2.2 Habilidades desarrolladas: Síndrome de Savant

 

En una revisión sobre las capacidades que presentan los individuos afectados por un trastornos del espectro autista realizada por Baron-Cohen et al. (2009), se pone de manifiesto que existen características universales de los cerebros autistas: una excelente atención a los detalles, una fuerte sistematización y una hipersensibilidad sensorial.

Los autores reconocen que estas capacidades van ligadas y dependen unas de otras, es decir, para que exista una excelente capacidad de sistematización se hace necesario que el individuo sea capaz de atender a los detalles de forma muy precisa. Llegados a este punto, es obligatorio definir que entienden los autores por sistematización. Según Baron-Cohen (2006), lo que define a un sistema es que este sigue unas reglas determinadas, y cuando nosotros intentamos sistematizar estamos tratando de identificar aquellas reglas que gobiernan el sistema, con el objetivo de predecir cómo se comportará este en un futuro. En definitiva, se trata de reconocer patrones repetitivos en los estímulos. Los tipos principales de sistemas son: sistemas de colección, mecánicos, numéricos, abstractos, naturales, sociales y motores.

La formulación general acerca de lo que sucede en el proceso de sistematización reside en la capacidad de los individuos para establecer leyes en la forma "si p, entonces q". Esta capacidad se observa ampliamente desarrollada en aquellos individuos que se caracterizan por lo que se ha venido a llamar "Síndrome de Savant".

Estos pacientes presentan un trastorno del espectro autista caracterizado por un retraso mental o algún tipo de daño cerebral en el hemisferio izquierdo (Etchepareborda et al. 2007). En este sentido, se ha podido observar como estos individuos tienen excelentes capacidades que se han reconocido como propias del hemisferio derecho, de forma que el sujeto se encuentra muy capacitado para el desarrollo de aquellas funciones que tienen que ver con el hemisferio que no ha resultado dañado (HD) y muy incapacitado para llevar a cabo aquellas conductas mediadas por el hemisferio izquierdo (HI).

Algunos autores, según la revisión realizada por Etchepareborda et al. (2007), han identificado tres tipos de síndrome de Savant:

  1. Prodigiosos: individuos autistas que se consideran fuera de lo común por las habilidades que presentan. Destacan en todos y cada uno de los niveles del CI.
  2. Con Talento: individuos autistas con grandes capacidades pero con niveles altos de discapacidad
  3. De Minucias: son individuos que disponen de restringidas habilidades Savant. Suelen tener buena memoria visual y auditiva, aunque presentan numerosas restricciones sociales.

A continuación, se presentarán aquellas habilidades desarrolladas que se han encontrado en los diferentes estudios llevados a cabo con individuos que padecían Síndrome de Savant (para una revisión más exhaustiva, consultar Etchepareborda et al. 2007).

Hipermnesia

Definida como el grado exagerado de retención y recuerdo en la memoria, se observa como aquellos niños caracterizados por este síndrome son capaces de memorizar extensas listas de datos, calendarios, listas de información, etc.

Calendario a perpetuidad

Esta habilidad se caracteriza por el recuerdo o el cálculo a gran velocidad de días, fechas y años como si el individuo estuviera consultando el calendario en ese momento. Esta habilidad sigue siendo un misterio para los investigadores, ya que ni los propios sujetos reconocen el procedimiento por el cual llegan a averiguar lo que se les pregunta sin la posibilidad de consultar un calendario. Aunque se ha hipotetizado que esta habilidad estaría relacionada con la gran capacidad memorística de estos individuos, esta hipótesis se rechaza cuando se observa como los sujetos también son capaces de averiguar fechas del futuro, de las cuales resulta muy extraño que ya existan calendarios.

Hipercalculia

Dentro de esta categoría se reconocen numerosas capacidades que los individuos con Síndrome de Savant son capaces de llevar a cabo con gran facilidad. Entre ellas encontramos la resolución de problemas matemáticos complejos, análisis de secuencias numéricas o códigos, comprensión de algoritmos matemáticos, recuento de objetos a gran velocidad y facilidad, hasta simplemente recordar números.

Artes

La capacidad artística es una de las habilidades más destacadas y sobresaliente en este colectivo de individuos. Los trabajos realizados suelen ser de alta calidad, y las áreas más destacadas han sido el dibujo, la pintura, la escultura y la música. No existe conocimiento actualmente sobre si sus capacidades artísticas provienen de su imaginación o por el contrario de sus recuerdos.

