Resultados

Cuerpo y goce

En relación a la variable cuerpo, ésta se relaciona con un aspecto más narcisista, y una excesiva preocupación por la autoimagen. Esto se logra desprender de la siguiente respuesta entregada en la entrevista:

“Mi cuerpo es la principal fuente de satisfacción que tengo, me encanta mi cuerpo, sobre todo mis piernas, yo todos los días salgo a trotar para mantenerme en línea, cuidándome mucho con la alimentación, como te decía antes. Es como un círculo vicioso, mientras más cuido de mi cuerpo, mas satisfacción me genera, porque me siento más segura de mi misma, más observada  por los hombres, y eso me gusta. Cuando tenía 13 años, mi cuerpo era mi peor enemigo, era más gordita, luego de eso  me pegue el estirón y adelgace mucho, y ahí empecé a ponerme más coqueta con los hombres”.

Habría una excesiva preocupación por el cuerpo y por la autoimagen general que se logró desprender a lo largo al test de rorschach, tendría que ver más bien con un cuerpo utilizado como un objeto de goce, referido al Goce-Otro (goce femenino), donde el cuerpo sería un medio para llegar a un fin, el cual nunca al parecer se logra alcanzarlo. Ella libidiniza su cuerpo, revelándose a modo de algo real  inconsciente que surge, que emerge a modo de síntoma, como una necesidad constante de saciar algo que resulta insaciable, de llenar un vacío por medio de lo sexual, del goce corporal. En la lámina III, habla de una mariposa que es coqueta, lo que denota algo en relación a la estética que se vincula de cierto modo con la seducción (cuerpo-goce sexual), o en la lámina X, en donde ocurre una clara desorganización de su psiquismo, cuando dice “Un cuerpo incompleto, arriba unos sostenes y abajo unas piernas”, lo que habla de un cuerpo que esta castrado y expuesto y poco integrado. Es tanta la angustia que se fragmenta, no logrando una integración psíquica adecuada. Emerge una angustia ante la despedida, una angustia frente al encuentro con el Otro. Aquí se pone en juego algo del goce, algo del orden del exceso en relación a lo sexual, es un goce del cuerpo, que insiste compulsivamente buscando su satisfacción, como un “más allá del principio del placer”.

Las respuestas de contenido anatómico dadas por la entrevistada (vagina, piernas) aludiría a una cierta ansiedad por el esquema corporal, sobre todo en relación al área del cuerpo percibida explícitamente, que en este caso tenían relación con lo sexual.

Se dan varias respuestas de movimiento inanimado  (m y mF), que denotarían la presencia de impulsos y necesidades inconscientes y de la incapacidad de postergarlos, lo cual genera conflictos de ansiedades inconscientes. Habría una irrupción de fuerzas internas que amenazan la organización e integración de la personalidad, o como presiones ambientales que son percibidas inconscientemente como desestructurantes y amenazadoras para dicha integración.

Diferencia entre goce y placer en relación a lo sexual

En este caso, el análisis del material dio cuenta de algo referido netamente al goce, al exceso de placer (siempre referida al cuerpo), en donde las relaciones sexuales se dan de manera reiterada y compulsiva en ella.

“Me carga que los hombres me rechacen, cuando quiero intento conseguirlo sea como sea, a veces siento que no tengo límites cuando trato de conseguir lo que quiero, y esa actitud en mi a veces me asusta, porque he llegado muy lejos para poder conseguir lo que quiero…”.

Esta frase refiere de cierto modo al exceso, al hecho mismo de sentirse deseada, a tal punto que llega a ser desbordante esa necesidad, sin límite alguno, sin medición, sería más bien un exceso del cual no se tiene control alguno, es puro goce.

También se logra ejemplificar de cierto modo el concepto de goce en una respuesta del Rorschach (Lámina VI), cuando da como dice “Arriba  hay unas alas emergiendo como una pluma, tierra, como algo energético que quiere salir…”.

En cuanto a esta lámina habría un desborde de libido en relación a lo sexual, lo que predomina es la necesidad de sentir, de tocar, algo pasa con los sentidos en relación a lo sexual, de aquello energético que quiere salir;  alas saliendo de esta tierra femenina y fértil donde hay una energía que quiere salir, es como si estuviera hablando de una relación sexual de una manera metafórica. Hay una temática que gira en torno a lo voraz concerniente a lo sexual;  habría un vínculo entre lo oral (pre-edípico) y lo sexual.

