5. Motivos para dejar de fumar

Son muchas las razones que pueden ayudarte a dejar de fumar, desde mejorar tu salud hasta ahorrar mucho dinero, pero lo más importante es que tú busques tus propias razones, algo que para ti tenga la suficiente fuerza como para que pueda ayudarte a dejarlo (algo que previamente hayas decidido pero que para ti sea un potente estímulo que te permita fortalecer tu decisión tomada y poder apoyarte en ello cuando realmente lo necesites) ¡Que sean tus propios motivos! ¡Los que para ti sean realmente importantes! Saber el porqué haces las cosas te ayudará no sólo a tomar la decisión sino también a mantenerla pero sobre todo te ayudará a luchar por ella con todas tus fuerzas y a lograr el objetivo propuesto, a pesar de todas las caídas que puedan presentarse por el camino.

Escribe tus motivos en una lista y ponla en un lugar visible, donde te llame la atención y puedas verla en cualquier momento, donde puedas releerla tantas veces lo necesites para afianzar y fortalecer, cada vez más, tu decisión tomada.

En la lista de motivos por los que fumas, anota todas las “compensaciones inmediatas” que te proporciona el tabaco. En la lista de motivos por los que quieres dejarlo, apunta simplemente las “razones por las que quieres dejar de fumar”.

Motivos por los que fumo: compensaciones que me aporta el tabaco Motivos por los que quiero dejarlo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay muchas razones por las que dejar el tabaco pero es muy importante que busques las tuyas, que para ti sean razones de peso. ¡Sirve cualquier cosa, con tal de que para ti sea significativa e importante como para ayudarte a fortalecer tu decisión!.

Vamos a ver algunas razones que pueden reforzar tu decisión y que te pueden ayudar a identificar tus propios motivos o tus propias razones de peso. También pueden servirte para incluir alguna razón más en tu lista previa. Es muy importante que seas tú quien las determine, quien las identifique como tuyas ¡Lo que para otros es importante para ti no tiene por qué serlo, busca tus propios motivos, tus propias razones, algo que sea significativo para ti, que sea importante, que te ayude a continuar por el camino que has decidido recorrer!:

