PSICOLOGIA GENERAL

Trastornos Somatomorfos

Por: Dr. C. George Boeree
Departamento de Psicología - Universidad de Shippensburg
Traducción al castellano: Sara Blanco

Los trastornos somatomorfos se caracterizan por una preocupación con el cuerpo.  La tensión y el trauma llevan a la ansiedad, pero en vez de desarrollar uno de los trastornos de depresión o de ansiedad, algunas personas somatizan: Experimentan la ansiedad como fatiga, pérdida de apetito, dolores en el cuerpo, dolores de cabeza, problemas gastrointestinales, y así sucesivamente.  La somatización es realmente la manifestación más común de la ansiedad, especialmente en países no occidentales.

Se ha observado, desde 1800, que la gente con estos trastornos son extraordinariamente fáciles de hipnotizar.  Esto sugiere que puedan también  convencerse fácilmente de las dolencias físicas que no existen realmente.  Esto puede ser entendido como una cuestión de disociación (que discutimos en los trastornos disociativos).  Algunas personas (por lo general los extrovertidos nerviosos) puede centrar su atención en algunos aspectos de sus cuerpos (tales como dolores y achaques) y desviar la atención en otros aspectos (tales como la capacidad de sentir sus manos o de utilizar sus piernas).  Esto explica que la hipnosis y los remedios caseros pueden ayudar a gente con desordenes somatomorfos.

Hay diversas variaciones:

La gente con trastornos de  somatización tiene un historial de quejas relativas a su salud física, sin embargo, muestra poca o ninguna señal de tener los problemas que en realidad piensan que tienen.  Es un trastorno poco frecuente en las sociedades occidentales, afectando a 0.2  al 2% de mujeres y menos del .2% de hombres.  Estas personas parecen tener una variedad muy amplia de problemas, incluyendo dolor en diversas partes del cuerpo, problemas gastrointestinales, síntomas sexuales y menstruales y problemas neurológicos.  ¡Ha sido una preocupación, sin embargo, este diagnóstico se ha empleado mal en el pasado, especialmente en vista de las mujeres que pudieron muy bien haber tenido dolencias verdaderas más allá de las capacidades de sus médicos al diagnosticar!

En China, el trastorno de somatización es un problema relativamente común, y se etiqueta neurastenia.  La neurastenia combina la somatización con sensaciones de ansiedad, de depresión, de irritabilidad, y de distracción.  En Corea, hay una versión llamada hwa-byung ("enfermedad de la cólera").  Se encuentra más comúnmente en las mujeres de mediana edad, menos educadas, que se ven atrapadas en matrimonios malos.

El trastorno por conversión era conocido antes como histeria, y llegó a ser famoso como el trastorno que inspiró a Sigmund Freud para desarrollar el psicoanálisis.  ¡Es similar a la somatización, pero se centra más en problemas neurológicos tales como parálisis de miembros, debilidad muscular, problemas del equilibrio, incapacidad para hablar, pérdida de sentido del tacto, sordera, problemas de visión, incluso ceguera, y sin embargo no implica ningún problema neurológico que es la base!  Es muy raro, pero es considerablemente más común en mujeres.  Se ve a menudo en el contexto de accidentes o de la actividad militar, y es más común entre la gente rural y otras personas que son médicamente ingenuas.  Como señalan Freud y otros siquiatras conocidos, los síntomas desaparecen a menudo con hipnosis - pero se presentan generalmente otros síntomas para llenar el vacío.

La gente con trastorno por dolor tiene una historia de quejas específicamente referentes a dolor.  Esta gente no está mintiendo, y no está fingiendo estar enferma - siente realmente dolor, aunque la causa no se encuentra.  Es relativamente común, pero muchos están preocupados por el uso de este diagnóstico: Ha habido verdaderos problemas médicos que habían sido "descartados previamente" como psicológicos, por ejemplo la fibromialgia.  Sin embargo, tenemos que tener cuidado de no subestimar nuestra capacidad de intensificar o incluso crear el sufrimiento en nosotros mismos.  Simplemente centrando la atención en pequeños dolores y achaques, pueden intensificarse.

(Tenga en cuenta que la hipocondría está también, oficialmente, una parte de los trastornos somatomorfos.  Lo discutiremos en los trastornos de ansiedad.)