Versi贸n Movil
Ir a la versi贸n de Escritorio
Psicolog铆a Online | Ebooks | La Importancia de la Ley del Valor-Trabajo

Ebooks

La Importancia de la Ley del Valor-Trabajo
Por: Dr. V铆ctor H. Palacio Mu帽oz

La Importancia de la Ley del Valor-Trabajo

Volver al Indice

1. La Importancia de la Ley del Valor-Trabajo

La primera cuesti贸n que debe constatarse es el hecho de que la regulaci贸n de la econom铆a mercantil o de mercado en la actualidad est谩 dada por la Ley del Valor-Trabajo, en tanto los medios de producci贸n (y el capital como una de sus manifestaciones m谩s importantes) son propiedad de unos pocos, ya que la mayor铆a de la poblaci贸n asalariada y no asalariada, detentan tan s贸lo su fuerza de trabajo o la capacidad de venderla.

聽Al ser la econom铆a una econom铆a capitalista, su fundamento es la competencia entre capitales y entre capitalistas y trabajadores, lo que se manifiesta en las relaciones estructurales b谩sicas del sistema: tasa de plusval铆a, tasa de ganancia y composici贸n org谩nica de capital.

Desde el punto de vista de la producci贸n, el progreso capitalista y la divisi贸n del trabajo explican la esencia de la competitividad, en la medida en que se encuentra incorporado el aspecto tecnol贸gico como esencia de la competitividad, la cual permite reducir el tiempo de trabajo incorporado a los productos y explica la mayor o menor productividad que tienen las empresas. Esta 煤ltima depender谩 de dicho progreso tecnol贸gico, del uso de la fuerza de trabajo y, por tanto, del incremento del ej茅rcito de reserva, el cual crece m谩s aprisa con el cambio tecnol贸gico; de la forma en que consumen (productivamente los capitalistas)

El consumo obrero consume mercanc铆as, las cuales, v铆a el desarrollo tecnol贸gico, cada vez valen menos, lo mismo que la mercanc铆a fuerza de trabajo.

As铆, en la 茅poca actual quiz谩s de manera m谩s descarnada y descarada, las fases producci贸n-distribuci贸n-consumo tienen momentos de realizaci贸n y funcionalidad en el proceso de reproducci贸n capitalista. En la producci贸n se define y regula la producci贸n de plusval铆a, la valorizaci贸n del capital; en la distribuci贸n puede asegurarse no la realizaci贸n de la ganancia; y en el consumo se presentar谩 el nuevo valor creado que toma la forma de ingresos en la forma de consumo productivo (insumos intermedios) y consumo improductivo (final).


Los elementos anteriores sirven para comprender en sus justos t茅rminos la presencia de la mundializaci贸n de la ley del valor y, por ende, su manifestaci贸n en el marco de la globalizaci贸n.
Lo central del planteamiento que estamos haciendo es que la mundializaci贸n de la econom铆a de mercado o globalizaci贸n supone la mundializaci贸n de las relaciones estructurales b谩sicas del sistema capitalista. O dicho de otra manera, la mundializaci贸n del capital significa globalizaci贸n de la ley del valor.
Cabe se帽alar que dicha mundializaci贸n implica la presencia de pa铆ses centrales y perif茅ricos, lo cual dar铆a lugar al establecimiento de relaciones de intercambio entre unos y otros, siendo desfavorable para los perif茅ricos. De esta manera, en la econom铆a global se tiene que se produce y genera plusval铆a tanto en el centro como en la periferia, la cual es distribuida en forma desigual y, por ende el consumo se da tambi茅n diferenciado entre capitales y capitalistas del 鈥渃entro鈥 y de la 鈥減eriferia鈥.
Ahora bien, para entender lo que es la mundializaci贸n en la actualidad podemos centrarnos en cuatro aspectos a saber:

  • El car谩cter mundial de la valorizaci贸n del capital.
  • El car谩cter mundial de los agentes econ贸micos.
  • El car谩cter mundial dpe la competitividad y la productividad.
  • El car谩cter mundial de los mercados (financieros, de mercanc铆as, de fuerza de trabajo y tecnol贸gicos).

Abundemos un poco m谩s en la que a las relaciones 鈥渃entro- periferia鈥 se refiere.
El n煤cleo esencial del sistema capitalista, el que explica su funcionamiento y marca sus pautas tendenciales, es el 鈥渃entro鈥. Esto posibilita la explicaci贸n de la 鈥減eriferia鈥, la cual est谩 sometida a los procesos de producci贸n-distribuci贸n y consumo del 鈥渃entro鈥.

Con la mundializaci贸n del sistema, la 鈥減eriferia鈥 ofrece capital constante y capital variable m谩s barato y, por tanto, excedentes que los pa铆ses centrales se apropian de diferentes maneras.

