Regreso al Colegio

 

Autora: Mónica Ceballos Recio
Psicóloga Psicoterapeuta, Maestra en Salud Mental y Clínica Social Universidad a Distancia de León España

Historia

El primero de 1 de febrero a seis de la mañana pueden suceder dos escenarios.

Escenario uno

Timbra la ruta escolar o a la hora de salir al colegio apenas se están despertando, todo el mundo corre y grita ¿Dónde están los zapatos, que maleta vas a llevar, hay onces?

Los niños llegan al colegio mal humorados no durmieron bien y no están preparados ni física, ni psicológica, ni afectivamente para ese primer día de clase.

Escenario dos

Se han tomado una semana para recuperar hábitos de sueño, alimentación y estudio.  La noche anterior alistaron la ropa, durmieron temprano.

Cuando suena el despertador todos saben ¿qué?, ¿cómo?, ¿cuándo hacer?; lo que facilita el cumplimiento de su meta.

Los niños llegan al colegio seguros, confiados y dispuestos.

Los padres van a trabajar gratificados de cumplir con su rol.

 Significado de la historia

A largo plazo estos dos escenarios pueden significar el modo común de operar de una familiar.

Planean sus actos y logran sus objetivos.

O son sorprendidos por la realidad de trabajos sin hacer, evaluaciones no preparadas, padecen las jornadas escolares en la que los hijos no asisten pues no son previsivos.

Consecuencias

Si regularmente sus hijos cumplen sus propósitos, llevan las tareas y están ubicados en su realidad diaria a largo plazo empezaran a construir un adecuado autoconcepto.

No lograrlo puede afectar su autoconcepto y auto estima.

Tener buenas ideas elaborarlas en un plan de ejecución a corto, mediano y largo plazo garantiza el éxito de su empresa y aumenta su autoconcepto al mejorar su eficacia.

Los niños requieren de tutores, pueden hacer muchas promesas que sin un buen plan se quedan solo en eso.

El problema es que cuando un niño no logra cumplir sus propósitos empieza a creer que no es bueno: para estudiar, para portarse bien, para el deporte, para hacer caso, en fin.

Si el niño ha llegado a concluir que no es bueno empieza a comportarse de acuerdo a sus pensamientos y a ubicarse e identificarse con las personas que él cree como él.

Puede identificarse con héroes o anti héroes y las consecucioncitas en la escogencia de los amigos de referencia y sus logros académicos.

Por lo tanto la mejor forma de contribuir a una adecuada autoestima, autoconcepto y auto eficacia es organizar las rutinas de casa de la mañana para alistarse para ir al colegio, de la tarde para repasar, cumplir con responsabilidades académicas y dormir las horas necesarias para un buen descanso. Diez los niños, ocho los adultos.

Manejo efectivo

  1. Un hábito se forma en cuatro pasos:
  • muestre lo que espera
  • acompañe su ejecución y corrija los errores de comunicación y comprensión
  • siga el cumplimiento del mismo diariamente
  • exija
  1. Para tal fin organice los horarios de mañana y tarde de su hogar donde modele hábitos de alimentación, sueno, estudio y lectura

Evalúe sus planes periódicamente, su permanente esfuerzo y constante ejecución.