Los indicadores que más darán cuenta de la noción de goce y placer, en relación a las respuestas señaladas, serán:

Entonces se podría pensar que sus encuentros sexuales finalmente, no tendrían que ver mucho con la búsqueda del placer en sí, sino más bien como una compulsión a la repetición, que culmina siempre en un goce inabordable, que se puede ver reflejado en el uso de Movimiento inanimado- Forma, y sobre todo Movimiento Inanimado sólo, ya que nos habla de aquellos impulsos que tienden a sobrepasar los controles yoicos, donde el control racional pasaría a un segundo plano. Esto nos habla de ciertos impulsos y de la incapacidad de postergarlos, lo cual genera conflictos de ansiedades inconscientes.

Síntoma  en relación a la compulsión a la repetición

La entrevistada, en varios momentos de la entrevista y de la aplicación del test, da cuenta de una compulsión a la repetición en relación a sus actos desesperados por llegar a tener un encuentro sexual momentáneo. El interés se centrará en los síntomas manifestados en la ninfomanía, que se revela a modo de una compulsión a la repetición, manifestada sintomáticamente en las ganas de realizar el coito de manera reiterativa y compulsiva, sin lograr la satisfacción, que al parecer, tanto ansia. Se tiende a la repetición ya que lo reprimido intenta retornar al presente en forma de síntomas, es decir, lo que ha permanecido incomprendido retorna. En efecto, lo que se repite son experiencias manifiestamente displacenteras que emanan del inconsciente.                                                      Es en el cuerpo donde se expresa el conflicto, en donde el síntoma se manifestará de manera compulsiva.

Lo recientemente expuesto se logra desprender de varias respuestas dadas en la entrevista, como por ejemplo cuando refiere “Para mí es un tema el pololeo… me di cuenta que el tema de la fidelidad es algo que me supera, me costaba mucho ser monógama, es algo que va más allá de mi, como un impulso que me lleva a buscar a otras personas. No es que yo “caiga en tentación”, si no que yo misma los busco, pero de verdad que no lo puedo controlar”.

Esto nos habla de una especie de búsqueda insaciable, permanente, un intento de buscar algo que nunca va a poder ser encontrado, algo que va más allá. Por ende habría una clara relación entre el más allá del principio del placer y la compulsión a la repetición, en donde esta última provocaría displacer al yo, puesto que saca a la luz operaciones de mociones pulsionales reprimidas, que se manifestarán a modo de síntoma, que en este caso sería la falta de control, el exceso, que finalmente la hace sufrir.

“Si, a veces esto igual llega a ser un problema, porque paso gran parte del día pensando y en cómo lograr conseguir a un hombre.…mientras más seguido me agarre a alguien, mejor….igual es como mucho…aparte, después de tener relaciones, no sé porqué siempre termino sintiéndome vacía, y con unas ganas locas de volver a intentarlo”.

Por otro lado, en el rorschach aparecen elementos que podrían dar cuenta de algo que estaría insistiendo a modo de síntoma en la persona entrevistada. Las últimas tres láminas darán cuenta de algo más del orden de la impulsividad que podría existir en la entrevistada, en relación a lo sexual.

A lo largo del rorschach se pudo dar cuenta de que algo insistía en relación a lo oral-sexual, como por ejemplo cuando la entrevistada dice en la lámina II “Veo a dos personas, aquí veo la cara, las manos, están como de frente a punto de besarse. También veo dos elefantes chocando sus trompas”, o cuando en la lámina VI dice “mmm…parece una vagina, ahí están los labios”. Hay un predominio de lo oral, marcada  por una excesiva erotización de las respuestas, las cuales tienden a un empeoramiento, puesto se ve sobrepasada por los afectos.

A medida de que avanzaba el rorschach, la entrevistada se iba desestructurando psíquicamente cada vez más, lo que hablaría de un funcionamiento o una defensa más psicótica frente a lo afectivo-sexual, no logrando integrar, entonces tiene que fragmentar, pasado por una oscilación constante entre dos tipos de funcionamiento; uno adaptado y uno desintegrado, en donde solo por medio de lo sexual, se tendría una concepción de totalidad.

En este rorchach hay varias respuestas C, las cuales están ligadas  a los afectos, los sentimientos, conductas y reacciones emocionales ante el medio. La presencia de C da cuenta de impulsividad, tendencia a la conducta acting out, exageración de las respuestas emocionales y descontrol.

Las respuestas de movimiento inanimado que se desprenden del test, darían cuenta de ciertos impulsos y necesidades inconscientes que tienden a sobrepasar los controles yoicos, en donde existiría una incapacidad para postergar aquellos impulsos, lo cual genera conflictos de ansiedades inconscientes. Habría en este caso una irrupción de fuerzas internas que amenazan la organización e integración de la personalidad.