Mundos Dotados: De Local a Global

 

Por: Leopoldo Carreras Truñó

Psicólogo Grupo de Trabajo de Superdotación y Altas Capacidades del COPC Delegado en España del WCGTC

 

Del 5 al 10 de agosto de 2007 tuvo lugar en la Universidad de Warwick (Inglaterra) el 17 Congreso mundial sobre el niño bien dotado y talentoso. Más de 900 expertos de 69 países de todo el mundo se reunieron para comentar, discutir y explicar todas las novedades, estudios y actuaciones que se están haciendo con estos niños/as. (Recordar sólo que en el 2001, cuando se hizo en Barcelona, fuimos «sólo» 400 personas de unos 40 países...)

Pues bien, los mejores investigadores sobre el tema de la superdotación expusieron sus ideas, teóricas y prácticas, y para todos los que estuvimos fue una experiencia de lo más enriquecedora, pues no sólo aprendimos, sino que también pudimos ver cómo está pasando lo mismo con el tema de la educación de estos niños en una amplía mayoría de países: a pesar de que desde 1975 el WCGTC (World Council for Gifted and Talented Children, o Consejo Mundial del Niño Bien Dotado y Talentoso) ha focalizado la atención mundial en las necesidades y el potencial de estos jóvenes, hay cada vez más informes que indican que los talentos de estos estudiantes muy a menudo no son ni reconocidos, ni aprovechados, ni educados. El verdadero «coste» de todo este talento desperdiciado, negado, y a menudo destruido, es virtualmente imposible de discernir. ¿Cuál es el coste de una sinfonía no escrita, de un remedio no descubierto o de un invento aún no inventado? En el complejo mundo de hoy en día, y en la preparación del todavía más complejo mundo del futuro, ¡no podemos permitirnos esta pérdida de potencial humano!.

Por ello, estudiosos de todo el mundo se están uniendo para ver, mediante estudios ciertamente muy serios, tanto transversales como longitudinales, cómo solucionar este problema global y cuáles son las mejores maneras de abordarlo. Así, tenemos autoridades mundiales que expusieron sus puntos de vista, como Joan Freeman, psicóloga mundialmente reconocida, presidenta y fundadora de ECHA (European Council for High Ability), que nos habló de sus estudios sobre la relación entre niños y padres con altas capacidades intelectuales; o John Geake, profesor de la Universidad de Oxford, que presentó los últimos descubrimientos en neuropsicología de la superdotación, el talento y la creatividad, con una descripción bastante esmerada del mapa cerebral y las áreas que se activan más en estos niños/as, o el último descubrimiento sobre la extra-cantidad de materia gris que éstos tienen, lo que les proporciona una más alta densidad de neuronas y gliocitos, lo cual hace que las interconexiones neuronales sean muchas más que en una persona sin altas capacidades y, por lo tanto, hace que estos bien dotados piensen de manera diferente que el resto de la población en todo momento, incluido en sus interacciones con los demás, y nos encara hacia los estudios futuros, que claramente tendrán que ir encaminados hacia la genética de la superdotación.

O la Dra. Elena L. Grigorenko, profesora de psicología de la Universidad de Yale y de la de Moscú, que nos expuso los estudios longitudinales hechos desde hace ya casi cincuenta años con el «Proyecto Aurora», que demuestran, por cierto, hechos que hasta ahora eran tan sólo teorías, como que la creatividad es modificable, pues se puede modificar e incrementar mediante el entrenamiento, y depende más de la educación que de factores heredables (a pesar de que también están, pero con mucha menos presencia de lo que suponíamos), con lo que demanda que se enseñe en todas las escuelas del mundo; o las últimas actuaciones de Renzulli, uno de los máximos teóricos (y prácticos) del tema de la superdotación, que, por cierto, fue una lástima que debido a su estado de salud tuviese que enviar un sustituto para su conferencia sobre las nuevas directrices en su modelo de enriquecimiento del currículum.

O el Dr. Ken McCluskey, decano de la universidad de Winnipeg, Canadá, que expuso sus interesantísimos estudios de los últimos treinta años sobre la educación de los niños con altas capacidades que pertenecen a poblaciones de alto riesgo, como indígenas nativos americanos, hijos de presidiarios, delincuentes Psicología Infantil/juveniles, etc.; o del profesor Françoys Gagné, psicólogo de la Universidad de Québec en Montreal, Canadá, con sus descubrimientos sobre las inteligencias múltiples (talentos), dentro de los que incluye al 10 % (y, según como se mire, aún sube más este porcentaje...) de la población mundial, y no el 2 % que estábamos acostumbrados a baremar, y cómo mediante la aceleración, y no sólo las adaptaciones curriculares, junto con un enriquecimiento, los niños aprovechan mucho más su potencial y además son más felices (hecho que, por cierto, también desde estudios alemanes dirigidos por la Dra. Annette Heinbokel se corroboran en un ciento por ciento, al igual que los hechos desde la Universidad de Iowa [Dr. Nicholas Colangelo i Dra. Susan Assouline], o desde la Universidad de New South Wales [Dr. Miraca Gross], por poner sólo unos pocos ejemplos de la gran cantidad de estudios hechos al respeto, y todos con los mismos resultados positivos); y así un largo etcétera de ponencias, mesas redondas, workshops, coloquios, etc., durante los cinco días que duró el congreso.