El sentido de la globalizaci贸n productivo est谩 orientado a los pa铆ses perif茅ricos (y a su poblaci贸n) que pueden insertarse en este proceso de intercambios-explotaci贸n porque el resto de la 鈥減eriferia鈥 se mantiene en los l铆mites del subconsumo y de la pobreza.

Por otra parte, para comprender en sus juntos t茅rminos el proceso de globalizaci贸n productiva es menester referirnos a tres fuerzas productivas: fuerza de trabajo, recursos naturales y tecnolog铆a.

Cuando se habla de globalizaci贸n se hace referencia tambi茅n a la expansi贸n mundial del trabajo asalariado, no importando si sus ingresos son altos y bajos. Sin embargo ha podido constatarse en el mediano y largo plazo que ha medida que se desarrolla el capitalismo, particularmente la industria, y en la medida en que el sector terciario de la econom铆a se ha vuelto dominante, lo que ha crecido de manera global es el ej茅rcito de reserva (desempleados y subempleados) que tanto en los pa铆ses perif茅ricos como en los centrales crece y se convierte en un ente que tiende a contraer el alza de los salarios.

De otro lado, la presencia de una superpoblaci贸n relativa globalizada trae como consecuencia un mayor posicionamiento de las empresas transnacionales que confrontan a los Estados-naci贸n retirando sus capitales e incumpliendo los contratos colectivos de trabajo, situaci贸n que lleva a una crisis de legituraci贸n de dichos Estados-naci贸n.

As铆, la mundializaci贸n de la producci贸n, es decir, del capital constante, capital variable y plusval铆a no lleva a una mundializaci贸n del consumo sino a la perpetuaci贸n y acentuamiento de la polarizaci贸n social.
De esta manera, el capitalismo globalizado se encuentra en un verdadero brete: la presencia de m谩s mercado no soluciona las cosas, tampoco la presencia del Estado con sus pol铆ticas de apertura externa y de gesti贸n en la pobreza. Tampoco es posible aprovechar la mano de obra que se encuentra en los mercados laborales del mundo ya que a ella se le oponen las redes y movimientos migratorios internacionales. Adem谩s, si se incrementara significativamente el empleo y, por tanto, el capital variable, a nivel mundial, esto ir铆a en contra de la l贸gica de la competitividad y de la productividad.

En lo relativo a los recursos naturales, se observa una depredaci贸n capitalista ilimitada que pone en riesgo el futuro del planeta.

De otro lado, los recursos naturales (tierra, agua, petr贸leo, minerales, etc.) generan una renta que en t茅rminos globales es apropiada por los pa铆ses centrales en detrimento de los pa铆ses perif茅ricos. Es m谩s, aquellos, adem谩s de quedarse con las rentas que proceden de la naturaleza, no pagan los da帽os que le causan a la misma.
Ahora bien, con relaci贸n a la tecnolog铆a se tiene un avance cient铆fico-tecnol贸gico, sin parang贸n en la historia de la humanidad. Sin embargo, el progreso capitalista no puede hacer que se desarrolle el resto de la humanidad ya que la plusval铆a arrancada con la introducci贸n de los avances tecnol贸gicos no es distribuida de manera equitativa al conjunto de la poblaci贸n.

Por otra parte, ante una situaci贸n de crisis como la que atraviesa el mundo, la tendencia es hacia la disminuci贸n del tiempo de trabajo socialmente necesario, bajar el capital variable y, por ende, aumentar la tasa de plusval铆a, teniendo como contratendencia la flexibilidad y precariedad laboral.

鈥淟a mundializaci贸n de la ley del valor, el desarrollo desigual y la crisis econ贸mica han regulado objetivamente la internacionalizaci贸n de las formas en que funciona el capital (capital-mercanc铆a, capital-dinero y capital-productivo) y la combinaci贸n de sus dos maneras de participar en la valorizaci贸n (como capital constante y como capital variable)鈥 (Mart铆nez Peinado, 2001).

En este sentido, la ley del valor-trabajo ba帽a todas y cada una de las relaciones que cotidianamente enfrenta la persona consigo misma, en su familia, en el pa铆s y en el mundo.

Pol铆tica de Privacidad | Condiciones de Uso | Pol铆tica de Cookies
2017 © Psicolog铆a Online. Todos los Derechos Reservados.
Cl铆nica Psicol贸gica V. Mars - Sueca (Valencia, Espa帽a- Tlf. (+34) 96 170 15 53
Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el an谩lisis de la navegaci贸n de los usuarios. Click para . Puedes cambiar la configuraci贸n u obtener m谩s informaci贸n AQU脥