  • Para prevenir enfermedades y mejorar tu salud en general
    Al dejar de fumar mejorará tu salud, sin lugar a dudas, pues disminuyes el riesgo de padecer muchas enfermedades (cáncer, enfermedades cardio-respiratorias…) e incrementas considerablemente tu calidad de vida. Permites que puedan desaparecer síntomas desagradables y molestos (tos, fatiga, agotamiento al subir escaleras o al realizar ejercicio, arritmias, opresión torácica, problemas circulatorios, problemas intestinales…)
  • Para que mi bebé no sufra las consecuencias de mi adicción al tabaco
    Al dejar de fumar puedes aumentar la posibilidad de tener un bebé mucho más saludable, también puedes disminuir las posibles complicaciones que puedan darse en el embarazo o en el parto pero sobre todo y no menos importante ¡para evitar graves riesgos de salud a tu futuro hijo!...
  • Para ser un ejemplo y un modelo a seguir por aquellos que más quieres ¡Si yo puedo ellos pueden! ¡Nunca podré exigir algo a los demás que yo no sea capaz de hacer!
    Al dejar de fumar puedes demostrar que si tú lo consigues aquellas personas que más quieres también pueden conseguir aquello que se propongan. Además de ser un buen ejemplo y un buen modelo para los tuyos, sobre todo y lo más importante es: ¡que eres el mejor ejemplo para ti mismo!. Si los tuyos ven que tú controlas ellos también pueden animarse a conseguir los objetivos que se propongan por muy difíciles que les resulten. Y en tu caso, si puedes con esto puedes con otras muchas cosas por muy difíciles que puedan parecerte ¡Todo es cuestión de mentalización, de motivación y de esfuerzo!...
  • Para librarme de esta horrible esclavitud que me impide decidir por mí mismo
    Al dejar de fumar te liberas de la esclavitud a la que te somete cualquier droga. Como en cualquier drogadicción las decisiones no dependen de uno mismo sino de la droga. Es la droga quien decide por ti, quien toma las decisiones, quien te obliga a actuar, a comprar, a depender de ella y en definitiva quien te tiene sometido, quien coarta tu libertad, quien te mantiene encadenado, quien te impide decidir con libertad, quien te obliga a actuar aún poniendo en riesgo tu propia vida, aquella que aún no siendo verdad te hace creer que tú controlas…
  • Para ahorrar dinero
    Tanto si estás trabajando como si no lo estás o dependes de los demás para conseguir el dinero que necesitas para fumar, hemos visto un ejercicio que te permitirá calcular cuánto te gastas en cigarrillos y cuánto puedes ahorrar para poder invertirlo en algo que realmente merezca la pena y la autodestrucción no forma parte de ello. El dinero podrás gastarlo en cosas mucho más gratificantes, mucho más saludables y necesarias tanto para ti como para tu familia. ¡No minimices lo que podrías hacer con todo lo que puedes ahorrar al dejar un vicio que además de consumir tu dinero también consume y destruye tu vida!...
  • Para mejorar tu aspecto
    Fumar produce sequedad cutánea y acelera la aparición de arrugas en la cara de forma prematura. Muchas toxinas del tabaco se eliminan por la piel: ¡verás qué diferencia! ¡que sea la edad quien te haga envejecer y no el consumo de tabaco! ¡no provoques el envejecimiento prematuro a través del tabaco!...
  • Porque no quiero depender de nada ni de nadie, tampoco de la nicotina
    La nicotina te quita libertad, te quita independencia, pero puedes romper esa cadena. ¡Tú vales demasiado como para dejarte encadenar y destruir por el tabaco! ¡Hay cosas mucho más importantes que el ser esclavo de la nicotina o de cualquier otra droga! ¡La nicotina es una droga que te esclaviza y te impide ser libre! ¡Dónde está tu libertad si las decisiones no dependen de ti sino del tabaco!...
  • Por presiones familiares, laborales o sociales
    Cada vez es más difícil fumar, cada vez resulta más incómodo pues a veces te obliga a salir a la calle cuando todos se quedan dentro (no importa si hace frío o calor, si es el tabaco quien decide por ti o si es a ti a quien le apetece salir…) En muchas ocasiones te obliga a ocultarte para que no te vean fumar o para que no te critiquen tus seres queridos o aquellos con quienes convives. ¡Resulta muy triste ver a una persona en la calle fumando, haga frío o calor, mientras sus amigos o familia se queda en el interior de la cafetería, restaurante, cine…!
  • Para evitar enfermedades en los que me rodean
    Está más que demostrado que el tabaquismo pasivo es perjudicial para la salud de las personas que no desean fumar y que además les molesta el tabaco (porque lo han dejado, porque nunca han fumado, por estar enfermos…). Si no lo hago por mí puedo hacerlo por los que me rodean, nadie tiene porqué inhalar el humo que yo exhalo, no tengo porqué obligar a nadie a fumar a través del humo que yo lanzo y más cuando muchos de ellos ya han conseguido dejarlo pero que yo con mi humo no se lo permito…
  • Para mejorar mi rendimiento físico, anímico e intelectual
    Al dejar de fumar mejorará no sólo la capacidad para realizar ejercicio físico sino también, y sobre todo, el estado anímico así como el rendimiento cognitivo, el aprendizaje, la memoria, la concentración...
  • Para mejorar el gusto y el olfato
    Al dejar de fumar no sólo olerás sino que también saborearás mucho mejor los alimentos y disfrutarás en mejores condiciones del entorno en general. El tabaco es un gran inhibidor de ambas funciones, tanto el gusto como el olfato quedan muy alterados por lo que ¡es momento de comenzar a recuperarlos!.
  • Para que no apesten a tabaco tu ropa, tu casa, tu coche…
    Tu ropa, tu casa, tu coche... ya no apestarán. Podrás disfrutar en tu casa o en tu coche… de un ambiente mucho más fresco y mucho más limpio y agradable. El cambio lo experimentarás en tu propia ropa, en la de los demás miembros de tu domicilio, en las paredes, en los muebles o en cualquier otro elemento incluido en las zonas donde anteriormente fumabas.
  • Para evitar el mal aliento, los dientes o los dedos amarillos y sucios
    Al dejar de fumar mejorará tu salud bucodental, tu aliento no olerá a rancio ni será molesto para los que te rodean, tus besos aportarán afecto y cariño pero no publicidad a tabaco rancio ni a cenicero sucio. Lo mismo ocurrirá con tus dedos, dejarán de estar sucios y amarillentos publicitando continuamente la esclavitud a la que estás sometido.
  • Para sentirte mucho más satisfecho contigo mismo
    Te encontrarás mucho mejor y mucho más satisfecho pues podrás disfrutar de todo lo que te rodea. Ya no quemarás más camisas, ni más pantalones, ni más jerséis, no tendrás que lamentarte por errores debidos al consumo. ¡Todo en ti habrá mejorado! ¡Será mucho más fácil estudiar y concentrarte! ¡No habrá autocríticas sino todo lo contrario, orgullo y satisfacción por lo conseguido gracias a tu esfuerzo!...
  • Para incrementar tu autoestima, tu seguridad y la confianza en ti mismo
    Al dejar de fumar no sólo mejorará la satisfacción por el objetivo logrado sino y sobre todo se incrementará con ello la autoestima, la seguridad en ti mismo y la confianza de conseguir todo aquello que te propongas en cuanto decidas intentarlo. ¡Valgo demasiado como para dejarme arrastrar y destruir por el tabaco! ¡El esfuerzo habrá merecido la pena!.

Son muchas y muy buenas razones las que podemos argumentar para dejar de fumar y podríamos añadir muchas más de las que acabamos de incluir, ¡tantas como a cada uno de nosotros se nos puedan ocurrir!. Las mejores, sin lugar a dudas, son las tuyas, las de uno mismo, aquellas que te resulten significativas y que tengan una connotación importante para ti. No dudes en buscarlas, en contártelas y en utilizarlas pues te serán de gran utilidad para conseguir definitivamente tu objetivo: ¡Dejar el tabaco, ganar salud, calidad de vida y mucha satisfacción personal!

Ya hemos vistos unos pocos motivos y posiblemente tú puedas añadir algunos más que te ayuden a reforzar la decisión tomada para iniciar el recorrido que te permita la liberación definitiva de la esclavitud a la que estás sometido. Se trata de comenzar ¡YA! No dejarlo para mañana o para la semana que viene o para después de un evento importante pues eso sólo indica aplazar una decisión importante. Dejarlo “poco a poco” ya se ha comprobado tras mucha investigación que no funciona, la mayoría de las personas que lo han intentado no lo han conseguido. Es mucho más fácil y mucho más eficaz suprimir el consumo de tabaco del todo. Se puede dejar de fumar de un día para otro y mucho mejor si lo haces desde el primer momento en el que te has planteado la decisión de dejarlo.

¡NO ESPERES A MAÑANA!
¡HOY ES UN BUEN DÍA PARA DEJARLO!

Comentarios: