Anexo 9

DESCRIPCIÓN DE RIESGOS PSICOSOCIALES Y MEDIDAS CORRECTORAS Y DE PREVENCIÓN

 

 

Por: Fernando Mansilla Izquierdo

  • Existe una disfunción en el sistema de dirección del centro de trabajo.
  • La política de dirección es inadecuada.
  • La dirección es centralizada y autoritaria.
  • El estilo de dirección y supervisión son inadecuados.
  • La estructura organizativa es disfuncional o poco operativa.
  • Los directivos tiene escasa habilidad comunicativa y persuasiva.
  • El estilo de mando y de gestión es rígido y autoritario.
  • Hay falta de apoyo por parte de la dirección.
  • Los conflictos laborales entre la dirección y los trabajadores son crónicos.
  • La dirección se despreocupa o desconoce de los problemas laborales de los trabajadores.
  • La dirección tiene poca coherencia con respecto a la política de organización.
  • La dirección y/o los supervisores dan escaso apoyo organizacional a la dinámica propia del trabajo. 
  • Se presenta la solidaridad, confianza y compañerismo como valores sospechosos.
  • Hay una pobre organización de la producción y métodos de trabajo.
  • El procedimiento para adjudicar las plazas de jefaturas es inadecuado.
  • El trabajador no tiene la suficiente responsabilidad para desempeñar su trabajo adecuadamente.
  • Se da en el centro de trabajo Violencia Tipo I (se caracteriza porque quienes llevan a cabo las acciones violentas no tienen ninguna relación de trato con la víctima, no existe trato comercial o de usuario entre el agresor y la víctima: la circunstancia habitual es el robo. Son los derivados de los atracos que ocurren en establecimientos comerciales, bancos, joyerías, personas que trabajan con intercambio de dinero como taxistas o dependientes) o Violencia Tipo II (existe algún tipo de relación profesional entre el agresor y la víctima. Se suelen producir mientras hay un intercambio de bienes y servicios: seguridad pública, conductores, personal sanitario, profesores, vendedores, etc.) o Violencia Tipo III (existe algún tipo de implicación laboral con el afectado: compañeros, empleado actual, o que ya no lo es (antiguos compañeros o superiores), relación personal entre ambos sujetos cónyuge o excónyuge, pariente, amigo..., o con el lugar donde se perpetra la acción violenta porque se tiene rencor u odio hacia ese lugar por tener un valor simbólico).
  • La supervisión del trabajo es excesiva.
  • El trabajador participa escasamente en los procesos de toma de decisiones.
  • Hay carencias de formación en prevención de riesgos laborales.
  • Hay carencias de formación específica del puesto de trabajo.
  • No se fomenta la formación de los trabajadores.
  • Falta de formación práctica a los trabajadores en nuevas tecnologías.
  • El nivel de responsabilidad es alto y el control sobre las tareas es  bajo.
  • El clima laboral manifiesta escasa confianza entre los trabajadores.
  • La distribución de espacios del lugar de trabajo (despachos, salas de reunión…) dificulta la comunicación y relación entre los profesionales.
  • Los trabajadores sufren carga mental porque tienen que atender a muchos usuarios o clientes en poco tiempo y con una gran problemática social y afectiva, lo que genera cierto grado de angustia y ansiedad en los profesionales.
  • Existen problemas de comunicación debido de una estructura piramidal que alarga los canales de comunicación ascendente y descendente.
  • No hay normas objetivas para el desempeño laboral.
  • Los turnos de trabajo son irregulares y no respetan los periodos de descanso.
  • Existencia de un ambiente permisivo con el consumo de alcohol o de otras sustancias tóxicas.
  • Hay problemas de comunicación por la existencia de un fuerte aparato burocrático que resta agilidad a las actividades organizativas.
  • Hay problemas de comunicación por la excesiva departamentización de las diferentes áreas funcionales.
  • Hay problemas de comunicación por la utilización de soporte y medios de comunicación interna insuficientes o desfasados.
  • Existen demasiados niveles jerárquicos, lo que constituye cierta complejidad vertical.
  • El nivel de cualificación exigido para el puesto es inadecuado porque es demasiado alto o porque es demasiado bajo, lo que puede conllevar frustración al trabajador.
  • El nivel jerárquico que ocupa el trabajador está por debajo de sus capacidades.
  • El nivel jerárquico que ocupa el trabajador está por encima de sus capacidades
  • Hay falta de participación en la toma de decisiones en la actividad laboral.
  • El ritmo de  trabajo es elevado con apremio de tiempo.
  • El ritmo de trabajo es elevado, excesivo o impuesto.
  • Las demandas de trabajo son muy altas.
  • Hay falta de adaptación del puesto de trabajo.
  • Se realizan tareas que pueden resultar peligrosas por el contenido mismo de la tarea o por las condiciones en que se desempeña.
  • Los trabajadores perciben que hay inestabilidad en el empleo.
  • Hay instrucciones inexistentes, confusas, contradictorias o insuficientes.
  • El método de trabajo es inadecuado o inexistente.
  • Las tareas no están claramente identificadas.
  • Existe un clima organizacional negativo generado por las interacciones mal conducidas con compañeros o superiores, planteamientos directivos descendentes poco claros, mal establecimiento de los roles a desempeñar...
  • Existe una inadecuación profesional por la no adaptación del perfil profesional y personal del individuo al perfil del puesto de trabajo que desempeña.
  • Los trabajadores perciben la ruptura del contrato psicológico por parte de la organización.
  • Hay escasas expectativas en el trabajo que tienen que ver con el hecho de que se cumplan aquellas metas que la persona se estableció hacia el trabajo, que exista el éxito constatable que el individuo persigue.
  • Las exigencias del trabajo sobrepasan las tareas racionalmente aceptables.
  •  El trabajador no participa en la toma de decisiones, y la valoración que realiza de sí mismo, como persona y profesional, comienza a disminuir.
  • Hay dificultades en las relaciones entre los compañeros, que son decisivas en la dinámica y en el clima laboral que se genera.
  • Existe rigidez organizacional debido a las excesivas normas, ya que prácticamente todo está previamente definido, y las posibilidades de improvisar o de tomar decisiones están muy restringidas.
  • Hay inseguridad laboral y/o económica por contrato inestable, por ausencia del mismo, por insuficiencia económica, por previsiones negativas sobre el futuro del puesto de trabajo...
  • Hay problemas de adicción al trabajo (absoluta dedicación al trabajo, por encima de otras actividades familiares o personales). 
  • Desafío en el trabajo por tener que estar continuamente demostrando su capacidad para desarrollar adecuadamente el desempeño laboral. A veces este desafío es propio del individuo y no de la organización.
  • Existe escasa autonomía en el trabajo. 
  • Hay escaso apoyo social al trabajador por parte de los compañeros en relación a su desempeño laboral y a las circunstancias de su trabajo.
  • Los flujos comunicativos están deteriorados.
  • Hay un alto grado de absentismo en el centro de trabajo.
  • Las relaciones laborales son pobres.
  • La productividad es baja.
  • Existencia de un alto índice de accidentes.
  • El clima organizacional pobre.
  • El trabajador siente insatisfacción en lo referente a las condiciones de trabajo, tanto en las inherentes al mismo como en las externas a él.
  • El trabajador ve nulas o escasas perspectivas de promoción.
  • Las esperanzas respecto al salario han sido frustradas.
  • Se da falta de consideración, de información y equidad por parte de los mandos.
  • Hay un grado de responsabilidad inadecuado a las funciones y tareas que realiza el trabajador.
  • Los recursos humanos y/o materiales son escasos.
  • El control sobre el trabajo es escaso.
  • Las relaciones interpersonales en el trabajo son inadecuadas y favorecen el aislamiento social y/o físico de algún o algunos trabajadores.
  • Hay exigencias inadecuadas (excesivas o demasiado pocas exigencias en el trabajo, especialmente una combinación de escaso control y muchas exigencias).
  • Hay conflictos de funciones.
  • No se produce la suficiente información.
  • La jornada laboral es excesiva.
  • Hora de comienzo de la jornada laboral muy temprana.
  • Trabajo a destajo.
  • El trabajo requiere otra cualificación.
  • El reparto del trabajo es inadecuado.
  • Hay falta de coordinación.
  • Se da una actitud negativa ante la dirección.
  • Se dan conductas personales negativas ante los riesgos (escasa información sobre los riesgos laborales, no utilizar métodos de trabajo seguros, no utilizar medios o EPI´s...).
  • Hay comportamientos  arriesgados o actos inseguros de los trabajadores (violaciones manifiestas de los procedimientos de trabajo).
  • Los trabajadores perciben que se da un bajo nivel de reconocimiento y recompensa por el esfuerzo de su trabajo.
  • Se da un bajo nivel de apoyo para la resolución de problemas y desarrollo personal y/o profesional.
  • Hay falta de definición de objetivos organizativos.
  • Se da un estancamiento en la carrera profesional por falta de promoción.
  • Hay una baja valoración social del trabajo.
  • Los trabajadores están insatisfechos con el salario que reciben.
  • Hay falta de control sobre el trabajo.
  • Las relaciones interpersonales en el trabajo son problemáticas o conflictivas.
  • Hay escasa relación con los superiores.
  • Hay conflictos entre el trabajo y la familia (poco apoyo en el hogar).
  • Existe falta de control con respecto al ritmo de trabajo.
  • Hay elevados niveles de presión de tiempo.
  • Los programas de trabajo rígidos.
  • Los horarios son imprevisibles.
  • El horario laboral  es largo e irregular.
  • Largas jornadas de trabajo o a horas fuera de lo normal.
  • El trabajo carece de significado.
  • Las cualificaciones de los trabajadores están infrautilizadas.
  • En las posibilidades de promoción y desarrollo profesional priman las relaciones personales sobre la formación y capacitación del trabajador.
  • Existe inadecuación de estatus, ya que ocupa un lugar en la organización por debajo o por encima de la capacitación/formación real del trabajador.
  • Relaciones interpersonales difíciles (el liderazgo autoritario o la excesiva tolerancia deterioran el clima laboral).
  • Escasa existencia de canales de comunicación formal.
  • Inadecuada división de las tareas.
  • Inadecuada supervisión de las tareas.
  • Plantilla inadecuada (escasez de plantilla).
  • Se han introducido cambios en el lugar de trabajo.
  • Subempleo.
  • Existencia de trato preferente hacía ciertos trabajadores.
  • Percepción de los trabajadores de ser considerados como un instrumento más del proceso productivo, con ausencia de sentimiento de pertenencia a un equipo.
  • El procedimiento interno para la tramitación de resolución de quejas y denuncias es ineficaz.
  • Ausencia de respeto mutuo entre departamentos y entre trabajadores.
  • Sistema de comunicación vertical y horizontal ineficaz, con aumento de rumores y especulación negativa.
  • Incremento de la carga de trabajo acompañado de grandes expectativas, con menos recursos y menos recompensas.
  • El trabajo es repetitivo, monótono y rutinario.
  • La atención al entorno físico y a las medidas de seguridad es insuficiente.
  • El proceso de selección y acogida de nuevos trabajadores es inadecuado.
  • Existe desorden organizativo.
  • El contenido del trabajo es desectructurado.
  • Existen comportamientos irregulares o fraudulentos.
  • No están claramente definidos los roles jerárquicos.
  • No están claramente definidas las líneas jerárquicas.
  • No existe procedimiento para la resolución o gestión de conflictos.
  • Los trabajadores realizan trabajo nocturno o a turnos con consecuencias de la alteración del ritmo circadiano, trastornos del sueño y alteraciones digestivas....
  • El trabajador desempeña roles diferentes a lo largo de la jornada.
  • Hay pugna por el poder para obtener un rango mayor en el ámbito laboral.
  • La dirección no informa de los objetivos sólo da consignas.
  • Hay escasa motivación laboral.
  • El clima grupal Inadecuado.
  • Hay conflicto intra y/o intergrupal.
  • Hay sobrecarga de trabajo cuantitativa: volumen de trabajo excesivo.
  • Hay sobrecarga de trabajo cualitativa: complejidad de la tarea excesiva, o altas demandas intelectuales.
  • Hay infracarga de trabajo cuantitativa: volumen de trabajo insuficiente.
  • Hay infracarga de trabajo cualitativa: tareas demasiado sencillas o bajas demandas intelectuales.
  • Hay problemas de adaptación a la introducción de nuevas tecnologías.
  • Hay problemas de adaptación al cambio de puesto de trabajo, de nivel jerárquico, de departamento...
  • Hay falta de equidad organizacional.
  • La relaciones usuarios, clientes o compañeros son tensas o conflictivas.
  • Existe conflicto de rol que se produce cuando hay demandas, exigencias en el trabajo que son entre sí incongruentes, contradictorias o incompatibles para realizar el trabajo por expectativas divergentes dentro de la propia organización, por incompatibilidad temporal, por conflictos con el propio sistema de valores y creencias o por conflicto entre los distintos roles individuales.
  • Existe ambigüedad de rol que se genera cuando no están claramente definidas las tareas o hay falta de definición por información incompleta, poco concisa y muy cambiante sobre los objetivos del trabajo, las responsabilidades, la comunicación y las relaciones, la autoridad y los procedimientos. Es decir, hay incertidumbre o falta de información sobre aspectos relacionados con el trabajo (evaluación, funciones, objetivos o metas, procedimientos...).
  • Hay sobrecarga de rol por acumulación de deberes y demandas en el desempeño de uno o varios roles.
  •  Hay impedimentos por parte del supervisor para que el trabajador pueda desarrollar su trabajo.
  • No hay posibilidades de poder progresar o ascender en el trabajo.
  • Las relaciones con compañeros o superiores son conflictivas.
  • Los niveles de inseguridad laboral son altos.
  • Los plazos para la realización y finalización de las tareas no son razonables.
  • El tiempo que se da por tarea es breve y estimula la velocidad del trabajador con, lo que lleva también a que no haya pausas ni descansos.
  • Los tiempos dedicados a pausas y descansos son irregulares.
  • No hay control sobre la tarea.
  • Los objetivos y ritmo de trabajo se fijan sin la participación del trabajador.
  • Los jefes no explican los motivos de las decisiones e instrucciones a los trabajadores.
  • Los directivos gozan de ventajas y privilegios injustificados.
  • Los métodos de trabajo son bastante anticuados.
  • Existencia de un clima laboral que dificulta expresarse libre y espontáneamente sin temor.
  • La organización no reconoce ni premia los esfuerzos realizados por los trabajadores.
  • La información disponible sobre el trabajo es incompleta y llega tarde.
  • La información necesaria para el trabajo no circula con la suficiente fluidez.
  • La promoción suele estar ligada a la antigüedad y el servilismo.
  • El ambiente laboral es bastante frío e impersonal.
  • Hay desorganización en el trabajo y para paliarla es necesario hacer grandes esfuerzos.
  • La información descendente consiste casi exclusivamente en dar órdenes.
  • Existe un ambiente laboral tenso.
  • No existe planificación de las tareas.
  • No se apoya a los nuevos trabajadores para que se integren.
  • El trabajo no permite tomar iniciativas.
  • La burocracia organizacional perjudica el desarrollo del trabajo.
  • Existen rivalidades personales muy fuertes entre los compañeros.
  •  Las funciones y las tareas del puesto de trabajo no están claras.
  • El apoyo para la resolución de problemas es escaso.
  • No hay definición de los objetivos de la organización.
  • La estructura de la organización es muy jerarquizada y rígida.
  • Falta de apoyo instrumental por parte de la organización.
  • Existencia de una organización con excesiva burocracia.
  • La estructura de la organización es excesivamente flexible (inestable, precaria impredecible).
  • Hay una gestión arbitraria con trato de favor y discriminatorio.
  • La coordinación entre las unidades es escasa o no se realiza.
  • Hay falta de desarrollo profesional.
  • Desigualdad percibida en la gestión de los recursos humanos.
  • Hay una elevada exigencia emocional en la interacción con el paciente, usuario o cliente.
  • Existen relaciones conflictivas con usuarios o clientes.
  • Existe descompensación entre responsabilidad y autonomía.
  • Hay falta de tiempo para la atención del usuario (paciente, cliente, subordinado...).
  • Hay falta de control de los resultados de la tarea.
  • Las tareas nunca se acaban, no tienen fin.
  • Hay estresores económicos.
  • Insatisfacción en el trabajo.
  • Los trabajadores tienen que atender a usuarios difíciles o problemáticos.
  • La dinámica de trabajo es negativa.
  • Hay falta de colaboración entre compañeros en tareas complementarias.
  • Hay un proceso de contagio social del síndrome de burnout.
  • Los intercambios sociales no son recíprocos.
  • Se han introducido cambios tecnológicos: equipos técnicos, programas informáticos...
  • Han surgido situaciones que implican pérdida de estatus o prestigio.
  • Están apareciendo nuevas leyes que implican cambios estatutarios y de ejercicio de la profesión.
  • Los usuarios o clientes son cada día más demandantes.
  • Se han dado cambios en los programas de servicio.
  • Se han producido cambios en los procedimientos, tareas o funciones del trabajo.
  • Se están dando cambios en los perfiles demográficos de los usuarios o clientes que requieren de un cambio de roles.

 

MEDIDAS CORRECTORAS Y DE PREVENCIÓN

  • Establecer un sistema de moderación y arbitrio en función de las distintas fases del modelo de resolución de conflictos.
  • Procurar adaptar el nivel jerárquico a la formación y capacidad del trabajador.
  • Procurar que el horario de trabajo sea compatible con las exigencias y responsabilidades externas al trabajo para la conciliación de vida laboral, personal y familiar, a través de horarios flexibles, trabajo compartido, turnos rotatorios...
  • Facilitar el proceso de tratamiento de la información, diseñando adecuadamente el puesto y la distribución de los dispositivos de control, y organizar el trabajo, teniendo en cuenta el ritmo y el tiempo de trabajo.
  • Establecer que el contenido del puesto de trabajo tenga unas exigencias razonables y que proporcione cierta variedad.
  • Diseñar las tareas de forma que sean estímulo y oportunidad para que el trabajador haga uso de sus capacidades.
  • Definir claramente los roles y las responsabilidades.
  • Evitar tanto la falta como el exceso de trabajo, hacer posible la recuperación después de tareas arduas, y aumentar el control que ejercen los trabajadores en diversas características del trabajo.
  • Evitar la falta de claridad en las oportunidades de ascenso y de desarrollo de la carrera profesional.
  • Evitar la falta de claridad en cuestiones relativas a la seguridad en el empleo.
  • Diseñar las tareas laborales de forma que den la oportunidad al trabajador de poner en práctica los conocimientos que poseen y de adquirir otros nuevos.
  • Crear oportunidades para la interacción social, incluidos el apoyo moral y la ayuda directamente relacionados con el trabajo.
  • Evitar la inseguridad en temas de estabilidad laboral y fomentar el desarrollo de la carrera profesional.
  • Reducir el tamaño de las unidades de trabajo.
  • Descentralizar el poder y la toma de decisiones.
  • Formalizar sólo lo imprescindible, evitando el cúmulo de normas.
  • Fomentar la promoción y el desarrollo carrera profesional.
  • El trabajador ha de tener la posibilidad de tener contacto con otros trabajadores y ha de sentirse apoyado y reconocido en su trabajo.
  • Rediseñar las tareas, modificando el contenido del trabajo, rotando entre diferentes tareas, valorizando las tareas...
  • Asignar tareas adecuadas para cada unidad de tiempo.
  • Informar periódicamente sobre la calidad del trabajo realizado.
  • Distribuir con claridad y transparencia las tareas y las competencias.
  • Distribuir equilibradamente la asignación de tareas entre los trabajadores.
  • Marcar prioridades en las tareas.
  • Reducir, en la medida de lo posible, las tareas repetitivas, mediante la asignación de tareas nuevas que entren dentro una unidad natural y completa de trabajo.
  • Reordenar las tareas de manera que se evite la monotonía.
  • Reducir la excesiva burocratización de las tareas.
  • Proporcionar al trabajador la suficiente capacitación para asumir las tareas y responsabilidades de su puesto de trabajo.
  • Establecer la rotación de tareas, intercambiando las tareas con otros trabajadores.
  • Planificar y coordinar las tareas.
  • Diversificar y ampliar las tareas entre las más y menos creativas.
  • Establecer mecanismos que permitan al trabajador tomar decisiones sobre los métodos y el orden en que se realizan las tareas.
  • Enriquecer tareas, combinando operaciones de diferentes niveles, por ejemplo, tareas de montaje, de control y de mantenimiento.
  • Enriquecer el trabajo realizando tareas de mayor cualificación relacionadas con el puesto como la planificación del trabajo, el control de calidad...
  • Adecuar el número y la duración de los periodos de descanso necesarios en relación con la tarea.
