Versión Movil
Ir a la versión de Escritorio
Psicología Online | Ebooks | Temas de Psicología de la Religión | Psicología de una práctica religiosa: la oración

Ebooks

Temas de Psicología de la Religión | Psicología de una práctica religiosa: la oración
Por: Juan Manuel Otero Barrigón

Temas de Psicología de la Religión - Psicología de una práctica religiosa: la oración

Desde un punto de vista fenomenológico, la oración es básicamente una comunión viviente y dialogal del homo religiousus con la Divinidad, a quien concibe personal y presente en la experiencia; una comunión que refleja las formas de las relaciones sociales humanas. 

Toda oración es un diálogo y en todo diálogo alguien se comunica con alguien y espera una respuesta. 

En el cristianismo, la oración se entiende como un elemento indispensable de la vida religiosa, un esfuerzo para comunicarse con Dios o con alguna figura por él favorecida (un santo, o la virgen, como ocurre en el catolicismo) con el fin de rendir pleitesía, formular un pedido, manifestar agradecimiento o simplemente, expresar los pensamientos y emociones personales. Puede realizarse tanto en forma vocal como mental, y admite variantes tanto estructuradas (como es el caso del Ave María o el Padrenuestro) como libres, nacidas estas últimas de la íntima espontaneidad de quien ora. Por su parte, religiones orientales como la hindú, y de manera similar otras religiones de tipo místico, se orientan más por alcanzar una unión con lo Eterno que por lograr una respuesta de la divinidad. En este caso, la oración se relaciona más íntimamente con el misticismo y la vía contemplativa, debido a que comúnmente comienza y termina sin esfuerzo aparente de la persona que ora, deslizándose por una pendiente de indiscriminación del hombre para con la divinidad. 

Psicodinámicamente, y según el psicólogo de la religión Stephens Spinks, la oración supone “un hambre psíquica de una forma de vida superior”.

El permanecer sentado, inmóvil, en actitud silente, aislado del mundo exterior, conduce a cambios vegetativos que también tienen un correlato psicológico. El ritmo respiratorio disminuye, la respiración se torna más superficial, descienden la presión arterial y la frecuencia cardíaca, y se produce una vasoconstricción periférica que conlleva cierta sensación de enfriamiento, hipotonía muscular y cambios electroencefalográficos inherentes al estado de conciencia relajada. 

La lectura psicoanalítica clásica según la cual la religión no sería sino una sublimación de la libido sexual, suele estar fundamentada, a menudo, por el tipo de lenguaje erótico empleado con frecuencia en ciertas formas de oración, sobre todo las de tipo místico.  Así, uno de los imaginarios más habituales en esta práctica religiosa ha sido históricamente la del simbolismo nupcial, tal como se puede apreciar en los escritos de místicos cristianos como San Juan de la Cruz y Santa Teresa

Por ejemplo, en su Cántico espiritual, el santo fontivereño expresa:

Gocémonos, Amado

Y vámonos a ver en tu hermosura

Al monte o al collado,

Do mana el agua pura;

Entremos más adentro en la espesura

 

Y luego a las subidas

Cavernas de la piedra nos iremos

Que están bien escondidas,

Y allí nos entraremos,

Y el mosto de granadas gustaremos

 

Allí me mostrarías

Aquello que mi alma pretendía

Y luego me darías

Allí tú, vida mía

Aquello que me diste el otro día.

 

Con tenor similar e idéntica belleza poética, Santa Teresa de Jesús escribe,

 

Ya toda me entregué y dí, y de tal suerte he trocado, que mi Amado es para mí y yo soy para mi Amado.

Política de Privacidad | Condiciones de Uso | Política de Cookies
2017 © Psicología Online. Todos los Derechos Reservados.
Clínica Psicológica V. Mars - Sueca (Valencia, España- Tlf. (+34) 96 170 15 53
Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Click para . Puedes cambiar la configuración u obtener más información AQUÍ