Por lo que respecta a la participación española, ésta fue bastante numerosa, con profesionales venidos desde Canarias, donde están bastante más avanzados que en Catalunya en el tema de la educación de niños superdotados; o de la Universidad de Murcia, con la Dra. Lola Prieto, quien, por cierto, está llevando a cabo un trabajo dentro del mismo marco teórico que utilizamos en el Grupo de Trabajo de Superdotación del COPC (Colegio Oficial de Psicólogos de Catalunya); de Castilla y León, con la Dra. Yolanda Benito i Juan Antonio Alonso, que expusieron sus estudios con niños con TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad) que además son superdotados y la dificultad para detectarlos; o de un servidor, que expuso el «Protocolo de identificación de niños con altas capacidades intelectuales» hecho desde el COPC, protocolo que, por cierto, nos están demandando desde el Gobierno de Holanda para hacer uno adaptado a sus condiciones y por el que se interesaron también expertos de Francia, Alemania, Sri Lanka, Singapur y Chile, entre otros, y la «Guía para la detección e intervención educativa en los alumnos con altas capacidades intelectuales» que hemos trabajado conjuntamente el Grupo de Trabajo de Superdotación y Altas Capacidades del COPC y del COPEC (Colegio de Pedagogos de Catalunya).

En definitiva, han sido unos días sumamente fructíferos por lo que respecta a la puesta al día sobre lo que se hace con los niños/as con altas capacidades intelectuales a nivel mundial. Como resumen de todo cuanto se expuso, pienso que hay cuatro aspectos que se deberían de tener muy en cuenta:

  • La aceleración (parcial, o total, o entrar antes de lo que corresponde por edad a escuela o la Universidad) es el paso más importante que se puede hacer con estos niños, pues pese a la mala prensa que tiene en cualquier parte del mundo (sobre todo entre los maestros), los estudios longitudinales demuestran sin lugar a dudas que ésta es totalmente infundada, y que es mejor que sólo hacer una adaptación curricular. Por poner un pequeño ejemplo, la mayoría (87 %) de alumnos que había pasado por una aceleración (metaanálisis hecho con estudios de todo el mundo) explicaba que, a pesar de la sensación inicial de sentirse levemente desplazados, preferían mil veces más estar avanzados que no el haber tenido que quedarse con sus compañeros de la misma edad, y de éstos, casi el 50 % de ellos hubiesen querido incluso hacer aún más avanzamientos de curso, pues a pesar de estar en uno o dos cursos superiores, se les quedaba corto. Es más, el mismo Gagné hizo unos estudios con una población significativa de niños (no identificados como con altas capacidades, o sea, de un nivel medio) del Canadá de 5.º curso y lo que detectó dejó a todo el mundo boquiabierto:

  • El 33 % estaban a nivel de 6.º
  • El 20 % estaban a nivel de 7.º
  • El 10 % estaban a nivel de 8.º
  • El 4 % estaban a nivel de 9.º
  • ¡¡¡Eso demuestra que estamos infravalorando e infraeducando a un 67% de la población escolar!!!

    Puede encontrarse una extensa bibliografía de más de 270 estudios, ensayos clínicos y bibliografía en general sobre el tema de la aceleración en la siguiente página web: http://www.nationdeceived.org/download.html. (Volume 2. Scholarly support evidence). Todos ellos, sin lugar a dudas, defienden la aceleración como la mejor manera de tratar a los niños/as con altas capacidades intelectuales...

  • La creatividad tendría que ser una asignatura obligatoria en todas las escuelas y a todas las edades, pues también ha quedado plenamente demostrado que se puede aprender e incrementar mediante la educación.
  • El futuro está en los estudios genéticos y neuropsicológicos a fin de encontrar modelos «científicos» que aportar sobre la superdotación.
  • La concienciación de todas las partes implicadas en la educación de nuestros alumnos (desde los políticos hasta los maestros, pasando por los psicólogos, pedagogos, padres, etc.) es imprescindible si no queremos desperdiciar un potencial intelectual y humano y quedarnos atrasados a todos los niveles de la sociedad con respecto al resto del mundo.