  • Incrementar la carga de trabajo y al mismo tiempo acompañarlo de mejoras en las expectativas profesionales.
  • Establecer que los recursos y los equipos sean adecuados a las tareas que realizan los trabajadores.
  • Ampliar las tareas, combinando diferentes operaciones del mismo nivel, por ejemplo el montaje de diferentes partes o de un conjunto completo.
  • Estructurar y concretar funciones, tareas y responsabilidades de cada puesto de trabajo.
  • Establecer una estructura organizativa racional y conocida por todos, con funciones, tareas y responsabilidades, convenientemente descritas, repartidas y asumidas.
  • Disponer que el trabajador cuente con los recursos necesarios para las tareas que realiza.
  • Negociar con los trabajadores sistemas de rotación, ampliación o enriquecimiento de tareas.
  • Establecer, siempre que sea posible, enriquecimiento de tareas, incluyendo tareas de planificación, control de calidad...
  • Facilitar información clara e inequívoca de las responsabilidades y funciones del trabajador, de los objetivos (cantidad y calidad del producto), de los métodos y medios de trabajo, de los plazos...
  • Implementar sistemas de promoción basados en la equidad: méritos y capacidad.
  • Aplicar el Acuerdo-Convenio Vigente.
  • Respaldar las decisiones tomadas por los trabajadores en el desarrollo de sus tareas habituales.
  • Potenciar la participación en la toma de decisiones relacionadas con las condiciones de trabajo y con las tareas.
  • Aumentar la participación del trabajador en la toma de decisiones.
  • Procurar la participación de los trabajadores en la implantación de nuevas tecnologías.
  • Diseñar la tecnología, la organización del trabajo y el contenido de las tareas de modo que el trabajador no esté expuesto a presiones físicas o mentales.
  • Realizar formación e información para que los trabajadores se adapten al cambio tecnológico que se ha producido.
  • Proporcionar a los trabajadores información anticipada de los cambios tecnológicos o de la introducción de nuevas tecnologías que se vayan a dar en la organización.
  • Establecer medios para la participación de los trabajadores como: buzones, paneles, reuniones, escritos, trato directo...
  • Favorecer la participación de los trabajadores en actividades formativas técnicas y/o científicas.
  • Definir, clarificar y comunicar claramente el nivel de participación que se otorga a cada trabajador.
  • Fomentar la participación de los trabajadores en las distintas áreas que integran el trabajo: en las medidas organizativas, en los procedimientos y en los métodos de trabajo y en la asignación y planificación de las tareas a realizar.
  • Crear un ambiente en el cual la autoridad esté basada en el conocimiento técnico, el liderazgo y las habilidades sociales.
  • Procurar que los trabajadores tengan mayor autonomía y control sobre su trabajo.
  • Proporcionar al trabajador mayor autonomía, responsabilidad y control sobre su propio trabajo.
  • Procurar que el trabajador tenga la autonomía  necesaria en su trabajo.
  • Realizar cambio en los horarios de trabajo: elección de turnos, horarios flexibles, semana laboral comprimida.
  • Reducir la carga de trabajo en el periodo nocturno, ya que por la noche se necesita un mayor esfuerzo para conseguir los mismos resultados.
  • Revisar los horarios (estructura de los turnos, amplitud del descanso a mediodía, horario flexible, descanso para el café...).
  • Procurar cambiar de turno cada 2 o 3 días, ya que así los ritmos circadianos apenas llegan a alterarse.
  • Realizar cambios en la estructura organizacional: descentralización, horizontalidad.
  • Realizar cambios en los procesos organizacionales: estilo de dirección y liderazgo (dirección por objetivos, dirección participativa).
  • Cubrir las plazas vacantes.
  • Cubrir adecuadamente las bajas con sustituciones.
  • Evitar las condiciones que conduzcan a la monotonía.
  • Adecuar las condiciones del ambiente de trabajo (iluminación, temperatura, humedad, calidad del aire, ruido, vibraciones, espacio físico, ergonomía del puesto de trabajo...).
  • Potenciar el trabajo en equipo, integrando la actividad de cada trabajador con la de los demás de forma participativa.
  • Adaptar las condiciones de trabajo a las aptitudes físicas y psíquicas de los diferentes trabajadores.
  • Evitar o limitar el trabajo estrechamente controlado o restringido.
  • Asegurar que el trabajo entregue oportunidades de variedad, contacto social y cooperación, así como coherencia entre diferentes operaciones.
  • Proporcionar autonomía en el trabajo para evitar o reducir el trabajo a ritmo impuesto.
  • Asegurar que las condiciones de trabajo favorezcan las oportunidades para el desarrollo personal y vocacional.
  • Instruir acerca de las nuevas técnicas y equipos.
  • Establecer un sistema equitativo para los turnos de vacaciones.
  • No prolongar en exceso la jornada laboral habitual y compensarla con descanso adicional.
  • Seleccionar al trabajador según la actividad que ha de desarrollar.
  • Promover la aceptación de las medidas de seguridad.
  • Informar a los trabajadores sobre los riesgos que se pueden encontrar en su trabajo.
  • Planificar reuniones periódicas con instrucciones de seguridad.
  • Concienciar acerca de la responsabilidad por la seguridad de los compañeros.
  • Informar acerca de los EPIs y las consecuencias de no utilizarlos.
  • Proporcionar formación continua, con la debida motivación para los asistentes y teniendo en cuenta tanto los intereses de la organización como de los trabajadores.
  • Proporcionar formación continua sobre temas como: asertividad, habilidades sociales, autocontrol, resolución de problemas...
  • Revisar la funcionalidad organizativa para evitar los puntos de fricción en el organigrama como las dobles dependencias administrativa-funcional-jerárquica.
  • Disponer que los horarios de los turnos rotatorios sean estables y predecibles.
  • Favorecer las oportunidades para la interacción social en el trabajo.
  • Procurar evitar la confusión e inseguridad sobre la estabilidad laboral.
  • Suavizar los sistemas de control (de trabajo, tiempo, horario...) que generen una supervisión excesiva.
  • Flexibilizar progresivamente la supervisión promoviendo la delegación en los trabajadores y la responsabilidad individual.
  • Establecer sistemas de supervisión profesional a los trabajadores.
  • Desarrollar comunicación activa y transparente y establecer canales de comunicación formal entre los distintos niveles de la organización: vertical ascendente (de los subordinados hacía el superior), vertical descendente (del superior hacía los subordinados) y horizontal (entre compañeros).
  • Establecer canales de comunicación en los que los mensajes que se transmitan sean claros, comprensibles y accesibles a los diferentes grados de instrucción y madurez de los trabajadores a los van dirigidos.
  • El mensaje ha de llegar al receptor en el momento en que sea útil y necesario.
  • La información transmitida será completa y precisa, sin lagunas que hagan difícil su comprensión o creen en los destinatarios desconfianzas o sospechas. Además dicha información debe ser verdadera, imparcial y esencialmente objetiva, y debe llegar y estar disponible para todos los interesados.
  • La comunicación debe provocar en quien recibe el mensaje una reacción positiva, una orientación favorable al cambio de opinión, actitud o comportamiento.
  • Mejorar las redes de información y comunicación organizacional.
  • Potenciar el trabajo en equipo y la comunicación.
  • Facilitar el intercambio y la comunicación entre los trabajadores.
  • Redistribuir los espacios de manera que faciliten la accesibilidad a la administración y archivo y la comunicación entre los profesionales.
  • Establecer directrices explícitas y claras.
  • Establecer un sistema de gestión  justo, democrático, participativo y responsable.
  • Establecer un programa de formación para la gestión de recursos.
  • Evitar el exceso de competitividad entre los trabajadores, proporcionando trabajos con bajo nivel de estrés y alta autonomía, capacidad de decisión y control sobre el propio trabajo.
  • Capacitar a los jefes en la identificación y el manejo de conflictos y en su resolución.
  • Dar la posibilidad al trabajador de regular el ritmo de trabajo.
  • Establecer un plan de carrera flexible, asegurando que el esfuerzo y la eficacia serán recompensados y facilitando el intercambio de conocimientos entre los trabajadores.
  • Negociar los roles, participando los trabajadores en la gestión y en el rediseño organizacional.
  • Realizar un procedimiento para la resolución de conflictos.
  • Utilizar sistemas protocolizados que permiten aumentar la eficiencia sin incrementar el esfuerzo.
  • Acentuar los aspectos positivos de lo que se es y se hace, lo que evita las actitudes de desesperanza, desconsuelo y desmoralización.
  • Evitar el consumo de alcohol u otras sustancias.
  • Sustituir la cultura de control del superior sobre el subordinado por una cultura de confianza.
  • El directivo tiene que liderar el equipo de trabajo y orientar las acciones del grupo construyendo un clima de puertas abiertas y comunicación.
  • Valorar el trabajo por el esfuerzo y por los resultados.
  • Valorar a los directivos por el grado de desarrollo profesional de sus trabajadores.
  • Potenciar el apoyo social y emocional entre los miembros del equipo.
  • Dar desde la dirección a los trabajadores feedback sobre su desempeño laboral.
  • Mejorar el clima laboral mediante la organización y el desarrollo de equipos de trabajo eficaces.
  • Establecer objetivos claros para los roles profesionales.
  • Evitar o minimizar la burocracia.
  • Acortar distancia entre los niveles organizacionales.
  • Proporcionar formación en autocontrol y manejo del estrés.
  • Procurar que el trabajador pueda conciliar áreas vitales: trabajo, familia, amigos, ocio, aficiones, descanso…
  • Fomentar la buena atmósfera de equipo estableciendo objetivos y espacios comunes.
  • Establecer un límite máximo para la agenda asistencial.
  • Minimizar la burocracia con apoyo de personal auxiliar.
  • Establecer espacios comunes y objetivos compartidos en el equipo.
  • Establecer metas y objetivos del trabajo claros.
  • Establecer un diálogo efectivo con la dirección.
  • Planificar el tiempo de trabajo.
  • Informar al trabajador de las expectativas que se tienen depositadas en él.
  • Explicitar los métodos y normas que rigen en el trabajo.
  • Procurar que las demandas o exigencias para realizar el trabajo sean congruentes o compatibles entre sí.
  • Establecer un procedimiento para reconocer y premiar los esfuerzos realizados por los trabajadores.
  • Fomentar la formación de los subordinados.
  • Valorar positivamente que los trabajadores aporten nuevas ideas y sugerencias.
  • Realizar procedimientos que faciliten la promoción de los trabajadores.
  • Descentralizar y delegar la autoridad.
  • Crear un procedimiento para solucionar conflictos.
  • Premiar y reconocer los esfuerzos efectuados.
  • Tomar decisiones teniendo en cuenta las consecuencias que pueden tener sobre el trabajo en curso.
  • Establecer la carga de trabajo teniendo en cuenta el contenido tanto cuantitativo como cualitativo de la tarea, así como las capacidades y recursos del trabajador.
  • Planificar y coordinar los trabajos teniendo en cuenta la posible llegada de trabajo extra o imprevisto.
  • Proporcionar la suficiente dotación personal a las unidades de trabajo.
  • Proporcionar el tiempo suficiente para hacer bien el trabajo.
  • Asegurar mecanismos de consulta en relación con las decisiones que afecten a la unidad o departamento donde se trabaja.
  • Crear oportunidades para la autorrealización.
  • Proporcionar a todos los trabajadores oportunidades de aprender y de poner en práctica nuevas habilidades.
  • Proporcionar a los trabajadores una adecuada formación continua y específica.
  • Potenciar la utilización de las capacidades mentales en el trabajo en cadena.
  • Proporcionar una dotación adecuada de medios materiales.
  • Impulsar la creación de grupos de consulta para temas diversos o conflictivos (por ejemplo, cualquier cambio en el contenido y estructura del trabajo).
  • Favorecer el trabajo en parejas cuando no sea posible enriquecimiento ni ampliación de tareas, ni tampoco el trabajo en equipo.
  • Establecer objetivos de equipo, que favorezcan la colaboración entre compañeros.
  • Crear espacios para la reflexión y para la coordinación de tareas.
  • Establecer mecanismos de recompensa y reconocimiento del trabajo.
  • Informar a los trabajadores de los asuntos que les competen o interesan.
  • Proporcionar a los mandos intermedios formación en materia de dirección/gestión de personal.
  • Difundir, por parte de la dirección, declaración pública que rechace explícitamente cualquier forma de acoso en la empresa.
  • Realizar una asignación equitativa de los trabajos y de las cargas.
  • Aplicar políticas que desarrollen entornos laborales de colaboración y confianza.
  • Rechazar de forma radical las prácticas insidiosas o las conductas de acoso.
  • Incentivar el diálogo a todos los niveles de la organización como forma prioritaria de gestión.
  • Potenciar la formación de los cargos directivos en actitudes y técnicas para el diálogo.
  • Desarrollar la confianza como base de las relaciones interpersonales en la organización.
  • Eliminar los sistemas de control basados en la presunción de animadversión o malevolencia de los trabajadores.
  • Desarrollar programas de acogida e integración a los nuevos trabajadores con la explicación de las normas formales y de los valores culturales de la organización
  • Mostrar al trabajador la importancia de su trabajo.
  • Informar a los trabajadores sobre los objetivos de su trabajo y que cada día evolucionan profesionalmente en esa dirección, debe verse la utilidad social del trabajo que se realiza, para que cobre significado.
  • Comunicar a los trabajadores todo lo que acontece en la organización: los resultados del ejercicio, las estrategias y los planes de futuro.
  • Ofrecer a cada trabajador la posibilidad de escoger la manera de realizar su propio trabajo.
  • Reducir el volumen de trabajos monótonos y repetitivos.
  • Posibilitar que los trabajadores aporten ideas a las decisiones o acciones que afecten a su trabajo.
  • Comprobar que las exigencias de trabajo sean compatibles con las capacidades y recursos del trabajador y permitir su recuperación después de tareas físicas o mentales particularmente exigentes.