Hiperlexia

La hiperlexia hace referencia a las habilidades excepcionales de decodificación lectora observadas en niños con alteraciones cognitivas y conductuales, las cuales exceden lo esperado en comparación con las habilidades cognitivas y de comprensión propias de esa edad (Silberberg y Silberberg 1967, citado por Etchepareborda et al. 2007). Este hecho se hace especialmente relevante cuando se encuentran importantes déficits en aquellas habilidades lingüísticas que tienen que ver con la comunicación social. En este sentido, se debe destacar la ausencia de comprensión del contenido de la lectura, ya que los niños con esta capacidad suelen leer mecánicamente con una capacidad muy limitada de comprensión del contenido leído, lo que puede significar que no es más que otra de las habilidades sistematizadas desarrolladas por estos individuos, careciendo de la capacidad de entendimiento del texto leído, y por tanto de su intencionalidad.

El grado de sistematización desarrollado por este tipo de individuos que se pone de manifiesto en el desarrollo de cada una de las capacidades descritas anteriormente, conformaría una posible explicación a la ausencia de habilidades de tipo social que les caracteriza. Este hecho sucede porque cuando un individuo sistematiza, es mejor mantener todo constante y solamente variar una cosa cada vez. De esta forma, uno puede ver lo que puede ser la causa de algo, y con la repetición se puede comprobar que se obtiene el mismo patrón o secuencia (si p, entonces q) todo el tiempo, haciendo de esta forma que el mundo resulte predecible (Baron-Cohen et al. 2009). De esta manera, las obsesiones (con las matemáticas, por ejemplo) pueden ser vistas en términos de una fuerte sistematización.

En ese sentido, resulta lógico pensar que la ausencia de habilidades en la interacción social que presentan los individuos con Síndrome de Asperger tendría su origen en la variabilidad que existe en el mundo social, donde en la mayoría de los casos resulta imposible aplicar reglas lógicas del tipo si p, entonces q. La fuerte sistematización si se refleja en diferentes conductas o habilidades que desarrollan aquellos individuos que, pese a no ser calificados bajo el término Savant, si sufren algún trastorno del espectro autista y presentan ciertas capacidades diferenciadas de la población normal. Según Baron-Cohen, la hiper-sistematización se refleja en conductas que exhiben los individuos con Síndrome de Asperger como las siguientes: resolución de problemas matemáticos, desarrollo de técnicas de dibujo, análisis de técnicas de baile o el aprendizaje exhaustivo de los nombres de todas las plantas y las características optimas de crecimiento de cada una de ellas, entre otras.

Si la hiper-sistematización conlleva la necesidad de disponer de una habilidad excelente en atender a los detalles, esta atención extraordinaria a los detalles puede devenir de la hipersensibilidad sensorial de la que se hablaba al principio del apartado (Mottron y Burack, 2001, citado por Baron-Cohen et al. 2009). Diferentes estudios citados por los autores, ponen de manifiesto que existe una mayor sensibilidad en el reconocimiento de estímulos visuales, auditivos y táctiles, sin embargo, estos resultados no se han mostrado significativos en aquellos estudios que han investigado la hipersensibilidad en relación a estímulos olfativos.

Por lo tanto, como se ha ido detallando a lo largo de este apartado, existe evidencia consistente en relación a las extraordinarias capacidades que presentan los individuos que sufren algún tipo de trastorno dentro del espectro autista. En su más elevada expresión, estas capacidades se corresponderían con lo que se ha denominado "Síndrome de Savant", síndrome que, en la mayoría de los casos, se encuentra presente en aquellos individuos que presentan un trastorno del espectro autista.

Las habilidades que encuadran dentro de este síndrome son las referidas al hemisferio derecho (artes plásticas, música, cálculo, matemáticas y otras capacidades espaciales y mecánicas). En general, son capacidades que pueden ser el resultado de rígidos procesos de sistematización. Los procesos de sistematización tendrían su origen en la comprensión del mundo en base a reglas de lógica del tipo "si p, entonces q", lo que permitiría establecer patrones rígidos de comportamiento a los estímulos que rodean al niño, otorgándole así cierto sentido al mundo.

Este hecho podría explicar la capacidad que tienen los sujetos que sufren algún tipo de trastorno del espectro autista, como el Síndrome de Asperger, a la hora de llevar a cabo cierto tipo de comportamientos, con los cuales se obsesionan, que se mueven en torno a reglas lógicas de este tipo. Además, como se ha comentado, la hiper-sistematización implica que exista una excelente atención a los detalles, con el objetivo de advertir las mínimas variaciones en los estímulos que permitan al individuo establecer aquellas pautas de comportamiento de tipo secuencias. A su vez, la excelente atención a los detalles se relaciona con la hipersensibilidad sensorial que presentan, haciéndoles de esta forma, más accesibles los estímulos y sus variaciones en el patrón secuencial.

Este proceso podría conformar una explicación al desarrollo de ciertas capacidades que presentan los individuos que sufren Síndrome de Asperger, que pese a no presentar en la mayor parte de los casos las excelentes capacidades que solo algunos presentan (Síndrome de Savant), sí manifiestan capacidades que no se encuentran presentes por norma en la población general.