El TDAH. Impacto en la vida escolar, familiar y personal

4. El TDAH en la escuela

Autora: Victoria Romero Vieira

Aunque el TDAH no es una alteración del aprendizaje específica, los niños que lo padecen  presentan con frecuencia dificultades educativas. Un 70% del subtipo inatento suele tener problemas de tipo académico que afectan al aprendizaje de diferentes materias, y un 30% presenta problemas de conducta.

Respecto al subtipo hiperactivo impulsivo, los porcentajes suelen invertirse, presentando un 75% problemas de conducta y un 25% algún tipo de dificultad académica.

Frecuentemente se asocia con problemas de interacción social con sus iguales , lo que implica dificultades relacionales, baja autoestima y baja inclusión en el grupo. Por todo ello, es frecuente que los niños con TDAH tengan un mayor riesgo de fracaso escolar, retrasos en el aprendizaje y rechazo por parte de sus iguales.

Problemas frecuentes: Aproximadamente un 30% de niños con TDAH tiene alguna alteración específica del aprendizaje en las áreas de lectura, escritura, matemáticas o coordinación motora. A veces, puede parecer que tengan un desarrollo intelectual menor debido a la poca atención y a la falta de comprensión en algunas materias. Son frecuentes las alteraciones del lenguaje en el área expresiva y receptiva, en la fluencia, lenguaje pragmático, la prosodia y la articulación, por lo que son frecuentes las intervenciones de los servicios de logopedia.

En un primer momento, suelen aparecer los problemas en la adquisición en la lectura, donde la atención juega un papel principal. Más tarde, aparecen los problemas con el aprendizaje de las matemáticas, ya que siguen un ritmo más lento en la realización de las tareas, organizan mal el tiempo del estudio y no se planifican.

Suelen tener dificultades de coordinación motora ya que manifiestan dificultades en el ritmo y planificación motora.

Es muy importante que los familiares y profesores revisen las preocupaciones escolares del niño. Hay signos de alerta como el rechazo o la apatía a la escuela, evitación o fracaso en áreas específicas, conductas disruptivas en el aula y dificultad en algunas materias. Cuando se detecta alguna dificultad en el rendimiento escolar, es necesario que se realice una valoración psicoeducativa de forma individual, estudiando sus niveles de rendimiento en áreas de lectoescritura y matemáticas y evaluar si está aprendiendo de forma adecuado a su rango normativo.

Debemos recordar que si bien la capacidad intelectual de estos niños no es menor que la del resto de sus compañeros, sí es frecuente que tengan problemas académicos. Esto se debe a que hay evidencias de que los síntomas del TDAH interfieren en el rendimiento escolar.

La impulsividad puede producir problemas tanto en casa como en el aula.

Es frecuente la consulta de niños con dificultades de aprendizaje, falta de atención o hiperactividad y los problemas en la escuela, por lo que se hace necesaria una valoración global que incluya descartar la existencia de un posible TDAH.

Para detectarlo, son importantes los síntomas que producen alteraciones sociales y que son percibidos inicialmente por parte de los padres o profesores. Por ello, a la hora de realizar una valoración es indispensable, además de las informaciones de los padres, la de los maestros u otros profesionales escolares.

Los profesores tienen una magnífica perspectiva para la sospecha de un TDAH, además de contar con una adecuada formación y coordinación con servicios de pedagogía y de la salud que hacen posible la detección y tratamiento precoces.

4.1. El tratamiento del TDAH en el aula

Además del tratamiento farmacológico que es necesario en muchos niños con TDAH, requieren un programa de intervención escolar que incluya actuaciones académicas y conductuales.

Las clases de tamaños más reducido, la utilización de aulas de recursos, la enseñanza directa y el compromiso de la clase mejora el nivel de concentración en estos niños.

Los numerosos estudios realizados, indican que el mejor tratamiento es aquel que combina el tratamiento farmacológico con la terapia conductual.

En los casos en los que estos niños no están medicados, tanto por rechazo familiar o por cualquier otra indicación, la terapia familiar puede ser muy útil para desarrollar pautas en la familia y ayudarles a manejar la conducta del niño.

Con respecto a la escuela, se debe emplear algún tipo de programa multimodal que incluya:

  • Modificaciones en el ambiente del aula, eliminando los objetos distractores, situando al niño lo más próximo posible al profesor, disminuir el número de alumnos por aula y dejar por escrito normas claras de comportamiento.
  • Actuaciones sobre el profesorado, entrenándolos en técnicas de modificación de conducta, de manejo del estrés y haciendo que adquieran conocimientos sobre el TDAH.
  • Actuaciones sobre los cuidadores, desarrollando las escuelas de padres que facilitan la conexión con el colegio y aumentan los conocimientos y estrategias de los padres sobre el manejo de sus hijos y puedan potenciar en casa lo que se va trabajando en la escuela.
  • Actuaciones sobre los niños, con métodos conductuales ( entrenamiento en relajación, programas de economías de fichas, contratos de contingencias, aplicación de refuerzos, tiempo fuera y métodos de extinción de respuesta), métodos cognitivo-conductuales ( modelado en autoinstrucciones, técnicas de demora de recompensa), métodos cognitivos (solución de problemas).

Últimamente, se han desarrollado programas informáticos para trabajar los problemas de atención, la planificación motora, el aprendizaje de lectoescritura, con resultados altamente positivos.