  • Definir claramente competencias, roles y responsabilidades en el trabajo.
  • Crear oportunidades para la interacción social, incluidos el apoyo moral y la ayuda directamente relacionados con el trabajo.
  • Crear condiciones en las que el conflicto se maneje adecuadamente y sea considerado como algo normal en la vida de la organización.
  • Utilizar sistemas protocolizados que permitan aumentar la eficiencia sin incrementar el esfuerzo.
  • Desarrollar programas de prevención dirigidos a mejorar el clima laboral; proporcionado desde la dirección de la organización información sobre el desempeño de cada trabajador.
  • Organizar las urgencias, de tal forma que no interfiera en el trabajo planificado para minimizar los imprevistos.
  • Realizar las reuniones acorde a las necesidades, evitando que el tiempo dedicado a las mismas se convierta en un desgaste más.
  • Realizar un diseño ergonómico de la tarea y puesto de trabajo en relación con complejidad, tiempo de trabajo..., teniendo en cuenta las capacidades y límites del trabajador.
  • Dar un mayor contenido a los trabajos simples y repetitivos.
  • Mejorar las condiciones ergonómicas y ambientales.
  • Modificar el tiempo de descanso de manera que haya periodos de descanso pactados con las personas interesadas.
  • Proporcionar formación y educación en los aspectos relacionados con la salud.
  • Mejorar la capacidad de ayuda para las situaciones estresantes.
  • Mejorar los factores relacionados con el contexto ambiental del trabajo.
  • Proporcionar al trabajador información directa sobre los resultados de su trabajo.
  • Establecer los horarios de trabajo, introduciendo periodos de descansos regulares y suficientes.
  • En los trabajos a turnos, se deben conocer las modificaciones horarias con la antelación suficiente, para que los trabajadores puedan acomodarse mejor a ellos, tanto para la cuestión de sueño y descanso como para que puedan organizar su vida social.
  • Dotar a los trabajadores de los medios necesarios para intervenir en caso de errores e incidentes, para controlarlos y tomar decisiones.
  • El trabajador ha de poder modificar el orden de las distintas operaciones y variar de tarea o de puesto de trabajo, de modo que estos cambios de actividad ayuden a disminuir la rutina del trabajo repetitivo.
  • Disponer que el trabajador tenga autonomía para marcar su propio ritmo de trabajo, disminuyendo en lo posible la dependencia de la máquina o de otras personas.
  • Procurar que el estilo de mando sea democrático y que permita participar a todos los trabajadores en las decisiones que afecten a su tarea.
  • Desarrollar un estilo de dirección democrático y participativo.
  • Informar al trabajador sobre su situación laboral en relación con la seguridad en el empleo.
  • Implicar a los trabajadores en la integración de la ergonomía en los puestos de trabajo, de manera que se consiga un ambiente lo más cercano posible al confort.
  • Realizar cursos de formación para mejorar la calidad y la productividad.
  • Programar el volumen de trabajo y el tiempo necesario para su desarrollo.
  • Evitar los trabajos que requieran esfuerzos intensos y continuados.
  • Favorecer que el trabajador tenga autonomía para conjugar la gestión del tiempo de trabajo y del tiempo de descanso.
  • Informar a los trabajadores sobre los objetivos a alcanzar y objetivos logrados.
  • Rediseñar el contenido del puesto de trabajo.
  • Favorecer la utilización de capacidades diversas y nuevos aprendizajes a través del trabajo que permitan incrementar las cotas de decisión e intervención acerca de la autoorganización y planificación del trabajo.
  • Sensibilizar a los trabajadores acerca del significado y la importancia del trabajo que realizan.
  • Reducir las exigencias psicológicas del trabajo.
  • Incrementar las oportunidades de desarrollo de habilidades y conocimientos, evitando el trabajo monótono y repetitivo.
  • Facilitar el apoyo entre los trabajadores.
  • Fomentar la claridad y la transparencia organizativa, definiendo puestos de trabajo, tareas asignadas y margen de autonomía
  • Proporcionar formación y habilidades directivas no autoritarias.
  • Reducir la competitividad entre compañeros y departamentos.
  • Eliminar el trabajo aislado.
  • Garantizar respeto y consideración a los trabajadores.
  • Garantizar la seguridad y la estabilidad en el empleo y en las condiciones de trabajo (jornada, sueldo...).
  • Eliminar la discriminación por sexo, edad, etnia o de cualquier otra índole.
  • Facilitar la compatibilidad entre la vida laboral y familiar.
  • Proporcionar información a todos los trabajadores mediante carteles, fichas, documentos, charlas...
  • Establecer reuniones periódicas y frecuentes.
  • Establecer tiempos y espacios de descanso que permitan las relaciones sociales.
  • Propiciar actividades compartidas entre los trabajadores.
  • Proporcionar a los trabajadores una visión global y del contexto del trabajo.
  • Establecer vías formales que permitan la resolución de conflictos de relaciones.
  • Promocionar a los trabajadores siguiendo criterios claros y equitativos.
  • Promover reuniones multidisciplinares con carácter periódico.
  • Proporcionar a los trabajadores una información clara y precisa de lo que deben hacer en el desempeño de su trabajo.
  • Comunicar a los trabajadores sus funciones, competencias, atribuciones, los métodos que deben seguir, así como los objetivos de cantidad y calidad, el tiempo asignado, su responsabilidad y su autonomía.
  • Perfeccionar los medios de información a los trabajadores, haciéndolos más claros y ágiles.
  • Establecer los planes formativos conforme a las necesidades de la organización y de los trabajadores.
  • Fomentar la sensibilización a la formación continuada en los trabajadores.
  • Favorecer el manejo de habilidades cognitivas para aumentar las competencias del trabajador.
  • Adecuar el volumen de trabajo a realizar al tiempo necesario para su correcta ejecución.
  • Evitar al trabajador sensaciones de urgencia y apremio de tiempo.
  • Procurar que la tarea permita al trabajador unos márgenes de tiempo que le posibiliten tener una cierta autonomía acerca de su tiempo.
  • Aportar un conocimiento claro de los objetivos a alcanzar y un sistema de auto registro de los ya logrados en cada momento. Esto permite al trabajador establecer su ritmo de trabajo y ser capaz de introducir variaciones en el mismo.
  • Prestar atención a aquellos puestos en que, por razones de la tarea, no se disponga de autonomía temporal (ritmo impuesto por una máquina, trabajo en cadena...).
  • Averiguar las causas por las que los tiempos asignados para la realización de las tareas son escasos e introducir los cambios oportunos para obtener un ajuste adecuado.
  • Establecer sistemas que permitan al trabajador conocer las cotas de rendimiento, el trabajo pendiente y el disponible para realizarlo.
  • Prestar apoyo social a los subordinados (reconocimiento del trabajo, asistencia técnica y material, relaciones no sólo formales, sensibilidad a problemáticas personales...).
  • Favorecer el contacto entre trabajadores atendiendo a la organización de los espacios y lugares de trabajo.
  • Conceder importancia al apoyo social (instrumental, afectivo...) en el diseño de la organización.
