Versión Movil
Ir a la versión de Escritorio
Psicología Online | Ebooks | Temas de Psicología de la Religión | Logoterapia y religión

Ebooks

Temas de Psicología de la Religión | Logoterapia y religión
Por: Juan Manuel Otero Barrigón

Temas de Psicología de la Religión - Logoterapia y religión

La logoterapia, conocida como la tercera escuela vienesa de psicoterapia, encuentra su eje rector en la noción de sentido. Proclama la necesidad de recuperar los elementos espirituales y filosóficos abandonados por la psicología con el paso del tiempo.

Destaca una clara diferencia entre psicoterapia y religión. Para la primera, la tarea consiste en descubrir, por vía de la ciencia, el sentido de la vida. Mientras que para la religión, este sentido no se encuentra sino en Dios. La psicoterapia no puede sustituir el carácter salvífico que suponen los dones religiosos, pero debe tener en cuenta la dimensión espiritual del hombre en tanto sendero predilecto en pos de la realización personal. 

Si Freud concebía patológicamente a la religión como la neurosis de la humanidad, y Jung asumía en ella un camino en pos de la individuación, Víktor Frankl vislumbrará en la religión uno de las múltiples, aunque fundamentales opciones a través de los cuales el hombre puede aspirar al encuentro con el sentido. 

Según Frankl, que era un judío laico, existe una religiosidad latente aún en aquellas personas declaradas totalmente irreligiosas. Dadas las circunstancias, esta “religiosidad inconsciente” podrá expresarse, pero Frankl asume una postura sumamente respetuosa de la espontaneidad religiosa de los demás, es decir, de la expresión de la misma al ritmo e impulso de cada persona, defendiendo la necesidad de una religiosidad personal e interiorizada, aunque sin ir en desmedro de la importancia del culto externo, sino que dotándolo de mayor peso y significado. 

Tal como expresa la Dra. Marina Gómez Prieto en su ensayo “La espiritualidad en el hombre desde la perspectiva terapéutica de Víktor Frankl”, la concepción antropológica de Frankl supone las siguientes notas distintivas: 1) la persona es un individuo, 2) su unidad no se quiebra nunca, ni siquiera en la psicosis, en las que se puede observar una disociación de ciertos complejos asociativos pero nunca de la persona misma, 3) es totalidad, ya que no se puede agregar ni disolver en la comunidad, ni propagarse a sí misma, lo que corresponde sólo al organismo, 4) cada persona es un ser nuevo, espiritual, libre de la tiranía del Ello, y hace uso de su organismo psicofísico para actuar y expresarse, de la mano de un Yo rector, 5) es existencial, dinámica y capaz de autotrascenderse, 6) es libre y responsable de la actitud que asume frente a los avatares del destino. Su responsabilidad tiene dos puntos de referencia intencionales: el sentido (cuyo cumplimiento depende de nosotros) y un Ser delante del cual ser responsables.  

En “La presencia ignorada de Dios”, un libro basado en una conferencia que dictó Frankl poco después del fin de la segunda guerra mundial, este propone que ante los conflictos neuróticos in crescendo en la sociedad actual, la psicoterapia no puede prescindir de su diálogo con la religión.

En esta obra, Frankl desarrolla las conclusiones de su experiencia e investigación personal en torno a Dios. Refiere que puede hablarse de una "presencia ignorada de Dios” cuando comprendemos que existe en el ser humano un tipo de "fe" inconsciente, que revelaría una orientación no sabida, pero intencional hacia la divinidad. Este concepto tiene que entenderse del siguiente modo:

  1. Que Dios como tal no es inconsciente.

  2. Que Dios, en ciertas ocasiones, nos es inconsciente.

  3. Que la relación entre el ser humano y Dios puede ser inconsciente.

  4. Que la relación entre el ser humano y Dios puede ser reprimida y quedar oculta para el sujeto mismo.

  5. Que la relación entre el ser humano y Dios puede estar escondida.

Frankl propone que al reconocer el inconsciente espiritual, estamos dando un paso más allá de concebir al ser humano como un mero ser racional. Reconocía el mérito de Jung al hacer explícita la dimensión religiosa como parte importante del inconsciente, pero se alejaba del sabio suizo cuando este sugería cualquier tipo de identificación de la imagen de Dios como sinónimo, en última instancia, de esta dimensión oculta para el hombre. Jung, según Frankl, había sacralizado el inconsciente, y por ese motivo, lo religioso se constituía en un impulso en vez de ser una decisión personal. Para el psicoterapeuta vienés, no es lo mismo decir que hay algo religioso en mí, a decir que yo-soy-religioso. No es lo mismo afirmar que uno se siente impulsado hacia Dios, a decir que uno-se-decide-ante-Dios. Lo valioso de la dimensión religiosa en el hombre es su carácter existencial, esencialmente decisivo y no impulsivo. La persona humana es el "centro" de donde emerge la religiosidad inconsciente. 

La religiosidad, para el padre de la logoterapia, no es innata, su afirmación de base es que la religiosidad se desliza dentro de un contexto histórico-social, que puede corresponder a la forma concreta ya existente en la que se vierte esta religiosidad (pudiendo tratarse de una confesión o credo religioso, ligado a una determinada institución). Desde este punto de vista, la dimensión confesional e institucional concreta, no es de "necesidad", pero sí es un medio que pone en contacto al ser humano con Dios. 

Según Frankl hay una realidad eterna y actual, omnipresente, que constituye la religiosidad humana, y cuya represión, con frecuencia, es el desencadenante de la neurosis. No obstante, su profundo respeto hacia la libertad del ser humano, lo lleva también a respetar la independencia de la investigación científica. Convertir a la psicoterapia en sirvienta de la religión es algo que no le serviría ni a una ni a otra. Y esto debido a que, y como expresa la logoterapeuta Laura Ulloa, resulta esencial que la psicoterapia mantenga su independencia de modo que, si algún día llegara a probar que el alma humana es en esencia religiosa, lo logre partiendo desde su propia autonomía de ciencia.

Política de Privacidad | Condiciones de Uso | Política de Cookies
2017 © Psicología Online. Todos los Derechos Reservados.
Clínica Psicológica V. Mars - Sueca (Valencia, España- Tlf. (+34) 96 170 15 53
Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Click para . Puedes cambiar la configuración u obtener más información AQUÍ