PSICOLOGIA GENERAL

Psicoterapia

Por: Dr. C. George Boeree
Departamento de Psicología - Universidad de Shippensburg
Traducción al castellano: Sara Blanco

Psicoterapia es el término genérico para cualquier técnica o sistema de técnicas que intentan ayudar a la gente que está sufriendo un desorden psicológico. Incluye tanto las variadas "terapias conversacionales" como los enfoques más fisiológicos, incluyendo el uso de medicinas psicoactivas.

La terapia de conversación fue inventada esencialmente por Sigmund Freud, o, quizás siendo un poco más honestos históricamente,  por una mujer llamada Anna O. y su doctor, amigo y compañero de Freud, Joseph Breuer.

Anna O. fue paciente de Joseph Breuer desde 1880 hasta 1882. Con veintiún años, Anna pasaba la mayor parte del tiempo cuidando de su padre enfermo. Ella desarrolló una fuerte tos, que demostró no tener ninguna base física. Desarrolló algunos defectos del habla, luego se quedó muda, y luego comenzó a hablar solo en inglés, en lugar de su habitual alemán.

Cuando murió su padre, comenzó a rechazar la comida y a desarrollar  un inusual repertorio de problemas.  Perdió la sensibilidad de manos y pies, desarrolló cierta parálisis y comenzó a tener espasmos involuntarios.  Además tenía alucinaciones visuales y visión de túnel. Pero cuando consultaron a los especialistas, no se pudieron encontrar causas físicas para todos estos problemas.

Por si todo esto no era suficiente, tenía fantasías de cuentos de hadas, dramáticos cambios de humor e hizo varias tentativas de suicidio.  El diagnóstico de Breuer era que ella sufría de lo que entonces fue llamado histeria (ahora llamado Trastorno de conversión), lo que significaba que tenía síntomas que parecían físicos, pero que no lo eran.

Por las tardes, Anna se hundiría en estados de lo que Breuer llamó "hipnosis espontánea", o lo que Anna misma llamaba las "nubes". Breuer descubrió que, durante estos estados de trance, Ana podía explicar sus fantasías diurnas y otras experiencias, y que se sentía mejor después. Anna llamó a estos episodios "limpieza de chimenea" y "la cura por la palabra."

A veces durante la "limpieza de chimenea", recordaba algunos acontecimientos emotivos que daban sentido a algún síntoma en particular. El primer ejemplo se produjo poco después de que ella se negara a beber durante un tiempo: Ella recordó haber visto a una mujer beber de un vaso del cual acababa de beber un perro. Al mismo tiempo que recordaba esto, experimentó un fuerte sentimiento de repugnancia… y luego ¡tenía un vaso de agua! En otras palabras, su síntoma – una evasión del agua- desapareció tan pronto como recordó este evento y  experimentó la fuerte emoción que sería adecuada para el mismo. Breuer llamó a esto catarsis, de la palabra griega para limpieza.

Once años después, Breuer y Freud escribieron un libro sobre la histeria. En el explicaban su teoría: Toda histeria es el resultado de una experiencia traumática que no puede ser integrada en la comprensión del mundo que tiene la persona. Las emociones apropiadas para el trauma no son expresadas de ninguna manera directa, pero no se evaporan simplemente: Se expresan en comportamientos que de una manera débil, imprecisa dan una respuesta al trauma. Estos síntomas son, en otras palabras, significativos. Cuando el cliente puede tener conocimiento de los significados de sus síntomas, ya sea a través de la hipnosis o simplemente hablando, entonces las emociones no expresadas son liberadas y por lo tanto ya no tienen que expresarse como síntomas.

De esta manera, Anna se deshizo de los síntomas después de los síntomas. Pero debe tenerse en cuenta que ella necesitaba que Breuer hiciera esto: Cada vez que ella se encontraba en uno de sus estados hipnóticos, ¡tenía que sentir sus manos para asegurarse de que era él antes de hablar! Y, por desgracia, continuaron surgiendo nuevos problemas.

Más adelante, Anna fue enviada a un sanatorio en Suiza, donde mejoró lentamente. Después se convirtió en una figura muy respetada y activa – el primer Trabajador Social en Alemania- bajo su verdadero nombre, Bertha Pappenheim. Murió en 1936. Será recordada no solo por sus logros,  sino como la inspiración para la teoría de la personalidad más influyente que hemos tenido nunca.

<< anterior | siguiente >>