  • Aportar pautas claras de resolución de conflictos entre los trabajadores.
  • Incorporar algún nivel de autocontrol y responsabilidad por el trabajo.
  • Asignar unidades naturales y completas de trabajo.
  • Combinar tareas especializadas y novedosas que promuevan la formación continua.
  • Comunicar y reconocer los resultados del trabajo.
  • Planificar y coordinar los trabajos teniendo en cuenta la posible llegada de trabajo extra o imprevisto.
  • Proporcionar la suficiente dotación de personal a las unidades de trabajo.
  • Establecer un tiempo adecuado y suficiente para realizar cada tarea.
  • Consultar en relación con la composición de los equipos de trabajo.
  • Proporcionar formación específica sobre el trabajo en equipo.
  • Dar a las reuniones de trabajo un espacio e importancia igual a otras tareas que se realizan dentro del horario (por ejemplo, incluyéndolas en la programación, no colocándolas a última hora de la jornada...).
  • Establecer medidas que impidan las conductas competitivas entre los trabajadores (sistemas de remuneración, acceso a formación, información, sistemas de promoción...).
  • Actuar en el ámbito de la reestructuración organizativa del trabajo y de las tareas.
  • Diseñar estrategias de cambio prolongado, a largo plazo.
  • Implicación efectiva de la dirección: compromiso explícito, aportación de recursos, intervención visible en las distintas etapas.
  • Distribuir de manera efectiva las normas y valores en todos los niveles de la organización, por ejemplo a través de boletines informativos, reuniones...
  • Garantizar que todos los trabajadores conocen y respetan las normas y valores de la organización.
  • Mejorar la responsabilidad y la competencia de la dirección a la hora de abordar los conflictos y la comunicación.
  • Modificar el ritmo de trabajo.
  • Procurar la delegación de funciones y responsabilidades que se consideren convenientes para la mejora de la organización.
  • Establecer un plan de promoción y carrera profesional.
  • Fomentar el desarrollo de la carrera profesional.
  • Informar a los trabajadores sobre lo que acontece en la organización: resultados del ejercicio, estrategias, planes de futuro...
  • Favorecer la mejora de la capacidad para afrontar las situaciones estresantes.
  • Modificar el espacio de trabajo para evitar el hacinamiento o el aislamiento.
  • Favorecer las relaciones personales y el contacto a través de la distribución del lugar de trabajo (posición de las mesas, mamparas, despachos, mesas...).
  • El puesto de trabajo debe ser razonablemente exigente y variado.
  • Debe existir cierto grado de apoyo y reconocimiento del trabajador en el lugar de trabajo.
  • El trabajador debe sentir que el puesto de trabajo conduce a algún tipo de futuro deseable.
  • Aplicar políticas que desarrollen entornos laborales de colaboración y confianza.
  • Reducir la precariedad laboral como elemento de presión.
  • Formar a los trabajadores en materia de acoso laboral.
  • Formar a los directivos en resolución de conflictos y prevención de estrés.
  • Incentivar las actividades y cursos de formación para los trabajadores.
  • Desarrollar programas de acogida de nuevos trabajadores.
  • Rechazar de forma radical las prácticas poco éticas, insidiosas, acosantes, independientemente del nombre y cargo.
  • Declarar las intenciones de la organización acerca de su visión y actitud hacía sus trabajadores y cómo estos son valorados por la organización.
  • Desarrollar los procedimientos para garantizar un entorno laboral libre de los riesgos laborales procedentes del acoso laboral.
  •  Aplicar de forma proactiva políticas para prevenir el enrarecimiento del clima laboral e incentivar la colaboración, la cooperación y la confianza en las relaciones interpersonales en el trabajo.
  • Formar a los directivos y mandos intermedios en liderazgo, dirección de personas, resolución de conflictos, comunicación, habilidades sociales, desarrollo de recursos humanos, prevención de estrés laboral.
  • Reducir la precariedad e inseguridad laboral como forma de evitar síndromes de supervivencia organizacionales.
  • Proporcionar información relevante clara y específica a los trabajadores de las actividades que deben desarrollar, los objetivos que deben alcanzar y los medios de que disponen para ello.
  • Dar prioridad a la negociación sobre la imposición de los objetivos.
  • Proporcionar al trabajador información objetiva y constructiva sobre su desempeño, mediante sistemas de evaluación en cuyo diseño hayan participado los propios trabajadores.
  • Establecer mecanismos de retroalimentación o feedback del resultado del trabajo.
  • Formar a los trabajadores en la prevención de riesgos psicosociales en el trabajo y en sus estrategias de afrontamiento.
  • Intentar optimizar las capacidades de cada trabajador mediante una asignación racional de recursos humanos, dando prioridad al enriquecimiento del trabajo mediante tareas significativas.
  • Desarrollar la comunicación interna como forma de constituir en el centro de trabajo comunidades de aprendizaje basadas en la creación y la transferencia del conocimiento.
  • Incentivar a los trabajadores que adquieren competencias a través del esfuerzo y mediante la formación, la rotación interna, la participación y la contribución significativa al trabajo.
  • Crear condiciones en las que el conflicto se maneje adecuadamente y sea considerado como un acontecimiento controlable en la vida de la organización.
  • Favorecer incremento del nivel de confianza y apoyo entre los miembros de la organización.
  • Crear un ambiente en el cual la autoridad esté basada en el conocimiento y la habilidad personal.
  • Establecer programas de socialización anticipatoria en los que a los nuevos trabajadores se les haga una presentación realista de las dificultades que encontrará en el desempeño de las tareas y funciones del puesto de trabajo.
  • Encontrar soluciones sinérgicas a problemas frecuentes, es decir, creativas y con ayuda de las partes y en cooperación, ya que el resultado es mejor que con el conflicto.
  • Promover reuniones multidisciplinares.
  • Establecer programas de acogida que integren un trabajo de ajuste entre los objetivos de la organización y los percibidos por el individuo.
  • Promover el trabajo en equipo.
  • Disponer de oportunidad para la formación continua y desarrollo del trabajo.
  • Definir y analizar con los trabajadores de cada categoría las tareas y funciones de los puestos de trabajo, para evitar la ambigüedad y el conflicto de rol.
  • Establecer líneas claras de jerarquía, autoridad y responsabilidad.
  • Regular las demandas en lo referente a la carga de trabajo para adecuarla al número de trabajadores.
  • Fomentar la colaboración y no la competitividad en la organización.
  • Fomentar la flexibilidad horaria.
  • Favorecer y establecer planes de promoción transparentes e informar de los mismos.
  • Crear grupos de apoyo para amortiguar y proteger al trabajador de la ansiedad y la angustia que pudiera generar el tipo de trabajo.
  • Promover la seguridad en el empleo.
  • Facilitar a los trabajadores de los recursos adecuados para conseguir los objetivos de trabajo.
  • Fortalecer los vínculos sociales entre los trabajadores favoreciendo la cooperación y el trabajo en grupo.
  • Formar grupos de apoyo entre los trabajadores para la puesta en común sobre las tareas y métodos de trabajo.
