Discapacidad Intelectual

Hasta hace un tiempo se llamaba "retraso mental" pero el nuevo sistema de clasificación DSM-5 tomó la decisión de cambiar el término y en la actualidad se utiliza el de Discapacidad Intelectual.

Si un niño tiene esta discapacidad será más lento para aprender y se desarrollará con más lentitud que otros niños de su misma edad.

Siguiendo al DSM-5 se deben cumplir tres criterios para su diagnóstico:

  1. Deficiencias intelectuales.
  2. Deficiencias del comportamiento adaptativo.
  3. Estas deficiencias se inician durante el período de desarrollo.

Especifica 4 niveles de gravedad:

  • Leve
  • Moderado
  • Grave
  • Profundo

El 85% de la población a la que se le diagnóstica Discapacidad Intelectual presenta un nivel de gravedad leve lo que equivale a un C.I de 50-70.

La discapacidad intelectual tiene una prevalencia aproximada de 1 persona cada 100 pero este porcentaje va a variar en función de la edad. La tasa de prevalencia de la discapacidad intelectual grave es de 6 cada 1000.

Posibles causas de la discapacidad intelectual:

  • Un problema con los genes.
  • Un problema durante el embarazo. Infección de la madre, medicamentos utilizados durante el embarazo. Beber alcohol y tomar drogas ilegales también puede dañar el cerebro del niño que está desarrollándose.
  • Durante el parto no recibe suficiente oxígeno.
  • Nacimiento prematuro.
  • Una infección cerebral grave después del nacimiento.
  • Una lesión grave en la cabeza puede dañar al cerebro y provocar discapacidades intelectuales en cualquier momento de la vida. Algunas de estas discapacidades son temporales y otras pueden ser permanentes.

La discapacidad intelectual generalmente es permanente pero no tenemos que olvidar que hay que ayudarles a desarrollar sus habilidades hasta alcanzar su máxima capacidad. Muchas personas con esta discapacidad tienen gran autonomía y pueden llevar una vida normal sin grandes apoyos.