Es importante que los profesores utilicen estrategias educativas en el manejo de la clase, con disciplina y normas, asegurándose de su comprensión y premiando su cumplimiento. Deben trabajar la organización y el orden, potenciar el uso de la agenda escolar para anotar tareas y estar en contacto con los padres, sin olvidar que este contacto no debe ser sólo para las cosas negativas, sino que debe servir también para motivar al niño, comunicando a los padres todos los avances y progresos que este realiza.

Deben realizarse horarios sistemáticos de trabajo, donde se realice un planteamiento didáctico, con tareas progresivas y secuenciales, evitando las repetitivas.

Realizarán tutorías de iguales , emparejando al azar alumnos que dirijan la tarea y premien el comportamiento adecuado, intercambiando los papeles posteriormente.

Se debe instruir y reforzar las habilidades y funciones deficitarias. Muchos de estos refuerzos pueden realizarse dentro del aula, mientras otros se realizarán en el aula de refuerzo.

Es importante definir logros concretos como objetivos parciales de los llamados diana (pasar de curso, menos interrupciones en el aula, guardar turno…).

Se realizarán adaptaciones curriculares cuando sea pertinente.

4.2  Figuras y organismos claves  para el TDAH en el ámbito escolar

Equipos de orientación educativa y psicopedagógica (EOEP)- Constituyen el soporte técnico de la orientación,fundamentalmente en las etapas de Educación Infantil y Primaria, colaborando para lograr un desarrollo personalizado e integral de las capacidades de todo el alumnado. Estos equipos

atienden a todos los centros públicos de Educación Infantil y Primaria con periodicidad semanal, excepto a aquellos que tienen orientador, en los que la atención será mensual. También atienden mensualmente a los centros concertados. En los centros con atención mensual su labor es, fundamentalmente, la evalua-ción psicopedagógica y la elaboración del dictamen de escolarización.

Funciones: realizar la evaluación psicopedagógica y el dictamen de escolarización, conocer los recursos educativos, sanitarios y sociales; colaboración y coordinación con otras instituciones (cen-

tros educativos, inspección educativa,centros de profesores y recursos, otros EOEP, servicios de carácter social, cultural y sanitario...). Elaboración y difusión de materiales e instrumentos psicope-

dagógicos y facilitar el conocimiento de experiencias que sean de utilidad para el profesorado o los propios equipos.

-Equipos de atención temprana- Intervienen en la etapa de Educación Infantil. Centran suatención en la dimensión preventiva y de intervención temprana, a través de la identificación de situaciones y circunstancias de riesgo o desventaja; se anticipan a la aparición de problemas o los detectan temprana-mente y facilitan la intervención adecuada. Su principal objetivo es contribuir a mejorar las condiciones educativas de los centros públicos y sostenidos con fondos públicos, que escolarizan a niños en edades comprendidas entre 0 y 6 años, con necesidades educativas especiales asociadas a condiciones personales de discapacidad, sobredotación o situaciones sociales desfavorecidas.

Funciones: las mismas que los EOEP,en la etapa preescolar.

Gabinetes psicopedagógicos municipales (GPM)-Son un soporte técnico que algunos ayuntamientos ponen a disposición de los centros escolares de su municipio con el fin de cubrir las necesidades que presenta la población escolar y que no son cubiertas por otros estamentos. En ellos incluimos a todos aquellos alumnos que, sin cumplir los requisitos de NEE, presentan otras dificultades que les afectan en el desarrollo óptimo de su persona.

Funciones: Proponer y realizar acciones de prevención en el medio escolar. La detección precoz de las dificultades o inadaptaciones. La evaluación, valoración sociopsicopedagógica y, en su caso, tratamiento de los alumnos que lo precisen. El asesoramiento y el apoyo técnico del profesorado en materia psicopedagógica. El asesoramiento y el apoyo técnico a los centros escolares en materia sociopsicopedagógica. El asesoramiento y la orientación alas familias. Escuela para familias de ámbito municipal.- Elaboración y aplicación de programas específicos de modificación de conducta. Talleres de habilidades sociales, re-solución de conflictos... Detección precoz, tratamiento psicopedagógico de niños con déficit de atención con o sin hiperactividad.

-Profesor de pedagogía terapéutica (PT)- Son diplomados en magisterio y especialistas en pedagogía terapéutica. Su trabajo se centra en los alumnos diagnosticados de necesidades educativas especiales.

Profesor especialista en audición y lenguaje (AL)-Son diplomados en magisterio y especialistas en audición y lenguaje. Su trabajo se centra en los alumnos diagnosticados de necesidades educativas especiales.

-Profesor de Compensatoria- Atiende a aquellos alumnos que presentan dificultades académicas debido a una situación de desventaja social.

-Tutores-Son los profesores asignados a llevar a cabo la tutoría de un determinado grupo de alumnos. Imparten normalmente las asignaturas como matemáticas, lengua o conocimiento del medio.

Profesorado -Son profesores formados en alguna especialidad, tales como inglés, música,educación física y religión.

Personal no docente- Es personal asignado a algunos centros cuyas funcione van desde la enfermería a la fisioterapia,son ayudantes técnicos de educativos.

La ley que regula actualmente la educación en España es la Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre de Calidad de la Educación.

Actualmente, en nuestro país, un alumno que sólo presenta un diagnóstico de TDAH, no es considerado alumno de necesidades educativas especiales, si este trastorno no lleva unido trastornos graves de personalidad, bajas o altas capacidades, problemas motóricos, etc.