Posible interpretación de la Encuesta

Que la Vida emerge como un Bien propio aparece garantizado por un 90% de la población encuestada, quedando el beneficio de la dura para un solo 5% que pertenece a edades menores a los 25 años, lo que nos permitiría inferir que en correlación del 5% del “no se”, si se justificaría la Eutanasia ante la muerte inminente y o pedido del paciente , ya que se trata de las mismas razones que la duda ante el tema puede mantener por razones de estructura de personalidad.

Idéntico paralelo se vehiculiza en el “no se” “si habría vida después de la muerte”, lo que aparece originado por razones de creencias religiosas.Estrecho paralelaje puede observarse en que la Vida es un Bien Social (posiblemente sin trascendencia nada más que en este medio) y la negativa de vida después de la muerte (ambos con un bajo porcentaje del 5%).

El alto desconocimiento respecto de la existencia de la Eutanasia en nuestro país podría deberse al particular mecanismo de “negación” que nuestra población utiliza frente a temas que, por su constitución producen angustia y rechazo o bien a la ausencia habitual de información hasta el momento dado a este proceso, el que en la actualidad ha comenzado a tratarse

Un 30 % desconocía el concepto de Eutanasia, Los motivos religiosos ocupan un primer puesto en el profundo rechazo (86%) que la población encuestada muestra respecto de la práctica de la Eutanasia, con un 15% añadido, este rechazo lo es por motivos afectivos..

Un 12% que si aceptaría la Eutanasia, se cruzaría, con los:

  • que la propondrían para su propia persona (25%)
  • para un ser querido en condiciones terminales y dolorosas (15%)
  • ante una muerte inminente (75%)
  • a pedido del paciente (85) – por sugerencia medica (40%) a pesar del 90% de la vida como un bien propio y el 90% de vida después de la muerte, conceptos relativamente incompatibles con la proposición.

Paradoja que se confunde con las profundidades de la estructura de valores y de sentimientos del Ser Humano. Tal como en otros temas, parte de nuestra población no conoce exhaustivamente las leyes que nos protegen, ya que en Eutanasia como en otros algunos otros argumentos de Bien Social, la “Ley” no aparece todavía firme y consistente con número y apellido.

Derechos de autor Exp.5027897.Form.231786 (11 de Julio 2012)