  • Estimular la dinámica grupal para aumentar el control del trabajador sobre las demandas psicológicas del trabajo.
  • Mejorar los recursos de resistencia y proteger a la persona para afrontar las situaciones estresantes.
  • Formar en la identificación de problemas y en su discriminación y resolución.
  • Entrenar en el manejo del estrés en situaciones inevitables de relación con el usuario.
  • Entrenar en habilidades sociales con el usuario, manteniendo un equilibrio entre la sobreimplicación y la indiferencia.
  • Formar en habilidades de comunicación y de negociación.
  • Formar para conseguir un ajuste individuo-puesto de trabajo.
  • Trabajar con técnicas de reestructuración cognitiva, con el fin de modificar los procesos cognitivos de autoevaluación de los profesionales, volviendo a evaluar y reestructurar las situaciones problemáticas para que dejen de serlo.
  • Adiestrar en técnicas de gestión del tiempo y de delegación de tareas o funciones.
  • Desarrollar programas de manejo de tiempo: capacidad de establecer objetivos y prioridades en las decisiones (saber decir no, saber delegar de forma eficaz, no querer ser omnipotente, programar tiempo para ordenar ideas, propósitos y valores).
  • Formar en técnicas de relajación para que el trabajador esté en mejores condiciones de afrontamiento.
  • Disponer de una buena visibilidad e iluminación de manera que los trabajadores puedan abandonar o pedir ayuda rápidamente y que permita la identificación del asaltante.
  • Asegurar una adecuada gestión de los turnos de espera para la atención, usando signos claros y visibles y asegurando un fácil acceso.
  • Asegurarse que los trabajadores tienen un acceso rápido a zonas seguras.
  • Cambiar la disposición de las zonas de espera, haciendo de éstas zonas confortables.
  • Asegurar una buena iluminación exterior e interior para evitar zonas de cobertura a los asaltantes.
  • Instalar pantallas o sistemas de protección en áreas donde los trabajadores tengan más riesgo.
  • Controlar especialmente las entradas, las salidas y las zonas de mayor riesgo.
  • Contemplar medidas de seguridad física: bloqueo de entradas, pantallas, buena iluminación, mostradores de recepción, salidas de emergencia, instalación de sistemas de videovigilancia, sistemas de alarma puertas con código de seguridad, eliminación o limitación de las zonas sin salida y de los objetos que pudieran servir de proyectiles.
  • Disponer de asientos confortables y de una decoración agradable.
  • Dar información periódica sobre los retrasos.
  • Adecuar la plantilla a cada tarea y para cada momento del día.
  • Dar a los trabajadores información adecuada y apropiada sobre procedimientos y sistemas de trabajo.
  • Establecer un programa de atención al cliente adecuadamente gestionado, especialmente apropiado para el manejo de reclamaciones.
  • Realizar cursos de formación específica sobre violencia como parte de la gestión de seguridad e higiene en el trabajo.
  • Utilizar servicios profesionales de transporte de dinero.
  • Utilizar sistemas de compras sin dinero.
  • Asegurar que los trabajadores con más experiencia o menos vulnerables son los que realizan las tareas con más riesgo.
  • Rotar los puestos de alto riesgo de forma que la misma persona no esté siempre sujeta al mismo riesgo o incrementar el número de personas para tareas de especial riesgo.
  • Disponer de algún tipo de alarma personal.
  • Registrar la identificación de quienes acceden a zonas de acceso restringido.
  • Retirar periódicamente el dinero efectivo y objetos de valor o utilizar alternativas al dinero en efectivo.
  • Disponer de una plantilla con suficiente número de trabajadores.
  • Adaptar las horas de apertura a los usuarios.
  • Comprobar las credenciales de los visitantes
  • Evitar el trabajo en solitario o establecer un mecanismo para mantenerse en contacto con el trabajador que esté solo.
  • Realizar cursos de formación para la atención, recepción e información al público.
  • Formar e informar al personal en el reconocimiento del comportamiento inaceptable y los primeros signos de agresividad.
  • Formar e informar al personal  para aprender a manejar situaciones difíciles con los usuarios.
  • Formar e informar en el seguimiento de los procedimientos establecidos para proteger a los trabajadores, como son: aplicar las instrucciones de seguridad, asegurar medios de comunicación suficientes, actuar para reducir la agresividad de la persona, identificar a los clientes con un historial de violencia.
  • Formar e informar en el manejo del estrés con el fin de controlar las reacciones emocionales.
  • Disponer equipos diseñados para prevenir o detener la violencia.
  • Formar a los trabajadores en el uso de los equipos diseñados para prevenir o detener la violencia.
  • Dar a conocer al público la existencia de las medidas de seguridad.
  • Realizar el mantenimiento periódico de las medidas de seguridad (alarmas, sistemas de videovigilancia...) para que sean realmente efectivas.
  • Establecer mecanismos que permitan al trabajador tomar decisiones sobre el ritmo,  y la cantidad de trabajo.
  • Procurar que el trabajador disponga del control sobre su trabajo, con suficiente autonomía sobre el orden de las tareas y sobre las pausas y el ritmo de trabajo.
  • Incrementar el nivel de control del trabajador sobre los tiempos de pausas y descansos.
  • Establecer pausas que permitan una recuperación adecuada después de tareas muy exigentes.
  • Prever interrupciones por medio de pausas, rotación o cambios de actividad.
  • Establecer las pausas adecuadas a las tareas que se realizan.
  • Establecer un volumen de trabajo adecuado a la relación al tiempo disponible.
  • Evitar que el trabajador realice un trabajo emocional, cognitivo o sensorial que supere sus recursos personales.
  • Favorecer el apoyo social adecuado con los compañeros y superiores para sacar el trabajo adelante.
  • Establecer recompensas por el trabajo realizado, es decir, tener un salario digno; estabilidad; posibilidad de promocionar de forma equitativa y transparente; realizar tareas adecuadas a la cualificación profesional, ni por debajo ni por encima de las capacidades; decidir sobre la movilidad; tener respeto, reconocimiento y apoyo por el trabajo realizado; y recibir un trato justo.
  • Procurar dotar a las tareas de un nivel de interés creciente.
  • Controlar la cantidad y la calidad de la información tratada.
  • Mantener dentro de los valores de confort de los factores ambientales (ruido, iluminación, temperatura...).
  • Impartir formación específica sobre cómo manejar situaciones de violencia en el puesto de trabajo.
  • Proporcionar información y formación en la detección y manejo de conflictos.
  • Planificar un horario flexible por parte del trabajador; que ofrezca más oportunidades en la elección de los turnos.
  • Enriquecer los trabajos incorporando autonomía, retroalimentación, variedad de habilidades, identidad de la tarea y significación de ésta.
  • Asignar tareas al grupo, así como organización y control del propio trabajo y en su conjunto, proporcionando retroalimentación adecuada a su ejecución.
  • Limitar el número de horas de trabajo.
  • Plantear los objetivos a conseguir en el equipo de trabajo de manera clara.
  • Asignar el número de trabajadores adecuados para cada tarea y el tiempo que se dedica a ella.