan vivir mejor, entendiendo dentro de esto y con carácter prioritario las conductas saludables. El desarrollo de potencialidades y la creación de esos recursos psicológicos durante el desarrollo ontogenético permite la autorrealización, elevación de la autoestima, la toma de decisiones y la conducta autónoma.

Considerar la competencia en el sentido del hombre competente, de la capacidad de un afrontamiento ante los conflictos, como en ausencia de ellos, hacen que estos modelos sean significativos, por cuanto:

  • Hacen énfasis en al relevancia psicológica, por considerar a todas las personas portadoras de recursos y potencialidades. No existe personas incapaces, todos poseemos potencialidades- pero diferentes- y algunos las descubren mas fácil que otros, debido a que las condiciones sociales han sido mas favorables para ello.
  • Se enmarcan en el nivel mesosocial, donde se encuentra la comunidad y no pretende penetrar en los sistemas del nivel macrosocial, lo cual hace mas útiles sus constructos.
  • Consideran como criterio básico la promoción de conductas sanas a partir del conocimiento científico compartido por profesionales y la comunidad para establecer una relación interactiva interesada en el desarrollo.
  • Derivación hacia el campo de la salud, donde se pueden encontrar conocimientos y metodologías para lograr los propósitos de potenciación y autogestión.

Modelos de apoyo social

Manifiestan el significado de las relaciones interpersonales en forma de apoyo social, dándole importancia la calidad constructiva del intercambio, lo que deriva que el sistema tenga un sentido personal para cada individuo, permitiendo valorar los requerimientos sociales, ya sean cotidianos o en crisis y la factibilidad de un afrontamiento cualitativamente útil. El apoyo social fomenta la salud y el bienestar. Es un mecanismo para elevar la moral y los estados afectivos positivos, creando un aumento de la autoestima, estabilidad y sentido de pertenencia, lo que fortalece al individuo y al grupo.

De forma resumida se puede decir que un efectivo apoyo social posibilita:

  • Desarrollo de cualidades con el consecuente fortalecimiento psicológico.
  • Amplitud en la perspectiva de equilibrio físico y psicológico con los beneficios que de esto se deriva.
  • Disminución del riesgo de enfermar (principalmente en las enfermedades crónicas y no transmisibles)
  • Aumento en la capacidad de afrontamiento en los eventos de la vida.
  • Disminución de la dependencia a los servicios de salud.

Lo que me interesa ahora es dirimir hasta que punto estas definiciones son teorías desarrolladas, es decir si en verdad funcionen como “modelos teóricos”. Para comenzar, es necesario hacer algunas reflexiones en torno a la teoría, sus funciones, utilidad y los criterios a tener en cuenta para evaluarla.

Así encontramos que la definición de Kerlinger (1975) sobre teoría nos da elementos esenciales que la caracterizan, cuando dice que es un conjunto de constructos (conceptos ), definiciones y proposiciones relacionadas entre sí que representan un punto de vista sistemático de fenómenos especificando relaciones entre variables, con el objeto de explicar y predecir los fenómenos. Otros autores como Black y Champion (1976), Blalock (1984) y Gibbs (1976) también hacen definiciones al respecto muy similares a la de Kerlinger.

Cuando se revisa la literatura se encuentran distintas formas de explicar y aplicar la teoría. Se suele identificar a la teoría con orientación teórica, marco teórico, esquema teórico o modelo.(Sjoberg y Nett, 1980). Incluso hay quienes afirman que la teoría es un conjunto de ideas no comprobables o incomprensibles que están en la mente de los científicos(Black y Champion,1976), otros que la ven como algo desvinculado de la realidad y hasta quienes creen que las teoría son las ideas de los autores, igualándolas de esta manera con la historia de las ideas.

Es tan amplio el criterio sobre la teoría que tomaremos el de Kerlinger por su seriedad y lógica.

Toda teoría tiene utilidad, ya sea por que describe, explica y predice un fenómeno o hecho; por que organiza el conocimiento o por que orienta la investigación. No existen teorías malas o inadecuadas, lo que sucede es que a veces no se logra ver la utilidad de la teoría por que no se le ve su vínculo con la realidad. En otras ocasiones se le llama teoría a lo que en realidad es una creencia, un conjunto de suposiciones, una especulación o una ocurrencia. Cuando se aplica la teoría a una determinada realidad y no funciona, esto no la hace inútil, sino inoperante para un contexto específico.

Todas las teorías aportan conocimientos, aunque en ocasiones ven los fenómenos que se estudian desde ángulos diferentes y algunas se encuentran mas desarrolladas que otras y cumplen mejor sus funciones. Para decidir el valor de una teoría se cuenta con varios criterios:

  • Su capacidad de descripción, explicación y predicción: Describir implica definir el fenómeno, sus características y componentes, las condiciones en que se presenta y las distintas maneras en que puede manifestarse.

Explicar tiene dos significados: Ferman y Levin, (1979 ) En primer término significa entender las causas del fenómeno y en segundo término se refiere a la “prueba empírica” de las proporciones de las teorías.

  • Consistencia lógica: Las proposiciones que la integran deben estar interrelacionadas entre sí, no debe haber repeticiones, ni contradicciones internas o incoherencia ( Black y Champion, 1976).
  • Perspectiva: se refiere al nivel de generalidad (Ferman y Levin, 1979). Una teoría posee mas perspectiva cuando mayor cantidad de fenómenos explique y mayor número de aplicaciones admita.
  • Fructificación: La capacidad que tiene una teoría de generar nuevas interrogantes y descubrimientos.
  • Parsimonia: Se entiende como la sencillez, la cual es una cualidad deseable, por que no signifi9ca superficialidad, sino que se pueden explicar mayor cantidad de fenómenos con menos proposiciones.

Los teóricos de la Psicología Comunitaria han llamado “modelo teórico” a toda elaboración, ya sea descriptiva, exploratoria o explicativa de las causas que dieron origen a esta tendencia, las condiciones históricas y sociales de su actuación, así como las metódicas utilizadas, donde subsisten diferentes criterios diferentes sobre su objeto de estudio

Si tomamos la definición de gran teoría y modelos teóricos asociados de Goetz y Lecompte (1988) – que son los autores que hacen referencia a este término- se considera a la gran teoría como sistemas fuertemente interrelacionadas de proposiciones y conceptos abstractos que describen, predicen o explican de forma exhaustiva grandes categorías de fenómenos . Los ejemplos mas claros de grandes teorías son las de Newton y Einstein en torno a las relaciones entre materia, energía y movimiento.

Estos autores consideran que en el terreno de las ciencias sociales es difícil llegar a este nivel teórico, lo cual es achaca por parte de algunos a la falta de madurez de estas ciencias o bien a la complejidad del comportamiento humano como para que sea reducible a leyes universales. Pese a este criterio, creemos que si es posible ver grandes teorías en al Psicología, como lo es la del desarrollo histórico – cultural de los procesos psíquicos del hombre de Vigotski(1987)

Goetz y Lecompte creen además que a la gran teoría se le asocian los modelos teóricos, entendidos como “ conjunto de supuestos, conceptos y proposiciones interrelacionadas de forma laxa que configuran una visión del mundo.

Es claramente entendible que para la formulación de un modelo teórico son necesarios:

  • La existencia de una gran teoría a la cual tomar como marco teórico.
  • Un nivel de generalización que permita su comprobación y uso en diversos contextos.
  • Que se constituya en orientación metodológica y fuente de investigación en ese campo de estudio.

Estos autores continúan diciendo que adeninas de la gran teoría y sus modelos teóricos asociados, también existan las teorías formales o de rango intermedio “que son conjuntos de proposiciones interrelacionadas, cuyo objeto es explicar una clase abstracta de comportamientos humanos” . Y por último hacen referencia a las teoría sustantivas” que son proposiciones o conceptos interrelacionados los cuales se centran en determinados aspectos de poblaciones ,escenarios o tiempos”.

Se puede derivar la conclusión que no solo es el campo u objeto de estudio lo que define el nivel y complejidad de la teoría, sino también es importante la profundidad del estudio y los resultados obtenidos los que permitan ubicar la teoría en uno u otro nivel.

A nuestro juicio, al denominar “ modelos teóricos “ a todos estos estudios, a veces generales y otras veces muy particulares es sobredimensionarlos, por que no tienen la capacidad generalizadora que se espera de un modelo teórico, sino que deben ser ubicados dentro de las teorías sustantivas. Este análisis se fundamenta en:

  • Operan a nivel de grupos y comportamientos humanos.
  • Su capacidad de generalización, coherencia y predicción es limitada a determinados contextos.
  • La ausencia de una gran teoría que les guiara y orientara para que tuvieran una interrelación encaminada hacia el mismo objetivo.
  • No se logra conformar una visión del mundo, no por que el campo comunitario no lo permita, sino por su desarrollo limitado y fragmentación.

Estas teorías resultan de utilidad, pero resulta evidente la ausencia de un sentido de unidad, lo que impide la configuración de un cuerpo teórico que involucre la teoría y la praxis en estrecha relación e interdependencia.

En la vinculación necesaria de los principios de: cambio, apoyo social , desarrollo de recursos y escenarios resulta de urgencia este último y que las investigaciones se encaminen en este sentido.

BIBLIOGRAFÍA

  • Vigotski, S. L. ( 1987) Historia del desarrollo de las funciones psíquicas superiores. Edit. Científico Técnica, Habana.
  • Kelinger,J. (1975) Investigación del comportamiento. Técnicas y metodología. México. Nueva Editorial Interamericana.
  • Sánchez Vidal(1991) Psicología Comunitaria. Bases conceptuales y operativas: Métodos de intervención 2da edición PPU Barcelona
  • Black, J y Champion, D. (1976) Methosds and issues in social research; Nueva York: John Wiley and sons
  • Blalock, H. M. (1984) Construcción de teorías en Ciencias Sociales: de las formulaciones verbales a las matemáticas Edit. Trillas
  • Ferman, G. S. y Levin, J. (1979) Investigación en Ciencias Sociales, México Edit. LIMUSA
  • Gibbs, J. (1976) Sociological theory construction. Hinsdale III Dryden Press
  • Sjoberg, G. y Nett, R. (1980) Metodología de la investigación social Edit Trillas